jueves, 26 de abril de 2018

Insomnio primaveral: qué es este problema del sueño y cómo puedes solucionarlo

Con la llegada de la primavera llega el cambio de hora y los días se hacen más largos. 

Más luz en nuestras vidas hace que suframos algunos trastornos relacionados con nuestro estado de ánimo habitual. 

Al cambiar los biorritmos, cambia también nuestro estado físico y emocional, y aparecen algunos trastornos del sueño como el insomnio primaveral. 

Por ello en esta ocasión nos queremos detener en este punto para conocer un poco mejor de qué se trata.

La alergia es uno de los principales trastornos que suelen aparecer en esta época del año debido a que las plantas despiertan y comienzan a germinar con el buen tiempo y las últimas lluvias. 



Este malestar es el que solemos asociar a esta época del año. Muy pocos de nosotros nos detenemos en otros desajustes como por ejemplo el sueño y los trastornos que sufre en primavera.

El insomnio es un trastorno que de por sí merma nuestro estado físico y de ánimo. Muchas personas lo padecen a lo largo del año, pero en primavera esta cifra se dispara por varios motivos. Por ello en esta ocasión queremos poner el ojo sobre este punto que es importante que tengamos en cuenta a la hora de conseguir mitigar sus efectos o atajarlo de raíz.

Efectos de la primavera en el organismo

En primer lugar es necesario que tengamos presente lo que supone la primavera para nosotros y para el organismo. Como decíamos antes, la alergia es uno de los signos típicos de esta época del año. Esto es debido a que la temperatura ambiental varía, las horas de luz aumentan y con ello nuestros biorritmos cambian radicalmente frente a lo que estábamos acostumbrados durante todo el invierno.

La primavera hace que se produzcan cambios en el entorno y en nuestro cuerpo afectando directamente al sueño

Este cambio en el clima y en las horas de luz es fundamental para entender los cambios en el organismo y ante todo el insomnio que puede aparecer en primavera y que nos hace tardar en pillar el sueño o despertarnos en medio de la noche sin motivo aparente y no poder volver a conciliar el sueño. Aunque nos parezca mentira, una de cada diez personas padece este trastorno y en su mayoría son mujeres.

Al hilo de los cambios derivados de la primavera, nuestro organismo necesita una adaptación a los mismos, y por ello en la gran mayoría de los casos, el insomnio primaveral es algo transitorio que termina desapareciendo a medida que pasen los días. Pero a pesar de que esto sea así, es necesario que tomemos cartas en el asunto cuanto antes para atajar este malestar y conseguir descansar como es debido.

Junto al insomnio primaveral siempre va asociada la astenia primaveral. Como sabemos se trata de una debilidad general y un cansancio que hace que nos encontremos con mucha menos energía de lo habitual. Los motivos por los que aparece son los esgrimidos anteriormente de cambios en el clima y las horas de luz. Esta astenia en muchos casos se deriva directamente de la falta de descanso por el insomnio y también puede ser un detonante a la hora de padecer insomnio.
Principales motivos por los que aparece el insomnio primaveral

Por ello es necesario que entendamos los principales motivos por los que aparece el insomnio en esta época del año. Es importante tener presente que en muchos casos no tiene nada que ver con un problema de salud, sino que se debe a un desajuste temporal del organismo. Para ello nos vamos a detener en las posibles causas que provocarán el insomnio primaveral:

Días más largos, más calor, más actividad... son algunos de los motivos por los que nos cuesta conciliar el sueño en primavera

El hecho de tener más horas de luz tiene un efecto directo sobre los biorritmos del cuerpo. El cuerpo se mantiene más activo cuando es de día. Si a esto le sumamos la hora de más que en España tenemos frente a nuestro uso horario, hace que la noche llegue muy tarde en la primavera y por ello nos cueste más conciliar el sueño.

El aumento de la temperatura también es un detonante a la hora de facilitarnos el sueño. Al tener más calor, el cuerpo debe aclimatarse y en muchos casos es más difícil conciliar el sueño y descansar.

El cambio de humedad en el ambiente también influye enormemente a la hora del descanso, ya que la primavera se presenta mucho más seca que el invierno y nuestro organismo lo nota sobremanera.

