miércoles, 15 de abril de 2015

Cáncer de seno (o mama): dieta, jugos y un secreto curativo

Claro que puedes hacer muchas cosas para curarte y recobrar tu salud. Y por completo. Como hemos dicho en otros artículos, la enfermedad es solo un mecanismo de adaptación que el cuerpo activa para poder estar lo más equilibrado posible. 

La enfermedad, cualquiera, puede desaparecer si le das al cuerpo lo necesario para que recobre su equilibrio y no tenga que hacer esfuerzos de más. En el momento en que quitas la causa que lo provoca, la enfermedad desaparecerá, porque no tendrá motivo para estar ahí.

El cáncer de seno se define como una protuberancia o masa endurecida en cualquier parte de los senos, desde la periferia, hasta el pezón. Por lo general no son protuberancias dolorosas, pero en ocasiones pueden ser sensibles al tacto. Algunos se logran ver físicamente cuando son grandes, y se siente como bultos ya sea endurecidos o blandos y de forma irregular, al palpar el seno. También, puede ser un síntoma el cambio de tamaño de los senos de forma repentina, o secreciones como liquido en los pezones. Hay exámenes especiales para detectar el cáncer de mama.

Para empezar…

Para empezar con un tratamiento natural, lo primero es alejarte de la idea de que la enfermedad es algo malo, porque esto solo te causara tensión y una sensación de rechazo a tu cuerpo. En lugar de esto, empieza una dieta de más amor por ti, empezando con una dieta que te ayude a que tu cuerpo este más limpio y depurado. La gran mayoría de las enfermedades se gestan por que el cuerpo tiene un nivel muy elevado de acidez en la sangre, y esto se debe a la cantidad de toxinas que circulan por tu cuerpo sin que las notes. Si bajas el nivel de acidez de tu sangre, ya tienes un gran porcentaje de salud ganado.

La dieta:

En este caso, se recomienda una dieta con piña o uvas, tres días seguidos comiendo solo una de estas frutas. Solo en caso de que padezcas gastritis o colitis, se recomienda una dieta con papaya ya que así ayudaras a quitarte estas enfermedades también, y limpiaras tu cuerpo de igual modo. En estos tres días debes iniciar tomando un te limón con bicarbonato, el cual se prepara exprimiendo un limón en una taza de agua caliente y agregando media cucharadita de bicarbonato. Bebe en seguida. Luego de esto, toma dos cucharadas de aceite de oliva. Luego entonces empieza con la fruta que elegiste, la cual deberás respetar los tres días, sin comer nada más sino agua y un caldo de vegetales con muy poca sal a medio día. Bebe dos litros de agua y come toda la fruta que desees, no hay límite.

Síntomas curativos

Si el cáncer es avanzado, te recomendamos la piña definitivamente. Este tratamiento de tres días puede causarte ciertos síntomas curativos como nauseas, dolor de cabeza o estómago, salpullido, etc. Si son fuertes, solo agrega a tu caldo de vegetales arroz integral, y reinicia la dieta al siguiente día. Es importante que sepas que estas frutas son grandes depuradoras y la movilización de toxinas puede ser intensa si tu cuerpo está muy intoxicado. Así que te recomendamos la realices en días de descanso, recordando que ahora tú eres tu prioridad, y que si deseas sanar pro medios naturales debes hacer un esfuerzo por ti más que nunca.

Después de la dieta depurativa…

Una vez que hayan pasado los tres días de dieta, sigue con el te de limón y bicarbonato diariamente, la fruta en ayunas, la cual ya puedes variar por otra, y luego entonces, ve incluyendo otros alimentos blandos, pero nada que contenga proteína animal ni azúcar blanca, y harina solo integral. Puedes incluir sándwich vegetariano, lentejas, ensaladas, frijoles, tortillas con puré de vegetales, etc. Y debes mantener esta dieta por 21 días para que el cuerpo limpie y barra con sustancias toxinas y venenosos a profundidad. En estos días, prepara lunes, miércoles y viernes, un jugo de zanahoria, aloe y apio. Bebe al momento de hacer. Los días restantes, prepara un jugo de ciruelas con chía y naranja. Ambos jugos bébelos sin colar.

Un secreto curativo…

El cáncer del seno está relacionado con una tensión especial en la mujer que se acumula justo en esta zona. La función principal de los senos es amamantar, y presentan la feminidad. Una de las principales tensiones que provocan cáncer de seno, es la de querer sobreproteger algo, pero sobre todo a los hijos. La leche materna es el alimento, y el acto de amamantar es la acción de proteger al bebé. Si estamos muy preocupadas por los hijos, si queremos darles de más, o sentimos no les estamos dando lo que merecen, el cuerpo entra en una tensión que envía cierta información al cuerpo, quien es muy sensible y es una esponja a nuestros estados emocionales o actitudes en la vida.

La sobreprotección es una actitud que puede estarle diciendo al cuerpo “necesito más pecho para proteger, alimentar, dar” y entonces genera más células de pecho. Si tienes cáncer de seno, debes quizá preguntarte ¿A quién quiero sobreproteger? ¿Qué me preocupa tanto? ¿A quien siento que tengo que dar, cuidar, proteger constantemente?

O también, puede ser que no te sientas protegida o cuidada por alguien, o sientas que tienes que hacer mucho por los demás o por alguien (que tiene que ver con el dar, alimentar a los demás), y esto te genere una sensación de no poder darte a ti misma, o de tener que dejarte siempre atrás, y de no estar alimentada por una vida que en verdad te complazca como mujer. También, revisa si no hay sentimientos de culpa para con tus hijos o contigo misma. Te recomiendo escribas todo esto en un papel y que te des el permiso y el tiempo de explorar bien esto. Si lo puedes ver y sentir, el cuerpo no lo tendrá que estar diciendo, y el cáncer desaparecerá.

Vivir SabiaMente
http://www.maestroviejodespierta.com/2015/04/14/aida-cancer-de-seno-o-mama-dieta-jugos-y-un-secreto-curativo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...