Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas

viernes, 28 de febrero de 2020

Descubren un Nuevo Peligro de los Refrescos para la Salud

Los adultos amantes de los refrescos corren el riesgo de desarrollar niveles anormales de colesterol y triglicéridos, advierten los científicos del Centro de Investigación sobre Envejecimiento Humano Jean Mayer USDA en la Universidad de Tufts (HNRCA).

Los investigadores realizaron un seguimiento de personas adultas que bebieron regularmente bebidas azucaradas durante 12,5 años.

"Los resultados del estudio muestran que el consumo regular de bebidas azucaradas, como refrescos y bebidas de fruta, se asocia con cambios adversos en las concentraciones de lipoproteínas y una mayor incidencia de dislipidemias relacionadas con los triglicéridos y el colesterol de lipoproteínas de alta densidad", dice el estudio, publicado en el Journal of the American Heart Association.

La dislipidemia, a su vez, puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, advierten los investigadores.

Por lo tanto, los científicos recomiendan limitar la ingesta de bebidas azucaradas.

"Los patrones dietéticos bajos en bebidas endulzadas con azúcar pueden contribuir a mantener perfiles favorables de lipoproteínas plasmáticas".

Al mismo tiempo, el estudio mostró que el consumo de bebidas endulzadas con bajo contenido calórico y cantidades limitadas de jugo de fruta 100% (hasta 1,5 porciones al día) no parecen influir negativamente en las concentraciones de lipoproteínas.

Otro experimento, llevado a cabo por unos científicos estadounidenses en 2018, había demostrado que el consumo excesivo de refrescos no solamente causa obesidad, sino también aumenta el riesgo de graves trastornos en los riñones.

Además, en 2017, se hizo público un estudio censurado que mostraba que el alto consumo de azúcar y bebidas dulces puede causar ateroesclerosis y cáncer de vejiga


jue, 27 feb 2020 17:03 UTC

jueves, 27 de febrero de 2020

El Mito del Colesterol

El Profesor Joan-Ramon Laporte habla sobre las debilidades del colesterol como factor de riesgo, los afectos adversos de las estatinas y su mala utilización.



Durante el último medio siglo, el colesterol ha sido promocionado como un peligro grave para la salud, y la grasa y el colesterol alimentario han sido clasificados como uno de los alimentos "más mortales" para el consumo humano.

Esto finalmente podría cambiar, ya que las limitaciones sobre el colesterol, probablemente serán removidas de la edición 2015 de las Guías Alimentarias para los Estadounidenses. En realidad es cuestión de tiempo, ya que 60 años de investigación han fallado completamente en demostrar una correlación entre los altos niveles de colesterol y la enfermedad cardíaca.

El colesterol natural y puro no solo es bueno para la salud cardiaca, en realidad es una de las moléculas más importantes en su cuerpo; indispensable para el desarrollo de células y para producir hormonas del estrés y del sexo, así como vitamina D.

El colesterol también es importante para la salud del cerebro y ayuda con la formación de sus recuerdos. Los niveles bajos de colesterol HDL se han relacionado con la pérdida de la memoria y la enfermedad de Alzheimer y también pueden aumentar el riesgo de depresión, derrame cerebral, comportamiento violento, e incluso el suicidio.




miércoles, 26 de febrero de 2020

El Fármaco Spinraza causa Hidrocefalia (agua en el cerebro) en bebés con Atrofia Muscular

Las agencias reguladoras de medicamentos están alertado a los médicos sobre posibles nuevos y graves daños del fármaco Spinraza (nusinersen), del laboratorio Biogen. 

Está indicado para la atrofia muscular espinal (AME) -disminución de la masa muscular- pero puede provocar hidrocefalia («agua» en el cerebro).

La atrofia muscular espinal es una enfermedad neuromuscular rara que afecta a la parte del sistema nervioso que controla el movimiento muscular voluntario

En la atrofia muscular espinal hay una pérdida de células importantes en la médula espinal, llamadas neuronas motoras, que son esenciales para el control del movimiento y la fuerza muscular. Estas neuronas motoras regulan la actividad muscular enviando señales desde el sistema nervioso central (SNC), que es la parte del sistema nervioso que incluye el cerebro y la médula espinal.

La pérdida de neuronas motoras da lugar a una debilidad progresiva y atrofia muscular a medida que los músculos dejan de recibir señales del SNC.

Al contrario que en muchas otras enfermedades neuromusculares raras, se conoce claramente la causa genética específica de la atrofia muscular espinal.

Como ha advertido Biogen, se han notificado varios casos de hidrocefalia no asociada a meningitis ni a hemorragia en pacientes tratados con Spinraza. La hidrocefalia (término que deriva de las palabras griegas «hidro» que significa agua y «céfalo» que significa cabeza) es un trastorno cuya principal característica es la acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo dentro del cráneo.

