martes, 9 de mayo de 2017

Los mejores Desayunos para tener mucha Energía

Puesto que es la primera comida después de un largo período de ayuno, sería conveniente que nuestro desayuno incluyera alimentos que nos proporcionen energía suficiente para afrontar la jornada de la mejor forma

Si por la mañana sientes que no tienes “combustible”, te cuesta mucho comenzar el día y eres un zombi hasta el mediodía quizás te estén faltando algunos nutrientes en la primera ingesta.

Por eso en el siguiente artículo te contamos cuáles son los mejores desayunos para tener mucha energía desde temprano.

¿Cuáles son los desayunos más energéticos?

Muchas personas no conocen la importancia de desayunar bien para tener fuerzas en toda la jornada.



Estamos acostumbrados a una taza de café mientras nos cambiamos o maquillamos, e incluso a salir de casa con el estómago vacío.

Para tener más energía es fundamental consumir hidratos de carbono saludables, es decir, fuentes de glucosa que el cuerpo transforma en combustible.

Lo bueno de estos alimentos es que nos mantienen con fuerza por mucho más tiempo y no aportan demasiadas calorías.

También recomendamos ingerir proteínas bajas en grasa y batidos de fruta, sobre todo en verano, para aportarle al cuerpo los nutrientes que necesita y comenzar el día con las baterías bien cargadas.

A su vez se aconsejan algunas alternativas a la lactosa como, por ejemplo, la leche de almendras o de avena para evitar las grandes cantidades de grasa y colesterol de los lácteos (sobre todo los enteros).

Desayunar como corresponde tiene muchos beneficios. No solo calma el apetito, sino también activa el metabolismo y evita el exceso de comida durante el día.

A diferencia de lo que se cree, un desayuno abundante permite bajar de peso y reducir la ansiedad, siempre y cuando se elijan alimentos saludables como frutas y cereales.

Si no estás acostumbrado a tanta comida desde temprano puedes ir añadiendo más cantidades de a poco.

También es importante no atracarse en la cena y evitar acostarse antes de 3 horas de la última ingesta. Así el cuerpo se levantará con hambre y será más fácil elegir un desayuno completo.

Desayunos para tener energía: tips de preparación

No tomar desayuno cada mañana obliga al cuerpo a usar sus energías de reserva.

Debemos tener en cuenta que, tras haber pasado unas 7 horas sin alimentos en el estómago por estar durmiendo, todo el combustible se ha procesado durante la noche y, al levantarnos, necesitamos recargar las baterías.
Un buen desayuno (energético y saludable) debe contener proteínas, hidratos de carbono de digestión lenta y frutas o verduras.
Es muy importante elegir cereales integrales y granos enteros (con alto contenido de fibras) para evitar quedarnos sin energía a mitad de la mañana.
Incluye además un huevo duro, un puñado de frutos secos y por nada del mundo desayunes fuera de casa.
Te recomendamos evitar los alimentos procesados (porque aumentan el colesterol en sangre).
Consume, al menos, 3 veces por semana un yogur griego (por sus proteínas) y procura que cada porción tenga menos de 5 gramos de azúcar.
5 alimentos para los desayunos más energizantes

Quizás te parezca demasiado ingerir 5 ingredientes diferentes tan temprano. Sin embargo, con el paso del tiempo te darás cuenta de los beneficios de un desayuno proteico y bajo en grasas.

Y es que no solo es bueno a nivel físico, sino también emocional, ya que no hay nada mejor que compartir unos minutos en familia antes de que cada uno cumpla con sus obligaciones diarias.

En cuanto a los alimentos que no pueden faltar en tus desayunos encontramos:

1. Café

Aunque intenten demonizar esta bebida lo cierto es que consumida en su medida justa puede ser de gran ayuda para aumentar las energías.

La cafeína tiene la capacidad de mejorar el estado de ánimo e incrementar el rendimiento mental. Además reduce la sensación de cansancio y fatiga y acelera el metabolismo.

Pero atención: lo recomendable es solo una taza por la mañana y otra por la tarde.

2. Frutos secos

Son muy ricos en proteínas, grasas saludables y fibras. Si bien tienen una buena cantidad de calorías, también aportan saciedad y evitan que “piques” entre comidas.

Los frutos secos tienen vitamina E, magnesio y manganeso, reducen la diabetes y las enfermedades cardíacas y son un aliado perfecto con el yogur o la leche.

3. Huevos

También son considerados negativos para la salud. No obstante, si lo consumimos cocido le daremos al organismo 6 gramos de proteína saludable y reduciremos de peso (sobre todo la grasa abdominal).


Un huevo en el desayuno mejora la función cerebral, equilibra los niveles de colesterol y evita la degeneración macular. Además, evitará el consumo de calorías adicionales durante el día.

4. Semillas de lino

También llamadas linaza, son unas pequeñas semillas pero con un gran aporte nutricional. El lino aporta ácidos grasos omega 3, vitamina B1, fibra y magnesio (entre otros minerales).

Una cucharada de estas semillas mezcladas con el zumo o el yogur reduce la glucosa y el colesterol.

5. Avena

Uno de los imprescindibles del desayuno para que sea energético. Se puede consumir combinado con yogur, leche o zumo, en forma de crema o de galletas.

Te aporta una gran cantidad de nutrientes entre ellos fibra, hierro y magnesio. Pero, sin dudas, una de las principales virtudes de la avena es que proporciona mucha saciedad.

El estómago estará satisfecho por varias horas y evitarás el famoso “pica pica” antes del almuerzo.

Otros alimentos que no pueden faltar en el desayuno son:
Yogur (mejor si es griego)
Fruta fresca (en forma de zumo, de batido o entera)
Requesón
Té verde (para reducir la cafeína)

https://mejorconsalud.com/los-mejores-desayunos-mucha-energia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...