viernes, 23 de diciembre de 2011

EPOC ,Causas y Tratamiento

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica,   ¿que es?

El término EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) es un término genérico para un síndrome causado por enfermedades como enfisema y bronquitis crónica. Como estas dos enfermedades frecuentemente coexisten, los médicos utilizan el término común EPOC.

EPOC se caracteriza por una obstrucción en las vías aéreas que no es totalmente reversible. Generalmente se encuentra acompañada por disnea, o por falta de aire y los pulmones se inflaman fácilmente en contacto con ciertas partículas o gases.

Causas y efectos de la EPOC

EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) es generalmente asociada con dos principales enfermedades del pulmón: enfisema y bronquitis crónica. Si bien las dos enfermedades tienen causas patológicas diferentes, ambas comparten un patrón obstructivo en las vías aéreas pulmonares que mayormente se reconoce como disnea (falta de aire).

Bronquitis crónica

Definida como la inflamación de los bronquios, las principales vías aéreas de los pulmones. De acuerdo a la definición de la Organización Mundial de la Salud, la bronquitis es considerada una enfermedad crónica si el paciente sufre de períodos de tos y producción de secresiones viscosas.

Determinados gases o circunstancias (por ejemplo, humo de tabaco, contaminación del aire, gases industriales, calor excesivo, polvo, enfermedades e infecciones sin tratar de las vías aéreas superiores y otros factores de riesgo) destruyen la habilidad del pulmón para limpiarse a sí mismo. La mucosidad no puede trasladarse más a la garganta y el paciente ya no puede expulsarla de las vías aéreas.

La principal causa de la EPOC es el consumo de tabaco.

Otros factores que pueden contribuir son:

* alergias
* contaminación del aire
* trabajar en un ambiente contaminado (por ejemplo, en una mina de carbón).

Actualmente no existe una cura para la EPOC pero una terapia adecuada puede evitar el agravamiento de los síntomas y demorar el progreso de la enfermedad, y permitir al paciente vivir una vida activa a pesar de padecerla.

Indicadores claves de la EPOC:

* Tos (Crónica)
* Producción crónica de secresiones bronquiales
* Bronquitis aguda
* Falta de aire (disnea)
* Antecedentes de exposición a factores de riesgo (humo de tabaco, contaminantes industriales, etc.)

Si usted sufre de alguno de estos síntomas, debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Cómo se diagnostica la EPOC?

Se considera un diagnóstico de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) en todo individuo que presente síntomas característicos con antecedentes de exposición a factores de riesgo tales como tabaquismo, infecciones pulmonares frecuentes y ciertos contaminantes industriales.

El diagnóstico se confirma con los exámenes de funcionamiento pulmonar, incluyendo la espirometría. Dicho examen mide el volumen de aire espirado. Adicionalmente se puede medir el nivel de oxígeno en sangre.

Debido a que los síntomas de la EPOC comparten algunas de las características del asma, se deberán realizar ciertos exámenes para descartar la prevalencia de asma. Una vez que se confirme el diagnóstico, el médico distinguirá entre las siguientes cinco etapas de EPOC.

Etapa 0: Riesgo de desarrollar EPOC. Si bien la función pulmonar es normal, existen síntomas como tos y producción de mucosidad.

Etapa I: EPOC leve. El flujo de aire es limitado, aunque el paciente puede no haberlo notado aún. Se presentan síntomas como tos y producción de mucosidad.

Etapa II: EPOC moderada. El flujo de aire es limitado y los síntomas aumentan en intensidad y frecuencia. Por esta razón, muchos pacientes buscan la opinión médica en esta etapa.

Etapa III: EPOC grave. Caracterizada por severa limitación del flujo de aire. Los síntomas afectan la calidad de vida del paciente.

