jueves, 24 de noviembre de 2016

Anticonceptivo Essure: “Muelles” metálicos que pueden desprenderse y “vagar” por el cuerpo

El New York Times, que pasa por ser el periódico más influyente del mundo, publica la historia de Kim Myers, una mujer estadounidense de 53 años que solía competir en carreras de caballos. Un día decidió esterilizarse para no tener más hijos y le pusieron para ello los anticonceptivos Essure de Bayer.

Como a otras muchas mujeres, estos dispositivos metálicos que se instalan en las Trompas de Falopio y se supone que quedan tan fijos que no pueden quitarse, perforaron sus trompas, se movieron y “vagaron” por su cuerpo. Le dolía tanto que tuvo que dejar de montar a caballo. Sus dolores agudos no disminuyeron hasta que no la operaron para quitárselos. Pero la operación es una histerectomía, es decir, la extirpación del útero.

Los médicos, como aquí suelen decir losginecólogos, a lo suyo, a argumentar que no ocurre nada, que la culpa de sus males no la tiene Essure.

Myers fue una de las mujeres que testificaron ante la Administración de Alimentos y Medicamentos (la FDA, que es la agencia de control de productos sanitarios en USA) hace 14 meses para explicar cuales son los daños que provoca Essure e instar a los funcionarios de la citada institución a retirar el dispositivo del mercado.

Como os he contado en el post, La FDA comienza a reconocer los daños del método anticonceptivo Essure de Bayer, la agencia declinó retirar el producto, diciendo que Essure es seguro y eficaz para muchas mujeres aunque reconoce que algunas han experimentado

problemas muy serios y a veces debilitantes”.

En suma, como también he publicado, la FDA reconoce ahora que aprobó el anticonceptivo Essure sin las suficientes pruebas de su eficacia y seguridad. La noticia está, y es lo que destaca el NYT, en que la entidad de control sanitario ha ordenado que la caja de Essure lleve una advertencia para que sus posibles usuarias sepan que el producto de la farmacéutica alemana les puede ocasionar las mismas lesiones que padece la señora Myers, entre otras muchas reacciones adversas.

Así que lo sepan, la FDA reconoce que el implante anticonceptivo puede perforar las Trompas de Falopio y el útero y viajar hacia el abdomen y la cavidad pélvica. Puede por tanto causar dolor persistente que para mitigarlo haga falta recurrir a la extirpación quirúrgica de algunas partes del organismo.

Bayer, sin embargo, sigue negándolo todoy echando la culpa a los ginecólogos, a los que acusa de implantar la su dispositivo (qué desagradecidos con lo que hacen muchos de esos profesionales por disculpar a Bayer).

La actitud de la FDA, que no es la ideal pues lo correcto sería aplicar el principio de precaución y retirar el tratamiento hasta que su fabricante aporte pruebas contundentes de su valía, molesta a los médicos pues ven engorroso tener que avisar a partir de ahora a las usuarias de los riesgos (parece que algunos no entienden aquello de “lo primero no hacer daño”).

Por suerte para las mujeres afectadas, no todos los galenos son así, ahí está el ejemplo del doctor Novoa, que habla claro sobre la toxicidad de Essure y de que existen incentivos para colocarlo.

Por cierto que la existente Asociación Española de Afectadas por Essure (leed su postura en la entrevista que le hice a su presidenta: “Este anticonceptivo es un mal producto, el culpable de nuestros males“), está preparando nuevas estrategias para documentar los daños que causan los llamados “muelles”, ya os contaré llegado el momento.

Por Miguel Jara  23 de noviembre de 2016
http://www.migueljara.com/2016/11/23/anticonceptivo-essure-los-muelles-metalicos-que-pueden-desprenderse-y-vagar-por-el-cuerpo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...