sábado, 24 de diciembre de 2011

Cromoterapia energética: Colores que cambian la Energía

Todos somos energía. De la fluidez de ésta por nuestro sistema depende nuestra salud general. En la búsqueda del equilibrio energético tenemos una herramienta más: la cromoterapia energética.

La cromoterapia energética emplea los colores en función de la energía de las personas. Joseph Viñals, naturópata español, utiliza el péndulo (radioestecia) para diagnosticar la alteración energética, luego con los colores trata el problema. Como acupuntor, Viñals no le gustaba usar las agujas. Tuvo la oportunidad de aprender cromoterapia y trabajar la radiestecia terapeútica.

En un libro de medicina china aprendió los conceptos de calor, frío, humedad y sequedad, las cuatro energías del cuerpo. Unió todos sus conocimientos y los puso en práctica en la cromoterapia energética. Su primera paciente fue su hermana, quien sufrió de un derrame ocular. El médico de ella le había diagnosticado sequedad en los ojos, el péndulo confirmó el diagnóstico. Viñals le aplicó humedad, a los cinco minutos se le pasó el dolor y al cabo de unos días su vista estaba muy bien.

En el cuerpo humano hay cuatro energías que deben estar equilibradas: frío, calor, humedad y sequedad. Si una de ellas se altera puede ser equilibrada con los colores. El péndulo se pone delante de los chakras o el área afectada para detectar bloqueos; con el color se desbloquea y se equilibra la energía.

Los dolores pueden deberse a distintas razones. Un dolor en la muñeca puede deberse al frío, calor, humedad o sequedad. Con las lámparas que trabaja Viñals, el amarillo sirve para desbloquear y el rojo para dar calor, el naranja da frío, el verde provee sequedad y el azul, humedad.

Las lámparas especiales que usa tienen unos cristales microscópicos que le dan una frecuencia al color. Si se aplican durante mucho tiempo en una parte del cuerpo se experimenta un cosquilleo. Si usted sufre de un dolor de espalda ocasionado por el calor y se aplica más calor, se sentirá un pinchazo.

La cromoterapia, de acuerdo con Viñals, sirve para cualquier padecimiento, porque trabaja a nivel energético, desde problemas de garganta, oído, pulmón, hígado, riñón y dolores en general. "No es una panacea, tiene sus limitaciones, pero es un procedimiento complementario con otras terapias. En medicina natural se ve al ser humano como un ser integral, tratándolo a nivel físico, a nivel emocional, nivel energético y a nivel mental", indicó el entendido.

Los colores tienen diferentes energías: yin y yan. Una persona que está bien, energéticamente hablando, puede aumentar su energía vistiendo en color negro, si su campo energético es bajo o está bloqueado el efecto es todo lo contrario. Para un niño nervioso, una pequeña luz azul puesta en la cabecera de su cama hará que se calme y duerma plácidamente. En problemas de erupciones de piel, como varicela, se recomienda una luz roja para acelerar el progreso de la enfermedad. Si regularmente la convalescencia era de una semana, con la luz se reduce el tiempo a unos tres días.

La luz amarilla del sol es beneficiosa en general, siempre y cuando la tomemos con moderación. El azul es un color frío, tranquilizante, muy conveniente para el chakra de la garganta. Para la casa tenga mucho cuidado al usar el rojo. Viñals recomienda usarlo por gotas, es un color caliente que fomenta la agresividad y los accidentes.

Ayer Joseph Viñals dictó un seminario teórico y práctico de cromoterapia energética. Enseñó a los asistentes cómo hacer sus propias lámparas de cromoterapia, las cuales con reductores adecuados, se pueden usar para cromopuntura (es como acupuntura, pero en vez de agujas se emplean luces en lugares específicos).

Daschenka Chong
El Panamá América

Sanidad ordena un estudio urgente de Prótesis de Mama

Sanidad ordena un estudio urgente de prótesis de mama
Valencia utilizó implantes PIP en 639 mujeres con cáncer de mama. Solo Francia retirará y financiará la extirpación en 30.000 pacientes

Con «urgencia», el Ministerio de Sanidad que dirige Ana Mato ha encargado un estudio sobre las prótesis mamarias de la compañía francesa Poly Implant Prothèse (PIP), relacionadas con un mayor riesgo de rotura y de cáncer. El estudio permitirá conocer con exactitud cuántas españolas afectadas hay y detectar posibles complicaciones de salud relacionadas con las prótesis.

Los implantes de silicona defectuosos fueron implantados en 300.00 mujeres en todo el mundo y distribuidos en América y numerosos países europeos, entre ellos España. En nuestro país, como en el resto de países afectados se ordenó en marzo de 2010 la retirada del mercado de estas prótesis defectuosas y se pidió a las mujeres afectadas controles periódicos.

Francia acaba de dar un paso más y ha recomendado a las mujeres portadoras la retirada «preventiva y sin carácter de urgencia» de estos implantes. Las autoridades francesas han tomado esta decisión, sin precedentes en la historia de la cirugía plástica, a pesar de que el Instituto Nacional del Cáncer ha concluido un estudio que asegura que este tipo de prótesis y el gel de silicona utilizado no elevan el riesgo de cáncer, en comparación con otros materiales de relleno.

Pese al informe, las autoridades sanitarias francesas aconsejan la extracción «incluso si los implantes no muestran signos de deterioro». Eso significa que 30.000 mujeres deberán volver a pasar por el quirófano para cambiar sus implantes por otros. El coste para la Seguridad Social, que sufragará los gastos de las intervenciones de reconstrucción y sustitución, será de unos 60 millones, según las cifras que maneja el Gobierno francés.

Francia ha aplicado el principio de precaución, tras recibir 2.000 querellas el pasado mes de noviembre y la sospecha de que ocho casos de cáncer estuvieran relacionados con estos implantes de la compañía PIP.

No le han seguido el resto de países europeos. España, como el resto de países comunitarios, han optado por esperar y vigilar. Desde que se conocieron los primeros problemas en 2010, aconsejaron a las pacientes afectadas acudir a su cirujano plástico y realizar una ecografía anual para evaluar el estado de sus prótesis. Solo en caso de que se detecte o se sospeche rotura se recomienda su retirada. El secretario general de Sanidad en funciones, Alfonso Jiménez, aseguró que España mantendrá esas recomendaciones. Jiménez participó ayer en una audioconferencia con las autoridades sanitarias de otros países de la UE para coordinar las acciones que deberían emprenderse tras el anuncio del Gobierno francés. En el encuentro, las autoridades sanitarias «no aportaron argumentos científicios rigurosos» que justificaran ser más agresivos.

Un «secreto a voces»

El Ministerio de Sanidad español aún no ha ofrecido datos sobre el número de posibles mujeres afectadas, frente a las cifras aportadas por Francia (30.000), Reino Unido (entre 30.000 y 40.000) y Brasil (25.000). La explicación es «la dificultad para recabar datos fiables sobre la distribución del producto», aseguraba hace unos días en un comunicado el Ministerio. La Comunidad Valenciana sí informó ayer de los implantes PIP utilizados en centros públicos, con los que se reconstruyó a 639 pacientes con cáncer de mama. Pero en esa cifra no se cuentan las intervenciones realizadas en clínicas privadas por motivos estéticos. Fuentes de la Consejería de Sanidad aseguran que todos estos casos ha sido notificados a las pacientes y controlados por sus cirujanos. En Cataluña, según la Generalitat, la cifra de portadoras de PIP asciende a 450 mujeres.

El cirujano plástico Jaume Serra, que ha tratado a varias afectadas en España, asegura que era «un secreto a voces» que las PIP se rompían con una frecuencia alarmante. Critica a la Sociedad Española de Cirugía Plástica por no haber recomendado a los cirujanos que detuvieran su implantación y optaran por otras marcas, cuyo precio en el mercado era notablemente más elevado.

N. RAMÍREZ DE CASTRO / ABC


viernes, 23 de diciembre de 2011

Remedios caseros para la Resaca

Básicamente la resaca es la aparición de una serie de síntomas muy molestos a las pocas horas de haber realizado una gran ingesta de alcohol. El organismo sufre una intoxicación y dependiendo de cada persona éste responde de diferente forma.

Ante la intoxicación el organismo segrega una serie de enzimas, pero llega un momento en el que es tal la cantidad de alcohol ingerida que el organismo no da más de si. Si quieres algunos consejos para aliviar la resaca sigue leyendo y te enseñaremos algunos interesantes trucos para quitar la resaca centrándonos especialmente en remedios naturales y caseros para eliminar la resaca.
 
No existe una causa concreta de la resaca aunque principalmente se debe a la deshidratación, a la bajada de azúcar en sangre y a la mala metabolización de los componentes de las bebidas alcohólicas.

Los síntomas de resaca más comunes son los siguientes:

■Cansancio y malestar corporal. En el momento en el que el alcohol llega a la sangre (de los 30 a los 90 minutos después de su toma) se produce una caída brusca del azúcar en sangre, ya que el alcohol acelera la transformación de la glucosa en el hígado y con ello se acelera su pérdida.

■Deshidratación. El alcohol inhibe una hormona que segrega la glándula suprarrenal encargada de mantener el balance de líquidos en el organismo. Con ello los riñones expulsan más líquidos que los que se ingiere y el organismo busca esa falta de líquidos en las reservas de que disponemos en otros órganos.

■Dolor de cabeza. Es posiblemente el más común de los síntomas de la resaca y es debido principalmente a tres causas. La deshidratación de las meninges, la caída de azúcar en sangre y a la dilatación de vasos sanguíneos.

■Sed intensa debida a la propia deshidratación.

■Molestias gástricas. El etanol del alcohol erosiona la mucosa gástrica, por eso cuanto mayor cantidad de alcohol tomamos, mayor cantidad de etanol que nos está destruyendo la mucosa gástrica y con ello los problemas de ardor y malestar.

Recomendaciones para la resaca:

■La moderación es el mejor remedio contra la resaca ya que el alcohol en exceso no es bueno para el organismo. Sobre todo deberemos tratar de beber a una velocidad a la que el organismo sea capaz de ir depurando las toxinas y que estas no se acumulen.

■Un truco para la resaca que conviene conocer consiste en comer bien antes de comenzar a tomar alcohol, y si se puede ir picando mientras se toman unas copas mejor, ya que esto dificultará la absorción del alcohol.

■Una vez que estamos con la resaca será muy importante reponer vitaminas y líquidos, por eso tomar mucho zumo de frutas nos ayudará con ambas cosas.

■Ante las nauseas y el malestar abdominal será bueno el vómito, por eso incluso deberíamos forzarlo ya que con ello eliminaremos los restos de alcohol que quedan el el estómago y que el organismo siga reabsorbiendo.

■A la hora de tratar la resaca, es conveniente tomar alimentos suaves que no irriten la ya de por si maltrecha mucosa gástrica, y si pueden ser ricos en azúcar mejor, ya que así lucharemos con la pérdida de azúcares que ha sufrido el organismo.

■Otro remedio natural para la resaca consiste en dormir más de lo habitual, ya sabemos que no es fácil debido al malestar que se sufre, pero el reposo ayudará a que el organismo se recupere.

Fuente: naturasapiens

Alimentos Anti-Inflamatorios

Por lo general, la naturaleza ha provisto al ser humano de todo lo que necesita para sus males y dolencias. Más allá de los remedios caseros, los alimentos que se incluyen en la dieta son determinantes en los resultados que se reflejarán en el cuerpo. Después de todo, “eres lo que comes”
 
Al sufrir una lesión reciente, estar en el período menstrual o padecer de enfermedades en que la inflamación es característica, agregar alimentos antiinflamatorios a la dieta ayuda a experimentar grandes alivios desde la primera semana.

Frutas

Las frutas antiinflamatorias por excelencia son el limón y la papaya. En general, todas las frutas que contengan papaina tienen ese efecto, pero la papaya posee la mayor concentración de esa sustancia.

El limón, tomado en ayunas, tiene excelentes efectos antiinflamatorios. Si el zumo resulta muy ácido para el estómago, puede diluirse con un poco de agua, pero es preferible consumirlo puro.

Pescados

Los pescados, por su alta concentración de omega 3, son metabolizados en sustancias con efecto antiinflamatorio.

Prefiera, para estos casos, el salmón y las sardinas.

Aliños y semillas

Para aliñar sus comidas, utilice aceite de oliva, canela y ajo. Este último es considerado como uno de los alimentos de mayor poder antiinflamatorio.

En casos crónicos, puede tragar un diente de ajo para aliviar los síntomas. Incluso se recomienda la fricción de ajo machacado sobre las picaduras de abeja para evitar la hinchazón característica.

Si no le es fácil tolerar el sabor del ajo, puede ingerirlo en cápsulas.

Al jengibre también se le atribuyen grandes propiedades curativas. Puede añadirlo a las comidas para darles un toque picante, o puede beberlo en infusiones. Este preparado se utiliza con frecuencia en gárgaras para la garganta inflamada y casos de amigdalitis.

Por otra parte, ciertas semillas oleosas ponen de manifiesto sustancias del cuerpo que contrarrestan las inflamaciones. Las preferidas son las de calabaza y girasol.

Otros comestibles

Si frecuentemente tiene culpas por comer un delicioso chocolate, ahora sabrá que éste también tiene efectos antiinflamatorios sobre el organismo. Prefiera el chocolate negro, que tiene mayor concentración de antiinflamatorios y es más saludable.

Otros alimentos que reducen las inflamaciones al incorporarse en la dieta son los huevos y las pastas.

Siempre debe recordar la importancia de una dieta balanceada, que le provea de todos los nutrientes necesarios para su organismo. Manteniendo sanos hábitos alimenticios e incorporando algunos de los comestibles mencionados, sentirá notables mejorías al cabo de algunos días. Pruebe y verá.

Fuente: saluddiaria.com

EPOC ,Causas y Tratamiento

Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica,   ¿que es?

El término EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) es un término genérico para un síndrome causado por enfermedades como enfisema y bronquitis crónica. Como estas dos enfermedades frecuentemente coexisten, los médicos utilizan el término común EPOC.

EPOC se caracteriza por una obstrucción en las vías aéreas que no es totalmente reversible. Generalmente se encuentra acompañada por disnea, o por falta de aire y los pulmones se inflaman fácilmente en contacto con ciertas partículas o gases.

Causas y efectos de la EPOC

EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) es generalmente asociada con dos principales enfermedades del pulmón: enfisema y bronquitis crónica. Si bien las dos enfermedades tienen causas patológicas diferentes, ambas comparten un patrón obstructivo en las vías aéreas pulmonares que mayormente se reconoce como disnea (falta de aire).

Bronquitis crónica

Definida como la inflamación de los bronquios, las principales vías aéreas de los pulmones. De acuerdo a la definición de la Organización Mundial de la Salud, la bronquitis es considerada una enfermedad crónica si el paciente sufre de períodos de tos y producción de secresiones viscosas.

Determinados gases o circunstancias (por ejemplo, humo de tabaco, contaminación del aire, gases industriales, calor excesivo, polvo, enfermedades e infecciones sin tratar de las vías aéreas superiores y otros factores de riesgo) destruyen la habilidad del pulmón para limpiarse a sí mismo. La mucosidad no puede trasladarse más a la garganta y el paciente ya no puede expulsarla de las vías aéreas.

La principal causa de la EPOC es el consumo de tabaco.

Otros factores que pueden contribuir son:

* alergias
* contaminación del aire
* trabajar en un ambiente contaminado (por ejemplo, en una mina de carbón).

Actualmente no existe una cura para la EPOC pero una terapia adecuada puede evitar el agravamiento de los síntomas y demorar el progreso de la enfermedad, y permitir al paciente vivir una vida activa a pesar de padecerla.

Indicadores claves de la EPOC:

* Tos (Crónica)
* Producción crónica de secresiones bronquiales
* Bronquitis aguda
* Falta de aire (disnea)
* Antecedentes de exposición a factores de riesgo (humo de tabaco, contaminantes industriales, etc.)

Si usted sufre de alguno de estos síntomas, debe consultar a su médico para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Cómo se diagnostica la EPOC?

Se considera un diagnóstico de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) en todo individuo que presente síntomas característicos con antecedentes de exposición a factores de riesgo tales como tabaquismo, infecciones pulmonares frecuentes y ciertos contaminantes industriales.

El diagnóstico se confirma con los exámenes de funcionamiento pulmonar, incluyendo la espirometría. Dicho examen mide el volumen de aire espirado. Adicionalmente se puede medir el nivel de oxígeno en sangre.

Debido a que los síntomas de la EPOC comparten algunas de las características del asma, se deberán realizar ciertos exámenes para descartar la prevalencia de asma. Una vez que se confirme el diagnóstico, el médico distinguirá entre las siguientes cinco etapas de EPOC.

Etapa 0: Riesgo de desarrollar EPOC. Si bien la función pulmonar es normal, existen síntomas como tos y producción de mucosidad.

Etapa I: EPOC leve. El flujo de aire es limitado, aunque el paciente puede no haberlo notado aún. Se presentan síntomas como tos y producción de mucosidad.

Etapa II: EPOC moderada. El flujo de aire es limitado y los síntomas aumentan en intensidad y frecuencia. Por esta razón, muchos pacientes buscan la opinión médica en esta etapa.

Etapa III: EPOC grave. Caracterizada por severa limitación del flujo de aire. Los síntomas afectan la calidad de vida del paciente.

Etapa IV: EPOC muy grave. En esta etapa la limitación del flujo de aire pone en peligro la vida, pueden presentarse complicaciones como falla cardiaca y respiratoria

Pulmon con EPOC:

¿Cómo se trata la EPOC? Las diferentes etapas de la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) se tratan en forma diferente. El primer paso deberá ser siempre evitar los factores de riesgo, siendo el tabaquismo el más peligroso.

La aerosolterapia se utiliza para tratar las formas de EPOC menos graves, mientras que la oxigenoterapia alivia a los pacientes que sufren una etapa más grave de la EPOC.

Consejos para los pacientes con EPOC

Aunque la EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) no puede curarse, hay algunos consejos en la Guía para el Paciente: Iniciativa Global para la enfermedad pulmonar obstructiva (GOLD, Global Initiative for chronic obstructive lung disease) que pueden ayudar a demorar el progreso de la misma:

* El tabaquismo es la causa número uno de la EPOC. Si usted no deja de fumar ni bien se le diagnostica EPOC, sus síntomas se agravarán. Use todo el apoyo posible para poder abandonar el hábito (ayuda psicológica, terapia de reemplazos de nicotina, etc.)
* Tome todos los medicamentos que le prescribe su médico
* Evite todos los irritantes respiratorios (humo de tabaco, contaminación del aire, determinados gases)
* Evitar resfríos
* Realice ejercicios físicos y lleve una dieta sana


Modificación del estilo de vida

* Si fuma, abandone el hábito.
* Siga una alimentación equilibrada y mantenga un peso normal.
* Evite las zonas donde haya contaminación atmosférica o smog.
* Evite los climas fríos y secos, o calurosos y húmedos.
* Aprenda los métodos de respiración que le permitirán respirar con más facilidad (entrenamiento respiratorio).
* Permanezca lo más activo posible, mediante la participación en un programa de ejercicio aprobado por el médico.
* Vacúnese contra la gripe todos los años para evitar las infecciones respiratorias que puedan agravar la EPOC.

Medicamentos

Los medicamentos pueden aliviar los síntomas de la EPOC. Los siguientes medicamentos se recetan con frecuencia a los pacientes con EPOC:

* Broncodilatadores, que abren las vías respiratorias. Los broncodilatadores se presentan en forma de comprimidos, líquidos o inhaladores. Posiblemente se necesite una combinación de estos medicamentos para que sean más eficaces.
* Corticoesteroides, que reducen la hinchazón y la producción de mucosidad. Los corticoesteroides se presentan en forma de comprimidos o inhaladores.
* Antibióticos, que protegen a los pulmones de las infecciones.
* Tratamientos con oxígeno, que elevan el nivel de oxígeno de la sangre. El oxígeno se administra en forma de gas por medio de una mascarilla o una cánula nasal.

Cirugía

La EPOC casi nunca se trata con cirugía. En los casos en que es necesario realizar una intervención quirúrgica, los médicos podrían recomendar la extirpación de una parte del pulmón o un trasplante de pulmón. Estas intervenciones quirúrgicas nunca son la primera opción para tratar la EPOC. El médico recomendará una intervención quirúrgica sólo si el estado de salud del paciente no ha mejorado con la modificación del estilo de vida y los medicamentos.

Fuente: http://www.lindetherapeutics.com.ar/international/web/lg/ar/likelglgtarnopro.nsf/docbyalias/healthnopro_clincond_copd_tips
http://www.texasheartinstitute.org/HIC/Topics_Esp/Cond/copd_span.cfm

jueves, 22 de diciembre de 2011

Avena: Propiedades y Remedios Naturales

La avena (Avena sativa) es un cereal, al igual que el arroz.

Su tamaño de la planta puede variar entre 0,60 y 1,50 metros y de una sola plantapuede salir varias cañas. Sus flores tienen una forma radiada.

Su cultivo, originalmente, no fue tan importante como el trigo y la cebada, debido a que era usada, sólo como pienso para el ganado caballar y no era destinada para el consumo del hombre

Sin embargo, en la actualidad, se usa para la fabricación tanto de pienso compuesto como de harina y copos de avena para la alimentación humana.