En ese comunicado podéis leer los casos concretos advertidos, la mayoría son niños o bebés: una niña de cuatro meses sufrió un aumento del tamaño de la cabeza y letargo tras tomar el fármaco; otro niño de seis meses con signos de aumento de la presión intracraneal con hidrocefalia; otro chiquillo de tres años con el mismo diagnóstico; e incluso un bebé cinco meses con macrocefalia después de cuatro dosis del medicamento.

Hay un adulto con los mismos daños, que se sepa pues los casos notificados no suelen ser todos los producidos; como hemos contado en muchas ocasiones existe una preocupante infranotificación de daños provocados por tratamientos médicos.

En España se calcula que existen unas 750 personas con atrofia muscular espinal. La hidrocefalia es peligrosa. Se conocía antiguamente como «agua en el cerebro», aunque este líquido no es agua sino que es líquido cefalorraquídeo, un compuesto transparente que rodea el cerebro y la médula espinal. 

La acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo tiene como consecuencia una dilatación anormal de los espacios en el cerebro llamados ventrículos. Esta dilatación ocasiona una presión potencialmente perjudicial en los tejidos del cerebro.

Derivación ventriculoperitoneal.

Varios de los afectados han sido tratados con la colocación de la llamada derivación ventriculoperitoneal (conocida como VDVP), un procedimiento que ayuda a quitar líquido en exceso del cerebro.

La derivación consiste en una sonda o tubo, una válvula y un tanque. La sonda se coloca a través del cerebro y dentro de uno de los ventrículos (espacios) cerebrales donde se acumula el líquido cefalorraquídeo citado.

Luego la sonda se conecta a una válvula y de ahí a otra sonda que va por debajo de la piel hasta llegar al abdomen. El líquido fluye a través de la sonda y es absorbido por el cuerpo.

Ante la gravedad de los hechos, se recomienda a los médicos que informen sobre los riesgos del medicamento. Hay que prestar atención a los síntomas más característicos del cuadro clínico: vómitos, cefaleas persistentes, aumento del perímetro craneal, etc.

Biogen reconoce que la información disponible sobre la eficacia continuada de Spinraza cuando se implanta una VDVP es limitada por lo que, tras la colocación de una válvula de estas características, los médicos deberán, por un lado, informar a los pacientes de que se desconocen los riesgos y los beneficios de Spinraza en pacientes portadores de una VDVP y por otro, realizar un seguimiento estrecho de los pacientes evaluando la conveniencia de continuar administrándoles el medicamento, algo que se ha seguido haciendo con varios de los dañados.



martes, 25 de febrero de 2020

Un Monje Budista explica como ha podido lidiar con el Dolor Crónico


Resultado de imagen de Un Monje Budista explica como ha podido lidiar con el Dolor Crónico Bodhi es uno de los más destacados estudiosos del buddhadharma, particularmente del budismo theravada. Nacido en Estados Unidos, fue ordenado como monje en Sri Lanka, donde realizó estudios de pali que le llevaron a ser el principal traductor de los sutras del Buda al inglés en los últimos 50 años, logrando traducir todos los sutras principales del Canon Pali al inglés en miles de páginas de gran rigor.


Bhikkhu Bodhi ha logrado esto pese a que desde 1976 ha vivido con dolor crónico en la cabeza. Bodhi no ha logrado erradicar este problema en más de 40 años, a pesar de haber intentado las más diversas medicinas y terapias, pero, aunque en ocasiones el dolor puede ser tanto que debe suspender toda actividad durante varios días, esto no le ha impedido establecerse como un gran erudito del budismo theravada y cursar su propio sendero dentro del dharma (si bien, señala que en ocasiones su práctica meditativa ha resentido este problema).

En un artículo en la revista de budismo Lion's Roar, el monje cuenta su experiencia con el dolor y cómo este le ha brindado una importante enseñanza. Bodhi señala que es importante distinguir entre el dolor físico y la reacción mental, los cuales son dos cosas diferentes, si bien están relacionadas.

 Es posible para la mente tomar una postura de observación no involucrada cuando el cuerpo siente dolor. Según Bodhi, esta es la base de crecimiento: la posibilidad de transformar el sufrimiento, la naturaleza de sufrimiento que se experimenta, en sabiduría, reconociendo su impermanencia. 

Bodhi señala que el Buda compara esta situación con la de una persona herida por una flecha. Si se le añade dolor mental (odio, depresión, avidez, autoconmiseración, etc.) al dolor físico, entonces es equivalente a ser herido por una segunda flecha. 

Es posible, sin embargo, detenerse en la primera flecha. Esto se logra llamando al dolor por su nombre. Es decir simplemente una sensación que surge en el cuerpo, finalmente impermanente. Bodhi señala que, como budista, él debe confiar en el karma y en la causalidad del mundo. 

El dolor presente es el resultado de estados mentales pasados de poca integridad. Lo cual no significa que uno deba resignarse y dejar de intentar curarse, pues es posible que las causas del dolor puedan ubicarse en acciones o sucesos cercanos en el tiempo y así, puedan eliminarse de manera más sucinta. En otras palabras, es posible que no obedezcan a la fruición de karma más profundo. 

No obstante, es posible que sí tengan que ver con acciones que no pueden ser disueltas más que experimentándolas en esta vida sin reaccionar a ellas con más aflicciones mentales. En otras palabras, es necesario dejar que corran su curso y lleguen a su desenlace. 

Bodhi señala que el dolor crónico puede tomarse positivamente como un aliciente para desarrollar "paciencia, determinación, valentía, ecuanimidad y compasión". El monje explica este proceso de aprendizaje y cultivo de virtud en el dolor:

Por momentos, cuando el dolor casi me ha incapacitado, he estado tentado a abandonar toda responsabilidad y simplemente someterme pasivamente a este destino. Pero he descubierto que si uno logra dejar de lado las preocupaciones conectadas con el dolor y simplemente soportarlo pacientemente, eventualmente cede y se vuelve más tolerable. Desde este estado puedo tomar decisiones más realistas y funcionar efectivamente. 

Bodhi emplea técnicas contemplativas propias de la meditación vipassana para examinar el dolor. Así, el dolor se observa como una serie de eventos impersonales que ocurren en el cuerpo a "niveles burdos y sutiles por la fuerza de las condiciones, como sensaciones con sus distintos tonos, texturas y sabores". 

Agrega que la fórmula más poderosa para lidiar con el dolor se encuentra en uno de los sutras, donde el Buda dice: "Cuales sean las sensaciones que surjan -pasadas, presentes o futuras- todas las sensaciones no son mías, no yo, no mi sí mismo". 

Esto es, utilizar la doctrina del anatman (ausencia de existencia intrínseca del sí mismo) para no identificarse con el dolor. Independientemente de esta profunda doctrina, cualquiera puede notar simplemente que su dolor no lo define, no es igual a lo que él o ella es. 

Desde esta distancia puede aspirar a una mayor salud e incluso dar a luz una capacidad de disfrutar la existencia sin aferrarse a ella, quizá experimentándola como un evento estético, como si fuera un sueño o una película. Después de todo, el dolor que parece ser una maldición, algo que estropea la vida, puede ser la más grande bendición y perfilarse como el camino de la liberación.

POR: PIJAMASURF - 02/02/2020

lunes, 24 de febrero de 2020

Roche engañó para vender su Fármaco para la Gripe Tamiflu y puede perder miles de millones por una Demanda Judicial

El marketing del miedo ha comenzado a hacer de las suyas a cuento del coronavirus que se ha descubierto en China. El nuevo patógeno, nos cuentan, ha provocado ya tres muertes, se está propagando. 


Ha llegado hasta Pekín y se han detectado casos en Tailandia, Japón y Corea del Sur.

 ¿Será una amenaza como la pintan o por suerte se quedará en «falsa alarma»?

Recordad, para mí es imposible no hacerlo cada vez que leo noticias de este tipo, aquella supuesta pandemia que en 2009-10 poco menos que iba a arrasar el planeta y que se calculaba que alrededor de 100 millones de personas morirían por la llamada gripe A. Por suerte, insisto en esto, no ocurrió.

Hace ya una década, como pasa el tiempo sí. De aquella mentira global, quizá una de las fake más destacadas del ámbito sanitario en toda su historia, quedaron varios nombres propios.

Miguel Jara
dom, 23 feb 2020 17:19 UTC

domingo, 23 de febrero de 2020

La Dieta Mediterránea fomenta las Bacterias Intestinales asociadas al Envejecimiento saludable

Un nuevo estudio publicado en la revista Gut revela cómo adherirse a la dieta mediterránea durante 12 meses se asocia con cambios beneficiosos en el microbioma intestinal. 

El trabajo muestra que este patrón dietético impulsa las bacterias intestinales relacionadas con el envejecimiento saludable en las personas mayores, al tiempo que reduce las asociadas a la inflamación.

© Pixabay

La dieta mediterránea es rica en frutas, verduras, frutos secos, legumbres, aceite de oliva y pescado y baja en carnes rojas y grasas saturadas.Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el envejecimiento saludable es el proceso de desarrollo y mantenimiento de la capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez.

Dado que el envejecimiento está asociado con el deterioro de las funciones corporales y el aumento de la inflamación -ambos factores relacionados con la aparición de la fragilidad-, esta dieta podría actuar sobre las bacterias intestinales para frenar el avance del declive cognitivo y la debilidad física en la vejez.

"Aunque sabíamos que una dieta mediterránea era buena para la salud; no conocíamos cómo su consumo modifica nuestro microbioma intestinal", explica a SINC Paul O'Toole, uno de los autores e investigador del Instituto del Microbioma de la Universidad de Cork (Irlanda).

Investigaciones anteriores ya sugerían cómo una dieta deficiente o restrictiva -común entre las personas de mayor edad, en particular las que se encuentran en centros de atención residencial a largo plazo-, reduce la variedad y los tipos de bacterias en el intestino y ayuda a acelerar la aparición de la fragilidad.

Por ello, los autores de este nuevo estudio quisieron comprobar si una dieta mediterránea podría mantener el microbioma de las personas mayores y promover la retención o incluso la proliferación de las bacterias asociadas al envejecimiento saludable.

Los científicos analizaron el microbioma intestinal de 612 personas de 65 a 79 años, antes y después de 12 meses de comer su dieta habitual (n = 289) o una dieta mediterránea (n = 323), rica en frutas, verduras, frutos secos, legumbres, aceite de oliva y pescado y baja en carnes rojas y grasas saturadas, y especialmente adaptada a las personas mayores (dieta NU-AGE).

Los participantes que al principio del estudio eran frágiles (n=28), al borde de la fragilidad (n=151) o no frágiles (n=433) vivían en cinco países diferentes: Francia, Italia, Países Bajos, Polonia y Reino Unido.

Qué ocurre tras un año de dieta

Los hallazgos se asociaron primero con la contención de la pérdida de diversidad bacteriana. Además, con un aumento de los tipos de bacterias que antes se relacionaban con varios indicadores de reducción de la fragilidad, como la velocidad al caminar y la fuerza de agarre de la mano.

Por último, se relacionó con la mejora de la función cerebral, como la memoria; y con la reducción de la producción de sustancias químicas inflamatorias potencialmente nocivas.

Un análisis más detallado reveló que los cambios microbianos estaban asociados con un aumento de las bacterias conocidas por producir ácidos grasos de cadena corta beneficiosos y una disminución de las bacterias implicadas en la producción de determinados ácidos biliares, cuya sobreproducción está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de intestino, resistencia a la insulina, hígado graso y daños celulares.

Además, las bacterias que proliferaron en respuesta a la dieta mediterránea actuaron como especies clave, lo que significa que fueron críticas para un 'ecosistema intestinal' estable, expulsando a los microbios asociados con indicadores de fragilidad.

Los cambios fueron impulsados en gran medida por un aumento de la fibra dietética y las vitaminas y minerales asociados -específicamente, C, B6, B9, cobre, potasio, hierro, manganeso y magnesio-. Los resultados fueron independientes de la edad o el índice de masa corporal, elementos que influyen en la composición del microbioma.

Si bien había algunas diferencias en la composición del microbioma intestinal de una persona, dependiendo del país de origen por ejemplo, la respuesta a la dieta mediterránea después de 12 meses era similar y consistente, independientemente de la nacionalidad.

"La microbiota es el medio a través del cual el cuerpo y la dieta interactúan, ya que una microbiota saludable producirá metabolitos y vitaminas importantes para la salud, mientras que un microbioma fragmentado está asociado con el deterioro y la pérdida de independencia de las personas", añade O'Toole.

Hay que educar a la población que envejece en el consumo de una dieta nutritiva con un alto contenido de alimentos y fibras de origen vegetal

Relación no causal

Los hallazgos del estudio no pueden establecer un papel causal del microbioma en la salud. "La interacción entre dieta, microbioma y salud del huésped es un fenómeno complejo en el que influyen varios factores", subrayan los autores.

"Los resultados arrojan luz sobre algunas de las reglas de esta triple interacción, varios factores como la edad, el índice de masa corporal, el estado de la enfermedad y las pautas dietéticas iniciales pueden desempeñar un papel clave en la determinación del grado de éxito de estas interacciones", apuntan.

Así, las personas mayores pueden tener problemas dentales o dificultades para tragar, por lo que para ellos puede resultar poco práctico consumir una dieta mediterránea. No obstante, las bacterias beneficiosas implicadas en el envejecimiento saludable podrían ser agentes terapéuticos útiles para evitar la fragilidad.

Para O'Toole, debe hacerse todo lo posible para educar a la población que envejece en el consumo de una dieta nutritiva con un alto contenido de alimentos y fibras de origen vegetal, así como para valorar otras posibles intervenciones, como la restauración de especies bacterianas asociadas con un envejecimiento saludable.

"Esta podría ser una estrategia eficaz para combatir la fragilidad y la pérdida de la función cognitiva en los consumidores de edad avanzada", concluye el investigador.
Referencia bibliográfica:

Mediterranean diet intervention alters the gut microbiome in older people, reducing frailty and improving health status: the NU-AGE 1-year dietary intervention across five European countries. Gut doi:10.1136/gutjnl-2019-319654



Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas