sábado, 14 de noviembre de 2015

Quince cosas que quizá no sabías de las cadenas de comida rápida

Hola, amigo de las hamburguesas y de las pizzas industriales. Tú, que quizá piensas que sabes todo acerca de tu restaurante de fast food favorito, estás completaaaaamente equivocado (así, con muchas aes). 

Hay datos de las cadenas de comida rápida que no se divulgan precisamente o que, directamente, no se dan a conocer. Para arrojar un poco más de luz sobre este tema, hemos hablado con exempleados, hemos visitado foros sobre comida basura o, directamente, hemos buceado por lo más recóndito de su web. Y esto es lo que nos hemos encontrado.


Del congelador a la plancha. Berto, exempleado de McDonald’s tiene claro de lo que más se acuerda cuando echa la vista atrás hacia su pasado en la cocina de este restaurante de comida rápida: “Las hamburguesas llegaban congeladas y las poníamos directamente sobre la plancha”. Ouch.

Las marcas de la parrilla en la hamburguesa. “A la parrilla sabe mejor” es el consabido eslogan de una famosa cadena de fast food. Lo cierto es que las hamburguesas del Burger King llegan ya con sus icónicas marcas parrilleras ya hechas a la cocina, donde, simplemente, se calientan en la plancha.

El Sandy es un postre pequeño, pero calórico. Sería muy arriesgado calificar este postre de Burger King de helado ligerito. Roza las 400 calorías, dependiendo de si el topping es de fresa, chocolate o caramelo.

Cambio de Kentucky Fried Chicken por KFC. Durante años se especuló con que el cambio de denominación de los restaurantes estaba motivado por la intención de esquivar la palabra “chicken”. Nada de eso. En realidad, lo que se buscaba era no hablar de “fried”, ya que daba una imagen de que la comida elaborada en estos restaurantes no es precisamente saludable.

Si tocas la hamburguesa, has de hacer otra. Esto es una regla que se sigue en algún restaurante de comida rápida. En Burger King, por ejemplo. Nos lo confirma Nacho, ex trabajador de la cadena.

No pidas extra de queso. Hay división entre los empleados de Telepizza a la hora de hablar de este tema. Están, por un lado, los que aseguran que nunca, nunca jamás, le añadían esto y que, sin embargo, siempre lo cobraban. También están los que aseguran que, si el cliente lo solicitaba, se le ponía. Y punto.

No pienses que los wraps son menos calóricos. Si alguna vez has estado tentado de cambiar la hamburguesa por el wrap en busca de menos calorías, detente: pueden llegar a tener 650, que es lo mismo que una ‘burger’ tradicional.

La ensalada del coronel tampoco es una ensalada. Casi 400 calorías contemplan a este tradicional entrante del KFC. Es casi 10 veces las calorías que puede tener una ensalada verde. ¿La culpable? Imaginamos que la mayonesa, porque no creemos que la col sea la responsable.

Demasiada sal. Expertos coinciden en que uno de los principales problemas de la comida de las cadenas de fast food es su altísimo contenido en sal. Una ensalada puede llegar a contener hasta la mitad de la cantidad diaria recomendada. 

El happy meal, no tan happy. Aunque en 2011 McDonald’s anunció que la fruta sería el postre por defecto de sus menús infantiles, lo cierto es que los niños que lo toman aún pueden elegir entre manzana o un postre lácteo.

En las cocinas, puede llegar a hacer mucho calor. Lo cuenta Nacho, ex trabajador de Burger King: “En verano, sudas y, si estás sacando las patatas de la freidora, es posible que alguna gotita de sudor se te caiga de la frente al aceite humeante”. Ouch.

Crudités con salsa. Aunque muchas franquicias incluyen ya los crudités, lo cierto es que las salsas en los que los remojas son calóricas a más no poder, con lo que se pierde ese efecto saludable…

Tomates, pero nunca secos. En cadenas como Subway se ofrecen tomates secos como un ingrediente más para sus bocadillos. Hay que tener cuidado, porque pueden aportarnos hasta 357 calorías.

Los ‘nuggets’ de ¿pollo? Si echamos un ojo a estas piezas de pollo rebozado, encontraremos muchos más ingredientes que pollo, pan rallado, huevo y aceite. Hasta 25 pueden hallarse en la página estadounidense de McDonald’s.

Los smoothies, ¿saludables? Desde hace unos años, son parte constituyente de cualquier menú de ‘fast food’. Son de fruta, pero eso no quiere decir que sean sanos: su contenido en azúcar los delata.

Noviembre 13, 2015
https://es.vida-estilo.yahoo.com/post/133130196338/quince-cosas-que-quiz%C3%A1-no-sab%C3%ADas-de-las-cadenas-de

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...