Propiedades curativas de la avena

Controla el apetito La avena produce una sensación de saciedad y, por esa razón, se recomienda su consumo en el desayuno para no sentir hambre entre comidas, lo que evitará comer de más.

Reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y cáncer La avena es, inclusive, antioxidante, ya que contiene sustancias como los tocotrienoles que ayudan a controlar los radicales libres, partículas que dañan las células y que pueden provocar enfermedades cardíacas y hasta el cáncer.

Baja el colesterol La avena contiene fibra que atrapa el colesterol malo o LDL y la expulsa del organismo mientras que deja intacto el colesterol bueno o HDL. Según estudios dos porciones de avena al día (1 taza de avena y 1 taza de salvado de avena) disminuye el colesterol en un 5%.

La avena contiene, también, unos compuestos llamados saponinas que capturan a los ácidos biliares lo cual resulta positivo ya que un alto nivel de ácidos biliares puede incrementar el nivel de colesterol.

Remedios populares y recetas de belleza con la avena

Remedio con la avena para reducir el comezón de hiedra venenosa o de la varicela Moler una taza de hojuelas de avena hasta pulverizarlas, introducirlas en una media de naylon limpia y ponerla debajo del grifo de agua de la bañera. Llenar ésta con agua tibia y remojarse por 30 minutos. Puede aplicar la bolsa de avena directamente en el sarpullido o erupciones con lo cual ayudará a refrescar y evitar la molesta picazón.

Remedio con la avena para el reumatismo Mezclar 2 tazas de avena y una de agua, calentar en el microondas por un minuto. Dejar entibiar, aplicar esta preparación en las áreas donde se sienta dolor de reumatismo y dejar puesto por unos 10 minutos. Pasado ese tiempo, enjuagar con agua tibia.

Remedio con avena para combatir el cansancio Verter 1 taza de plátanos (banano) en cubos, 1/2 taza de avena, 1 cucharada de miel y 1 vaso de leche descremado en una licuadora y licuar por unos instante. Tomar un vaso cada tercer día después del desayuno o cada vez que se sienta cansancio.

Remedio con avena para el estreñimiento Licuar 1 vaso de leche descremada fría, 5 cucharadas de avena y 2 rebanadas de papaya pelada, sin semillas y en trozos hasta obtener una mezcla suave. Tomar un vaso de este licuado mientras se presente esta dolencia.

Remedio para la anemia Batir 5 hojas de espinaca desinfectadas, 1 taza de avena y 1 vaso de leche descremada por unos instantes. Tomar cada tercer día. Las personas que padezcan enfermedades del riñón deben abstenerse de consumir este licuado en exceso.

Receta de belleza con avena para exfoliar. Mezclar 2 cucharadas de avena molida con una de yogur natural y otra de miel. Frotar con suavidad el rostro con esta preparación haciendo movimientos circulares y aclarar con agua tibia. Luego, secar bien el rostro dando golpecitos con una toalla y, por último, usar el hidratante habitual. Realizar esta exfoliación dos veces por semana si la piel es grasosa.

Receta saludable con avena
 

Pan de avena y salvado tostado
Ingredientes

1 1/2 tazas de hojuelas de avena

1/2 taza de linaza

1/2 taza de salvado de trigo

1 taza de harina

1/2 taza de azúcar mascabada clara, compactada

2 cditas. de polvo de hornear

3/4 de cdita. de sal

1 1/2 tazas de yogur natural descremado

2/3 de taza de miel

1 huevo grande

1 taza (150 g) de pasitas oscuras

Precalentar el horno a175°C. Engrasar un molde de 22 x12 cm. Colocar la avena, la linaza y el salvado en una lámina para horno y hornear 9 minutos o hasta que la avena esté dorada.

Pasarlos a un procesador de alimentos para que sean molidos finamente. Pasar la mezcla de avena a un tazón grande. Agregar la harina, el mascabado, el polvo para hornear y la sal.

En otro recipiente, mezclar el yogur, la miel y el huevo. En el centro de los ingredientes secos hacer un hueco y verter allí la mezcla de yogur, mezclando hasta que se integre todo. Agregar las pasitas y revolver.

Verter la masa en el molde engrasado, emparejando por encima. Hornear durante 1 hora y 20 minutos, o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio. Dejar enfriar 5 minutos en el molde y después dar vuelta al pan y dejar enfriar.

Fuente:remedios populares.com

El Cacao, Vitamina para el Cerebro

Científicos australianos aseguran que el consumo diario de cacao aumenta considerablemente la efectividad del trabajo cerebral y lo protege de las sobrecargas.

Los especialistas del Centro de Psicofarmacología Humana de la Universidad de Swinburne en Melbourne, Australia, realizaron un estudio financiado por uno de los mayores productores de chocolate.

Los científicos publicaron sus resultados en la revista Physiology & Behaviour, donde aseguran que el efecto “milagroso” del cacao se debe a que el producto contiene sustancias llamadas flavonoles.

Las flavonoles potencian el funcionamiento de la memoria activa, que guarda la información para que esté disponible durante un corto periodo de tiempo. Con la edad, este tipo de memoria decae.

En el experimento participaron 63 personas entre 40 y 65 años de edad, que durante 30 días tomaron cacao. Los voluntarios fueron divididos en tres grupos, unos tomaron una bebida con 500 mg de flavonoles; otros con 250 mg y el tercer grupo consumió el placebo. Los participantes no sabían qué tipo de bebida tomaban.

En las pruebas se registró la actividad del cerebro de los participantes al mostrarles puntos en una pantalla que se apagaba cada tres segundos, mismos que debían recordar. En los tres grupos se detectó una diferencia en la actividad cerebral. Los lóbulos frontal y posterior parietal estuvieron más activos en aquellas personas que tomaban cacao con flavonoles.

Los científicos suponen que estas sustancias protegen al cerebro de la tensión excesiva, pero indican que se necesitan estudios adicionales. Anteriormente, otro grupo de investigadores mostró que los flavonoles influyen positivamente en el estado del sistema cardiovascular, aumentando el número de células de los vasos sanguíneos.
Fuente: RT

Ponche de Sábila para Desintoxicar el Organismo

Delicioso y poderoso coctel de siete ingredientes naturales que limpia y desintoxica el organismo liberándolo de la acumulación de metales pesados, radiación electromagnética y pesticidas, así como de aditivos y conservantes de los alimentos industrializados ingeridos. 

Este eficaz antioxidante regenera las células y limpia el hígado, el páncreas, el sistema respiratorio, la sangre y el sistema digestivo.

INGREDIENTES:

· 1 Pocillo tintero con jugo de limón

· 1 porción de cristal de sábila sin cáscara (cuatro dedos)

· 3 bolitas de pimienta negra

· 1 diente de ajo mediano

· 1 cucharada de miel de abejas

· 1 tajadita de jengibre

· 1 tajadita de cúrcuma

PREPARACIÓN

En el jugo de limón se mezclan todos los ingredientes y se licuan.

DOSIFICACIÓN

Beber el jugo el ayunas durante 48 días consecutivos. Desayunar media hora después. También se puede tomar en la tarde, por lo menos dos horas después de la última comida y no ingerir nada hasta media hora después de beber el jugo.

CONTRAINDICACIONES Y RECOMENDACIONES

· No ingerir licor ni fumar durante el tratamiento.

· Mezclar ½ cucharadita de miel en pacientes diabéticos.

· Este tratamiento es para mayores de ocho años.

· No interrumpir el proceso de ingesta.

· Contraindicado para personas con alergia a cualquiera de los componentes.

FRECUENCIA

Una vez cada año.

PROPIEDADES MEDICINALES DE LOS COMPONENTES

PIMIENTA:

Se le atribuyen poderes vasoconstrictores, por lo que es benéfica para las varices, la matriz o útero, hemorroides, vejiga y problemas hepáticos. Es antioxidante y anti cancerígena. Inhibe la flatulencia.

La pimienta, al igual que otras especias picantes hace sudar y acelerar el ritmo cardiaco. De este modo acelera el metabolismo y quema grasa.

CÚRCUMA:

Cura y desintoxica el hígado, la vesícula y el aparato digestivo. Fortalece el sistema inmunológico. Antiinflamatorio, antioxidante, anti cancerígeno, anti artritis. Contribuye a la curación de úlceras y de intestino irritable. Contribuye a la quema de grasa. Combate el colesterol malo y los triglicéridos. Mejora la circulación.

JENGIBRE:

Pertenece a la familia de la cúrcuma. Estimula el páncreas. Combate problemas del aparato digestivo. Impide el crecimiento del helicobacter pylori. Contrarresta el mareo y el vómito. Evita la aparición de úlceras y la gastritis. Antibacteriano. Disminuye hinchazones estomacales. Previene el estreñimiento. Antiinflamatorio en problemas de artritis, reumatismo y osteoporosis. Fortalece el corazón y la circulación. Cura la migraña. Protege el hígado.

Ajo:

Descongestiona, limpia, tonifica, desintoxica y cura afecciones de riñón, sistemas circulatorio, respiratorio, digestivo y nervioso, sangre, hígado y arterias. Fortalece el sistema inmunológico. Disminuye los niveles de colesterol, triglicéridos y ácido úrico. Es anti-cancerígeno por sus propiedades antioxidantes.

LIMÓN:

Fortalece el sistema inmunológico. Limpia el hígado y la vesícula biliar, neutralizando y eliminando toxinas. Mejora el sistema cardiovascular. Combate el colesterol malo y los triglicéridos. Antiséptico y antibacteriano curativo de vías respiratorias, afecciones bucales y garganta.

MIEL DE ABEJAS:

Es antioxidante, antiséptico, fortificante, calmante, laxante, diurético y bactericida. Evita la pérdida de calcio que provoca el azúcar. Mejora las vías respiratorias, la vista, la digestión, el insomnio, la circulación, el sistema nervioso y las quemaduras. Cura úlceras gástricas e intestinales. Es conservante natural.

SÁBILA (ALOE VERA):

Cura úlceras gastrointestinales. Regula el buen funcionamiento intestinal, Inhibe el crecimiento del helicobacter pylori. Reduce los niveles de glucosa en la sangre. Es antimicrobiano, antiviral, antiinflamatorio, anti cancerígeno, antitumoral, regenerador celular, cicatrizante y activa el sistema inmunológico. Limpia y desintoxica el hígado y el páncreas. Disminuye los niveles de colesterol malo y triglicérido

Publicado por Gloria Helena Restrepo C. / Stop secrets

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Reflujo Acido: Alternativas Homeopáticas

alternativas homeopaticas para el reflujo acido1.jpgMuchas personas sufren de molestias del aparato digestivo, siendo el reflujo de los ácidos gástricos bastante común. Esta enfermedad es muy molesta, ya que produce una sensación de malestar, que ocurre varias veces al día.

