Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas

domingo, 5 de julio de 2020

Se reabre el caso por la muerte del pequeño Borja tras tomar el fármaco Invega. Habrá juicio

En varias ocasiones he escrito sobre Borja, el niño que murió a la edad de cinco años tras recetarle la psiquiatra que le atendía el medicamento Invega (del laboratorio Janssen Cilag) que NO está indicado a menores de 15. 

El pequeño padecía epilepsia pero le recetaron un fuerte fármaco para la esquizofrenia, ¡sin ser esquizofrénico! Habrá juicio al fin, al reabrirse el caso.

En el Bufete Almodóvar & Jara llevamos el caso de Borja y su familia. Es un tema penal y como suele ocurrir en estos asuntos -en los que son cruciales tener paciencia y persistencia-, ha habido sobreseimientos y dos recursos que hemos hecho a la Audiencia Provincial de Madrid. 

El primero se aceptó y tomamos declaración a la médico y al laboratorio (en 2018). Ahora recibimos un nuevo Auto que le dice al juez que reabra el asunto y que se celebre un juicio.

El pequeño Borja.

La argumentación que hacen los tres magistrados que dictan este auto es muy interesante para nuestros casos -estamos especializados en daños provocados por medicamentos- .

Es como un pequeño rayo de luz. El resumen de este periplo procesal lo describe muy bien el texto pero sobre todo lo destacable es que los jueces ¡por fin van a juzgar por lo penal un caso de daños por tratamientos médicos!

A juicio del Tribunal existe una presunta imprudencia en la actuación de la médico con respecto a la administración del referido fármaco.

Dicen estos jueces que se generó una «situación de riesgo previsible y evitable», que ha de asociarse a la causa de la muerte, porque el informe de autopsia se limita a informar que «probablemente» el fallecimiento se debió a «una muerte súbita inexplicada en epilepsia».

Señalan también como «causa inmediata, la parada cardiorrespiratoria» que sufrió el niño, lo cual, no descarta sino:

Simplemente no entra a considerar la posible incidencia que haya podido tener la administración del referido medicamento, en la muerte del menor».

Este caso es muy importante porque, con diligencias de investigación ordenadas y en curso, de repente, por medio de la Fiscalía y los magistrados de la Audiencia Nacional, deciden parar la investigación porque puede suponer un coste alto para el Estado.

Más claro agua: El Estado cuando ve que un juicio por la muerte de un niño puede suponer un gasto importante se olvida del niño y para las investigaciones tendentes a demostrar que el fármaco lo mató.

Según Francisco Almodóvar, abogado de la familia:

Ningún juez quiere este tipo de casos por motivos que no acertamos a comprender pues lo mismo nos ocurre con el asunto de los daños provocados por el anticonceptivo Essure o el Agreal«.

Es necesario recordar que, como sucede en el caso de Invega que nos ocupa, hay profesionales de la psiquiatría que medican sin evidencia y fuera de indicación, sin dar información y sin anotar en la historia clínica. 

Que un fármaco se recete fuera de indicación quiere decir que ningún organismo regulador de tratamientos médicos lo ha autorizado. La indicación «sospechosa» no está pues recogida ni en la ficha técnica del medicamento -el documento oficial y técnico sobre el mismo- ni en su prospecto.

Además, no podemos estar de acuerdo con la hipermedicación en la infancia. Aseguramos que en el caso de Invega y Borja existió un grave fallo de prescripción (error farmacológico de una psiquiatra) y ahora los jueces tendrán que hacer su trabajo.


sábado, 4 de julio de 2020

Cataluña Confina a más de 200.000 personas en Lérida por el Aumento de los Contagios

Los rebrotes de covid-19 ascienden a 67: Cataluña confina a ...
El presidente catalán ha trasladado que se trata de una decisión difícil pero ha querido enviar un mensaje de serenidad y apoyo a los más de 200.000 vecinos de la comarca de El Segrià 

Quim Torra reclama 7.500 millones al Estado para reactivar el turismo en Cataluña Europa Press

PUBLICADO 04/07/2020 

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anunciado que partir de este mediodía el Ejecutivo catalán decretará el confinamiento perimetral de la comarca de El Segrià (Lérida) ante el aumento de contagios por coronavirus registrado en las últimas horas en la provincia, que suma nueve brotes activos.

