viernes, 4 de diciembre de 2015

Jengibre – 10.000 Veces Más Fuerte que la Quimioterapia (Taxol) en Modelo de Investigación del Cáncer


Jengibre

10,000 más Fuerte que la Quimio

(Taxol) en el Modelo de Investigación del Cáncer

Un nuevo estudio revela que el Jengibre contiene un compuesto picante

Que podría ser hasta 10,000 veces más eficaz
Que la quimioterapia convencional
En luchar y eliminar las células madre del cáncer
En la raíz de malignidad del cáncer. 

Un nuevo estudio publicado en PLoS revela que un componente picante dentro de jengibre conocido como 6-shogaol es superior a la quimioterapia convencional en luchar la causa raíz de la malignidad del cáncer de mama: es decir, las células madre del cáncer de mama.

Como hemos discutido con mayor detalle en un artículo anterior titulado “Las células madre del cáncer – La clave para curar el cáncer,” las células madre del cáncer son la raíz de una amplia gama de tipos de cáncer, no sólo el cáncer de mama, y se denominan a veces “células madre”, ya que son responsables de la producción de todos los diferentes tipos de células “hijas” que componen la colonia del tumor.

Mientras que las células madre del cáncer solamente constituyen entre el 0,2 y el 1% de las células dentro de cualquier tumor dado, tienen la aparente “inmortal” capacidad de auto- renovarse, siendo capaces de diferenciación continua, son resistentes a los agentes quimioterapéuticos convencionales, y son tumorgénicos, es decir, son capaces de “dividirse” para crear nuevos cultivos tumorales.

Claramente, las células madre de cáncer dentro de un tumor deben ser destruidas si el tratamiento del cáncer ha de producir una cura duradera.

El nuevo estudio titulado, “6-Shogaol Inhibits Breast Cancer Cells and Stem Cell-Like Spheroids by Modulation of Notch Signaling Pathway and Induction of Autophagic Cell Death“, identificó poderosa actividad de células madre contra el cáncer en 6-shogaol, un componente picante que el jengibre produce cuando la raíz está bien seca o cocida.

El estudio también encontró que los efectos destructores del cáncer ocurrieron en concentraciones que no eran tóxicas para las células no cancerosas – una diferencia fundamental de los tratamientos convencionales para el cáncer que no presentan este tipo de citotoxicidad selectiva y por lo tanto pueden hacer un gran daño al paciente.


6-Shoganol inhibe las células de cáncer de mama y las células madre como-esferoides por modulación de muescas Señalizando el camino y la inducción de muerte celular por autofagia

Los autores del estudio afirman aún más estos puntos:

Las células madre del cáncer plantean un serio obstáculo para la terapia del cáncer, ya que pueden ser responsables de mal pronóstico y de la recaída tumoral.

Para añadir a la miseria, muy pocos compuestos quimioterapéuticos muestran probabilidades de matar estas células. Varios investigadores han demostrado que las células madre del cáncer son resistentes al paclitaxel, doxorrubicina, 5-fluorouracilo, y fármacos de platino [8, 16]. Las células son, pues, una población casi inalcanzable de tumores por la quimioterapia.

Por lo tanto cualquier compuesto, que se muestra prometedor hacia las células madre del cáncer, es un paso muy deseable para el tratamiento del cáncer y debe ser objeto de seguimiento para un mayor desarrollo.

Los investigadores identificaron una variedad de maneras por las cuales 6-shagoal se dirige al cáncer de mama:

Reduce la expresión de los marcadores de superficie de células madre CD44 / CD24 en los esferoides del cáncer de mama (cultivos tri-dimensionales que moldean las células madre del cáncer)

Afecta significativamente el ciclo celular, dando lugar al aumento de la muerte celular del cáncer

Induce la muerte celular programada principalmente a través de la inducción de la autofagia, con un inductor de la apoptosis secundaria

Inhibe la formación de esferoides de cáncer de mama mediante la alteración de vía de señalización de muescas través de la inhibición de γ-secretasa.

Exhibe citotoxicidad (propiedades de matar células) contra la monocapa (modelo de cáncer de 1 dimensión) y células esferoides (modelo de cáncer de 3 dimensiones)

Fue en la evaluación de la última modalidad de la actividad quimioterapéutica de 6-shagoal y comparándolo con la actividad del agente quimioterapéutico convencional taxol que los investigadores descubrieron una sorprendente diferencia.