Afortunadamente, si lo sufres, no todo está perdido, ya que existen alternativas homeopáticas para el reflujo ácido, como las que te mostramos a continuación..

¿Qué es el reflujo ácido?

El reflujo es una molesta patología donde los ácidos gástricos se devuelven hacia el esófago, llegando a sentirse en la boca, que se debe, generalmente, a una alteración en el esfínter gastro-esofágico. Muchas personas tienen que vivir con esta enfermedad, llevándolas incluso a tener que dormir sentadas para evitar esa molesta sensación de ácido en la boca, que ocurre frecuentemente al acostarse..

¿Cómo puede ayudar la homeopatía?

La homeopatía busca en primer lugar llegar a la causa de la alteración de las personas, por lo que el homeópata al que consultes, tratará de darte el tratamiento más adecuado según tus condiciones individuales..

Por ejemplo, el reflujo está altamente asociado con personas nerviosas y que sufren de estrés, por lo que puede que tu terapeuta elija opciones que actúen a ambos niveles, buscando no sólo curarte del reflujo, sino que mejorando tu calidad de vida..

Algunas alternativas entre las que puede elegir tu homeópata son las siguientes:.

Nux vomica
alternativas homeopaticas para el reflujo acido2.jpg
Este remedio homeopático se realiza a partir de la estricnina, un elemento tóxico utilizado como veneno para ratones, pero que en la preparación adecuada puede ser de gran ayuda para disminuir el reflujo gástrico. También puede ser beneficiosa para una serie de trastornos digestivos, como la acidez, el estreñimiento, la diarrea y la hinchazón abdominal..

Antimonium crudum
alternativas homeopaticas para el reflujo acido3.jpg
Esta alternativa homeopática es de ayuda para la acidez estomacal que se produce junto con náuseas. Los homeópatas generalmente la prescriben cuando la persona sufre de sobrepeso, irritabilidad y tiene molestias digestivas..

alternativas homeopaticas para el reflujo acido4.jpgLycopodium

Esta alternativa homeopática es realizada a partir de un musgo que se utiliza hace décadas para tratar alteraciones digestivas. Es de ayuda para el reflujo ácido que se acompaña de migrañas y otras molestias digestivas..

Carbo vegetabilis

El carbón es muy conocido por ayudar a mejorar alteraciones digestivas, sobre todo la diarrea. Si tienes reflujo ácido que aumenta al ingerir alimentos grasosos, el carbo vegetabilis será una buena elección..

Natrum muriaticum

alternativas homeopaticas para el reflujo acido5.JPGEste remedio homeopático está hecho de sal que es sometida a un proceso físico. Si tienes reflujo ácido y nerviosismo, ésta opción puede ser la adecuada..

Así, existen alternativas que nos presenta la medicina homeopática que pueden ayudarnos a disminuir muchas de nuestras molestias, como las digestivas, que muchas veces no encuentran solución con la medicina tradicional..

Para someterte a estos tratamientos tienes que ser constante, ya que demoran un poco en comenzar sus efectos, pero ya después de un tiempo irás notando cómo mejora tu sistema digestivo en general..

Puedes combatir la acidez con estas recomendaciones caseras para combatirla, así como algunos alimentos que te ayudarán, como la papaya y las bananas.

Publicado por: Gabriela Soto / Otra Medicina.com

Infecciones por Hongos, como combatirlas

Representa el 10% de las afecciones cutáneas, para evitarlas se recomienda una serie de medidas preventivas muy sencillas.

La aparición de micosis en la piel, especialmente en lugares cálidos y poco aireados como los pies y la zona genital, se transmiten por el contacto directo, ya sea con la persona que los sufre o con sus objetos personales como toallas, zapatos, etc., superficies de piscinas o duchas (“pie de atleta”, hogos en las uñas…), o bien por un desequilibrio en la flora, como es el caso de la micosis vaginal.

“Pie de Atleta”
No sólo afectan a los deportistas, sino también a aquellas personas con problemas de exceso de sudor en los pies o que acuden con frecuencia al gimnasio o a la piscina.

Por qué ocurre?
En nuestro organismo conviven una gran cantidad de hongos y bacterias que, si se mantienen en un equilibrio apropiado, no tienen por qué ser perjudiciales (algunos de ellos pueden resultar hasta beneficiosos). El problema ocurre cuando estos microorganismos se multiplican incontroladamente. En el caso del “pie de atleta”, también llamado tiña podal, los hongos se instalan en la piel de los pies, provocando síntomas como enrojecimiento y sequedad en la piel, aparición de grietas en la zona (especialmente entre los dedos), picor que puede llegar a ser muy intenso, sobre todo durante la noche, etc.

Cómo prevenir?
Para evitar el contagio, es conveniente seguir estas recomendaciones:
Utilizar chanclas en las piscinas y duchas públicas y no compartir toallas o calzado con otras personas.

Mantener una buena higiene de los pies, lavándolos a diario con agua y jabón neutro y secándolos bien, sobre todo entre los dedos. Para ello, puede utilizarse un secador de pelo.

Si se suda en exceso, utilizar productos antitranspirantes.
El uso excesivo de zapatillas de deporte favorece su aparición, por lo que se recomienda alternarlo con calzado de cuero y aireado, como las sandalias. También es aconsejable airear los zapatos después de utilizarlos.

Tratamiento.
Tras establecer el diagnóstico, se administrará un tratamiento tópico (en crema) específico para eliminar los hongos y las bacterias que, en ocasiones, les acompañan. Es necesario utilizarlo tal como indica el especialista ya que los hongos suelen volver a salir. Por regla general, este tipo de tratamiento duran unas tres semanas como mínimo.

Hongos vaginales
Es una de las dolencias femeninas más frecuentes sobre todo en verano, ya que el calor y la humedad favorecen su aparición.

Síntomas
El picor vaginal suele ser la primera señal de su presencia. Se trata de un prurito muy intenso, más por la noche, al que le acompaña la hinchazón y el enrojecimiento de los labios vaginales. Las molestias suelen agravarse al miccionar o durante las relaciones sexuales. También suele producirse un flujo blanquecino y grumoso sin apenas olor.

Por qué ocurre?
En la vagina coexisten los más diversos microorganismos. El problema surge cuando, debido a las más diversas causas, algunos de ellos empieza a multiplicarse en exceso, provocando las molestias que hemos especificado anteriormente.

Cómo prevenir?
Hay una serie de factores que propician esta proliferación. Para mantenerlos a raya, sigue estos consejos:

Cámbiate de bañador. Los hongos necesitan humedad para reproducirse. Si pasas demasiado tiempo con el traje de baño húmedo, las posibilidades de sufrirlos se multiplican.

Utiliza ropa de interior de algodón. Los tejidos sintéticos no permiten que la piel transpire y favorecen la aparición de infecciones de todo tipo, hongos incluidos. Por el contrario, el algodón absorbe el exceso de humedad, por que resulta mucho más recomendable, sobre todo en verano. Procura lavar tu ropa interior con agua caliente (60 grados como mínimo), evitando el uso del suavizante.

Usa jabones suaves. El uso de productos demasiado agresivos, como jabones ácidos, desodorantes vaginales, papel higiénico estampado o perfumado, duchas vaginales, etc., puede alterar el equilibrio vaginal y propiciar esta infección. Por esta razón, se aconseja realizar la higiene diaria con un producto específico para la zona con un pH de 5,5.

Antibióticos: evita la automedicación. Este tipo de fármacos eliminan las bacterias, tanto las perjudiciales como las beneficiosas, lo que permite que los hongos se reproduzcan en zonas especialmente susceptibles, como la vagina.

Controla las enfermedades. Hay una serie de dolencias, como la diabetes o todas aquellas enfermedades que comportan un descenso de las defensas del organismo, que también propician su aparición. En estos casos, deben aumentarse las precauciones.

Vigila los cambios hormonales. En épocas como el embarazo, la menstruación o la menopausia, debido a las variaciones en el equilibrio de las hormonas, hay más posibilidades de sufrir infecciones de este tipo, por lo que es conveniente extremar los cuidados.

Tratamiento
Los óvulos antifúngicos son la mejor solución. Se introducen en la vagina, preferentemente antes de acostarse, para que liberen sus principios activos de forma gradual. Es normal que, durante los primeros días del tratamiento, aumente el picor y las secreciones. Al poco tiempo desaparecerán. Aunque se note mejoría, no debe interrumpirse el tratamiento antes del tiempo prescrito, ya que las recaídas son frecuentes. No es conveniente usar tampones durante el tratamiento.

Se transmiten sexualmente?
Aunque la infección por hongos no se considera una enfermedad de transmisión sexual, entre el 12 y el 15% de los hombres que tienen relaciones con una mujer infectada acaban sufriéndolos.
Síntomas en los hombres. En este caso, además del picor, puede que aparezcan unas manchas rojizas en el glande.

Prevención. Durante la fase aguda de la infección, se recomienda evitar las relaciones sexuales y, una vez se haya iniciado la recuperación, es mejor utilizar preservativo durante un tiempo, para evitar las recaídas.
Tratamiento. Los hombres pueden utilizar el mismo medicamento en crema que utilicen sus parejas, siempre y cuando el médico no opine lo contrario.

Otras Micosis

Manchas en la espalda y el escote. Se trata de una infección por hongos de carácter leve que recibe el nombre de pitiasis versicolor. Se manifiesta por la aparición en la parte superior del cuerpo de pequeñas manchas oscuras, rosadas o blanquecinas. 

Manchas rojas en la cara o los brazos. Aunque recibe el nombre de herpes circinado, no tiene nada que ver con los herpes clásicos. Se trata de una infección por hongos que afecta la cara, el tronco o los brazos y que se manifiesta por la aparición de placas rojizas y redondeadas.
En las manos. Entre los dedos, aparecen escamas y ampollitas o bien, en las palmas, unas placas como aros rojizos con ampollitas en los bordes.
En las uñas. En general, los hongos que afectan a las uñas proceden de alguna infección en la piel y ocurren sobre todo en los pies, especialmente en las personas mayores y en el dedo gordo. Su desarrollo se favorece por la humedad, el déficit de defensas, los trastornos de la circulación, las alteraciones neurológicas, la diabetes y los traumatismos repetidos.

Primero, la uña se engrosa por debajo y, poco a poco, aparece una mancha blanca amarillenta, grisácea o verdosa. Más tarde, toda la uña esta engrosada, se vuelve pardo negruzca, pierde brillo, tiene estrías, se despega del fondo y se rompe con facilidad.
A veces, sólo afecta a la superficie de la uña, apareciendo unas estrías y puntos blancos y, en fases avanzadas, aparece un color amarillo parduzco.