"El Govern tiene como prioridad la vida y la salud de las personas, y tomará todas las decisiones y medidas necesarias", ha explicado Torra en una rueda de prensa desde el Palau de la Generalitat tras presidir una reunión con el comité técnico del Procicat.

El jefe del Ejecutivo catalán ha señalado que se trata de una decisión difícil pero ha querido enviar un mensaje de serenidad y apoyo a los más de 200.000 vecinos afectados por la medida y ha querido destacar su compromiso con su tierra y la economía: "Os pedimos que veléis por los más vulnerables".

MAPA | Coronavirus en Catalunya: casos por municipios y barriosLa consejería de Salud informó de que hay 4.030 casos de coronavirus en la provincia de Lérida, 60 más que en el balance del jueves, cuando el número de nuevos casos respecto a los datos del miércoles era superior, con un incremento de 128.

Focos Covid 19 en Cataluña

La consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, aseguró este viernes que los casos de coronavirus en la provincia iban "a seguir creciendo unos días más" y que para controlar este crecimiento se han tomado medidas para reforzar el Hospital Arnau de Vilanova instalando al lado una carpa del Sistema de Emergencias Médicas (SEM). 

Asimismo, precisó que la incidencia está influyendo en el hospital Arnau de Vilanova, como lo demuestra el hecho de que el pasado día 22 de junio había ingresadas seis personas en planta y cuatro en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y ahora son 21 en planta y seis en la UCI.

Vergés señaló también que la mayoría de todos los casos detectados tienen síntomas leves o son asintomáticos y recordó que, a pesar de que los indicadores de la epidemia en Lérida indican un crecimiento, el aumento de casos también responde a una mayor y cuidada detección, gracias a hacer "muchas pruebas" que permiten un mayor seguimiento.


Estudio indica que la Disminución de la Vista por Envejecimiento puede evitarse mirando a una Luz Roja durante tres minutos

Mirar fijamente a una luz roja durante tres minutos al día puede mejorar significativamente el deterioro de la vista por envejecimiento, según un estudio de la UCL, el primero de este tipo llevado a cabo en humanos.

© FLICKR / ORLANDO SØRENSEN - Archivo

Ojo de un hombre mayor.La retina del ojo envejece más rápido que muchos otros órganos de nuestro cuerpo. 

Concretamente, a lo largo de la vida, el trifosfato de adenosina (ATP) -fuente de energía principal para la mayoría de procesos celulares- disminuye un 70% la retina; lo que se traduce en una disminución significativa de su función fotorreceptora, pues la densidad mitocondrial es mayor en las células fotorreceptoras de la retina, que tienen altas demandas de energía y median la visión de color.

El estudio, dirigido por la University College de Londres (UCL) y publicado en la revista 'The Journals of Gerontology', es el primero de este tipo llevado a cabo en humanos, y los científicos creen que podría suponer el inicio de nuevas terapias oculares mucho más asequibles que podrían ayudar a millones de personas cuya visión va disminuyendo con la edad.

A partir de los 40 años, generalmente, el sistema visual empieza a deteriorarse significativamente, afectando a la sensibilidad de la retina y a la visión del color, que se debilitan con el paso de los años. 

Esto, teniendo en cuenta el envejecimiento de la población de casi todos los países, "se ha convertido en un tema cada vez más importante", destaca el autor principal del estudio, Glen Jeffery, añadiendo que "para tratar de detener o revertir esta disminución, buscamos reiniciar las células envejecidas de la retina con pequeñas ráfagas de luz de onda larga".

Deterioro de la vista a partir de los 40

La retina del ojo, por lo tanto, empieza a envejecer alrededor de los 40 años, por la disminución de las mitocondrias de las células que producen energía y garantizan la función celular, lo que, a su vez, provoca una disminución significativa en la función de los fotorreceptores, ya que carecen de la energía suficiente para llevar a cabo su función habitual.

