jueves, 10 de diciembre de 2015

Pasear al aire libre, un beneficio para nuestra mente

Pasear al aire libre es divertido y saludable para tu cuerpo, y también es bueno para tu cerebro y para tu mente. 

Cualquiera que lo haya hecho puede dar fe de ello. Pero, más allá del testimonio personal que cualquiera pueda dar, está científicamente demostrado que pasar tiempo al aire libre provoca mucho beneficios mentales.

Pasear al aire libre nos ayuda a luchar contra la negatividad, a aliviar el estrés e incluso a combatir la depresión. La sensación de liberación física que sientes cuando sales, te ayuda a sentir también liberación mental y a ser más optimista. Pero esto no es todo.

Pasear al aire libre ayuda a aliviar la depresión

Según un estudio de la Universidad de Michigan, pasear al aire libre está vinculado con una mejor salud mental y mayor positividad. Además, estar al aire libre mejora los niveles de depresión y el estrés.

Por otra parte, un estudio de la Universidad de Glasgow encontró que las personas que caminaron al aire libre, pasearon en bicicleta o salían a correr en la naturaleza tenían un menor riesgo de mala salud mental que la gente que hacía deporte en interiores.

Pasear al aire libre puede mejorar tu enfoque y aumentar la creatividad

De acuerdo con un estudio publicado en Psychological Science, interactuar con la naturaleza da al cerebro un descanso de la sobreestimulación a la que está sometido todos los días, lo que puede tener un efecto reparador en los niveles de atención.

La multitarea de la vida moderna exige demasiado a las áreas del cerebro que están implicadas en la represión de las distracciones, en el pensamiento creativo y en el desarrollo de un sentido de identidad. En este sentido, un grupo de investigadores de la Universidad de Utah descubrió que pasar unos días en la naturaleza mejoraba la creatividad de la gente en un 50%.

La naturaleza nos ayuda a calmarnos

Estar entre árboles tiene un impacto positivo. Se ha demostrado que reduce los niveles de estrés y la presión arterial. Una investigación realizada en Japón, un país de largas jornadas de trabajo y las altas tasas de suicidio, revela que sumergirse en el mundo natural reduce significativamente los niveles de estrés y protege de la depresión.

Por otra parte, los sonidos de la naturaleza tienen un gran impacto positivo en nuestra salud y bienestar. Diversos estudios revelan que los sonidos naturales y el silencio de la naturaleza tienen muchos beneficios para la salud física y mental, especialmente para la gestión del estrés.

Los olores de la naturaleza también juegan un papel importante en el impacto que tiene sobre nuestra salud el medio natural. Nuestro sentido del olfato está estrechamente vinculado a las partes del cerebro responsables del procesamiento de la emoción.

Así, los olores tienen un impacto inmediato y profundo. Los árboles y las plantas emiten fitoncidas, un compuesto orgánico que ralentiza la respiración y reduce la ansiedad.

El agua es bueno para el cuerpo y el alma

Una investigación realizada por la Universidad de la Escuela de Medicina de Exeter, en Inglaterra, sobre las cualidades esenciales del agua y su papel en nuestrobienestar psicológico, encontró que los iones negativos del agua son antidepresivos naturales.Estos iones negativos se encuentran en gran cantidad incluso en un cubo de agua.

Por lo tanto, pasear cerca de lagos, ríos y arroyos, incluso charcas y fuentes, es muy beneficioso para la salud emocional. Si además puedes darte un chapuzón, los beneficios se multiplican, ya que los vasos sanguíneos se dilatan por el agua fría, lo que estimula al cuerpo a expulsar las toxinas y liberar endorfinas para sentirse bien.

La naturaleza nos ayuda a recuperarnos y fortalece el sistema inmunitario

Según una investigación llevada a cabo en la Universidad Tecnológica de Chalmers en Suecia, el campo tiene un impacto positivo en la convalecencia. La investigación encontró que incluso el mero hecho ver árboles a través una ventana de hospital mejora las tasas de recuperación.

Por otra parte, un grupo de investigadores de la Nippon Medical School de Tokio encontró que las mujeres que pasaron seis horas en el bosque a lo largo de dos días tuvieron un aumento de las células blancas de la sangre y que combaten los virus y tumores, y que el impulso duró por lo menos siete días después.

La Mente es Maravillosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...