lunes, 4 de junio de 2018

Remedios caseros para el dolor de estómago

¿Estás necesitado/a de remedios caseros para el dolor de estómago y por eso has llegado hasta esta página? Vamos a ver algunos trucos y claves para que puedas mejorar algunos síntomas sin salir de casa.

¿Qué es exactamente el dolor de estómago?

El dolor de estómago o dolor abdominal es la sensación de molestia continuada en la parte central del vientre, entre el ombligo y el final del esternón. Puede tener muchas causas, tanto físicas como psíquicas.

Cuando una afección psicológica como el nerviosismo o la ansiedad provoca reacciones físicas, se dice que el cuerpo somatiza el problema. Otras veces, la razón de ser del dolor de estómago puede deberse a una mala digestión o a un problema gastrointestinal.



No obstante, el dolor de estómago o dolor de vientre generalizado puede ser también síntoma de una afección más grave, como una intoxicación, un infarto de miocardio, o una hepatitis. Por esto, si el dolor de estómago aparece debes acudir a tu médico.

11 remedios naturales para el dolor de estómago

Veamos ahora cuáles son los mejores remedios naturales para el dolor de estómago. Los ingredientes necesarios para estos remedios, como verás, son baratos y fáciles de conseguir. Y todo eso sin necesidad de salir de casa para aplicarlos:

Té de manzanilla

La manzanilla es uno de los remedios de abuela que más populares han sido siempre. Y esto tiene una explicación: la planta de la manzanilla es un calmante que es especialmente útil en los problemas relacionados con el sistema digestivo.

Para preparar té de manzanilla, calienta agua hasta que entre en ebullición y echa las flores de la planta. Apaga el fuego y remueve despacio, hasta que el agua coja un color amarillento. Después, cuela la mezcla y tendrás listo tu té de manzanilla. Puedes tomar de dos a tres tazas al día para combatir el dolor de estómago.
Compresas calientes

De la misma manera que el té de manzanilla se debe tomar caliente para potenciar el efecto calmante, aplicar calor sobre la zona es también un buen remedio.

Para preparar compresas calientes necesitarás solamente un trozo de algodón o un paño empapados en agua caliente. Aplícalo directamente sobre el vientre, con cuidado de no quemarte, y ve cambiando las compresas por otras nuevas cuando se enfríen. Puedes utilizarlo tanto tiempo como quieras.

Jarabe de aloe vera

Un remedio interesante para el dolor de estómago es el jarabe de aloe vera. La planta de aloe vera acelera la recuperación y la regeneración de los tejidos, por lo que es empleada con frecuencia en la industria cosmética.

Sin embargo, la mayoría de geles y jarabes de aloe vera del mercado no tienen una pureza suficiente como para que puedan ser ingeridos. Si sigues esta receta prepararás tu propio jarabe de aloe vera, del que podrás tomar hasta dos cucharadas soperas al día.

Primero, corta las hojas de la planta de aloe vera y pélalas. Cuando hayas obtenido la pulpa, trocéala y échala unos minutos a un recipiente con agua hirviendo. Remueve y vete disminuyendo la potencia del fuego gradualmente.

Cuando se deshaga completamente, tendrás listo tu jarabe de aloe vera. Podrás guardarlo en la nevera y consumirlo hasta tres o cuatro días después de haberlo preparado, así que tenlo en cuenta cuando elijas tus cantidades según las necesidades que tengas.

Té de menta con miel

El té de menta sirve como calmante y estimulante del apetito, por lo que puede servir para mejorar el dolor de estómago. Para hacer té de menta, solamente necesitas seguir el procedimiento estándar para preparar una infusión.

En agua hirviendo, añade las hojas de menta y deja que infusione unos minutos antes de apagar el fuego. Luego, añade la miel, y mézclalo bien. Después, cuela la mezcla y tendrás listo tu té de menta con miel, que potenciará el efecto calmante.
Zumo de limón con agua templada

Es de sobra conocido que el zumo de limón sirve para regular el pH del estómago. Una de las causas del dolor de estómago puede venir determinada por problemas en el funcionamiento del mismo causados por deficiencias en la flora bacteriana.



Para evitar estos desequilibrios, mezcla el zumo de un limón en un vaso con un poco de agua templada. Prepáralo cada mañana y consúmelo en ayunas regularmente para prevenir, y hasta tres veces al día para mejorar el dolor de estómago.

Té de tomillo con canela

El tomillo es también una planta conocida por su efecto calmante. De la misma manera, la canela funciona además como antiinflamatorio, así que mezclar estos dos ingredientes en una infusión puede ser una buena idea para combatir el dolor de estómago.

Para hacer té de tomillo debes preparar un recipiente con agua hirviendo. Cuando veas las primeras burbujas, echa las flores de tomillo y remueve un par de minutos. Apaga el fuego y cuela la mezcla. Luego, echa la canela según tu gusto personal. Así tendrás listo tu té de tomillo.