En las manos, es frecuente que un hongo llamado Cándida Albicans inflame la piel de los bordes de las uñas pudiendo formarse pus y, además, en su superficie aparecen surcos y una coloración verde, amarilla, marrón o negruzca. Este hongo, muchas veces procede de otros sitios como la boca, en los que se encuentra con gran frecuencia, sin producir ningún trastorno.

En el cuero cabelludo. Según la clase de hongo, se producen unas infecciones distintas. En unas aparecen una o varias placas escamosas, con los cabellos rotos en el orificio de salida o bien a 2-3 mm de la superficie y rodeados por un material grisáceo. Afectan sobre todo a niños de 1 a 10 años y causan epidemias escolares, pues se contagian de persona a persona o por objetos contaminados (peines, gorros, etc.). También pueden contagiarse por animales o por contacto con tierra. En este caso, el cabello vuelve a crecer.

En otras dos formas, aparecen vesículas con pus alrededor de los cabellos. En una de ellas, las vesículas se juntan y el pus se acumula –debajo del cuero cabelludo-, formando un bulto redondeado por cuya superficie sale pus, hay dolor, fiebre, los cabellos se desprenden fácilmente y no volverán a salir. Se contagia por perros, gatos y también por personas.

La otra forma, en la actualidad, es muy rara y las vesículas dan lugar a pequeñas costras amarillentas, con bordes despegados que rezuman pus y centro deprimido, atravesado por un pelo sin brillo, que cae y no se recupera. Se contagia por contacto íntimo entre personas, por lo que se da en familiares y es crónica.
En grandes pliegues. En las ingles, axilas y debajo de las mamas o entre las nalgas aparece una placa de color rojo, más pálida en el centro, con bordes algo elevados y con vesiculitas. A veces, por fuera, hay algunas manchitas rojas. Puede extenderse a zonas vecinas.

Candidiasis (Candida albicans)
El hongo Candida está presente en casi todas las personas. Suele convivir en armonía con los seres humanos y rara vez causa problemas. No obstante, en determinadas situaciones, por ejemplo, cuando se tiene una enfermedad o se toman antibióticos, los hongos Candida se multiplican y causan candidiasis.
La candidiasis se da en la boca y la lengua, y en zonas recubiertas de mucosa, como la vagina (zonas de temperatura elevada y húmeda, lo que favorece mucho su crecimiento).

Esta infección tiene el aspecto de pequeñas placas de color blanco, que dejan una marca roja cuando se frotan. En la mujer, la candidiasis vaginal origina picor y una secreción blanca y espesa. En los varones la candidiasis puede afectar al pene, causando una erupción de color rojo. Puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente en los bebés recién nacidos y lactantes y en las personas mayores. En los lactantes, la erupción se confunde a veces con restos de leche infantil o materna. No suele ser grave, pero en ocasiones, los bebés con candidiasis en la garganta dejan de comer, con lo que reciben un aporte de comida insuficiente.

Cinco alimentos que no debes congelar


Una técnica de cocina fácil que nos simplifica la vida, pero... ¡cuidado! No siempre es válida; podemos intoxicarnos si no lo hacemos correctamente.

Cada vez más gente se ha acostumbrado a congelar los alimentos, la carne que sobra, el pescado, las verduras, la tarta, los pasteles… De hecho, el proceso de congelación nos permite mantener casi todo. Repito, casi todo.

El congelador es un alidado en la cocina, pero hay que usarlo con cabeza.

Porque aunque nos cueste aceptarlo, algunos alimentos deben consumirse frescos, ya que toleran mal los tiempos de congelación. Aquí hay cinco.

Fruta y verdura con alto contenido en agua

A veces sucede que se descongela un paquete de frutas del bosque y se ha quedado reducido a la mitad. ¿Por qué sucede esto? Algunas frutas y verduras como fresas, lechuga, pepinos y tomates están compuestos de células que le dan la estructura que conocemos.

Estas células contienen una gran cantidad de agua que, una vez congelados, forman cristales de hielo mucho más grandes que las moléculas de agua original, causando la ruptura de las paredes celulares que conducen a la pérdida de integridad estructural del alimento. Esto implica, además de una pérdida evidente de la buena apariencia original, una pérdida de sabor.

Huevos con cáscara y mayonesa

Los huevos se encuentran entre los alimentos que es mucho mejor no congelar. Los huevos crudos, con cáscara, se rompen, desparramando su contenido en todas partes.

Lo mismo para la mayonesa. Dado que esta es una emulsión estable de aceite de oliva dividido en agua con yema de huevo, si el actual proceso de descongelación-congelado rompe la emulsión creada a partir del huevo, deja como resultado una masa bastante gruesa e inutilizable.

Diferente es el discurso para las claras, que pueden ser guardadas en el congelador. Eso sí, etiquetadas en una bolsa de manera clara. Después se pueden utilizar para hacer, por ejemplo, merengue.

Pescado cocido

El pescado es uno de los alimentos que a la mayoría de nosotros nos gustaría poder congelar porque una vez cocinado se conserva en la nevera durante un corto periodo de tiempo y con frecuencia se acaba tirando. Lo cual es un desperdicio.

Pero hay que tener cuidado porque aunque el pescado (envasado al vacío) puede ser congelado tranquilamente hasta un período de 3 meses, si el paquete contiene aire, el pescado absorberá la humedad y se convertirá en una pieza blanda, de mala calidad e inservible.

Cremas

Cuando se congelan líquidos como sopas, caldos, purés,etc. se separa el estado sólido de la parte líquida. La única forma de almacenarla correctamente es utilizarla para hacer una salsa (es decir, que hay que triturarla) y luego congelar el producto terminado.

Además, debes tener ciertas precauciones como no usar patata para el guiso ya que este tubérculo no se congela bien y posteriormente, al descongelar, la crema estará como lí­quida.

Tampoco debes condimentar la crema antes de meterla en el congelador, es mejor hacerlo después, y no olvides sacarla unas horas antes de ser consumida.

Pasteles y postres

Si bien es cierto que se puede congelar los pasteles, no es aconsejable porque tienden a romperse o agrietarse, y pierden sabor y consistencia. Si además tienen colorantes, pierden toda su nitidez y se convierten en un caos desagradable de ver. Incluso la famosa guinda del pastel, una vez descongelada se convierte en una bola bastante pegajosa. ¡Mejor evitarlo!

Recuerda que es conveniente congelar los alimentos fraccionados en pequeñas cantidades, apuntando en cada paquete el contenido y la fecha de congelación lo tendremos todo bajo control.

Que el proceso de descongelación varía en función del producto. Por lo general, lo más aconsejable es una descongelación lenta dentro del frigorífico.

Y descongela únicamente la cantidad de producto que vayas a consumir porque una vez descongelado no se puede volver a congelar.

Fuente: artículo adaptado de Yahoo! Italia Lifestyle

La Leche nos Mata Poco a Poco

El ser humano es el único mamífero que ingiere leche procedente de otro animal pasado el periodo de lactancia. Y lo hace a pesar de saberse que la leche que produce cada mamífero es específica para su especie.

José Ramón Lorente, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular, nos explica que la leche animal y sus derivados -nata, queso, yogures, helados, batidos, etc.- se encuentran actualmente entre los alimentos de mayor consumo del mundo. Se alaban sus propiedades nutritivas, lo ricos que son y lo imprescindibles que resultan para mantener los huesos sanos merced a su riqueza en proteínas, vitaminas y minerales, especialmente el calcio.

Pero ¿es eso verdad, o más bien se trata de productos no precisamente saludables que causan muy diversas patologías?

El ser humano es único en la naturaleza por múltiples razones, destacando entre ellas el hecho de que se trata del único mamífero que ingiere leche procedente de otro animal pasado el periodo de lactancia. Y lo hace a pesar de saberse que la leche que produce cada mamífero es específica para su especie y que la naturaleza la ha hecho idónea para las necesidades de su cría y no para las de otra. Es más, la madre Naturaleza previó que los mamíferos -es decir, los animales que maman- obtengan la leche directamente de las mamas de sus madres sin contacto con agente externo alguno ya que se trata de una sustancia que se altera y contamina con gran facilidad. 

Los humanos, sin embargo, en el convencimiento de que es sano seguir tomándola siendo ya adultos, hemos alterado hasta las leyes de la naturaleza para poder mantenerla en condiciones adecuadas de consumo. Y, sin embargo, son muchas las evidencias que indican que tan preciado líquido está detrás de muchas de las dolencias que hoy nos aquejan.

Obviamente, la composición de cada leche varía en función del animal, de la raza, del alimento que haya recibido, de su edad, del periodo de lactancia, de la época del año y del sistema de ordeño, entre otras variables. Y si bien su principal componente es el agua su presunto interés nutritivo radica en que además contiene grasas (ácidos grasos saturados y colesterol), proteínas (caseína, lactoalbúminas y lactoglobulinas), hidratos de carbono (lactosa, fundamentalmente), vitaminas (cantidades moderadas de A, D y del grupo B) y minerales (fósforo, calcio, zinc y magnesio). Las proporciones dependen ya del tratamiento que se haya dado a la materia prima por lo que no contiene la misma grasa la "leche entera" que la "leche descremada". Ahora bien, ¿es realmente saludable ingerir leche y productos lácteos? Porque, no sólo son muchos los investigadores que discrepan de esa opinión, sino que hay cada vez más estudios que cuestionan esa aseveración.

El problema del calcio

La razón fundamental por la que los nutricionistas occidentales -no así los orientales- recomiendan tomar leche y sus derivados es porque la consideran muy nutritiva y especialmente rica en calcio, agregando que la ingesta periódica de ese mineral es imprescindible para mantener la salud, sobre todo la de los huesos. Y en ese convencimiento muchas personas beben cantidades importantes de ella al punto de que algunas -es el caso de millones de norteamericanos- prácticamente la toman en lugar de agua. Sin embargo, es precisamente en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de leche, donde más incidencia de osteoporosis hay entre su población. ¿Alguien puede explicar razonadamente tan singular paradoja?

Lógicamente, no puede extrañar que cada vez más expertos alcen su voz abiertamente afirmando que la leche y sus derivados no sólo no son alimentos adecuados para el ser humano sino que ni siquiera constituyen una buena fuente de calcio porque una cosa es la cantidad de ese mineral presente en ella y otra muy distinta su biodisponibilidad. Además, está por ver si la necesidad de él que precisa el organismo es la que publicitan las empresas lácteas.

Resultan ilustrativos a ese respecto los resultados del estudio que con 78.000 mujeres de entre 34 y 59 años llevaron a cabo durante 12 años varios profesores de la Universidad de Harvard en Estados Unidos y que fue publicado en el American Journal of Public Health en 1997. Porque sus conclusiones desmienten la tesis de que un mayor consumo de leche u otras fuentes alimenticias de calcio por mujeres adultas las proteja de fracturas propias de la osteoporosis como son las de cadera o antebrazo.