Basándose en descubrimientos anteriores en ratones, abejorros y moscas de la fruta cuyos fotorreceptores de la retina mejoraban al estar expuestos a una luz roja profunda de longitud de onda larga, los investigadores decidieron adaptar el estudio a los humanos.

 "Las mitocondrias tienen características específicas de absorbancia de la luz que influyen en su rendimiento: se absorben longitudes de onda más largas que abarcan entre 650 y 1000 nm y mejoran el rendimiento mitocondrial para aumentar la producción de energía", explica el profesor Jeffery.

Concretamente, los fotorreceptores de la retina están compuestos por conos, que se encargan de que podamos ver los colores; y los bastones, que garantizan una visión periférica y adaptan la visión en condiciones de escasa luz.

Tres minutos al día, dos semanas

Los científicos reclutaron a 24 personas (12 hombres y 12 mujeres), con edades de entre 18 y 72 años sin ninguna enfermedad ocular. Para determinar la sensibilidad de los conos y bastones de los participantes, les pidieron que detectaran señales de luz tenue en la oscuridad, así como que identificaran letras de colores con bajo contraste.

Tras el análisis de cada uno de los sujetos, se les dio una luz LED para que se la llevaran a casa y se les pidió que observaran a la luz, de color rojo intenso de 670nm (onda larga), tres minutos al día durante dos semanas. 

Cuando los 24 sujetos volvieron y se les hizo de nuevo el estudio de sensibilidad de conos y bastones, averiguaron que, si bien los efectos de la luz no habían tenido impacto en los más jóvenes, para aquellos que rondaban los 40 años o más, supuso una mejora significativa de la vista.

De hecho, la capacidad de poder detectar los colores (contraste del color del cono), mejoró hasta un 20% en alguna de esas personas, sobretodo en lo que respecta a la percepción del, azul, más vulnerable al envejecimiento. En cuanto a la capacidad de ver en espacios con poca luz, también se percibió una mejora significativa, aunque menor a la de la detección del color.

"Nuestro estudio muestra que es posible mejorar significativamente la visión que ha disminuido en personas de edad avanzada, mediante exposiciones breves simples a las longitudes de onda de luz, que recargan el sistema de energía que ha disminuido en las células de la retina, en lugar de recargar una batería", asegura el profesor Jeffrey. 

"La tecnología es simple y muy segura, utilizando una luz roja profunda de una longitud de onda específica, que es absorbida por las mitocondrias en la retina que suministran energía para la función celular", añade, concluyendo que los dispositivos cuestan alrededor de 12 libra (13 euros), lo que lo convierte en una tecnología altamente accesible para todo el mundo.



viernes, 3 de julio de 2020

Los científicos que creen que Tenemos 5 Tipos de Apetitos y no uno solo

Según los biólogos David Raubenheimer y Stephen J. Simpson, el hambre en los humanos es mucho más compleja de lo que se creía.

BBC Mundo

Si los animales saben cómo llevar una dieta balanceada, ¿por qué los humanos no?

Según explican los biólogos y especialistas en nutrición australianos David Raubenheimer y Stephen J. Simpson en su reciente libro Eat Like the Animals («Come como los animales»), los humanos sí tienen el instinto para llevarla, uno que han ido desarrollando a lo largo de siglos de evolución.

El problema es que el hambre es más compleja de lo que se creía.

De acuerdo a Raubenheimer y Simpson, no tenemos un solo apetito sino cinco que operan en conjunto.

Sus investigaciones son el resultado de más de 30 años estudiando los patrones de cómo se alimentan y regulan los apetitos en unas 50 especies animales y humanos tanto en la Universidad de Oxford (Reino Unido) como la Universidad de Sídney (Australia), donde actualmente se desempeñan como investigadores líderes del Centro Charles Perkins.

