lunes, 15 de abril de 2013

Remedios naturales para el Cansancio Crónico




Aunque no lo creas, es posible tratar esta afección con remedios naturales para el cansancio crónico, un molesto síndrome que afecta al cerebro y a otros sistemas del cuerpo, y que causa pérdidas de memoria, falta de concentración, dolores varios -musculares, de garganta-, mal sueño y malestar general.

El síndrome de fatiga crónica, que afecta más a las mujeres, tiene causas desconocidas -pueden ser virus, bacterias, genética o causas ambientales- y a menudo es difícil de diagnosticar.

Remedios para el cansancio crónico

El ginseng, una hierba utilizada en Asia para aumentar la energía y combatir la fatiga puede ser un buen remedio natural para el cansancio crónico. Personas con el síndrome de la fatiga crónica lo consideran una de las mejores opciones. Esto se debe a que el ginseng mejora la función inmune celular periférica de células mononucleares.

La NADH, una molécula natural formada en la vitamina B3, juega un papel importantísimo en la producción de energía celular, sin embargo un consumo excesivo puede tener efectos adversos graves. Por su parte, la l-carnitina está en todas las células del cuerpo, y se encarga de transportar ácidos grasos a las mitocondrias, de forma que se conviertan en energía; la l-carnitina se encuentra mayormente en las carnes rojas, pero si no sueles consumir demasiada carne puedes adquirir un complemento que la contenga.

Una deficiencia de magnesio nos llevará a un estado de fatiga, irritabilidad, debilidad, insomnio, calambres musculares y confusión mental, por lo que si sufres de cansancio crónico deberías procurar consumir mayor cantidad de alimentos con magnesio como: semillas de girasol, sésamo, almendras, pistacho, trigo, arroz y legumbres. Por otra parte, los ácidos grasos esenciales y lashierbas ayurvédicas Ashwagandha, amla, bala, triphala, y lomatium son una buena ayuda para el síndrome de fatiga crónica.

La plata coloidal es un potente antibiótico útil para tratar a los microbios resistentes a antibióticos clásicos, fortaleciendo el sistema inmune y ayudando al cuerpo a sentirse mejor.

También debemos plantearnos cambios en nuestra dieta: evitar la comida basura, comer cinco o seis porciones de vegetales, evitar las harinas blancas, beber suficiente agua, reemplazar la sal de mesa por la sal marina, consumir pescado para obtener la cantidad necesaria de ácidos grasos, consumir más algas y regaliz. 

El café, beberlo con moderación, es un buen estimulante en situaciones en que no podamos más: con dos tazas al día es suficiente. Antes de cambiar nuestra dieta debemos hacer un período de desintoxicación alimenticia.

El sol, el ejercicio, las actividades divertidas y relajantes, y las terapias naturales para minimizar el estrés también harán un cambio significativo en nuestro bienestar.

Según el tipo de síndrome que padezcamos, estos remedios naturales para el cansancio crónico tendrán sus efectos entre los 6 y los 24 meses. Pero sin lugar a dudas, si nos sentimos mal lo mejor será visitar a nuestro médico de cabecera para que nos haga un chequeo, ya que la fatiga crónica puede estar causada por otras enfermedades más graves, como la anemia, la diabetes o el hipotiroidismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
--------------------------------------------------------------------------------