sábado, 25 de marzo de 2017

Combate la hipertensión y el colesterol alto con este remedio casero de jengibre y ajo

Aunque este remedio es muy efectivo para regular los casos de hipertensión y colesterol alto siempre deberemos apoyarlo con una dieta equilibrada y con actividad física para obtener mejores resultados

La hipertensión y el colesterol alto son dos afecciones cardiovasculares que, debido al estilo de vida sedentario, van en aumento cada año.

Su aparición causa un sobresfuerzo en el músculo cardíaco y, a su vez, afecta la circulación sanguínea y la salud arterial.



Lo más preocupante es que ambas se desarrollan de manera silenciosa y, la mayor parte de las veces, sus diagnósticos se dan cuando ya están en un grado de desarrollo avanzado.

Como consecuencia, aumenta el riesgo de afecciones como la arteriosclerosis, el ataque cardíaco y el accidente cerebrovascular.

Además, dado que también pueden afectar el funcionamiento de otros sistemas del cuerpo, la calidad de vida empieza a desmejorarse.

Por fortuna, gracias a las propiedades de algunos ingredientes naturales podemos preparar algunos remedios caseros para combatirlos de forma segura y eficaz.

En esta oportunidad queremos compartir una receta con jengibre y ajo que, por su concentración de nutrientes, es bastante útil para complementar su tratamiento.

¡Descúbrela!

Remedio casero de jengibre y ajo para controlar la presión arterial y el colesterol

El remedio natural de jengibre y ajo es una antigua receta que se ha utilizado para disminuir los niveles de presión arterial alta y colesterol malo (LDL).

Estos ingredientes se destacan por su poder antiinflamatorio, depurativo y vasodilatador. Así, tras ser asimilados en el organismo, facilitan el control de estas afecciones.

Aunque no se trata de una cura milagrosa o algo similar, sí es un gran apoyo para aquellas personas que han sido diagnosticadas con estos problemas.

Beneficios del jengibre

Los principales beneficios del jengibre para combatir la hipertensión y la hipercolesterolemia se le atribuyen a una sustancia activa conocida como gingerol.

Esta, que también le confiere su particular sabor picante, actúa como un antiinflamatorio natural, ideal para aliviar los problemas circulatorios.

Su acción desintoxicante promueve la limpieza de la sangre y, con esto, reduce la acumulación de lípidos en las paredes arteriales.

También tiene un ligero efecto diurético que contribuye a eliminar los líquidos retenidos en los tejidos, regulando las sales minerales y facilitando el control de la presión arterial alta.

Beneficios del ajo

Por su alta concentración de un compuesto sulfuroso llamado alicina, el ajo se ha destacado desde la antigüedad como uno de los mejores alimentos para promover la salud cardiovascular.

Esta sustancia, que también se encuentra en la cebolla, tiene propiedades antiinflamatorias, anticoagulantes y vasodilatadoras. Todas estas son determinantes para regular la presión y evitar la acumulación de colesterol.

Su poder desintoxicante mejora los procesos que filtran la sangre, disminuyendo la acumulación de toxinas y otras partículas dañinas que viajan a través del torrente sanguíneo.

Además, cuenta con cantidades importantes de vitaminas y minerales que fortalecen elmúsculo cardíaco y las arterias.
¿Cómo preparar este remedio casero de jengibre y ajo?

Para potenciar las propiedades del jengibre y el ajo, este remedio aprovecha las cualidades del vinagre de manzana, el limón y la miel de abejas.

Todos estos ingredientes reunidos conforman una poderosa receta natural que, ingerida de forma habitual, previene un sinfín de enfermedades.

Y es que, aunque está diseñada para mejorar la salud cardiovascular, también fortalece el sistema inmunitario y mejora la salud pulmonar.


Ingredientes

½ taza de jugo de limón (125 ml)
1 cucharadita de jengibre rallado (5 ml)
1 diente de ajo
1 cucharada de miel de abejas (25 g)
1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 g)
Preparación
Vierte el jugo de limón en un frasco de vidrio y, a continuación, agrégale el jengibre rallado y un diente de ajo triturado.
Remueve todo con un utensilio de madera y agrega la miel de abejas y el vinagre de manzana.
Sella bien el preparado y déjalo concentrar durante 24 horas.
Asegúrate de agitarlo varias veces para que todos sus ingredientes se mezclen bien.
Pasado este tiempo, consume una cucharada en ayunas y repite la dosis antes de cada comida principal.
Almacena el remedio restante en el refrigerador y consúmelo a diario.

Ten en cuenta que sus efectos no son inmediatos, pero comenzarás a sentirte mejor en cuestión de días.

Con el fin de conseguir buenos resultados con este tratamiento debes mejorar tus hábitos alimenticios y hacer ejercicio regular.

La combinación de todos estos factores es la manera más efectiva de hacerle frente a estos problemas antes de que desarrollen otras complicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...