martes, 31 de enero de 2017

El Poder Sanador de los árboles

Resultado de imagen de El poder sanador de los árboles
El Shinrin-yoku es una ancestral terapia que bebe de la religión budista, sintoísta y afrocubana, y nos enseña a beneficiarnos del poder curativo de los árboles

La Escuela de Medicina de Tokio ha verificado que frecuentar los bosques posee efectos medibles sobre el organismo. 

Aumenta, por ejemplo, la concentración en sangre de linfocitos NK, que tienen una acción específica contra infecciones y procesos cancerosos.

Baño de bosque

El Shinrin-yoku, que podría traducirse como “baño de bosque”, trata de integrarnos en la naturaleza y nos anima a caminar por los bosques, a ser posibleentre viejos árboles, olvidando las preocupaciones, los móviles y las cámaras de fotos. 

Entrando con actitud calmada y meditativa en la atmósfera límpida de las arboledas, dejándose guiar por los sentidos. Escuchando, oliendo y degustando, tocando y abrazando, mirando y observando.

El bosque es un medicamento sin efectos secundarios. Gran parte de su virtud sanadora radica en que nos aparta de hábitats y hábitos nocivos. 

Los ambientes artificiales son muchas veces causantes de nuestras enfermedades y el retorno a la naturaleza puede ser suficiente para restaurar la salud física, mental y espiritual.

Dos horas de caminata consciente pueden bastar para rebajar los niveles de estrés y los efectos se prologan durante muchos días después de cada “baño”. Sus beneficios van mucho más allá de la relajación: la atmósfera del bosque activa de manera automática las áreas cerebrales relacionadas con el placer y la emoción. Quedan aparcadas las metas y las inquietudes y empezamos a disfrutar del momento.

La atmósfera del bosque activa las áreas cerebrales relacionadas con el placer y la emoción

Casi sin darnos cuenta entramos a formar parte de esta singular simbiosis que se produce a cada paso y con cada respiración. Volvemos a ser simples animalesque absorben el aire limpio y vital que exhalan los árboles. El simple hecho de frecuentar el bosque tiene además efectos benéficos sobre el sistema inmunitario, el nivel del azúcar en sangre, la ansiedad o la hipertensión…

La recientemente creada Sociedad Internacional de Medicina Forestal ha identificado una gran diversidad de sustancias, emitidas por los árboles, las llamadas fitoncidas que son responsables de algunos de estos efectos salutíferos.

Ignacio Abella
http://www.cuerpomente.com/salud-natural/terapias-naturales/el-poder-sanador-de-los-arboles_272

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...