martes, 23 de abril de 2013

Hormonas que te hacen engordan y perjudican tu salud

Según los expertos, cuando nuestras hormonas (agentes químicos esenciales para el crecimiento, el desarrollo o la fertilidad) entran en una espiral de caos conducen al cuerpo a un cambio en suforma y peso.

El desequilibrio hormonal puede anular los efectos de una dieta saludable y hacerte ganar kilos.

De manera que, dependiendo de qué hormona esté involucrada, puede afectarte haciendo que ganes o pierdas peso.

El impacto es tan brutal que puede hacerte crecer la barriga, ganar kilos por todo el cuerpo o causar una extrema delgadez.

Quizás la razón de ese cambio en tu aspecto físico, esté en las hormonas y no en la comida rápida. Fíjate en estos casos y descubre las hormonas que controlan tu peso:

"Tengo grasa por todo el cuerpo"

¿Intentando luchar contra esos kilos que poco a poco se han ido infiltrando por todo tu cuerpo? ¿Te sientes débil? ¿Más cansado que de costumbre?

Esto podría ser un síntoma de tiroides hipoactiva, algo bastante en mujeres (alrededor del 3% de las mujeres entre 20 y 40 años están afectadas).

También conocido como hipotiroidismo, ocurre cuando la glándula tiroides, situada en el cuello, no produce suficiente hormona tiroxina, la cual se encarga de controlar la energía que produce tu cuerpo, entre otras funciones.

Como afirma la Dra. Tara Kearney: “a menudo se pasa por alto está enfermedad hasta que es bastante extrema, ya que los síntomas suelen ser vagos”.

“La gente suele pensar que coge kilos porque se hacen mayores y, como esto ocurre lentamente, uno no se da cuenta de que viene arrastrando un problema de salud desde hace años”, añade la endocrina.

Esta ganancia de peso “global” afecta a todo el cuerpo, haciendo que te sientas como el muñeco de Michelín.

Otros síntomas de tiroides hipoactiva son la sequedad de piel y pelo. En casos extremos, los pacientes podrían llegar a caer en coma ya que el metabolismo se ralentiza tanto como para llegar a que el cerebro deje de funcionar.

La Dra. Kearney avisa: “La gente va a el médico absolutamente convencida de que tienen un desajuste hormonal, pero el análisis de sangre es normal. Ahí es cuando tienes que hacer una revisión seria de tu dieta”.

"Pero si... ¡tengo pechos!"

Cuando un hombre desarrolla las mismas curvas que Beyoncé podría deberse a un exceso deestrógenos, la hormona femenina. Si bien todos los hombres producen estrógenos, igual que las mujeres también producen algo de testosterona.

La ginecomastia también podría deberse a un efecto secundario de algunos fármacos, como por ejemplo aquellos usados para tratar las úlceras de estómago.

Por otro lado, los hombres que estén siguiendo un tratamiento contra el cáncer de próstata pueden desarrollar pechos si están llevando un tratamiento de privación de andrógenos.

También puede ocurrir como resultado de un fallo hepático, ya que el hígado ayuda a metabolizar y eliminar estrógenos.

Algunas veces los recién nacidos y los niños pubescentes desarrollan pechos como resultado de un rápido cambio en las hormonas sexuales en el cuerpo.

Incluso es posible que un hombre con un peso normal pueda desarrollar pechos masculinos pero para la Dra. Kearny, “ los pechos en los hombres son generalmente el resultado de un exceso de grasa, igual que el tener una gran tripa”.

"Mi barriga es enorme, mis brazos y piernas delgadas"

Si pareces un “limón pinchado en un palillo” (es decir con grasa en la mitad de tu cuerpo y las extremidades delgadas) esto puede ser un síntoma del Síndrome de Cushing, una enfermedad causada cuando las glándulas suprarrenales producen demasiado Cortisol.

“El cortisol es una hormona del estrés que ayuda a mantener las calorías para cuando las necesites, en términos evolutivos esto era muy útil para prepararse antes de la batalla”, explica la Dra. Kearney.

Los síntomas típicos de Cushing incluyen una cara grande y redonda, complexión fuerte y, a menudo, acumulación de grasa en la zona de los hombros.

El motivo exacto de por qué la grasa se distribuye de esta manera no está claro pero el exceso de grasa se enfatiza en la zona central mientras que va disminuyendo en la zona de los brazos y las piernas.

“Pierdes mucho músculo en las extremidades. Parece que quemas proteínas de forma inadecuada cuando tu cuerpo debería quemar montones de grasas que tiene por otras zonas", comenta la Dra.

La gente puede llegar a desarrollar Cushing como un efecto secundario de la toma de esteroides para el tratamiento del asma severo, colitis ulcerosa o artritis reumatoide.

También puede ocurrir de forma espontánea pero es algo muy raro ya que solo afecta a 20 y 40 personas de cada millón.

Una deficiencia de la hormona del crecimiento puede también provocar la acumulación de grasa alrededor del cuerpo y hacer que se pierda musculatura en las extremidades. Esto puede deberse a algún daño en la glándula pituitaria, quizá por un tumor o por un tratamiento de radioterapia.

“La forma más efectiva de conservar energía es almacenar grasa alrededor del abdomen, pero la gente con Cushing o problemas de la hormona del crecimiento almacenan más grasa y de forma más rápida, por lo que no paran de engordar” explica la Dra.

Este exceso de grasa en la zona central predispone a enfermedades cardiovasculares, por lo que existe un gran riesgo de sufrir un ataque al corazón y accidentes cerebrovasculares.

"Estoy delgada y parezco enana"

Mientras que mucha gente estaría encantada al perder peso de una forma rápida con muy poco esfuerzo, esto podría apuntar a un preocupante desajuste hormonal.

Una posible causa podría ser el hipertiroidismo, un exceso de producción de tiroxina, que hace que el metabolismo se acelere.

Esto puede llevar a una notable pérdida de peso incluso entre aquellos pacientes a los cuales se les incrementa el apetito.

Según Kearney: “Si tu tiroides segrega demasiadas hormonas, te verás envuelto en una actividad frenetica. Puedes estar irritable, sudoroso y la frecuencia del pulso suele ser rápida".

Otros síntomas pueden ser el hablar atropelladamente o tener los ojos prominentes.

"Un tiroide hiperactivo puede causar una gran tensión en el corazón así como arritmias", añade el profesor Paul Stewart, otro afamado endocrino.

Es una patología más común en las mujeres pero no tanto como el hipotiroidismo.

Otra afección relacionada con las hormonas que puede causar la perdida de peso es la enfermedad de Addison, provocada por una falta de cortisol debido a algún daño de las glándulas suprarrenales (generalmente debido a condiciones autoinmunes).

El síndrome de Addison afecta a uno de cada diez mil habitantes. Junto a la perdida de peso los pacientes pueden tener manchas oscuras en la piel, presión arterial baja y pueden sentirse apáticos. Si no se trata a tiempo puede llegar a ser letal.

Fuente: Daily Mail.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...