martes, 29 de mayo de 2018

Diabetes al ritmo del reloj biológico

Resultado de imagen de Diabetes al ritmo del reloj biológicoAlterar el ritmo del reloj biológico podría aumentar el riesgo de desarrollar diabetes. Así lo ha detectado un estudio reciente según el cual, las personas que cruzan el océano con frecuencia y las que trabajan en turnos nocturnos y rotativos son las que más podrían verse afectadas.

El reloj biológico no es ni digital ni electrónico, pero sí es muy inteligente.

Ubicado en el cerebro, se encarga de detectar cuándo es de día o de noche o cuándo llega la hora de comer, entonces le envía las señales correspondientes a cada parte del cuerpo para que cumpla su función: haga que sientas sueño, que te despiertes tan temprano como un gallo por las mañanas, o que se te haga agua la boca mientras el estómago te hace ruido cuando piensas en un exquisito plato de comida.

En realidad, muchas cosas se ponen en funcionamiento dentro del cuerpo de acuerdo a lo que les indica el reloj biológico, al cual también se le llama reloj circadiano.



A lo mejor has oído hablar de él por el denominado síndrome de los husos horarios o jet lag, algo que les ocurre a las personas que viajan grandes distancias y, por ejemplo, llegan en un horario nocturno, considerando el lugar de partida, pero en el lugar de destino recién está comenzando el día.

También las personas que trabajan de noche o realizan horarios rotativos pueden sufrir de este síndrome, ya que el cuerpo tarda en adaptarse a los cambios de horario y de rutina.

Ahora, además, un grupo de investigadores de la Escuela Médica de Harvard, en Estados Unidos, ha relacionado el reloj biológico con el desarrollo de la diabetes. En particular, lo que estos científicos han encontrado es que el desajuste del reloj biológico desestabiliza las células del páncreas que producen la insulina.

La insulina es una sustancia (una hormona) que el páncreas fabrica. Su misión es convertir en energía el azúcar que se obtiene de los alimentos para que el cuerpo pueda llevar a cabo todas sus funciones, desde la misma digestión hasta el movimiento de los músculos, el latido del corazón o el movimiento de los pulmones para respirar.

En las personas con diabetes, la producción de la insulina está afectada (su cantidad es insuficiente) o no funciona correctamente (hay una resistencia a ella por los tejidos del cuerpo). Por eso los diabéticos necesitan tener ciertos cuidados con su alimentación, tomar medicamentos y/o a veces, también inyectarse insulina.

Algunas investigaciones anteriores ya relacionaban la falta de sueño con la diabetes, aunque no se conoce con precisión cómo es ese vínculo, pero hay especialistas que hasta indican que el dormir bien es tan importante para los diabéticos como la dieta misma.

Ahora, esta nueva investigación que ha sido publicada en el medio especializado Science Translational Medicine relaciona los trastornos del ritmo circadiano con la producción de insulina y, por lo tanto, con un paso previo a la diabetes y a la obesidad.

De ser así, las personas con predisposición a desarrollar diabetes que viajan con frecuencia en los vuelos transoceánicos o que trabajan de noche tienen más posibilidades de desarrollar la enfermedad.

Para llegar a estos resultados, los investigadores hicieron un seguimiento de seis semanas a 21 voluntarios, que debieron dormir 10 horas diarias durante las tres primeras semanas y luego tuvieron que reducir el descanso a 5 o 6 horas de sueño cada 24 horas, para simular las rotaciones en los turnos de trabajo. Además, en ese mes y medio no pudieron practicar ejercicio.

De esta forma detectaron que la alteración de los ciclos de vigilia y de sueño afectó a las células del páncreas que secretan insulina y se produjo un aumento de la glucosa (el azúcar) en la sangre.

Otro dato que causó sorpresa fue que esos efectos negativos desaparecían luego de nueve días, si la persona volvía a su ritmo de sueño habitual. Bastante más de lo que se creía (no más de un fin de semana).

Si bien todavía hacen falta más investigaciones que proporcionen datos adicionales sobre este tema, el descanso adecuado sigue ocupando un lugar importante en la salud de las personas, más aún en aquellas que tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes.



Teniendo esto en cuenta, a la dieta saludable y a tu rutina de ejercicios, no olvides agregarle suficientes horas de descanso. Haz el tiempo necesario para tu salud, ¡y a dormir sin culpa!

Imágen © iStockphoto.com / ziggymaj

PUBLICADO POR: DOCTORA ALIZA
MAYO 29, 2018

https://www.vidaysalud.com/diabetes-al-ritmo-del-reloj-biologico/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...