Infusión o aderezo de orégano

El orégano es famoso por disminuir las probabilidades de padecer gases y problemasdigestivos. Por eso, tomar una infusión de orégano o simplemente añadir esta especia a tus comidas puede facilitar el correcto funcionamiento de tu estómago y tu intestino, disminuyendo las probabilidades de sufrir esos dolores tan molestos.

Para hacer infusión de orégano debes seguir el ritual habitual: echar el orégano en agua hirviendo, dejar que infusione, y pasar la mezcla por un colador. Podrás tomar hasta dos tazas al día.
Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio se utiliza desde antaño para pelear contra las afeccionesrelacionadas con la boca y el estómago. En este caso, es muy recomendable, porque ayuda a recuperar el correcto funcionamiento haciendo que los dolores se minimicen.

Añade una cucharada sopera de bicarbonato de sodio a un vaso de agua templada y mézclalo todo bien hasta que se disuelva. Bébelo a tragos lentos, preferiblemente en ayunas, una vez al día. También puedes tomarlo en el momento en que empieces a sentir los dolores, para estabilizar tu sistema digestivo.

Papilla de plátano, arándanos y miel

Esta papilla es un remedio que funciona como calmante, además de presentar un aporte nutritivo bastante considerable. Tanto los arándanos como la miel son antiinflamatorios, y el potasio del plátano suele funcionar contra la aparición de náuseas, gases y cólicos que generan ese dolor de estómago.

Prepara esta papilla machacando un plátano maduro y añadiendo los arándanos enteros o deshechos también. Luego, utiliza la miel para endulzar y además incrementar las cualidades calmantes de este remedio. Puedes utilizar esta receta como merienda, postre o desayuno.

Salvia y jengibre

La salvia es conocida porque mejora el funcionamiento del tracto digestivo. Por su parte, el jengibre es también un famoso antiinflamatorio. Por ello, si sufres dolor de estómago es aconsejable tomar un té de salvia y jengibre.

Para prepararlo deberás poner a hervir un poco de agua, a la que añadirás las hojas y flores de la salvia. Luego, mientras aún hierve, lava y parte la raíz de jengibre y échala a la mezcla. Remueve unos minutos, y después apaga el fuego. Una vez templada, pasa la mezcla por un colador para tener lista tu infusión.
Yogur natural

El yogur natural es un probiótico que también contribuye a la estabilización del sistema digestivo en general y del estómago en particular. Sus propiedades contribuyen a la proliferación de bacterias buenas que facilitan la digestión y reducen la pesadez y dolor que puedan aparecer.

Por eso, es una buena idea incluir un yogur natural como postre para algunas de tus comidas, o como ingrediente en el desayuno. Combinado con otros remedios aquí presentados, tendrá un efecto mayor en la prevención y mejora del dolor de estómago.

Causas del dolor de estómago

Ahora bien, es probable que, para entender bien los anteriores remedios, debas comprender las causas del problema. Así que vamos a aprovechar y a mostrarte las causas del dolor de estómago más frecuentes:
Intoxicación alimentaria
Menstruación (a veces)
Indigestión o corte de digestión
Comida demasiado copiosa
Intoxicación etílica o resaca
Gastroenteritis
Úlcera de estómago
Hepatitis, pancreatitis
Apendicitis
Nervios
Ansiedad
Depresión
Excitación
Obesidad

Síntomas del dolor de estómago

Tras lo anterior, podemos pasar a ver los síntomas más comunes del dolor de estómago. Eso sí, ten en mente que puede que existan otros síntomas, puesto que esta no es (ni pretende ser) una lista exhaustiva. Aquí solo señalamos los que más fácilmente te permitirán identificar el dolor de estómago:

Molestia generalizada en el vientre
Dolor al palpar
Hinchazón
Falta de apetito
Deshidratación
Ardor de estómago
Gases
Cómo evitar y prevenir el dolor de estómago

Ahora que ya hemos visto todo lo anterior, podemos pasar a hablar de cómo evitar y prevenir el dolor de estómago. Al fin y al cabo, el saber popular lo tiene claro: es mejor prevenir que curar:



Evita las comidas demasiado copiosas
Bebe agua, te saciarás antes y contribuirás a que tu cuerpo funcione adecuadamente
Sigue una dieta equilibrada
Mastica lentamente, y procura hacerlo con la boca cerrada para no tragar aire
Evita los alimentos procesados, con alto contenido en grasas saturadas y azúcares refinados
No bebas alcohol ni fumes
Descansa adecuadamente después de las comidas, pero no te tumbes, o impedirás la digestión
No vistas con ropa demasiado apretada cuando vayas a comer

Ya lo has visto: Estos remedios caseros para el dolor de estómago puedes emplearlos en tu propio hogar. También has podido ver cómo, con la información extra que te hemos dado sobre las causas y los síntomas, así como los trucos de prevención, esta es la mejor guía de la red para tratar el dolor en el estómago

https://remedioscaseros.wiki/dolor-de-estomago/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...