«El mensaje importante de esta investigación», dicen a BBC Mundo, «es que los humanos tienen sistemas de apetito que son expertos en indicarnos que comamos una dieta equilibrada«.

«Pero solo pueden hacerlo cuando se exponen a los tipos de alimentos con los que evolucionaron», agregan.

La clave, aseguran, está en las proteínas. La siguiente conversación fue desarrollada con los dos científicos por correo electrónico.78

¿Cuál es la noción predominante sobre el apetito?

El apetito se solía concebir como una sola cosa: el impulso que nos hace comer alimentos y muchos todavía piensan de esta manera. Como biólogos con un conocimiento de cómo funciona la evolución, consideramos que esto es poco probable.

Sabíamos que un animal que comía cualquier alimento, independientemente de los nutrientes específicos que necesitaba, sería un animal mal diseñado y sería superado por los animales que podrían seleccionar los alimentos que le proporcionaran los nutrientes específicos que su cuerpo necesitaba en un momento determinado.


Gentileza Raubenheimer y SimpsonDavid Raubenheimer es un referente mundial en ecología nutricional, disciplina que estudia cómo la alimentación de los animales afecta diferentes aspectos del ambiente y la biología.

Algunos estudios, especialmente realizados en ratas, sugirieron que los animales tienen apetito no solo por la comida, sino por nutrientes particulares como el calcio y el sodio. Aquí es donde comenzó nuestra investigación.

Nos dimos cuenta de que si los animales tienen apetitos específicos para nutrientes particulares, entonces los más importantes serían para aquellos nutrientes que se necesitan en cantidades mayores dentro de las dietas, es decir, los macronutrientes: proteínas, carbohidratos y grasas.

También nos dimos cuenta de que si hay apetitos separados, entonces lo más importante -que nunca antes se había hecho- es aprender cómo interactúan entre sí. Tendrían que operar no de forma aislada, sino como un equipo deportivo que coordina sus esfuerzos para ganar la competencia evolutiva.

Aquí es donde entraron nuestros experimentos con langostas. Fue la primera vez que se demostró la existencia de apetitos separados para diferentes macronutrientes en un insecto y la primera vez que se estudió cómo los diferentes apetitos funcionan juntos por el bien del animal.

¿En qué consistieron esos experimentos con langostas y qué descubrieron?

En un experimento le dimos a cada langosta dos alimentos: uno rico en proteínas en relación con los carbohidratos y uno alto en carbohidratos en relación con las proteínas.

Gentileza Raubenheimer y SimpsonAdemás de ser el director académico del Centro Charles Perkins de la Universidad de Sídney, Stephen J. Simpson es director ejecutivo del centro de estudios Obesidad Australia.

Las diferentes langostas recibieron diferentes combinaciones de alimentos, pero siempre uno era alto en proteínas y el otro, en carbohidratos.

Lo extraordinario es que, más allá de la combinación de alimentos que recibió cada langosta, todas comieron exactamente la proporción correcta de ambos alimentos para obtener una dieta con la misma cantidad y equilibrio de ambos nutrientes.

En un siguiente experimento, pudimos entender por qué seleccionaron ese equilibrio de nutrientes: es el equilibrio que les permite el mejor crecimiento y supervivencia.

La forma en que aprendimos esto fue darle a cada langosta un solo alimento que difería de todos los demás en su equilibrio de proteínas y carbohidratos. Este fue un gran experimento, con 25 dietas diferentes.

Un grupo de langostas recibió una dieta con el mismo equilibrio de nutrientes que seleccionaron en el otro experimento, mientras que otros grupos recibieron dietas con demasiados carbohidratos y otros con demasiada proteína.

Cada langosta podía comer tanto como quisiera de la dieta que le fue asignada, pero solo podía comer esa dieta.

Getty ImagesLas langostas también tienen apetitos separados para diferentes macronutrientes.

Este experimento nos mostró dos cosas.

Lo primero es que las langostas que recibieron la dieta con el mismo equilibrio de nutrientes que comen cuando tienen la opción de seleccionar las suyas, obtuvieron mejores resultados que los otros grupos.

