martes, 11 de julio de 2017

7 remedios naturales para reducir el impacto de la celulitis: ¡Funcionan!

Aunque tengamos predisposición genética a padecer celulitis, evitar el sedentarismo y cuidar de nuestros hábitos alimenticios, sobre todo reducir el consumo de sal, serán dos pasos clave para minimizar su presencia

La celulitis es esa incómoda “inquilina” que acompaña a muchas mujeres y que tanto se nos resiste a pesar de tantos remedios, cremas y ejercicios.

Deshacerse por completo de ella no es fácil, a no ser que pasemos por un quirófano, lo sabemos. Por ello, no nos queda más opción que aceptarla y asumir que la celulitis forma parte de nuestro cuerpo y, como tal, aprender a integrarla.



Decimos esto por una razón muy sencilla: son muchas las mujeres que ven con incomodidad hechos tan comunes como ir a la playa o a la piscina, no se atreven a lucir bikini u otro tipo de ropa de baño y, lo que es aún peor, muchas de ellas llegan a pensar incluso que sufren sobrepeso.

Debemos tenerlo claro: que tengamos celulitis no siempre es consecuencia directa de padecer unos kilos demás.

La gran mayoría de las veces la celulitis se debe en exclusiva a la predisposición genética.

Es recomendable, por tanto, que aceptemos nuestro cuerpo con esos pequeños matices.

No obstante, eso sí, siempre haremos todo lo posible por minimizarla, por vernos mejor ante el espejo sabiendo además que gozamos de buena salud.

Hoy en nuestro espacio queremos proponerte esto mismo: reducir la presencia de la celulitis de forma natural, mediante consejos saludables que, además, garantizarán tu bienestar.

1. Alimentos frescos y naturales

Todos sabemos que es necesario comer bien, alimentarnos de la mejor manera.

Sin embargo, hemos de admitirlo: con nuestros horarios y nuestro poco tiempo recurrimos a esa comida rápida, procesada y rica en grasas que satisface también nuestras necesidades emocionales.

Para minimizar la celulitis es prioritario que reduzcamos al máximo el consumo de alimentos procesados, así como aquellos que contengan sal o demasiado azúcar.

Debemos recordar que la ingestión de sodio en exceso aumenta la retención de líquidos e intensifica la celulitis.

Así, nos será muy adecuado optar siempre por productos frescos y naturales: tomates, pimientos, coles de Bruselas, zanahorias, alcachofas….

En cuanto a los cereales, busca aquellos que sean integrales y de grano entero.


2. Consume algas marinas

En las tiendas especializadas tenemos a nuestro alcance distintos tipos de algas: nori, agar agar, kombu, hiziki, arame…

Las algas tienen un efecto saciante gracias a su contenido en yodo, regulan el funcionamiento de la glándula tiroides y, además, contienen una alta dosis de nutrientes concentrados.

Como curiosidad, te gustará saber que cuando las algas marinas entran en nuestro cuerpo actúan también como un fabuloso remedio depurativo, ideal para eliminar esas toxinas que cursan con la celulitis.

3. Una buena hidratación: agua con menta y limón

Una buena hidratación es clave para disponer de un organismo más sano, más limpio, más libre de toxinas…

Es recomendable que bebamos pequeños sorbitos de líquidos a lo largo de todo el día.

No es necesario que sea agua en exclusividad. De hecho, si a esa botella de agua le añadimos, por ejemplo, limón y hojitas de menta, aumentaremos el efecto depurativo.

Asimismo, para favorecer la producción de colágeno y reparar esas áreas afectadas por la piel de naranja, también es necesario que bebamos abundantes líquidos.

No lo dudes: ten siempre cerca tu botellita o tu vaso de agua.

4. Las semillas de lino

En nuestro propósito por favorecer la producción de colágeno para reparar esas áreas afectadas por la celulitis, nos vendrá muy bien consumir a diario una cucharadita de semillas de lino.

Gracias a estas semillas obtendremos además adecuadas proteínas y minerales para tener una piel más fuerte y más firme.

Así, como propuesta fácil, económica y deliciosa, nos vendrá muy bien desayunar un batido natural de manzana verde, miel y piña, ahí donde añadir esa cucharadita de semillas de lino.

Poco a poco veremos buenos resultados.

5. Una hora de ejercicio

El ejercicio regular y de intensidad moderada aumenta nuestra masa muscular y reduce la presencia de la celulitis.

Es aconsejable, por tanto, establecer al menos dos momentos a lo largo del día para practicar algún ejercicio.

Podemos caminar por las mañanas, practicar zumba, algún baile o incluso natación por las tardes.
Se trataría en realidad de tomar conciencia de que el sedentarismo, o incluso el pasar mucho tiempo de pie, dificulta la circulación y aumenta esa retención de líquidos en las piernas.

Así que recuerda: el movimiento es vida y te ayuda a verte mucho mejor ante el espejo.

6. Sí a la salsa de tomate

¿Salsa de tomate para reducir la celulitis? Por asombroso que parezca, así es.

Basta con acompañar alguno de nuestros platos con un poco de salsa de tomate para beneficiarnos de su alto contenido en licopeno, un tipo de antioxidante muy saludable.

Asimismo, se sabe que al cocinar la salsa de tomate con un poco de aceite de oliva la concentración de licopeno se eleva, ayudándonos además a sintetizar un poco más de colágeno.

7. Exfoliación en seco para reducir la celulitis

La mayoría nos hemos acostumbrado a exfoliar la piel bajo la ducha.

Probemos ahora algo nuevo, algo que incorporar dos o tres veces a nuestra rutina del día: un “cepillado” –suave– de esas áreas rebeldes de nuestras piernas donde se concentra la celulitis.

De este modo facilitamos la circulación, eliminamos piel muerta y oxigenamos un poco más esas zonas donde se acumulan los líquidos y la inflamación.

No dudes en poner en práctica estos consejos tan sencillos para ver adecuados resultados al cabo de unos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...