miércoles, 23 de noviembre de 2016

Sobornos a médicos para que receten un fármaco cancerígeno

En ocasiones la realidad supera a la ficción. Si no lo creéis leed esta historia de una compañía farmacéutica, Takeda, acusada de sobornar a médicos para que receten un medicamento para la diabetes, Actos, que puede ser cancerígeno.

En 2011 la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) difundió una nota en la que avisaba de

una serie de contraindicaciones y advertencias encaminadas a minimizar el modesto incremento de riesgo de cáncer de vejiga observado en algunos estudios” realizados con el medicamento Actos, de la farmacéutica Takeda.

Aunque no por ello lo retiraron del mercado:

Tras analizar todos los datos disponibles, las agencias reguladoras de medicamentos europeas concluyen que en determinados pacientes diabéticos el balance beneficio-riesgo del tratamiento con medicamentos que contienen pioglitazona se mantiene favorable“.

En efecto, dos de los tres estudios epidemiológicos recientes (estudio de cohortes de Kaiser Permanente Northern California, estudio de cohortes de French CNAMTS, estudio de casos y controles de GPRD) sugieren un ligero incremento de riesgo de cáncer de vejiga en los pacientes diabéticos tratados con pioglitazona, en particular tras tratamientos prolongados y con mayores dosis acumuladas.

En un metanálisis de estudios clínicos, 19 de los 12.506 pacientes tratados con pioglitazona tuvieron cáncer de vejiga (0,15%) comparados con los siete de los 10.212 pacientes que no tomaban pioglitazona (0,07%). Basándose en los resultados de este estudio, concluía la AEMPS, “tampoco puede excluirse un posible riesgo con el tratamiento a corto plazo“.

Lo que sabemos ahora sobre Takeda es que a la farmacéutica la investigan porque hay indicios que la relacionan con el soborno a profesionales sanitarios para que prescribieran Actos. En concreto, se estima que la compañía destinaba una media de entre 2.000 y 3.000 euros a cada médico para que promoviera en los pacientes el consumo del fármaco destinado al tratamiento contra la diabetes mellitus tipo II, que es para lo único que está autorizado este fármaco (al menos en España).

Hay un total de 2.111 demandas registradas contra el fármaco hasta el 17 de octubre pasado. Se da la circunstancia de que Actos logró una posición destacada dentro del tratamiento de la diabetes al superar a su principal competidor, Avandia, que está relacionado con problemas cardíacos.

En efecto, como se conoce desde hace años el consumo del fármaco Avandia, del laboratorio GlaxoSmithKline (GSK), utilizado para tratar la diabetes, aumenta elriesgo de sufrir infartos de corazón.

A esta conclusión se ha llegado tras realizarse diferentes estudios. Como la enfermedad cardiovascular ya es laprincipal causa de muerte de los pacientes de diabetes tipo 2, el aumento en el riesgopor el consumo de este medicamento essignificativo.

En el caso de Actos, durante los procesos judiciales un ex ejecutivo del sector ha sido quien ha vinculado a Takeda con la práctica de sobornar a médicos.

La farmacéutica ha negado que su producto genere cáncer de vejiga, pero en 2015 destinó un total de 2,4 millones de dólares para compensar a los enfermos que habían desarrollado untumor después de consumir su producto. Entonces había cerca de 9.000 demandas y en los acuerdos extrajudiciales la empresa llegó a indemnizar a sus víctimas con 36 millones de dólares.

2 de noviembre de 2016
http://www.migueljara.com/2016/11/02/sobornos-a-medicos-para-que-receten-un-farmaco-cancerigeno/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...