domingo, 8 de enero de 2017

¿Qué se puede tratar con la Reflexoterapia podal?

¿QUIÉNES PUEDEN RECIBIR UN MASAJE DE REFLEXOTERAPIA PODAL?

La Reflexoterapia Podal es bien recibida por todos, sin excepción, desde un bebé recién nacido hasta una persona muy anciana, pasando por todas las etapas de crecimiento, pubertad, maduración, gestación, lactancia o menopausia.

Poder beneficiarse de algo tan natural además de inocuo, es un regalo.

Los bebés reciben el masaje con curiosidad; en algunas ocasiones lloran al principio, pero después se quedan muy tranquilos y relajados.



Las mujeres embarazadas que reciben Reflexoterapia Podal durante la gestación, no solamente se benefician ellas durante dicho periodo y a la hora del alumbramiento, sino que sus bebés son más despiertos, sociables, tranquilos y equilibrados, llamando considerablemente la atención de los terapeutas no experimentados en este campo.

Los ancianos reciben de buen grado el masaje; aunque sienten mucho pudor en relación con sus pies, un suave masaje puede hacerles tener una vida más agradable y con mayor lucidez.

Durante el crecimiento ayuda a mantener un ritmo equilibrado del mismo, evitando posibles problemas de adaptación. 

En la etapa de adulto, la Reflexoterapia Podal es inmejorable para mantenernos en armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno, conservando un espíritu joven por más tiempo.

En la menopausia es totalmente recomendable, evitando los problemas que conlleva, ya que de esta forma el cuerpo va adaptándose a su nueva situación de forma natural y progresiva.

De igual forma podemos considerar libre de limitaciones esta práctica, en cuanto a personas sanas o enfermas. No hay necesidad de estar enfermo para recibirReflexoterapia Podal cuando se está bien de salud, y se disfruta del efecto inmediato de distensión que produce el masaje.

Las personas con dolencias o alteraciones mejoran considerablemente incrementando su calidad de vida, su salud y como consecuencia, su estado de ánimo.

EFECTOS BENEFICIOSOS DEL MASAJE REFLEJO:

Induce a un profundo estado de relajación y bienestar.
Estimula la energía vital. Libera los bloqueos existente y hace circular de forma armónica y equilibrada.
Mejora la circulación sanguínea y linfática, a nivel local y general. Evitando que existan estancamientos de sustancias o residuos de desecho en tejidos.
Equilibra la transmisiones nerviosas. Produciéndose un perfecto ajuste del sistema de retroalimentación e interconexión entre todas las partes de nuestro organismo, contribuyendo a mantener el medio interno en perfectas condiciones: “Homeostasis”.
Depura y limpia el organismo de sustancias toxicas como catabólicos, calcificaciones, ácido láctico, uratos y materiales de desecho procedentes de la reparación y nutrición celular.
La Reflexoterapia Podal, además, favorece la respiración y la nutrición celular. Aprovechando las sustancias que puede haber retenidas en los tejidos y que, al ser liberadas se reutilizaran como materia prima para favorecer la síntesis de otras sustancias vitales.
Reduce el estrés, tensión y ansiedad.
Normaliza las funciones orgánicas, glandulares y hormonales.
Estimula las defensas del organismo. Provoca una mayor actividad del sistema inmunodefensivo.
Alivia el dolor.

Las personas tratadas con Reflexoterapia Podal se sienten rejuvenecidas, activas, joviales, alegres, acusan menos el cansancio y poseen una mayor claridad mental, en pocas palabras se cuidan, se aceptan y se quieren un poco más. Además de que hay otros numerososbeneficios con la Reflexoterapia Podal.

Puede parecer increíble, pero el hecho de recibir unos masajes en los pies pueda ejercer una transformación tan profunda. Pues bien, estamos ante una técnica que equilibra y armoniza interior y exteriormente y proporciona paz. Es fácil de comprobar, no hay más que sentirlo.

LA REFLEXOTERAPIA PODAL, INDICADA PARA TODO TIPO DE ALTERACIONES

La Reflexoterapia Podal está indicada en todo tipo de alteraciones, tanto físicas como psicosomáticas o emocionales y puede ser muy eficaz contra el:
Insomnio, ansiedad, depresión, estrés, angustia, miedos nocturnos, hipertensión esencial, taquicardias, problemas digestivos de origen nervioso, vértigos, vahídos, neuralgias en general, jaquecas, cefaleas, alteraciones de la personalidad, colon espástico o irritable, anorexia y un largo etcétera de situaciones cuyo origen se desconoce o no se encuentra su causa.
Trastornos motores, funcionales o sensitivos músculo-esqueléticos.
Problemas vertebrales, articulares, degenerativos, reumáticos, contracturas musculares.
Disfunciones metabólicas.
Traumatismos, lesiones, contusiones.
Padecimientos cardiacos.
Deficiencias circulatorias, varices, piernas pesadas.
Problemas genitourinarios: retenciones urinarias, cálculos renales, problemas menstruales, menopausia, esterilidad, alteraciones de la mama, etc.
Desarreglos hormonales: hipo o hipertiroidismo, etc.
Problemas relacionados con órganos de los sentidos: visión ,audición, olfato, gusto y tacto.
Dolores en general.
Problemas digestivos: digestión, asimilación, excreción, hernia de hiato, etc.
Afecciones inmunodefensivas: alergias.
Insuficiencia respiratoria: asma, bronquitis, catarro.
Pies planos, cavos, juanetes.

https://www.clinicavass.com/servicios/reflexoterapia-podal/que-se-puede-tratar-con-la-reflexoterapia-podal

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...