También es interesante recordar el Proyecto Cornell Oxford-China de Nutrición, Salud y Medio Ambiente que se inició en 1983 con un estudio pormenorizado de los hábitos cotidianos de 6.500 habitantes de 65 provincias dispersas de la China rural ya que constituye una de las investigaciones más rigurosas y concluyentes efectuadas en materia de salud. Y ese trabajo demostró -entre otras cosas- que la leche animal desmineraliza a los adultos. Es decir, se comprobó que las mujeres que no tomaban leche de vaca y su único alimento eran el arroz, los vegetales, la soja y sus derivados no padecían osteoporosis. Y que, sin embargo, si dejaban esa dieta e introducían la leche de vaca sus niveles de calcio bajaban y aumentaba la incidencia de esa patología.

Gracias a las investigaciones llevadas a cabo por el doctor John McDougall -médico nutricionista del St Helena Hospital de Napa (California, Estados Unidos)- sabemos también que la mujeres de la etnia bantú no toman leche pero sí calcio procedente de fuentes vegetales y, sin embargo, a pesar de que tienen una media de 10 hijos y los amamantan durante largos periodos, no padecen osteoporosis.

Otro ejemplo de la relación entre leche y osteoporosis lo constituye el trabajo del doctor William Ellis, ex presidente de la Academia Americana de Osteopatía Aplicada, quien estableció que las personas que toman de 3 a 5 vasos de leche diarios presentan los niveles más bajos de calcio en sangre. Agregando que tomar mucha leche implica ingerir grandes cantidades de proteínas lácteas y éstas producen un exceso de acidez que el organismo intenta compensar mediante la liberación de minerales alcalinos.

En esa misma línea se expresa un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition que afirma que el exceso de proteínas de la leche es uno de los factores más importantes en el avance de la osteoporosis. En dicho estudio -publicado ya en 1983- se demostraba que hasta la edad de 65 años las mujeres que no toman leche y son vegetarianas tienen un 18% de pérdida de hueso mientras las omnívoras padecen una pérdida ósea del 35%.

Y estudios más recientes muestran que con una ingesta de 75 gramos diarios de proteína láctea se pierde más calcio en la orina del que se absorbe a través de la dieta.

A todo esto hay que añadir que la relación calcio/fósforo de la leche de vaca no es adecuada para el ser humano, pues su contenido es demasiado elevado en fósforo y por eso su ingesta acidifica el organismo. Con las numerosas implicaciones negativas para la salud que ello implica.

EL SÉSAMO

Quiero señalaros que el alimento que mas calcio tiene es el sésamo. Tomando sus semillas trituradas o en crema (Tahín) obtenemos un aporte de calcio decenas de veces mayor que con la leche de vaca.

La opinión de Jean Seignalet

El finado doctor Jean Seignalet -hematólogo, inmunólogo, biólogo, catedrático de Medicina de la Universidad de Montpellier durante muchos años y autor de más de doscientas publicaciones en prestigiosas revistas médicas- denunció en su obra La Alimentación, la 3ª Medicina que muchas patologías y la proliferación actual de otras se debe básicamente a cinco razones: el consumo de cereales domésticos, la ingesta de leche animal y sus derivados, la cocción de los alimentos, el refino de los aceites y la contaminación alimenticia con la consiguiente carencia de vitaminas y minerales.

Afirmando en lo que a la leche se refiere lo siguiente: "Muchas personas piensan que prescindir de la leche puede provocarles pérdida de calcio y problemas como la osteoporosis pues la televisión, la prensa y la mayoría de los médicos repiten que la solidez de los huesos depende de su cantidad de calcio y sólo el consumo diario de productos derivados de la leche puede aportarles en cantidad suficiente ese precioso calcio. Sin embargo, yo digo firmemente que NO.

El peligro de la falta de calcio es una ilusión. Es cierto que la leche de vaca es rica en calcio pero una vez en el tubo digestivo humano la inmensa mayoría del mismo es precipitado en forma de fosfato de calcio y expulsado a través de las heces fecales. Sólo una pequeña parte es absorbida. El calcio asimilable es aportado en cantidad más que suficiente por los vegetales: hortalizas, legumbres secas, verduras, carnes crudas y frutos secos y frescos. Además el calcio es un mineral muy abundante en el suelo donde es recuperado por las raíces de las plantas. En definitiva, eliminar de la alimentación la leche animal no provoca carencia de calcio. Al contrario, el régimen hipotóxico -desprovisto de derivados de la leche- acompañado de magnesio y silicio bloquea 70 veces de cada 100 la evolución de la osteoporosis e incluso permite a veces recuperar parte del terreno perdido".

La caseína de la leche

Mencionábamos al describir la composición de la leche que una de sus proteínas principales es la caseína. Pues bien, se sabe que el niño lactante asimila completamente las caseínas de la leche materna... pero no las de la leche de vaca. Tales proteínas sólo se digieren parcialmente por el efecto neutralizador de la leche sobre la acidez gástrica, indispensable para su ruptura.

¿Y qué efectos provoca esa sustancia viscosa que es la caseína animal en nuestro organismo? Pues hay que decir que en algunas personas se adhiere a los folículos linfáticos del intestino impidiendo la absorción de otros nutrientes (de hecho la caseína se utiliza como pegamento para papel, madera, etc.). Además su hidrolización parcial tiene otras consecuencias. Por ejemplo, desembarazarse de sus residuos metabólicos supone un gasto energético suplementario para el organismo y puede provocar problemas inmunológicos. Así, en personas que presentan deficiencias de inmunoglobulinas IgA esta proteína pasa al torrente sanguíneo y genera gran variedad de reacciones autoinmunes (las mencionaremos más adelante al hablar de las enfermedades relacionadas con el consumo de leche). Y si tenemos en cuenta -como se recoge en un informe del Memorial Kettering Hospital de Nueva York (Estados Unidos)- que la deficiencia de antígenos IgA es uno de los problemas más comunes en cuanto a deficiencias inmunitarias el problema pasa a tener dimensiones mucho más preocupantes.

Las grasas de la leche

La leche humana contiene 45 gramos de lípidos por litro, de los que el 55% son ácidos grasos poliinsaturados y un 45% saturados. Y tiene, sobre todo, un elevado contenido en ácido linoleico, precursor de prostaglandinas y leucotrienos antiinflamatorios. En cambio la leche de vaca -la más consumida- contiene un 70% de ácidos grasos saturados y un 30% de poliinsaturados. Una estructura que favorece la formación de prostaglandinas y leucotrienos inflamatorios. Además, ese 30% de poliinsaturados pierde sus propiedades cuando por efecto del calor -entre 40 y 45 Cº- se desnaturalizan y ya no pueden ser precursores de sustancias antiinflamatorias. Por lo que la leche tratada para poder ser consumida es ¡una sustancia 100% inflamatoria!

Por otra parte, la pasteurización y la homogeneización provocan que las grasas saturadas atraviesen las paredes intestinales en forma de pequeñas partículas no digeridas, lo que inexorablemente aumenta los niveles de colesterol y grasas saturadas en sangre. Además, el contenido en colesterol de la leche es superior al de otros alimentos famosos por ser ricos en ese elemento. De hecho, algunos países ya han retirado la leche de la lista de alimentos fundamentales para la dieta porque se ha observado que los niños que acostumbran a tomar varios vasos de leche al día tienen sus arterias en peores condiciones que los que no la toman. Una información que, curiosamente, no parece haber llegado a Estados Unidos, pues según su Departamento de Agricultura casi el 40% de la comida diaria que ingieren los norteamericanos consiste en leche y/o productos lácteos. Lo cual significa que un estadounidense medio toma diariamente sólo con los productos lácteos 161 miligramos de colesterol. Y eso es tanto como ingerir ¡53 lonchas de tocino al día! Y luego se extrañan de que la cuarta parte de la población norteamericana sea obesa o padezca sobrepeso.

Añadiremos finalmente un dato importante que aporta el ya mencionado doctor John McDougall: en el afán por aumentar sus ventas la industria lechera relaciona el contenido de grasa de la leche... con el peso. Lo que le permite decir que la de vaca contiene "sólo" un 2% de grasa por cada 100 gramos. Y, claro, dicho así parece que estemos hablando de un producto bajo en grasa. Sin embargo debemos entender que el 87% de la leche es agua por lo que si descartamos ésta el porcentaje real de grasa sobre la sustancia sólida es mucho mayor. ¡Y no hablemos ya de la leche condensada!

La carga hormonal

Conviene saber también que la leche contiene aproximadamente 59 tipos diferentes de hormonas -pituitarias, esteroideas, adrenales, sexuales, etc.- siendo las más importantes las hormonas del crecimiento cuya acción, unidas a la riqueza proteica de la leche de vaca, hacen posible el rápido crecimiento de los terneros de forma que en breve plazo llegan a doblar su peso. Y es evidente que los humanos no tenemos precisamente esa necesidad. Además, niveles elevados de esa hormona, unidos a otros tóxicos, se consideran hoy causa de la aparición de diversas enfermedades degenerativas.

Hay que añadir a ese respecto que resulta kafkiano tener que reseñar que ya en 1994 la Food and Drug Administration (FDA) -es decir, la agencia del medicamento norteamericana- aprobó que la compañía Monsanto usara la Hormona Recombinante de Crecimiento Bovino (rBGH) -también conocida como bovine somatotropin o rbST- para aumentar la producción de leche en las vacas entre un 10 y un 25%. Porque según se publicó en The Ecologist en 1998 "el uso de rBGH incrementa los niveles de otra hormona proteica -el factor de crecimiento 1 tipo insulina (IGF-1)- en la leche de las vacas. Y dado que el IGF-1 es activo en los humanos -causando que las células se dividan- algunos científicos piensan que una ingesta de leche tratada con altos niveles de rBGH podría dar paso a la división y crecimiento incontrolados de células en los humanos. En otras palabras: cáncer". De hecho, son tantos los peligros potenciales de esa hormona que su uso está prohibido actualmente en Canadá y la Unión Europea, así como en otros países.

La profesora Jane Plant, autora del libro Your life in your hands (Tu vida en tus manos), explica en él que el IGF-1 es además especialmente activo durante la pubertad y el embarazo. En el caso de las niñas púberes -explica- esta hormona estimula el tejido de la mama para que crezca. Y durante el embarazo ensancha los tejidos mamarios y los conductos de la leche materna para favorecer la lactancia. Agregando con rotundidad: "Niveles altos de esta hormona incrementan hasta tres veces el riesgo de padecer cáncer de mama o de próstata por parte de quienes consumen tanto la leche como la carne de las vacas lecheras. Y en contra de la afirmación de que la pasteurización la destruye entiendo que la caseína evita que eso ocurra y que la homogeneización facilita que la IGF-1 alcance el torrente sanguíneo. Asimismo, los propios estrógenos que se añaden a la leche bovina son otro de los factores que estimulan la expresión nociva de esta hormona y que, indirectamente, acaban provocando la aparición de tumores".

