jueves, 11 de mayo de 2017

Los 7 mejores remedios caseros para aliviar las axilas irritadas

La miel cuenta con propiedades antiinflamatorias y humectantes que pueden sernos de gran ayuda para aliviar tanto la irritación como el picor y la sequedad en la zona de las axilas

La irritación de las axilas es un síntoma muy común que, la mayor parte de las veces, se produce por una serie de factores que ocasionan prurito.

Se caracteriza por una comezón desesperante, casi siempre acompañada con enrojecimiento de la piel, descamación y pequeños granos inflamados.

Aunque no es una condición grave, resulta bastante molesta y, algunas veces, puede empeorar debido a la infección de algunas bacterias.



Por esta razón es importante brindarle algún tipo de tratamiento, con ingredientes suaves que ayuden a controlar el malestar.

En esta oportunidad queremos compartir 7 buenos remedios que, aplicados varias veces, pueden ayudar a solucionarlo.

¡Toma nota!

1. Aceite de vitamina E

El aceite de vitamina E es un producto antiinflamatorio y antioxidante que, tras ser absorbido por la piel, acelera el proceso de reparación mientras brinda un efecto humectante.

Su uso sobre las axilas irritadas ayuda a controlar la comezón y, de paso, calma lasalergias que lo producen.

¿Cómo utilizarlo?

Rompe una cápsula de vitamina E y aplícate el producto sobre las áreas que deseas tratar.
Masajea con las yemas de los dedos y asegúrate de que absorba bien.
Úsalo 2 o 3 veces al día para controlar los síntomas.

2. Bolsitas de avena

Las bolsitas de avena se han hecho muy populares en todo el mundo porque son útiles para remover las células muertas mientas se le brinda un extra de humectación y nutrientes a la piel.

Este ingrediente natural ayuda a regular el pH cutáneo y, de paso, calma la comezón y la inflamación.
¿Cómo utilizarlas?
Llena una pequeña bolsa de tela con harina de avena y, durante la ducha, úsala para frotar suavemente las axilas irritadas.
Repite su aplicación todos los días.

3. Leche fría

El ácido láctico que contiene la leche es útil para equilibrar el pH natural de la piel y, de paso, controlar la irritación.

Estas propiedades, sumadas a su efecto refrescante, hacen que sea una buena solución contra las molestias causadas por el prurito en las axilas.

¿Cómo utilizarla?

Pon a enfriar un poco de leche y, cuando esté helada, frótala sobre la piel de las axilas con la ayuda de un trozo de algodón.
Repite su uso 2 o 3 veces al día.

4. Miel de abejas

El poder humectante y antiinflamatorio de la miel de abejas pueden aprovecharse como parte del tratamiento de las irritaciones en la piel.

Sus compuestos activos minimizan la picazón y el enrojecimiento y, de paso, previenen el desarrollo de infecciones.
¿Cómo utilizarla?
Toma una pequeña cantidad de miel de abejas pura y frótala sobre la piel de las axilas.
Espera que actúe durante 10 minutos y enjuaga con agua templada.
Úsala 2 veces al día, hasta aliviar la irritación.

5. Limón

La aplicación de limón sobre las axilas no solo ayuda a disminuir las manchas oscuras sino que, además, previene las infecciones, la irritación y los malos olores.

¿Cómo utilizarlo?

Corta un par de rodajas de limón y frótalas sobre la piel de las axilas durante un par de minutos.
Úsala todos los días antes de acostarte.

Eso sí, ten cuidado con exponer tu piel al sol sin protección, ya que el limón la hace susceptible a las manchas.

6. Aceite de almendras

Los ácidos grasos que contiene el aceite de almendras tienen efectos hidratantes y reparadores que, al ser asimilados en la piel, promueven la actividad de sus células.


Su uso sobre las axilas ayuda a controlar la inflamación y disminuye los síntomas molestos como la comezón y el ardor.

¿Cómo utilizarlo?

Humedece un trozo de algodón con aceite de almendras y frótalo sobre las áreas afectadas con un ligero masaje.
Deja que se absorba bien y úsalo hasta 2 veces al día.

7. Yogur natural

Los probióticos naturales que contiene el yogur actúan contra las bacterias dañinas mientras regulan el pH para evitar las infecciones.

Sus nutrientes apoyan el proceso de reparación de la piel afectada y, al mismo tiempo, controla la irritación y el enrojecimiento.

¿Cómo utilizarlo?
Toma una cucharada de yogur natural y frótala sobre las axilas hasta que se absorba por completo.
Deja que actúe 20 minutos y enjuaga con agua tibia.
Repite su aplicación 2 veces al día, hasta notar una mejoría en la piel afectada.

¿Notas tus axilas rojas e irritadas? Anímate a preparar cualquiera de los remedios mencionados y descubre cuán buenos son para decirle adiós a este problema.

https://mejorconsalud.com/remedios-caseros-axilas-irritadas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...