Esto muestra que las langostas se dirigen a la ingesta específica de proteínas y carbohidratos que es mejor para ellos: el «objetivo de ingesta».

En segundo lugar, todos los otros grupos comieron la cantidad de su dieta respectiva para acercarse al nivel objetivo de proteína, pero para hacerlo, la cantidad de carbohidratos que comieron varió ampliamente entre los grupos: los que recibieron dietas altas en proteínas comieron muy pocos carbohidratos y los que recibieron dietas bajas en proteínas comieron grandes cantidades de carbohidratos para alcanzar su objetivo de proteínas.

Juntos, estos experimentos nos mostraron que las langostas tienen apetitos separados de proteínas y carbohidratos, y cuando tienen la oportunidad de seleccionar entre los alimentos, estos apetitos trabajan juntos para equilibrar la dieta.

HarperCollins«Eat Like the Animals» trata sobre «lo que la naturaleza nos enseña acerca de la ciencia de la alimentación saludable».

Sin embargo, cuando la combinación correcta de alimentos no está disponible, por ejemplo, cuando solo hay un alimento desequilibrado, entonces el apetito de proteínas gana, asegurando que se coma la cantidad correcta de ese nutriente a expensas de comer muy pocos o demasiados carbohidratos.

¿Y qué sucedió en sus experimentos con lo que llamaron «langostas humanas»?

Diseñamos experimentos similares para humanos y demostramos que los resultados que encontramos para las langostas también se aplican a nuestra especie.

Cuando a los sujetos se les permitió comer lo que quisieran de un menú de alimentos que variaba en el balance de proteínas, carbohidratos y grasas, seleccionaron una dieta muy cercana a la recomendada para humanos (15% de energía de proteínas).

Cuando la dieta pasó a incluir solo alimentos con un contenido de proteína más bajo o más alto que este valor, comieron la misma cantidad de proteína, pero las otras cantidades variaron: en las dietas altas en proteínas, comieron poca grasa y carbohidratos, mientras que en las dietas bajas en proteínas, comieron grandes cantidades de grasas y carbohidratos.

¿Cuáles son, entonces, los cinco apetitos que encontraron en los humanos?

En otras especies hemos encontrado apetitos de proteínas, carbohidratos, grasas, calcio y sodio (sal).

En nuestro trabajo en humanos hemos considerado solo el apetito por los macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos), pero otra investigación sugiere que nuestra especie también tiene apetito por la sal y el calcio.

Getty ImagesAl tener un menú variado de alimentos a su disposición, los humanos también optaron por una dieta óptima para su salud, según los estudios de Raubenheimer y Simpson.

¿Cuáles son las explicaciones evolutivas de estos apetitos específicos desarrollados en humanos?

La razón por la que tenemos apetitos específicos para proteínas, grasas y carbohidratos -los macronutrientes- es que el cuerpo los necesita en grandes cantidades para respaldar todo lo que hacemos: crecimiento, reproducción, movimiento, regulación de la temperatura corporal, lucha contra las enfermedades, etc.

Los apetitos por las proteínas, grasas y carbohidratos son la forma que tienen nuestros cuerpos de decirnos cuánto de cada uno de estos nutrientes se necesitan en un determinado momento para realizar estas funciones.

Lo mismo aplica para el calcio y el sodio. El calcio se necesita en grandes cantidades para construir y mantener los huesos, y tanto el calcio como el sodio proporcionan la electricidad para el funcionamiento de nuestros sistemas nerviosos.

Entre los macronutrientes, la proteína es especialmente importante porque no solo suministra energía (calorías), sino también nitrógeno, que es esencial para el crecimiento, la reproducción y el mantenimiento de los tejidos.

Por lo tanto, está claro por qué necesitamos apetitos por estos cinco nutrientes.

Pero ¿por qué no tenemos apetitos por los muchos otros nutrientes que nuestro cuerpo necesita?


