martes, 16 de febrero de 2016

Cómo cultivar la henna en casa fácilmente

Una planta con usos medicinales y cosméticos

¿Has oído hablar de la planta de henna? Es muy probable que sí, sobre todo relacionada a las tinturas de cabello y a los tatuajes. Pero, además, posee grandes propiedades medicinales. La buena noticia es que puedes cultivarla en casa con pocos cuidados. En este artículo conocerás los trucos necesarios para que su cultivo sea un éxito. ¡No lo dejes de leer!

La henna es originaria de las zonas subtropicales de África, Oriente Medio y Asia. Sobre todo en la India la puedes ver crecer en forma silvestre en bosques selváticos. En botánica se la conoce con el nombre de Lawsonia inermis, una planta perteneciente a la familia de las litráceas. Quizás la puedas conocer por alguno de sus nombres comunes: hina, árbol de henna, árbol de la reseda o aligustre egipcia.

La henna es una planta venerada por varias culturas, especialmente por la musulmana y la hindú. Suelen utilizarla en ceremonias y rituales que marcan diferentes momentos de la vida. En cambio, en occidente se ha hecho popular sobre todo por su uso como tinte de cabello natural y como tintura para realizar tatuajes temporales. Pero se desconoce aún todo su potencial medicinal.

Además, es una planta de gran belleza ornamental, ya que posee un follaje muy vistoso en donde contrasta el verde oscuro de sus hojas con el color claro de sus bellas flores. Su porte es mediano, puede alcanzar como máximo los 6 metros de altura, posee tallos ramificados y espinosos, sus hojas son caducas, de color verde oscuro y sus flores poseen un agradable pero dulce aroma intenso.

¿No te parecen estas razones suficientes para querer cultivarla en tu jardín? Su mantenimiento no te requerirá mucho tiempo y es muy fácil de realizar, solo tienes que seguir los siguientes tips.

Lee también: Mis semillas de chía brotaron ¿las puedo cultivar?

Consejos prácticos para cultivar la henna

Para crecer óptimamente necesita:

Clima. Le encantan los climas cálidos y secos, donde la temperatura mínima sea de 22. ºC.
Luz. Colócala en un sitio donde tanga plena exposición solar.
Suelo. Le encantan los suelos ricos en materia orgánica, sueltos, pero que tengan buen drenaje.
Riego. No será necesario que la riegues periódicamente, solo debes de hacerlo cuando el suelo se seque.
Fertilización. Si le brindas un fertilizante natural, la henna te lo agradecerá aumentando su cantidad de hojas.
Multiplicación. Cuando quieras obtener nuevas plantas, podrás hacerlo a través de semillas o de esquejes. Siembra las semillas en una maceta, para controlar su crecimiento y una vez que ya tengan unos 10 cm de altura podrás mudarlas a su lugar definitivo. Para realizar los esquejes, corta el tallo en uno de los nudos y plántalo en un pote con arena húmeda.

¿Viste que no es tan difícil cultivar la henna? A cambio vas a tener en casa una planta de mucha utilidad. ¿No sabes qué puedes hacer con ella? Presta atención a los siguientes párrafos.

henna

Diferentes usos de la henna

Uso cosmético
Para teñir el cabello. La tintura de henna es famosa por ser natural y no causar alergias ni intoxicaciones a quien la utiliza. La tintura se obtiene triturando sus hojas, ramas y flores secas hasta que se forma un polvo de fina contextura. Para lograr las diferentes tonalidades que puedes encontrar en el mercado, se la mezcla con otras plantas y frutas.
Para hacer tatuajes. La tintura de henna también es utilizada para realizar tatuajes temporales en el cuerpo ya que después de unas semanas de realizado, comienza a desaparecer el diseño.


F:plantasparacurar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...