Os recomiendo el libro de David Román, "Leche que no has de beber": un completísimo estudio de los efectos de la leche en los seres humanos.

Tóxicos en la leche

Debemos añadir que la leche puede además estar contaminada por productos químicos, hormonas, antibióticos, pesticidas, pus procedente de las mastitis -tan frecuentes en la vacas ordeñadas permanentemente-, virus, bacterias, priones... Sin olvidar que hoy se "enriquece" tanto la leche como los productos lácteos con aditivos, vitaminas y minerales sintéticos, semillas, plantas, frutas, proteínas, ácidos grasos... En algunos casos, por cierto, con grasa de animales distintos. Con lo que uno puede estar ingiriendo leche de vaca enriquecida con grasa de cerdo... sin saberlo.

¿Y cuáles son las sustancias tóxicas que con más frecuencia puede uno encontrarse en un vaso de leche de vaca, la más consumida?

Pues son éstas:

Metales y plásticos. El equipo utilizado en la explotación ganadera para obtener, conducir o almacenar la leche puede contaminarla. De hecho se ha llegado a detectar en ella hierro, cobre, plomo, cadmio, zinc, etc., o sus aleaciones. Lo que puede provocar una actividad catalítica nefasta sobre las reacciones de oxidación que se producen en ella.

Detergentes y desinfectantes. Hablamos de formol, ácido bórico, ácido benzoico, sales alcalinas, bicromato potásico, etc., sustancias que se emplean en la limpieza y desinfección del material que se pone en contacto con la leche. Su uso está justificado ya que el agua por sí sola es incapaz de arrastrar los restos de materia orgánica y destruir las bacterias que contaminan las instalaciones y que pueden pasar a la leche.

Pesticidas y fertilizantes. En la comida que se da a las vacas se pueden encontrar compuestos químicos con los que se ha procurado tanto el incremento de las cosechas como su mejor conservación. En este grupo se incluyen acaricidas, nematicidas, fungicidas, rodenticidas y herbicidas. Compuestos químicos -DDT, dieldrin, lindano, metoxiclor, malation, aldrín, etc.- que pueden ocasionar cáncer.

Micotoxinas. Procedentes del alimento que se da a las vacas cuando éste está contaminado por mohos, muy especialmente por el aspergillus flavus.

Las máquinas ordeñadoras provocan heridas en los pezones de la vaca que sangran y esta sangre va a la leche.

Antibióticos y otros fármacos. Actualmente se emplean de forma habitual en el tratamiento y prevención de las enfermedades infecciosas y parasitarias de las vacas pero pueden pasar a la leche contaminándola. Un problema que se agrava al saber que el uso excesivo y continuado de estos fármacos en animales ha acabado provocando que determinadas cepas de gérmenes patógenos se hayan hecho resistentes y al pasar a los humanos éstos encuentren dificultades para superar la enfermedad con antibióticos. Por eso es peligroso el consumo de leche extraída de vacas así tratadas. Ya en 1976 el diario Daily Herd Management publicaba que "la mayoría de las fábricas [de leche] usan cerca de 60 clases de tratamientos químicos [antibióticos] para tratar la hinchazón de pezón después de cada ordeñada y para reducir la propagación de mastitis (inflamación de ubres) en sus rebaños. Hay evidencia de que algunas de esas zambullidas químicas dejan residuos en la leche que pueden ser peligrosos para los humanos". Diez años después todo seguía igual y el prestigioso The New York Times afirmaba que "los residuos de antibióticos en la leche están causando reacciones alérgicas en algunas personas debido a tratamientos rutinarios para prevenir la hinchazón de los pezones de las vacas y programas de infusión en las fábricas lecheras."

Contaminación radioactiva. Es otro de los problemas que preocupan en la actualidad y si bien los residuos producidos por el uso específico de la energía nuclear no ocasionan problemas más que en raras ocasiones es necesario prestar atención.

Dioxinas. Estos derivados del cloro merecen atención especial. Además de estar relacionados con el cáncer de pulmón y los linfomas la exposición a las dioxinas se ha relacionado con la diabetes, los problemas de desarrollo del niño y diversos desarreglos del sistema inmune.

Enfermedades relacionadas con el consumo de leche

Ante todo lo expuesto son cada vez más las voces que alertan de la posible relación -más o menos directa- entre el consumo de leche y las dolencias que se relacionan a continuación:

Anemia ferropénica. El doctor Frank Oski -director del Departamento de Pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins (Estados Unidos)- asevera en su libro Don't Drink Your Milk! (¡No bebas tu leche!) que en su país entre el 15 y el 20% de los niños menores de 2 años sufren anemia por deficiencia de hierro y que la mitad del resto de las anemias que se producen en Estados Unidos están relacionadas con el consumo de leche y sus derivados por los pequeños sangrados gastrointestinales que la leche puede provocar.

Artritis Reumatoidea y Osteoartritis. Está constatado que los complejos antígeno-anticuerpo generados por la leche se depositan a veces en las articulaciones provocando su inflamación y entumecimiento. Estudios realizados en la Universidad de Florida (Estados Unidos) confirman que los síntomas se agravan en pacientes con Artritis Reumatoidea que consumen leche. Por otro lado, en un artículo publicado en la revista Scandinavian Journal of Rheumatology se afirmaba que en personas afectadas de esa patología que dejaron de ingerir lácteos y tomaron sólo agua, té verde, frutas y zumos vegetales entre 7 y 10 días la inflamación y el dolor disminuyeron significativamente. Agregando que cuando alguno volvía a una dieta lacto-ovo-vegetariana los síntomas reaparecían. Por su parte, un grupo de investigadores israelíes demostró en 1985 -por primera vez- que la leche puede inducir también la artritis reumatoidea juvenil. La asociación de la leche con la artritis reumatoidea del adulto ya se había establecido anteriormente pero no se había hallado ninguna asociación con la juvenil hasta el hallazgo de esos científicos.

Asma. Se sabe que la leche puede estimular la producción excesiva de moco en las vías respiratorias y que la alergia a la leche es causa de asma. Además está completamente demostrado que los niños con exceso de moco y dificultades respiratorias a los que se les retira la leche de vaca mejoran de forma sorprendente.

Autismo. Investigadores italianos descubrieron que los síntomas neurológicos de los pacientes autistas empeoran cuando consumen leche y trigo. Se cree que los péptidos de la leche pudieran tener un efecto tóxico en el sistema nervioso central al interferir con los neurotransmisores. En sus investigaciones los doctores de la Universidad de Roma notaron una mejoría marcada en la conducta de esos enfermos tras dejar de ingerirla ocho semanas. En su sangre había altos niveles de anticuerpos contra la caseína, la lactoalbúmina y la betalactoglobulina.

Cáncer de estómago. Investigadores del Instituto Nacional de Salud Publica de Morelos (México) encontraron un aumento significativo del riesgo de contraer cáncer de estómago en pacientes que consumían productos lácteos. En los que además consumían carne el riesgo se triplicaba.

Cáncer de mama. La leche está considerada por muchos expertos causa directa de este "tipo" de cáncer. Si a ello añadimos la influencia que tiene la hormona insulínica las probabilidades de sufrirlo aumentan considerablemente en las grandes consumidoras de leche (Discovery DSALUD publicará el mes que viene un artículo sobre este importante asunto que tanto preocupa a las mujeres).

Cáncer de ovarios. La galactosa -uno de los azúcares de la leche- se ha relacionado también con el cáncer de ovarios. Algunos investigadores consideran que las mujeres que beben más de un vaso de leche entera al día tienen tres veces más probabilidades de contraer cáncer de ovarios que las que no lo ingieren.

Cáncer de páncreas. Investigadores de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) afirman que existe una relación "positiva y fuerte" entre el cáncer del páncreas y el consumo de leche, huevos y carne.

Cáncer de próstata. Un estudio presentado hace más de veinte años en una reunión de la American Association of Cancer Research en San Francisco y publicado en Oncology News ya revelaba, según el doctor Chan -epidemiólogo de la Universidad de Harvard-, que el consumo de mucha leche y sus derivados está asociado con un incremento del riesgo de cáncer de próstata en los hombres. Explicando que ello se puede deber a que el alto contenido de calcio de la leche hace disminuir la cantidad de vitamina D del cuerpo, encargada de proteger del cáncer de próstata a pesar de que la propia leche la contiene. Epidemiólogos italianos del Aviano Cancer Center calcularon ese aumento del riesgo y establecieron que es 1,2 veces mayor entre quienes beben de 1 a 2 vasos de leche diaria que entre los que no la consumen. Sin embargo, si se toman dos o más vasos de leche al día el nivel de riesgo de padecer ese cáncer aumenta a 5.

Otro estudio -realizado por el mismo equipo de investigadores de la Universidad de Harvard- descubrió que los hombres que consumen grandes cantidades de leche y/o lácteos tienen un 70% de riesgo de contraer cáncer de próstata. Opinión que comparte un grupo de científicos noruegos de la Universidad de Oslo quienes afirman que consumir leche es un riesgo para contraer cáncer de próstata. Añadiendo que, sorprendentemente, el consumo de leche desnatada está asociado con un mayor incremento que la leche entera.

Cáncer de pulmón. Investigadores holandeses concluyeron en 1989 que las personas que toman tres o más vasos de leche diaria tienen dos veces más probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón que los que no la toman. Y que, sin embargo -contra lo que afirman sus colegas noruegos- las personas que toman esa misma cantidad pero de leche desnatada parecen estar más protegidas. También se coligió en el Roswell Park Memorial Institute de Nueva York que entre las personas que beben tres o más vasos de leche entera al día aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en un 200% (comparado con aquellos que nunca la toman). Además se ha documentado que existe relación directa entre la hormona somatotropina y el cáncer de pulmón, y entre éste y las dioxinas que contaminan la leche.

Cáncer de testículos. Investigadores británicos descubrieron que también hay relación entre el cáncer testicular y el consumo de leche. El riesgo encontrado fue 7,19 veces mayor que en la población general y aumenta en un 1,39 por cada cuarto de leche adicional que se consume.

Cataratas. Hay una creciente evidencia de la relación entre el consumo de leche y las cataratas. Según diversos estudios científicos las poblaciones humanas que consumen grandes cantidades de productos lácteos tienen mayor incidencia de cataratas que aquellos que los evitan. Este defecto se ha relacionado con la lactosa y la galactosa. Siendo la relación más evidente entre la mujeres que entre los hombres. El tipo más frecuentemente es la catarata cortical.

Colitis ulcerosa. También el consumo de leche se ha asociado a esta dolencia.

