miércoles, 1 de febrero de 2017

7 interesantes trucos para combatir la sudoración excesiva

Para combatir la sudoración excesiva es conveniente, además de recurrir a remedios que nos ayuden a regularla, utilizar ropa holgada y procurar mantener nuestras emociones bajo control

La sudoración es un proceso natural del cuerpo que se encarga de eliminar líquidos, toxinas y otras sustancias que se van acumulando en el organismo.

Se estima que cada persona tiene más de dos millones de glándulas sudoríparas. Estas son responsables de la transpiración a través de la piel, sobre todo en áreas como las axilas, los pies y las palmas de las manos.



Dicha secreción se encarga, entre otras cosas, de regular la temperatura corporal y los niveles de urea y aminoácidos esenciales.

El problema es que muchos la presentan en cantidades excesivas, ya sea por un desbalance hormonal, un trastorno tiroideo o alteraciones en el sistema nervioso.

Esta condición se conoce como hiperhidrosis y su aparición llega a ser tan incómoda que afecta la calidad de vida de quienes la padecen.

Por suerte, hay algunos trucos que ayudan a mantenerla bajo control y evitar los malos olores, los sofocos y otros síntomas asociados.

¡No te los pierdas!

1. Consume té de salvia

El té de salvia es una bebida natural que ayuda a controlar la actividad hormonal y de las glándulas sudoríparas para frenar el exceso de sudor.

Ingredientes

5 cucharadas de salvia seca (50 g)
1 litro de agua
¿Qué debes hacer?
Pon a hervir un litro de agua y, cuando llegue a ebullición, viértelo en una jarra con cinco cucharadas de salvia seca.
Espera que repose unos 20 minutos, cuela la infusión y consúmela.
Toma hasta tres tazas al día.



2. Limita el consumo de alimentos picantes

Los pacientes con sudoración excesiva deben evitar condimentos picantes como el ají, el curry y la pimienta, ya que todos aumentan la sensación de calor en el cuerpo y, por ende, influyen en la transpiración.

3. Usa bicarbonato de sodio con limón

Una pasta elaborada con bicarbonato de sodio y limón sirve para remplazar los desodorantes antitranspirantes que venden en el mercado.

Estos ingredientes tienen sustancias antibacterianas y exfoliantes que ayudan a reducir la presencia de gérmenes, células muertas y otros agentes que influyen en el mal olor del sudor.

También sirven para regular el pH natural de la piel, lo cual es clave para el tratamiento de este problema.
Ingredientes

1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
El jugo de ½ limón
¿Qué debes hacer?
Humedece el bicarbonato de sodio con el jugo de limón y usa la pasta para masajear las zonas donde más se concentra el sudor.
Deja que actúe 10 minutos y enjuaga.
Evita la posterior exposición al sol, ya que puede ocasionar efectos adversos.

4. Consume agua con hielo

El consumo diario de agua con hielo es una forma sencilla de calmar los sofocos y el exceso de sudor causado por los desequilibrios hormonales.

Esta bebida no solo evita que se produzcan problemas como la deshidratación sino que, además, regula la temperatura interna del cuerpo.

5. Prepara un desodorante de vinagre de manzana y romero

El desodorante natural de vinagre de manzana y romero es una buena solución para disminuir esta condición, ya que neutraliza los malos olores y regula las glándulas generadoras del sudor.

Ingredientes

1 taza de agua (250 ml)
4 cucharadas de vinagre de manzana (40 ml)
1 cucharada de romero (10 g)
1 cucharada de tomillo (10 g)

¿Qué debes hacer?

Hierve la taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el tomillo y el romero.
Deja que repose durante 15 minutos y, luego, pásala por un colador para separar las plantas.
Agrega el vinagre de manzana y vierte la mezcla en una botella con atomizador.
Rocía el líquido en las zonas de mayor sudoración y deja que se absorba.

6. Utiliza ropa cómoda

La ropa suelta y elaborada con algodón son las prendas más recomendablespara aquellos que luchan contra la hiperhidrosis.

Este tipo de prendas permite una correcta circulación del aire, disminuye los sofocos y ayuda a conservar la frescura.

7. Aplícate aceite esencial de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es un poderoso antiséptico y desodorante quereduce la presencia de bacterias y malos olores en las zonas de mayor transpiración.

Su aplicación regula el pH de la piel y disminuye el exceso de secreciones por parte de las glándulas sudoríparas.
¿Cómo utilizarlo?
Pon varias gotas de aceite esencial de árbol de té en un trozo de algodón y frótalo sobre zonas como las axilas y los pies.
Úsalo hasta dos veces al día.
Evita su aplicación excesiva y directa, ya que podría resultar agresivo.

Pon en práctica todas estas recomendaciones y dile adiós a los incómodos sudores que te molestan cuando menos lo deseas.

https://mejorconsalud.com/7-interesantes-trucos-combatir-la-sudoracion-excesiva/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...