domingo, 16 de abril de 2017

7 ejercicios fáciles para cuidar de tus ojos y evitar el dolor de cabeza

Es fundamental que recordemos parpadear con frecuencia. Así nuestro ojos permanecerán hidratados y evitaremos el cansancio extremo de mantener la mirada fija, sobre todo cuando trabajamos delante de una pantalla

El dolor de cabeza se relaciona muchas veces con nuestros ojos y su salud.

En ocasiones no nos damos cuenta, pero la fatiga visual ocasionada por el uso de los ordenadores o por mantener nuestra atención en un punto determinado durante mucho tiempo deriva en múltiples consecuencias de las que no siempre somos conscientes.

A todos nos ha pasado alguna vez. Llegar a casa y tener que recurrir a un analgésico para aliviar esa cefalea.



Ajora bien… ¿Y si te dijéramos que basta con realizar estos 7 ejercicios a lo largo del día para contrarrestar y evitar esta molestia?

Te aseguramos que funcionan, que son fáciles de llevar a cabo y que, en cuanto empieces a practicarlos cada día, tu fatiga visual mejorará de forma notable, así como la incidencia de tu dolor de cabeza.

Toma nota de esta rutina de ejercicios para tu vista.

1. Ejercicio con las palmas de las manos

Siéntate y cierra los ojos. Respira de forma profunda durante 1 minuto.
Frota tus palmas de las manos vigorosamente, hasta que se calienten y, después,colócalas de forma suave sobre tu párpados.
Siente el calor que tus manos transfieren a los ojos y a tus párpados en medio de esa oscuridad.
Repite este proceso 3 veces: cierra los ojos, respira y frota las palmas de tus manos para colocarlas después sobre los párpados.

2. Parpadea

¿Sabías que, cuando estamos frente al ordenador, nuestros ojos se olvidan de parpadear tanto como lo necesitarían?

El cerebro está sobreestimulado y prioriza la atención a la hidratación de los ojos y de ahí el enrojecimiento y el posterior dolor de cabeza.

Toma nota de lo que debes hacer:
Siéntate con los ojos abiertos.
Parpadea alrededor de 10 veces de forma rápida.
Ahora, cierra los ojos durante 20 segundos. Respira de forma profunda.
Repita este ejercicio 5 veces.

3. Movimiento de izquierda a derecha

Siéntate y extiende unos de tus brazos, manteniendo el puño cerrado y levantando a la vez el pulgar, apuntando hacia arriba.
Mira a ese punto situado sobre tu dedo durante 10 segundos.
Ahora mueve tu brazo hacia la izquierda con lentitud, y sigue con tu mirada ese movimiento.
Seguidamente, iniciamos el movimiento contrario, vamos hacia la derecha.
Repite estos movimientos 5 veces en cada dirección.
Después de completar este ejercicio, cierra los ojos 3 minutos.

4. Arriba y abajo

Siéntate con la espalda bien recta y las piernas juntas.
Coloca los puños sobre tus rodillas.
Ahora levanta el pulgar derecho de una de tus manos poco a poco, hasta situarlo a la altura de tus ojos. Después, sube hasta encima de tu cabeza. Ahora baja.
Repite con el otro brazo.
Por último, cierra los ojos y relájate.

5. Enfocando la punta de la nariz

Este ejercicio lo realizaremos solo una vez. No conviene repetirlo porque correríamos el riesgo de sufrir un mareo.

Sentados y en posición cómoda y segura, situamos el pulgar sobre la punta de lanariz.
Dirige tu mirada hacia ese dedo, de forma que ambos ojos converjan en ese punto en común.
Ahora aleja el dedo de tu nariz y llévalo en frente.
Relaja la mirada cerrando los párpados 20 segundos.

6. Lleva a tus ojos a dar un largo paseo

Las personas nos pasamos gran parte del día con la vista puesta en distancias cortas, limitadas y muy restringidas. Algo así supone un sobresfuerzo y un agotamiento visual extremo.

Debemos ser muy conscientes de ello y entender que, al día, debemos dedicar al menos 10 minutos a este sencillo y relajante ejercicio.
Ponte de pie frente a una ventana abierta y lleva tu mirada al horizonte, al punto más lejano. Hazlo durante 2 minutos.
Ahora, lleva tu mirada a la punta de tu nariz y, después, vuelve a ese punto distante del horizonte.
Parpadea rápido varias veces.
Relájate.

7. Masaje de sienes

Masajear las sienes es algo sencillo, relajante y terapéutico. Dedica a esta mágica terapia unos 10 minutos al día repartidos en 5 momentos a lo largo de tu jornada.

Siéntate con la espalda recta.

Respira profundamente. Aspira durante 6 segundos, contén el aire 7 y exhala durante 8 segundos.

Ahora con el dedo índice y corazón de cada mano, masajea tus sientes durante dos minutos.

Relájate con el ejercicio.

Para concluir, tal y como has podido ver, esta rutina es muy sencilla. No obstante, en su simpleza se esconde en realidad un beneficio claro y directo para la salud de nuestros ojos.

https://mejorconsalud.com/ejercicios-faciles-cuidar-tus-ojos/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...