Colon irritable. Hay diversos estudios que vinculan igualmente la ingesta de leche con el desarrollo de esta patología.

Diabetes Mellitus Tipo I. Diferentes investigaciones demuestran que los lactantes alimentados con leche de vaca presentan un mayor riesgo de padecer diabetes insulinodependiente -conocida como diabetes tipo I- ya desde su niñez. Un estudio publicado en la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra identifica la leche como "elemento responsable o factor desencadenante en algunas personas genéticamente sensibles" . Los médicos que realizaron la investigación descubrieron que los diabéticos analizados tenían unos niveles de anticuerpos más altos de lo normal que reaccionaban con una proteína de la leche llamada suero de albúmina bovina atacándola como invasora y destruyéndola. Pero resulta que -¡fatal coincidencia!- una sección de esa proteína es casi idéntica a una proteína de la superficie de las células productoras de insulina por lo cual, según afirman, las defensas de las personas sensibles a ella terminan atacando a sus propias células causando así su autodestrucción. Por lo que coligen que eliminar la leche y sus derivados de la dieta infantil podría disminuir drásticamente la incidencia de este tipo de diabetes.

Dolores abdominales sin intolerancia a la lactosa. Existe una estrecha correlación -no discutida- entre la indigestión que causa la lactosa, la intolerancia a la lactosa y la intolerancia a la leche.

Enfermedad de Crohn. El doctor John Hermon-Taylor -director del Departamento de Cirugía de la Escuela de Medicina del Hospital St. George (Gran Bretaña)- afirma tras estudiar la enfermedad de Crohn durante 20 años que la Paratuberculosis -una subespecie delMycobacterium Avium- está indudablemente asociada a esa patología. Y que ese microorganismo se transmite fundamentalmente a través de la leche porque la pasteurización no la destruye. En un estudio realizado entre 1990 y 1994 sobre envases para leche se encontró con que el 7% estaba contaminado con la Paratuberculosis.

Enfermedades coronarias. Numerosos investigadores relacionan algunos componentes de la leche -el colesterol, las grasas, su alto contenido en calcio, la presencia de xantina oxidasa, etc.- con este tipo de dolencias. En el caso de la enzima bovina xantina oxidasa se sabe que sólo causa problemas cuando la leche es homogeneizada y que su daño se centra en los vasos sanguíneos. La posible explicación está en que esta enzima atravesaría intacta las paredes intestinales, se trasladaría a través de la sangre y destruiría el masmógeno, uno de los componentes de las membranas de las células que forman el tejido cardiaco. Uno de esos investigadores es el doctor Kurt Oster, jefe del servicio de Cardiología del Hospital Park City en Bridgeport (Estados Unidos). Durante un periodo de casi cuatro años Oster estudió a 75 pacientes que sufrían angina de pecho y arteriosclerosis. Pues bien, se eliminó la leche de sus dietas y se les dio ácido fólico y vitamina C -ambas combaten la xantina oxidasa- y en todos los casos el dolor disminuyó. Es más, a ese respecto el doctor Kurt Esselbacher -miembro de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard- afirma sin tapujos: "La leche homogenizada, debido al contenido de xantina oxidasa, es una de las mayores causas de enfermedades coronarias en Estados Unidos".

Hay también estudios realizados en Rusia según los cuales quienes beben tres o más vasos de leche al día tienen 1,7 más probabilidades de padecer enfermedades isquémicas cardíacas que quienes no la consumen. Igualmente se sabe que el consumo habitual de productos lácteos aumenta el colesterol malo (LDL) sin afectar al bueno (HDL) por lo que ya en sí mismos constituyen un factor de riesgo. Y debemos añadir que el consumo de proteínas lácteas parece tener relación directa con la mortalidad coronaria ya que se ha comprobado que los anticuerpos creados contra la caseína activan el sistema plaquetario estimulando la trombogénesis. Además se las relaciona con la inflamación de las paredes de las arterias favoreciendo así el proceso arteriosclerótico.

En cuanto al calcio de la leche cabe decir que parece existir relación entre el endurecimiento de las arterias y el excesivo contenido de este mineral en sangre.

Añadiremos que la leche desnatada se ha asociado con enfermedades coronarias no isquémicas en hombres mayores de 45 años y en mujeres mayores de 75. Se cree que las proteínas de la leche contribuyen a la formación de la homocisteina. Para muchos la conjunción de este tipo de leche, la lactosa, el calcio y la homocisteína podría ser responsable de la calcificación de las arterias.

Esclerosis múltiple. Científicos de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) están llevando a cabo en la actualidad extensos estudios acerca de los factores asociados con la esclerosis múltiple y si bien hasta ahora sólo han obtenido conclusiones parciales han podido establecer relación entre la esclerosis múltiple y un excesivo consumo de leche.

Estreñimiento. La leche es causa conocida de estreñimiento en niños y ancianos. Su eliminación de la dieta y un mayor consumo de vegetales y fibra suele resolver ese problema. Asimismo, tanto el estreñimiento crónico como las lesiones perianales se han asociado con una clara intolerancia a la leche de vaca.

Fatiga crónica. Según un estudio realizado con niños en Rochester (Nueva York) en 1991 beber leche aumenta 44,3 veces el riesgo de padecer esta enfermedad.

Fístulas y fisuras anales. Podría deberse al parecer a la alergia a una proteína de la leche de cabra.

Incontinencia urinaria. Muchos niños que mojan las sábanas ya crecidos dejan de hacerlo en cuanto eliminan de su dieta la leche, los productos que la contienen y los derivados lácteos.

Intolerancia a la lactosa. Para poder ser utilizada por nuestro organismo este azúcar de la leche debe ser previamente hidrolizado y eso se consigue gracias a una enzima llamada lactasa que va desapareciendo lentamente cuando comienzan a salirnos los dientes. Parece que en la raza blanca la lactasa permanece durante más tiempo que en la raza negra. Algo que podría deberse a la relación existente entre la melanina y la lactasa. Las personas que viven en lugares fríos tendrían por eso la piel más blanca a fin de aprovechar al máximo las radiaciones solares y sintetizar vitamina D para fijar el calcio.

Se ha observado también que en la mayoría de las personas que no producen lactasa o lo hacen a niveles muy bajos la lactosa no hidrolizada pasa al intestino donde es atacada por las bacterias y las consecuencias son fermentaciones, meteorismo, cólicos, diarreas, etc. Todo lo cual provoca la irritación de las paredes del intestino e incluso microheridas con pérdida de sangre. Y si esas pequeñas hemorragias se producen de forma continuada acaban provocando deficiencias de hierro.

Además la lactosa puede provocar otros trastornos no menos graves ya que es responsable de la asimilación de metales pesados como el cadmio, el mercurio y el hierro así como de otras sustancias tóxicas.

Linfomas. Un estudio realizado en la Universidad de Bergen (Noruega) durante año y medio con casi 16.000 pacientes observó que las personas que consumen dos vasos de leche al día presentan un riesgo 3,4 veces mayor de padecer linfomas que los que beben menos. El mecanismo por el cual eso se produce todavía no está claro a pesar de que se sabe que la leche de vaca puede transmitir el virus de la leucemia bovina. Este mismo estudio encontró una asociación, aunque débil, entre el consumo de leche y el cáncer de riñones y de los órganos reproductivos femeninos.

Otro mecanismo por el cual se pueden contraer linfomas es a través de leche contaminada con dioxinas. En un artículo publicado en el periódico norteamericano The Washington Post se afirmaba que las personas que consumen grandes cantidades de grasa -como carne y productos lácteos son 10 veces más propensas a contraer cáncer, especialmente de pulmón.

Migraña. Se ha comprobado experimentalmente que cuando se suprime la leche de la dieta de pacientes afectos de migraña se reducen significativamente sus síntomas.

Oídos, garganta y sinusitis. En 1994 la revista Natural Health publicaba una serie de hallazgos que relacionan a la leche con el aumento de las infecciones de los oídos y la garganta. Los estudios demostraron que las amígdalas y las adenoides reducían su tamaño cuando se limitaba el consumo de leche.

Reacciones alérgicas. La alergia a las proteínas de la leche de vaca se ha definido como "cualquier reacción adversa mediada por los mecanismos inmunológicos a una o más de las proteínas de la leche (caseína, alfa lacto-albúmina, betalactoglobulina)". Actualmente muchos estudios médicos reconocen la relación entre la leche y las reacciones alérgicas estableciéndose su prevalencia entre un 2 y un 5% de la población mundial. La reacción alérgica puede ser inmediata -es decir, en menos de 45 minutos- o tardía -presentándose horas o días más tarde.

Sangrado gastrointestinal. El sangrado gastrointestinal secundario a la intolerancia a las proteínas de la leche de vaca en niños ha sido adecuadamente documentado. Tan serio es el sangrado que se le coloca como una de las causas más comunes de anemia en niños.

Síndrome de mala absorción. Investigadores de la Universidad de Helsinki (Finlandia) han comprobado la relación entre las proteínas de la leche y el daño a la mucosa intestinal. Este daño es el responsable del síndrome de mala absorción que se caracteriza por diarreas crónicas, vómitos y retardo del crecimiento.

Trastornos del sueño. Estudios realizados en la Universidad Free de Bruselas entre los años 1986 y 1988 confirmaron la relación entre el consumo de leche y los trastornos del sueño en los niños. Éste y otros estudios han hallado relación entre la alergia a la leche y los problemas para dormir. Todos los síntomas mejoraban cuando se excluía la leche de la dieta y empeoraban cuando era reintroducida. El tiempo promedio para notar la mejoría era de cinco semanas. La agitación que manifestaban esos niños también mejoró.

Úlceras pépticas. En el pasado se aconsejaba tomar leche a las personas que padecían problemas estomacales, en especial en caso de úlceras. En la actualidad esa práctica se desaconseja por considerarse peligrosa y porque se sabe que la leche y sus derivados agravan todos los síntomas. El alivio temporal que sentían esos pacientes se podía deber simplemente al hecho de que normalmente la leche se tomaba fría y era la temperatura del líquido lo que hacía mejorar la situación transitoriamente.

Otras reacciones provocadas por la leche. Además de las expuestas existen otras situaciones y dolencias que se relacionan con la ingesta de leche. Por ejemplo la acidosis láctica severa asociada a la alergia a la leche de vaca, el aumento del riesgo de preeclampsia en mujeres sensibles, la dificultad de aprendizaje en niños o algunos casos de infertilidad femenina. Por último es importante señalar que las madres que toman leche de vaca durante el período de la lactancia exponen a sus hijos a los riesgos asociados a este alimento.

Fuentes: José Ramón Llorente, presidente de la Sociedad Española de Nutrición Ortomolecula
narom / http://www.narom.org/La%20Leche%20mata.html



Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...