La razón es que en los entornos donde los humanos evolucionaron, no necesitábamos buscar específicamente estos nutrientes, porque nuestros cuerpos automáticamente obtenían suficiente si seguíamos las instrucciones de los «cinco grandes».

El potasio, por ejemplo, también es esencial para generar electricidad en el sistema nervioso, pero se encuentra en la mayoría de los alimentos naturales: verduras de hojas, frutas, tubérculos, lácteos, carne, legumbres, frutos secos, etc.

En un entorno natural, sería difícil mantener una dieta que no contuviese suficiente potasio.

En resumen, al regular la ingesta de los cinco grandes, obtenemos todos los otros nutrientes y la fibra que necesitamos a través de las correlaciones en los alimentos naturales.

¿Cuál es la correlación que encontraron entre una dieta baja en proteínas y un alto consumo de alimentos ultraprocesados?

Los alimentos ultraprocesados ??

son ricos en grasas y carbohidratos, por lo que diluyen la proteína en nuestras dietas.

Getty ImagesLa clave, dicen los investigadores, está en rodearse de «alimentos reales, enteros, que se cazan, recolectan o cultivan en granjas».

Y como mostramos en nuestros experimentos símil langosta, cuando las proteínas en la dieta se diluyen, los humanos comen grasas y carbohidratos en exceso para alcanzar el objetivo de proteínas.

Este consumo excesivo de grasas y carbohidratos es responsable de la epidemia de obesidad, diabetes, enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer que están arrasando en el mundo.

Los ultraprocesados ??también tienen muy bajas concentraciones de otros nutrientes para los cuales no desarrollamos apetitos específicos porque son muy abundantes en alimentos naturales.

¿Cómo puede ayudarnos el enfoque de los cinco apetitos a solucionar problemas nutricionales como la obesidad y a tener una dieta más saludable diariamente?

El mensaje importante de esta investigación es que los humanos, como las cerca de 50 especies animales que hemos estudiado, tienen sistemas de apetito que son expertos en indicarnos que comamos una dieta equilibrada.

Pero solo pueden hacerlo cuando se exponen a los tipos de alimentos con los que evolucionaron: alimentos reales, enteros, que se cazan, recolectan o cultivan en granjas.

Getty Images«Nuestros apetitos no saben cómo lidiar con estos alimentos» ultraprocesados, explican los investigadores.

En los últimos 50 años aproximadamente hemos reemplazado a estos alimentos en nuestras dietas por otros industriales, hechos de ingredientes altamente refinados en combinaciones artificiales y mezclados con todo tipo de aditivos no nutricionales, es decir, los alimentos ultraprocesados.

Nuestros apetitos no saben cómo lidiar con estos alimentos.

Lo que es peor aún es que estos alimentos se producen específicamente para «lidiar» con nuestro apetito evolucionado: están diseñados para engañar a nuestra biología para que coma en exceso en beneficio de la industria de alimentos procesados.

Pero, lo más importante, es que hay una solución simple.

Si nos rodeamos de alimentos adecuados, en nuestros hogares y en los restaurantes donde comemos, entonces seguir las instrucciones de nuestros apetitos nos conducirá al resultado para el cual han evolucionado: una dieta equilibrada, saludable y agradable que satisfaga todas las necesidades del cuerpo.


julio 3, 2020

https://www.24horas.cl/noticiasbbc/los-cientificos-que-creen-que-tenemos-5-tipos-de-apetitos-y-no-uno-solo-4299588

Covid: El primer fármaco… de la farmacéutica especialista en aprovechar las pandemias

Hace unos días la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) recomendó la autorización para la comercialización «condicional» de Veklury (remdesivir). 

Si la Comisión Europea lo aprueba será el primer tratamiento para Covid-19 en adultos y adolescentes de 12 años «con neumonía que requieren oxígeno suplementario». 

Se trata del medicamento de la farmacéutica Gilead que ha dado que hablar estos meses.

