domingo, 21 de junio de 2015

Por qué debes dejar de trabajar con el portátil sobre las piernas

¿Sabías que más del 40% de las acciones que realizamos diariamente son hábitos malospara la salud? Tan malos que incluso puede llegar a generar problemas serios como estrés, insomnio, obesidad e infertilidad.

El calor que desprende el ordenador daña los testículos.

Por ejemplo, trabajar con el ordenador apoyado en las piernas hace que aumente la temperatura de los testículos hasta niveles que pueden resultar peligrosos para la salud reproductiva de los hombres.

¡No es broma! A partir de las dos horas, la temperatura se va acumulando; y a las cuatro ya empieza a afectar a los testículos, lo que podría reducir la producción de esperma y alterar su movilidad.

De hecho, esta costumbre podría acabar afectando negativamente a la calidad del semen y, por lo tanto, a la fertilidad.

Para contrarrestar su efecto (si has estado con el portátil en las piernas), camina descalzo sobre el suelo y así permites que tu cuerpo descargue el calor y las ondas acumuladas.

¡Ah, por cierto! No olvides que la exposición prolongada al calor podría provocar enrojecimiento y manchas en la piel generando el “síndrome de la piel tostada o quemada”. Un mal que hasta ahora afectaba a personas que trabajan con estufas o chimeneas, y a los que viven en zonas rurales.

Colocar el ordenador sobre una mesa no elimina el riesgo.

Así que... ¡cuidado! El enrojecimiento puede ser permanente. En casos extremos se pueden quedar cicatrices que podrían llegar a ulcerarse y conviertirse en un carcinoma (un tipo de tumor).

Pero no sólo por esto es perjudiciar (el mal uso) del ordenador; hacer un uso excesivo también afecta al bienestar y la salud mental.

Se sabe que provoca fatiga visual y otros problemas oculares como sequedad, ver borroso o el síndrome visual informático. Además, permanecer demasiado tiempo sentado frente a la pantalla genera sedentarismo, principal factor de riesgo para la obesidad.

Ya puestos, aquí tienes otros pequeños 'vicios' a los que deberías renunciar y, si no quieres o no puedes, al menos deberías controlarlos un poquito:

- Subir el volumen a a todo trapo. Escuchar tu música favorita demasido alto, a todas horas, puede causarte problemas auditivos serios. ¿Por qué crees que te salta un aviso cuando vas a subir (aún más) el volúmen de tus auriculares?

Los decibelios excesivamente altos (<70 a="" audici="" causar="" de="" demostrado="" div="" durante="" ellos="" estudios="" exponemos="" exposici="" fuertes="" han="" hecho="" la="" n.="" n="" nos="" nuestra="" p="" para="" perjudiciales="" prolongado.="" puede="" pueden="" que="" rdida="" repetida="" ruidos="" salud="" ser="" si="" tiempo="" un="" varios="">

- Tomar refrescos light. Los edulcorantes artificiales que contienen estas bebidas engañan al cerebro para que incrementes su consumo por la falsa concepción de poder beber cuanto se desee, sin limitar su cantidad ni frecuencia.

Poco a poco irás haciéndote adicto a estas bebidas que multiplican por 2.3 el riesgo de diabetes, provocan caries, infecciones urinarias y obesidad.

- Beber zumos (envasados). Al tomar un vaso de zumo se incrementa el consumo de calorías debido a la cantidad de azúcar que contiene, y por otro lado, se reduce el contenido de fibra y vitamina que aportaría la fruta al natural.

Si tomas zumos, procura que sean recién hechos.

Según un estudio publicado en Diabetes and Endocrinology, el consumo frecuente de zumo puede favorecer la aparición de enfermedades como la diabetes de tipo 2, problemas cardiovasculares y obesidad, ya que se disparan los niveles de azúcar.

Además, los expertos advierten que los adultos consumen un 13% más de azúcar del que deberían, mientras que el porcentaje en los niños asciende hasta el 40%. Quizás tengo algo que ver que muchos lleven un tetabrik para el recreo.

Apunta este dato: 250 ml de zumo de naranja envasado contienen el equivalente a siete cucharadas de azúcar, 115 calorías.

- Dormir poco (o mal). La privación de sueño está vinculada con los cambios en la cognición, aumenta la depresión y afecta el sistema inmune. Incluso, es un factor de riesgo para la obesidad, accidentes cerebrovasculares y diabetes.

https://es.tendencias.yahoo.com/blogs/salud-y-bienestar/por-qu%C3%A9-debes-dejar-de-trabajar-con-el-port%C3%A1til-sobre-las-piernas-080824269.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...