martes, 6 de diciembre de 2016

Cómo los soldados estadounidenses se infectaban de sífilis para evitar la viruela en la guerra civil

A mediados del siglo XIX los científicos dieron con una revolucionaria técnica médica que pronto se convirtió en una práctica rudimentaria y contraproducente entre las tropas.

Foto ilustrativa

Durante la guerra de Secesión estadounidense (1861-1865), miles de soldados fallecían diariamente por distintas enfermedades debido a las precarias condiciones médicas existentes. Se produjeron más muertes por afecciones hoy no mortales –como la viruela– que por los combates, según destaca un artículo publicado por el portal Atlas Obscura.

Numerosos soldados de la época sabían que solo existía una forma de sobrevivir a las terribles consecuencias de la creciente epidemia de viruela que se extendía por los batallones: hacerse un corte en la pierna y llenar la herida con ellíquido infectado que emanaba del absceso de un compañero de batalla. A pesar de lo extraño y desgarrador que esto pueda parecer, se trataba de una práctica común para los soldados estadounidenses durante la década de 1860.

Un método con base científica

La razón de este singular método radicaba en un descubrimiento reciente para aquella época: la vacunación. El doctor británico Edward Jenner demostró una efectiva manera mediante el cual una pequeña infección de una enfermedad proporcionaba al cuerpo humano inmunidad ante la misma.

Los médicos de la época obtenían pequeñas muestras del virus de la viruela de los niños enfermos y se las introducían en el flujo sanguíneo de las personas sanas. ¿Por qué niños? La respuesta radicaba en la gran similitud que los síntomas de la viruela –una enfermedad contagiosa– tiene con los de la sífilis –infecciosa–. De esta forma, al utilizar a los menores, los doctores descartaban que se tratara de sífilis, una enfermedad que en la mayoría de los días se transmitía por vía sexual.
Un remedio peor que la enfermedad

A pesar de que se trataba de una técnica efectiva en condiciones normales, en la guerra la falta de profesionales especializados y las condiciones sanitarias adversas muchas veces la convertían en un método ineficaz y contraproducente.

El uso de herramientas rudimentarias como cuchillos, armas o incluso clavos oxidados, así como el desconocimiento médico, provocaban infecciones y, en muchos casos, la autoinducción de la sífilis, ya que muy pocos soldados podían diferenciar las enfermedades por el parecido de los síntomas. Esto llevaba a dolorosos padecimientos y muertespor una enfermedad que se adquiría de forma involuntaria.

Publicado: 2 dic 2016 09:02 GMT 
https://actualidad.rt.com/actualidad/225068-soldados-estadounidenses-inducir-sifilis-evitar-viruela

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...