Etapa IV: EPOC muy grave. En esta etapa la limitación del flujo de aire pone en peligro la vida, pueden presentarse complicaciones como falla cardiaca y respiratoria

Pulmon con EPOC:

¿Cómo se trata la EPOC? Las diferentes etapas de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) se tratan en forma diferente. El primer paso deberá ser siempre evitar los factores de riesgo, siendo el tabaquismo el más peligroso.

La aerosolterapia se utiliza para tratar las formas de EPOC menos graves, mientras que la oxigenoterapia alivia a los pacientes que sufren una etapa más grave de la EPOC.

Consejos para los pacientes con EPOC

Aunque la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) no puede curarse, hay algunos consejos en la Guía para el Paciente: Iniciativa Global para la enfermedad pulmonar obstructiva (GOLD, Global Initiative for chronic obstructive lung disease) que pueden ayudar a demorar el progreso de la misma:

* El tabaquismo es la causa número uno de la EPOC. Si usted no deja de fumar ni bien se le diagnostica EPOC, sus síntomas se agravarán. Use todo el apoyo posible para poder abandonar el hábito (ayuda psicológica, terapia de reemplazos de nicotina, etc.)
* Tome todos los medicamentos que le prescribe su médico
* Evite todos los irritantes respiratorios (humo de tabaco, contaminación del aire, determinados gases)
* Evitar resfríos
* Realice ejercicios físicos y lleve una dieta sana


Modificación del estilo de vida

* Si fuma, abandone el hábito.
* Siga una alimentación equilibrada y mantenga un peso normal.
* Evite las zonas donde haya contaminación atmosférica o smog.
* Evite los climas fríos y secos, o calurosos y húmedos.
* Aprenda los métodos de respiración que le permitirán respirar con más facilidad (entrenamiento respiratorio).
* Permanezca lo más activo posible, mediante la participación en un programa de ejercicio aprobado por el médico.
* Vacúnese contra la gripe todos los años para evitar las infecciones respiratorias que puedan agravar la EPOC.

Medicamentos

Los medicamentos pueden aliviar los síntomas de la EPOC. Los siguientes medicamentos se recetan con frecuencia a los pacientes con EPOC:

* Broncodilatadores, que abren las vías respiratorias. Los broncodilatadores se presentan en forma de comprimidos, líquidos o inhaladores. Posiblemente se necesite una combinación de estos medicamentos para que sean más eficaces.
* Corticoesteroides, que reducen la hinchazón y la producción de mucosidad. Los corticoesteroides se presentan en forma de comprimidos o inhaladores.
* Antibióticos, que protegen a los pulmones de las infecciones.
* Tratamientos con oxígeno, que elevan el nivel de oxígeno de la sangre. El oxígeno se administra en forma de gas por medio de una mascarilla o una cánula nasal.

Cirugía

La EPOC casi nunca se trata con cirugía. En los casos en que es necesario realizar una intervención quirúrgica, los médicos podrían recomendar la extirpación de una parte del pulmón o un trasplante de pulmón. Estas intervenciones quirúrgicas nunca son la primera opción para tratar la EPOC. El médico recomendará una intervención quirúrgica sólo si el estado de salud del paciente no ha mejorado con la modificación del estilo de vida y los medicamentos.

Fuente: http://www.lindetherapeutics.com.ar/international/web/lg/ar/likelglgtarnopro.nsf/docbyalias/healthnopro_clincond_copd_tips
http://www.texasheartinstitute.org/HIC/Topics_Esp/Cond/copd_span.cfm

1 comentario:

Guzman Gonzalez dijo...

La sociedad americana de medicina (American College of Physicians, ACP) y las sociedades americanas y europeas de neumología (American College of Chest Physicians, ACCP; American Thoracic Society, ATS; y la European Respiratory Society, ERS) han realizado una revisión exhaustiva del tratamiento de la EPOC y han publicado en la prestigiosa revista Annals of Internal Medicine unas Guías Actualizadas para el Diagnóstico y Tratamiento de la EPOC.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
--------------------------------------------------------------------------------