Mientras que el taxol exhibió una clara citotoxicidad en el modelo experimental (plano) de monocapa unidimensional, no tuvo prácticamente ningún efecto sobre el modelo esferoide, que es un modelo más del “mundo real” que refleja la 3-dimensionalidad de los tumores y sus sub-poblaciones de células madre.

Sorprendentemente, esto se mantuvo incluso cuando la concentración de taxol se incrementó por cuatro órdenes de magnitud:

“Por el contrario [a 6 shagoal], taxol, a pesar de que era muy activo en las células en monocapas,, no mostró actividad contra los esferoides incluso a una concentración 10,000 veces más alta en comparación con 6-shogoal.”

Este es un hallazgo muy significativo, ya que afirma un tema común en la investigación del cáncer que reconoce el papel principalmente de las células madre del cáncer:

a saber, mientras que las técnicas convencionales como la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia son efectivas para reducir el tamaño de un tumor, a veces hasta el punto en el que se “encoge,” quema “, o” envenena “fuera del cuerpo incluso por debajo del umbral de la re-detección , la aparición de “ganar la batalla” viene a menudo a un precio elevado, ya que en última instancia, la población de células madre del cáncer vuelve a hacer crecer los tumores, ahora la venganza aumentada y la invasión metastásica, resultando en el cáncer “ganando la guerra.”

El modelo de monocapas, que no tiene en cuenta la compleja inmunidad de las células madre de los tumores cancerígenos contra los agentes químicos como el taxol, representa el viejo modelo preclínico de prueba de tratamientos contra el cáncer.

El modelo esferoide, por otro lado, muestra claramente que incluso las concentraciones 10,000 veces más altas de taxol no son capaces de vencer a este componente del jengibre en la destrucción selectiva de la causa raíz de la malignidad del tumor.

En sus observaciones finales, los autores señalan una distinción muy importante entre los agentes anticancerígenos naturales y los convencionales que sólo han sido introducidos en el último medio siglo más o menos, es decir,

“Compuestos dietéticos son opciones bienvenidas para las enfermedades humanas debido a su aceptabilidad a prueba del tiempo por los cuerpos humanos.”


el jengibre
el té verde,

… y cientos de otros compuestos que se encuentran de forma natural en la dieta humana, han sido “probados con el tiempo” como aceptables para el cuerpo humano en los más grandes y más largos “ensayos clínicos” en ejecución conocidos:

Las decenas de miles de años de experiencia humana directa, que abarcan miles de diferentes culturas de todo el mundo, que constituyen la prehistoria humana.

Estas “pruebas” basadas en la experiencia son validadas no por la ECA, o por un proceso de publicación revisada por pares, sino porque todos lo hicimos a través de este incalculablemente inmenso lapso de tiempo para estar aquí hoy, vivos.

Tenga en cuenta también que si nuestros antepasados hubieran hecho una elección de dieta equivocada simplemente, confundiendo una baya comestible de una venenosa, las consecuencias hubieran podido ser mortales.

Esto pone aún mayor énfasis en ‘la prueba del tiempo’ de compuestos dietéticos, que si bien no es una prueba académica, es un asunto de vida o muerte, y por ende, es la manera en que la información contenida dentro de diversas tradiciones culturales como “recetas” transmitidas de generación en generación son “sistemas de herencia epigenética” no menos importantes para nuestra salud y la expresión génica óptima como el ADN en nuestros propios cuerpos.

En definitiva, este nuevo estudio se suma a un creciente cuerpo de investigaciones que indican que la lucha contra las células madre del cáncer utilizando sustancias naturales presentes en la dieta humana desde hace miles de años son una quimioterapia y radiación muy superior, que en realidad aumentan las poblaciones relativas de las células madre del cáncer frente a las no tumorigénicas.

Para leer más sobre las propiedades anticancerígenas de jengibre, consulte nuestra base de datos de investigación sobre el jengibre.

Sayer Ji  23 Septiembre 2015
del Sitio Web GreenMedInfo

traducción de Adela Kaufmann

Biblioteca Pleyades

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...