La alergia al polen también mina nuestra capacidad de conciliar el sueño, ya que las vías respiratorias se taponan y no nos permite respirar adecuadamente. Esto hace que nos sea aún más difícil dormir y sobre descansar.

Consejos para acabar con el insomnio primaveral




Estos son algunos de los motivos por los que nos cuesta tanto dormir en esta época del año. A pesar de todo, como hemos comentado anteriormente es una situación momentánea, pero puede hacer que nos sea mucho más pesado el cambio de estación. Por ello es importante que sepamos y que tengamos en cuenta algunas medidas al respecto para solucionar esta situación cuanto antes.

Para conseguirlo podeos llevar a cabo una serie de medidas al respecto. Estas nos ayudarán a conciliar el sueño con más facilidad y de manera sencilla:
En primer lugar es necesario mantener una correcta higiene en lo que a sueño se refiere. Seguir un perfecto orden en la hora de acostarnos y de levantarnos es una de las mejores alternativas para conciliar el sueño más fácilmente. Seguir unas rutinas de sueño nos ayudará a regular nuestro reloj corporal para descansar adecuadamente.

Es importante que intentemos dormir a diario una media de 7 a 8 horas para así conseguir equilibrar los biorritmos del cuerpo y conciliar el sueño de manera más sencilla.

Evitar las comidas copiosas antes de irnos a dormir es importante. Ir con el estómago lleno a la cama es una de las peores cosas que podemos hacer para conciliar el sueño, ya que el proceso digestivo nos impedirá dormirnos y descansar bien. Es mejor cenar por lo menos dos horas antes de irnos a dormir para hacerlo con la digestión hecha.

Relajarnos antes de ir a dormir, tener luces tenues en casa, no cenar demasiado... son algunas de las medidas que podemos llevar a cabo para conciliar mejor el sueño

Aclimatar nuestra casa con luces poco potentes y ambientales nos ayudará a relajarnos y hacer que sea mucho más fácil conciliar el sueño a la hora de irnos a dormir. Utilizar luces indirectas y poco luminosas será una de las mejores alternativas.

No realizar actividades deportivas antes de ir a dormir es bueno para poder hacerlo de mejor manera. Al practicar deporte activamos el metabolismo y nos costará mucho más conciliar el sueño de manera sencilla. Pero sí que es bueno hacer deporte en otras horas del día, ya que nos ayudará a acudir más cansados a la cama y dormir mejor.

No consumir sustancias excitantes por la nochecomo el café o el té por ejemplo. Las bebidas con cafeína también nos impedirán dormir con total normalidad durante la noche, y por ello es mejor sustituirlas por infusiones relajantes y digestivas como manzanilla, menta poleo, romero...

Evitar las siestas largas durante el día es fundamental. Dentro de la regulación del sueño de la que hablábamos antes, entrarían las siestas, ya que nos desajustan este ritmo de sueño por la noche.

Si la temperatura es elevada podemos recurrir a duchas y baños de agua a temperatura ambiente para equilibrar la propia de nuestro cuerpo. Incluso podemos utilizar paños húmedos en frente y tobillos para dormirnos de manera más sencilla.

El uso de complementos ricos en triptófano nos ayudarán a conciliar el sueño y estar mucho mejor. Se trata de una proteína que actúa directamente en el descanso del organismo y que nos vendrá muy bien en estas temporadas.

Dormir bien es esencial para rendir al cien por cien y afrontar el cambio de estación con mejor talante

No hay que olvidar lo importante que es el descanso físico, y por ello el sueño es fundamental para el perfecto estado corporal. Por ello es necesario que tengamos en cuenta estos puntos y consejos para evitar que el insomnio primaveral nos afecte más de lo necesario.

No olvidemos que se trata de un trastorno temporal que solamente durará unos días, pero si no tomamos cartas en el asunto la cosa puede alargarse más y podemos arrastrar el cansancio día tras día. Este cansancio nos hará más vulnerables ante el resto de achaques de la primaveracomo las alergias o los resfriados.

Imégenes | Unsplash
https://www.vitonica.com/wellness/insomnio-primaveral-que-es-este-problema-del-sueno-y-como-puedes-solucionarlo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...