Los datos de eficacia y seguridad sobre remdesivir se evaluaron en un período de tiempo excepcionalmente corto, como cuenta la propia EMA, a través de un procedimiento de revisión continua que es algo que hace esta Agencia en casos muy concretos, como una emergencia de salud pública; analiza los datos según le van llegando de sus propietarios, en este caso el laboratorio que desarrolla Veklury.

Si la Comisión concede el permiso a Gilead para vender su remedio lo hará de manera condicional porque no están aún todos los datos, de hecho la compañía deberá presentar los informes finales de los estudios remdesivir a la Agencia en diciembre de 2020.

Queda aún pues. Y también ha de ofrecer más análisis sobre la calidad del medicamento, así como los datos finales sobre mortalidad el próximo mes de agosto de 2020.

La eficacia que presenta el medicamento (datos siempre ofrecidos por el laboratorio y protegidos por «secreto comercial», figura legal que permite a las farmacéuticas dar sólo lo que les interesa) no es espectacular que se diga. Los pacientes tratados con remdesivir se recuperaron después de aproximadamente 11 días, en comparación con 15 días para quienes recibieron placebo (sustancia inerte).

Este efecto no se observó en pacientes con enfermedad leve a moderada pues el tiempo de recuperación fue de cinco días tanto para el grupo remdesivir como para el grupo placebo. 

Para quienes padecían la enfermedad grave, que constituían aproximadamente el 90% de la población del estudio, el tiempo de recuperación fue de 12 días en el grupo de remdesivir y 18 días en el grupo de placebo. Sin embargo, no se observaron diferencias en el tiempo de recuperación en pacientes que comenzaron a recibir remdesivir cuando ya estaban en ventilación mecánica.

Los datos sobre la proporción de pacientes que murieron hasta 28 días después de comenzar el tratamiento se están recopilando actualmente para el análisis final.

Así que tenemos un medicamento que va a aprobarse y que sólo parece útil para determinados casos de enfermos por Covid-19 pero cuyos datos sobre eficacia y seguridad sencillamente es que no están aún. Eso sí, lo que está decididísimo es su precio, de manera paradójica. No sabemos si realmente funciona pero sí cuánto cuesta aunque haya personas a las que no les funcione.

La compañía Gilead ha anunciado que estipula un precio único para remdesivir de unos 347 euros por dosis en países desarrollados. El coste del tratamiento por persona será de, aproximadamente 2.079 euros. Esto se justifica porque, según Gilead, la gran mayoría de pacientes recibirá un tratamiento de cinco días utilizando seis viales.

Hace cinco años esta farmacéutica protagonizó uno de los escándalos más grandes de especulación con el precio de los fármacos.

¿Os acordáis del medicamento contra la hepatitis C marca Sovaldi (sofosbuvir)? Este polémico fármaco es el más usado para dicha enfermedad pero su caso se hizo famoso por el altísimo precio que su fabricante llegó a cobrar por él: 1.000 dólares por pastilla.

Por poner en contexto esta cifra, se trata de un producto que cuesta producirlo entre 57 y 115 euros

En India, China, Brasil o Argentina se plantearon rebelarse ante el abuso de los laboratorios. Parece que no aprendemos a apostar por una industria farmacéutica pública, bien dotada, que investigue y desarrolle tratamientos médicos esenciales para la población y gestionada de manera ética y transparente es otro. Y no será porque no llevamos varias epidemias y pandemias en los últimos años en las que se ha reproducido el mismo modelo.

No es la primera vez que a Gilead se le permite un trato tan ventajoso. Ya durante la «epidemia» de gripe aviar de 2005 se lucró de manera abusiva con las ventas de su malísimo fármaco antiviral Tamiflu y durante la no pandemia de gripe A de 2009 lo hizo a mayor escala todavía. Una empresa experta en darnos el medicamento que «necesitamos» en el momento oportuno ¿que no?


1 de julio de 2020

jueves, 2 de julio de 2020

Bombazo, Hospital de Huesca Establece Relación Entre las Muertes por Covid y la Vacuna de la Gripe




miércoles, 1 de julio de 2020

Dra. denuncia los PELIGROS de las NUEVAS VACUNAS


Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas