miércoles, 27 de mayo de 2020

El Ozono No Sirve como Desinfectante para el Virus de la Covid-19


Este gas no está en la lista de productos autorizados por el Ministerio de Sanidad, pero tampoco está prohibido su uso

Las máquina de ozono solo son útiles para desinfectar agua y eliminar los malos olores, según los expertos (EP)

ALBERT MOLINS, BARCELONA 27/05/2020 06:00 | 
Actualizado a 27/05/2020 08:09

A pesar de que no aparece en la lista del Ministerio de Sanidad de productos autorizados para desinfectar superficies o desinfección aérea para la Covid-19, el ozono ha aparecido estos días como la panacea para evitar la propagación del SARS-CoV-2 en oficinas, vehículos, y todo tipo de alojamientos.

De hecho, el Ministerio de Industria publicó –este mismo mes de mayo– un documento en el que da recomendaciones para la desinfección de alojamientos rurales, y entre las que se encuentra desinfectar las toallas con este gas.

 Por su parte, el Ministerio para la Transición Ecológica publicaba el 13 de mayo una nota informativa en la decía que “está permitido comercializar ozono como desinfectante siempre que se ajuste a la normativa en vigor, minimizando en lo posible su liberación al medio ambiente”, ya que es un contaminante conocido.

Efectividad

No hay ningún estudio que avale que es efectivo contra el SARS-CoV-2, sólo para higienizar agua y eliminar olores

En opinión de Quim Sendra, presidente de la Associació d’Empreses de Desinfecció i Control de Plagues de Catalunya, “el problema es que no está registrado como desinfectante, pero tampoco está prohibido”.

Pero según Xavier Abad, jefe de la Unidad de Biocontención en IRTA-CReSA y profesor asociado de la UAB, “ahora mismo, los que digan que el ozono funciona contra la Covid-19 están mintiendo; tendrían que aportar pruebas con este u otro coronavirus para demostrar que desinfecta en superficies y en la atmósfera; el ozono sí ha demostrado capacidad desinfectante en líquidos”, informa Mayte Rius.

Toxicidad

Para usarlo como desinfectante hay que usar una dosis de 20 ppm, y a pertir de 0,5 ppm ya es tóxico para las personas

Este gas “es un oxidante que destruye la materia orgánica, pero no hay ningún estudio que demuestre que es efectivo contra el virus de la Covid-19”, afirman dos investigadores del IQS-Universitat Ramon Llull.

“Su eficacia solo está comprobada en la desinfección de agua de piscinas, residuales y para la eliminación de olores”, dice Sendra.

Además, “el virus no es tan prevalente, no hay tanto virus, no está por todos lados, ni en la atmósfera, ni en los suelos, ni esperándonos en la calle...; tampoco hay concentración de virus en superficies de colectividades, si no la seroprevalencia no sería del 5%, habría mucha más gente que habría entrado en contacto con el virus”, asegura Abad. “Y como más porosa sea la superficie a la que se aplica, menos efectivo es”, añaden desde el IQS-URL.

Para ser efectivo, el ozono tiene que ser usado en una concentración de 20 ppm (partes por millón) y con una humedad relativa del 80%, pero para los seres humanos ya es tóxico a 0,5 ppm. “Puede provocar inflamación pulmonar y puede contribuir a que se produzcan mutaciones del virus”, explican desde el IQS-URL.

En las capas altas de la atmósfera, el ozono es un gas beneficioso, pero en la superficie es un contaminante (.)

Y es caro de producir, ya que “el ozono se produce in situ, en el mismo lugar donde se aplica. 

Una máquina recoge oxígeno del ambiente y con una descarga eléctrica divide la molécula de O2 y la convierte en otra de O3.

 El problema es que para producir 20 ppm –20 g por m3– para desinfectar una habitación de 45 m3 se necesitan 900 g de ozono, y una máquina industrial tarda 18 horas a pleno rendimiento para conseguir esa concentración, lo que supone un consumo eléctrico considerable. Es muy poco eficiente”, explica Sendra.

Lo mismo se puede decir “de los ozonizadores domésticos, que pueden servir para eliminar malos olores y poco más. Y además para ser efectivos tienen que estar funcionando constantemente El error a la hora de desinfectar es no usar alguno de los que aparecen en la lista del Ministerio de Sanidad”, apuntan desde el IQS

. “El problema es que se basan en el cloro, en la lejía, que genera compuestos clorados y, por un ecologismo mal entendido, el ozono se presenta como una alternativa”, añaden.
Peligroso para el medio ambiente

Es un poderoso contaminante y su liberación incontrolada puede suponer un riesgo

Y es que uno de los riesgos de la generalización del uso de este gas, puesto que es un contaminante, es que su liberación incontrolada acaba siendo perjudicial para el medio ambiente.

Para Sendra, el otro gran riesgo es que “una limpieza con ozono da una falsa sensación de seguridad, ya que puedes creer que has desinfectado y bajar la guardia”.

martes, 26 de mayo de 2020

Las tres Enfermedades Víricas más Comunes en humanos

Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
El ser humano convive con enfermedades víricas desde tiempos inmemoriales. El resfrío es la más prevalente de todas, y te contamos además las otras dos que completan el podio de frecuencia.


Las enfermedades víricas acompañan a la humanidad desde hace siglos. Las partículas virales se encuentran en convivencia con el ser humano y lo contagian, a veces estacionalmente, y a veces en brotes o epidemias.

Hay virus que son más comunes que otros y que tienen mayor distribución. Todos hemos oído hablar de la gripe, por ejemplo, así vivamos en América, Europa o Asia.

Debido a su importancia, en este espacio te presentamos las tres enfermedades víricas con mayor incidencia a nivel mundial.
Conociendo al enemigo

Como ya es habitual en este tipo de temas, nunca viene mal recordar un poco qué es un virus y cómo funciona. No nos detendremos mucho sobre ello:

Los virus son agentes microscópicos acelulares que solo pueden reproducirse dentro de las células de un organismo.
Están compuestos por ADN o ARN, y proteínas que les confieren una estructura tridimensional, una forma física.
Estos organismos microscópicos secuestran las células infectadas del hospedador: replican en ellas su propia información genética y se liberan para infectar otras células y organismos.

Así pues, no se puede concebir la existencia de un virus sin su hospedador. Es más, existe un interesante debate sobre si tan siquiera considerarlos seres vivos. Más allá de cuestiones que rozan el ámbito filosófico, es hora de centrar la atención en las tres enfermedades víricas más comunes en seres humanos.

Las enfermedades víricas más comunesEl resfrío es, por lejos, la enfermedad virósica más frecuente en todo el planeta

1. El resfriado común

El resfriado común es un tipo de infección respiratoria que se lleva la corona en cuanto a prevalencia se refiere. Según estudios recopilados por la PMC, afecta a adultos de dos a seis veces al año y a niños de seis a diez. 

Vamos más allá, pues esta patología es la causante del 30 % del absentismo escolar y el 40 % del laboral.

Existen más de 200 tipos de virus serológicamente diferentes causantes del resfriado común. Aún así, el más común es el género de los rinovirus, que provocan más del 50 % de los cuadros clínicos típicos.

Los rinovirus están formados por una cápside con cuatro tipos de proteínas y una molécula de ARN de cadena simple, lo que les otorga una forma circular similar a la de una pelota de golf.

La sintomatología característica del resfriado común es, por desgracia, conocida por todos: tos, congestión nasal, faringitis y estornudos. Un dato curioso es que, debido a la inmensa cantidad de virus que generan esta patología, una vacuna es totalmente inviable.

2. La gripe

La gripe es una enfermedad infecciosa causada por el influenzavirus A o el influenzavirus B, géneros de la familia Orthomyxoviridae. Estos virus son más complejos que los causantes del resfriado, pues presentan siete u ocho fragmentos de ARN inverso en vez de una cadena típica. Su forma es, también, diminuta y esférica.

El influenzavirus B presenta un carácter menos agresivo y una menor tasa de mutación que el influenzavirus A. El único animal capaz de infectarse de este virus, aparte del humano, es la foca.

La incidencia global (es decir, el número de personas que la están sufriendo en cualquier momento dado) se calcula en un 20 %, pero en ciertos grupos poblacionales puede llegar al 50 %. Estos datos causan vértigo, pues en los momentos de mayor prevalencia (en invierno) hasta la mitad de un grupo concreto puede tener la gripe.

La sintomatología es de nuevo por todos conocida: muy similar a la del resfriado, pero con una mayor indisposición y fiebre asociadas.

3. Gastroenteritis vírica

Hay diversas causas de gastroenteritis, y los virus son una de ellas

Aunque quizá de manera un poco anticlimática, finalizamos este espacio con la gastroenteritis vírica. Esta patología es la causante del 70 % de las diarreas en los grupos de edad pediátrica a nivel global.

El Norovirus es el género de virus de ARN causante en mayor medida, provocando el 90 % de los brotes en Estados Unidos. Entre los síntomas típicos se contemplan nauseas, vómitos, dolores abdominales y diarrea líquida.

Aunque sufrir una infección por este patógeno pueda resultar sumamente incómodo, el pronóstico es muy positivo. Se calcula que en dos o tres días la mayoría de la gente se recupera sin mayores complicaciones.

Un mundo de microorganismos

Como hemos podido observar en este espacio, existe un mundo inmenso de enfermedades víricas. Hay muchos tipos de patógenos que generan patologías comunes conocidas por todos, pero por suerte, el pronóstico de los pacientes que la contraen siempre suele ser positivo.


20 mayo, 2020

Big Food: lobby, manipulación de la ciencia, conflictos de interés, para que sigas empachándote de carne

La organización Justicia Alimentaria está difundiendo una investigación titulada El poder en la sombra. Apuntes sobre el lobby cárnico.

 En ella desenmascaran a dicho grupo privado de presión y documentan cómo influye en los poderes públicos para manejarlos en función de sus intereses.

La investigación destapa su poder dentro de sociedades científicas, médicas y medios de comunicación, entre otros, para cambiar su modo de actuar y sus discursos. 

Crear así una narrativa que antepone de esta manera los intereses de la industria a los de la salud pública. Estas prácticas de la industria buscan evitar, o al menos retrasar, los cambios en la opinión pública que permitirían acciones legislativas y regulatorias para reducir el consumo de carne en la sociedad.

Viven entre nosotros casi 30 millones de cerdos; tocamos a un cerdo por cada persona mayor de 20 años. ¿Sabías que sólo en España cada año matamos un número de cerdos equivalente a la población del país? Unos 47 millones de marranos. Los datos no dejan lugar a dudas según estos investigadores:

comemos no mucha, sino muchísima carne. Y, especialmente, comemos una barbaridad de la carne más insana, la roja y la procesada. En concreto, comemos seis veces más carne de la necesaria y eso es mucho, pero, además, comemos diez veces más carne roja de la recomendada y ocho veces más de la procesada».

Con respecto a la población infantil del Estado, come entre 3,5 y 4 veces más carne que el máximo recomendado; 3,5 veces más carne roja y entre el doble y el triple de procesada.

La evidencia científica de que el consumo excesivo de carne (especialmente la roja) y derivados afecta negativamente a la salud es tan abrumadora que podríamos rellenar páginas enteras de referencias bibliográficas que lo demuestran (como nota de página anotan algunas de las más significativas).

Hace ya cinco años que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que comer carne (procesada y, en menor medida, roja) causa cáncer. Todas las agencias de salud independientes lo reafirman. 

Está demostrado.

Es como demostrar que comer mucho azúcar es malo o que desayunar y merendar cada día un Tigretón no ayuda en nada a tu esperanza de vida. Pero por razones que se explican y documentan en ese informe el mensaje de que comemos mucha carne y que eso nos enferma no está instalado aún en el imaginario colectivo.

Se conoce como Big food al cártel que conforman las principales empresas alimentarias. En el España, ese big food tiene un integrante especialmente importante: la industria cárnica y actúa, como tantos otros lobbies, con el manual que «inventó» con tanto éxito el el cártel tabacalero, aunque adaptado a los tiempos. La idea es conseguir básicamente tres cosas:

1 Obtener el aval científico y de las Administraciones públicas, de sus discursos, sus propuestas y sus productos.

2 Bloquear las propuestas que inciden en las causas reales de la alimentación insana y sustituirlas por otras propias que actúan como pantalla de protección. Estas falsas soluciones funcionan como los elementos de cartón piedra de un decorado, a distancia parecen reales, pero cuando las miras de cerca y las tocas, te das cuenta de que no son lo que parecen.

3 Unir su imagen a la salud, emitir el mensaje de que son un actor que hace muchos esfuerzos para conseguir una alimentación sana, que, en definitiva, forman parte activa de la lucha contra la mala alimentación.

Algunas de las ideas principales del manual que desarrollan los de Big food:

• La industria cárnica es un actor comprometido con la salud de la población (unir su imagen a la instituciones de salud, actos deportivos, generar acuerdos voluntarios, sumarse a campañas sin efecto real, etc.).

• La carne es un alimento saludable y necesario para llevar una vida saludable (financiar y difundir estudios científicos que pongan en duda la relación causa-efecto del consumo excesivo de carne con las enfermedades).

• No hay alimentos buenos ni malos, todo depende la dieta en su conjunto (siempre positivos, nada de avisos sobre los riesgos para la salud del consumo excesivo de ciertos alimentos o ingredientes).

• El problema de la alimentación insana es un problema de malos hábitos, sedentarismo y la falta de ejercicio (siempre lo suficientemente abstractos con frases del tipo: dieta variada, dieta sana, dieta equilibrada, vida sedentaria, etc.).

• La alimentación insana es un problema individual, de mala elección en la compra o en la comida (en ningún caso señalar los aspectos socioeconómicos y estructurales que influyen en la dieta de las personas ni la falta de información objetiva a la que se enfrenta el consumidor o consumidora a la hora de comprar o ingerir alimentos).

• Las familias son las principales responsables de la obesidad infantil (en ningún caso se otorga responsabilidad alguna a la publicidad o el marketing en los problemas de salud o el consumo de alimentos malsanos).

• No hay evidencia científica entre el consumo excesivo de carne y la enfermedad (atacar la ciencia independiente que lo demuestre y ofrecer la ciencia amiga de la industria que lo pone en duda).

Los datos sobre consumo de carne como escribimos, son arrolladores y estas estrategias están destinadas a mantener, si no elevar, ese nivel de ingesta. Es necesario pues que el Gobierno promueva una regulación estricta y transparente del conflicto de interés entre la industria alimentaria y las entidades científicas vinculadas a la salud y/o nutrición.

Por supuesto, esto es sólo un resumen del gran trabajo de Justicia Alimentaria, hacedle justicia, nunca mejor escrito, leyéndolo completo.


lunes, 25 de mayo de 2020

Un estudio indica que la Luz Solar puede ser Eficaz Contra el Coronavirus

En condiciones similares a las de un mediodía del solsticio de verano en el Mediterráneo, un 90% de virus muere cada 6,8 minutos.

© domelaci / Pixabay

Un grupo de científicos del Instituto Nacional de Defensa Biológica Battelle de EE.UU. afirma que la luz solar desactiva los patógenos del covid-19, según indican en un artículo aceptado este miércoles para publicación en la revista The Journal of Infectious Diseases.

Para demostrarlo, los biólogos recrearon en laboratorio unas condiciones similares a las de un mediodía despejado del solsticio de verano (el 21 de junio) a 40 grados latitud norte, es decir, en una línea que atraviesa el Mediterráneo, el norte de China y el centro de EE.UU.

Determinaron que con esa luz un 90 % de los patógenos mueren cada 6,8 minutos en saliva y 14,3 minutos en medios de cultivo. Bajo una luz menos intensa, el virus también moría, aunque a un ritmo más lento.

"El presente estudio proporciona la primera evidencia de que la luz solar puede inactivar rápidamente el SARS-CoV-2 en las superficies, lo que sugiere que su persistencia y, luego, el riesgo de exposición, pueden variar significativamente entre espacios cerrados y abiertos", señalan los autores del estudio, añadiendo que también "la luz solar natural puede ser efectiva como desinfectante para materiales no porosos contaminados".

Comentario: Es decir, las medidas de cuarentena están haciendo más daño que bien.

¿Es eficaz para prevenir el contagio?

Mientras que un portavoz de los científicos, citado por Reuters, indicó que "la luz solar natural puede ser efectiva para reducir significativamente la cantidad del virus en las superficies expuestas", los investigadores precisaron que existe el riesgo de que el SARS-CoV-2 no sea eliminado completamente de las superficies afectadas.

Para extraer conclusiones respecto a la eficacia de la luz solar en la lucha contra el coronavirus, es necesario llevar a cabo más investigaciones. De momento se desconoce la cantidad de virus que una persona infectada deja en alguna superficie al entrar en contacto con ella, así como en qué medida este puede llegar a un organismo desde una superficie y qué cantidad causa la infección de una persona, reiteran científicos.

En marzo, otro estudio estadounidense determinó que el SARS-CoV-2 puede sobrevivir hasta cuatro horas sobre el acero, hasta 24 horas sobre el cartón y hasta dos o tres días sobre el plástico y el acero inoxidable. No obstante, en esa ocasión los científicos no expusieron el virus a la luz.

Esta semana, la Agencia Federal de Salud de EE.UU. divulgó nuevas pautas sobre el coronavirus, en las que estimó que el patógeno "no se propaga fácilmente al tocar superficies u objetos" y que su forma principal de transmisión es a través del "contacto cercano de persona a persona". No obstante, no descartó la vía 'humano — objeto — humano'.


lun, 25 mayo 2020 02:46 UTC

8 Mantras hindúes para Calmar la Mente


Dentro de la práctica de la meditación es habitual utilizar mantras, ya que crean un ambiente apacible y ayudan al meditador a anclar su mente, habitualmente dispersa, en algo concreto y a la vez sagrado en que ocuparse.

Pero, ¿qué es un mantra? Significa «instrumento de protección mental». En sánscrito «man» significa mente, y «tra», quiere decir instrumento. En la práctica es una herramienta y un instrumento del pensamiento o de la mente que se utiliza cuando uno desea conectarse con algún aspecto de la divinidad. Como existen mantras en todas las religiones formales e informales, también podría traducirse como oración.

Estas palabras, pronunciadas en un lenguaje sagrado, unen lo humano y lo divino y concentran con fuerza elemental la intención de conectarse, de invocar la ayuda o la presencia de un aspecto de Dios, de la mente iluminada del Buda o el llamamiento a una fuerza sagrada para que nos asista en un momento de necesidad. 

Los budistas, cristianos y demás dirían que “para que esa fuerza asista necesita que el mantra sea recitado con devoción”. Pero aún sin ella hacen efecto.

Por otro lado, al recitar un mantra activamos nuestra voz, que es nuestro instrumento natural. Al entonarlo creamos un sonido, una vibración en particular que nos armoniza y es de gran ayuda al momento de fijar la mente en una acción, favoreciendo la conciencia plena, la concentración y todos los beneficios que la práctica de la meditación trae.

La música del devenir

Mientras recitamos o cantamos un mantra, nos escuchamos creando nuestro propio cosmos interno. Y en su girar, en esta repetición que es su esencia, sin querer recordamos la naturaleza oscilante y cíclica del universo que nos rodea.

Los mantras pueden recitarse en voz alta, cantando o pensándolos mentalmente. La cantidad de veces recomendada por los maestros hindúes son: 3, 11, 21, 27, 54, o 108 veces (el número de cuentas que tiene un Japamala o rosario hindú) y se puede hacer en cualquier momento y lugar.

Mi experiencia personal tanto en mi misma como cuando «mantreamos» en los grupos de meditación es que por la sola repetición del mantra surgen naturalmente estados de plenitud, de sosiego mental, calma y claridad propicia para la resolución de los problemas.

Suele pasar que a medida que uno se familiariza con los mantras necesita escucharlos, entonces comienza a utilizarlos como música ambiental, esto es genial, ya que limpiamos y armonizamos los ambientes fácilmente.

Mantras utilizados habitualmente en las prácticas de meditación

Los mantras se utilizan para distintos fines desde hace miles de años y podemos cantarlos con clara intención cuando hacen falta. La cantidad de mantras que existen es realmente enorme. Este es un listado de los más populares.

1. Om

Es el mantra primordial, la sílaba semilla que participa de todos los mantras. Rabindranath Tagore dijo: “Om es la sílaba perfecta, que refleja la totalidad de todas las cosas y la palabra simbólica de lo infinito, lo perfecto, lo eterno. Todas nuestras meditaciones comienzan y terminan con ella.” Podemos utilizarla a modo de saludo, reverencia y bendición al mismo tiempo. Recitarlo utilizando el ritmo natural de la propia respiración, dejando que el sonido se extienda a lo largo de una exhalación completa, repitiéndolo el tiempo que queramos nos abre a una experiencia meditativa instantáneamente.

2. Gayatri Mantra

Om Bhur Bhuvah Svah Tat Savitur Varenyam Bhargo Devasya Dhimahi Dhiyo Yo Nah Prachodayat
Este mantra es uno de mis preferidos y uno de los más antiguos de la humanidad. El sánscrito tiene muchas posibles traducciones pero simplemente lo podríamos leer como: «Tierra Cielo Paraíso, dios Sol inteligencia adorable, en tu luz medito, nos alegramos de estar en tu luz.»

Esta es la pronunciación correcta para recitarlo: om bur buváj suá, tat savitúr váreniam, bargo devásia dímaji, díio io naj prachodáiat. Por su significado es un mantra poderoso que puede utilizarse tanto como protección como para entrar en estados ampliados de la conciencia.

3. Om Gum Ganapataye Namaha

En muchas casas y disfrazado de elefante habita Ganesha, dios de la abundancia, a quien por generaciones en Occidente le pusieron un billete en la trompa. Es reverenciado en la India como uno de los dioses más populares.

 Fantástico, con su cabeza de elefante y cuerpo de humano, Ganesha, el hijo de Shiva, dios de todas las multitudes y elementos, es invocado cada vez que aparece un obstáculo. Utilizando este mantra de reverencia o salutación le pedimos asistencia para correr los obstáculos en cualquier ámbito de la vida y generar éxito y abundancia. Su pronunciación correcta es om gan ganapataiei namaha.

4. Om namah shivaya

Es el mantra de saludo o invocación al dios Shiva, quien muchas veces se representa bailando. Él es el creador, destructor y regenerador del Universo. Su danza simboliza el movimiento del cosmos, con todos sus cuerpos celestiales y leyes naturales que tanto se complementan y se balancean entre el bien y el mal. 

Era llamado también «puro» o «aquel que purifica mediante la mención de su nombre» y lo que purifica es al ser mismo ya que lo libra de los aspectos ilusorios del ego permitiendo así revelar nuestra verdadera naturaleza interna. 

Podemos utilizar este mantra cuando no estamos seguros de cuál es la realidad o la correcta dirección que tenemos que tomar, ya que la traducción podría ser: «yo saludo al fundamento de mi conciencia» o «yo saludo a mi conciencia fundamental». Su pronunciación correcta es: om nama shivaia.

5. Om shanti om

Este es el mantra de la paz en el hinduismo, una fórmula súper simple pero poderosa. Formado con la palabra «shanti» que significa paz y dos veces el potenciador sonido sagrado om. Se puede utilizar cuando necesitamos crear paz en alguno de los niveles de nuestro ser: cuerpo, emoción o mente.

Podemos repetir tres veces «shanti» específicamente con la intención de pacificar y elevar el nivel de conciencia. O cuando meditamos, para lograr un estado de relajación profunda, o antes de ir a dormir para tener un descanso celestial.

6. Hare Krishna

Este es uno de los mantras mas conocidos, popularizados por el beatle George Harrison en su tema My Sweet Lord («Mi dulce Señor») donde entonaba el mantra junto con la palabra «Aleluya», con la clara idea de mostrarle al mundo que ambas son sagradas.

El significado de este mantra es una invocación y saludo a la conciencia de Krishna encarnada en Rama, que es la deidad protectora de los indios. Rama representa la encarnación del amor, la paz y la dulzura. Al recitarlo nos conectamos con el placer de su existencia amorosa y nos brinda con su enorme energía espiritual protección al alma.

7. So ham

Otro mantra muy simple y conocido que se utiliza muchísimo en meditación, la primera traducción podría ser: “yo soy” . Esta afirmación no está hablando del ego, de ese que pensamos que somos, sino de la parte eterna que somos, el espíritu. En su origen el que habla es Brahma, otra traducción sería: “yo soy Brahman”. Inhalar So y exhalar Ham abre la conciencia a lo eterno.

8. Sat Nam

Este es uno de los muchos mantras que se utilizan en Kundalini Yoga. Es muy sencillo y fácil de recordar y significa “llamo a la verdad” o “la verdad es mi identidad”. Igual que con So Ham, se puede respirar inhalando Sat y exhalando Nam para mejorar las prácticas de meditación.

Todo lo que existe vibra y produce sonido e interactúa en el espacio tiempo. Usando el sonido correcto modificamos nuestro estado. Y viendo que el cosmos entero suena, cada estrella, cada planeta hace su sonido, pienso que es probable que hasta nuestro propio nombre sea un mantra. De alguna forma somos un sonido expresándose y siendo dentro de los sonidos del Universo.


* Por Mónika Correia Nobre, astróloga, instructora de meditación y fundadora de Astroflor Escuela de Antakarana.

clarin.com
SAIKU

https://nodejardeleer.blogspot.com/2020/05/8-mantras-hindues-para-calmar-la-mente.html

domingo, 24 de mayo de 2020

Covid: J&J desarrolla la Vacuna mientras deja de vender «Talco cancerígeno» por demandas judiciales

La compañía farmacéutica Johnson & Johnson (J&J) fue condenada a pagar 353 millones de euros por un cáncer asociado a su polvo de talco hace tres años. 

La cifra batía récord y no es la única sentencia contraria a la compañía por ese motivo. 

Tal es el escándalo que la firma que con más cariño acaricia el culito de tu bebé, deja de vender el polémico talco

J&J está en el candelero porque es una de las empresas que más adelantada lleva la vacuna para la Covid-19.

Parecían inocentes esos polvitos blancos, de suave tacto y agradable olor con el que nuestras madres nos untaban el culo para que no se nos irritase cuando éramos bebés.

Pero lo son tanto. Johnson & Johnson ha anunciado que podría tener lista una vacuna contra el coronavirus para principios de 2021. 

Y al mismo tiempo, el grupo estadounidense de productos farmacéuticos y cuidado personal ha anunció ayer que suspende la comercialización en Estados Unidos y Canadá de su talco para bebés.

Lo hace en dichos países porque sobre el producto pende un gran número de demandas judiciales por su supuesta vinculación con un tipo de cáncer. De su venta en el resto del mundo no se dice nada vaya que el culo de nuestros hijos ha de ser «anticancerígeno».

En esas denuncias se investiga la omisión de avisos por parte de la compañía sobre los peligros de padecer cáncer si se empleaban estos productos. En 2017 había más de 4.500 denuncias en todo el país.

La empresa justifica su decisión de dejar de vender talco aduciendo un cambio en la demanda y la «desinformación» sobre su producto. Vaya, que a que sepamos que su talco puede provocar cáncer lo llaman «desinformación». Bendita sea esta pues.

Resulta que a finales de 2018 aparecieron informaciones que apuntaban a que J&J conocía desde hacía décadas que sus polvos de talco contenían asbesto, un mineral de composición y caracteres semejantes a los del amianto y con efectos nocivos para la salud. Aún así, la compañía farmacéutica señala que el inventario existente en los citados países continuará vendiéndose hasta que se agote.

También tiene unos polvos de talco para niños hechos con almidón de maíz, que se supone que no son tóxicos (luego la casa sabe hacer las cosas bien, quizá es que no le interese lo correcto por intereses comerciales). Estos seguirán comercializándose.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasifica el uso de polvos de talco para la limpieza íntima como “posible carcinógeno para humanos”. El talco representa el 0,5 % del total de su negocio relacionado con la salud en EEUU. La multinacional Johnson & Johnson, valorada en 366.000 millones de dólares, ha anunciado que podría tener la vacuna del coronavirus lista para enero de 2021.

La farmacéutica planea comenzar las pruebas en humanos el próximo mes de septiembre, con el objetivo de tenerla listo bajo una autorización de uso de emergencia a principios de 2021, mucho más rápido que el período típico de 18 meses que se tarda en probar, aprobar y luego fabricar las vacunas. 

Se da la circunstancia que J&J va de la mano del Gobienro USA en esto pues la administración Trump está invirtiendo 1.000 millones de dólares (926,4 millones de euros) para crear suficiente capacidad de fabricación de esa posible vacuna.


¿Existe alguna relación entre Trump y J&J? ¿Por qué apoya el republicano con tanto dinero la vacuna de esta farmacéutica? 

Como contamos en 2016, antes de que el polémico presidente de Estados Unidos lo fuese: La farmacéuticaJohnson & Johnson, IBM, Coca-Cola, Facebook… son algunas de las empresas en las que la Trump Organization tiene (o tenía) participaciones.

Prácticamente cualquier reforma o normativa empresarial que Donald Trump quiera sacar adelante cuando ejerza como presidente tendría una repercusión directa sobre su imperio. Habrá conflicto de intereses», escribía entonces.

Johnson & Johnson (J&J) es una de las grandes compañías mundiales del ramo sanitario y farmacéutico. ¿Influirá en las políticas del republicano que tenga participaciones en dicha empresa? Pues ya estamos viendo algo de todo eso.

Desde luego yo si quisiera cuidar la imagen de una vacuna para la Covid no la asociaría con una marca sentenciada por causar cáncer o por haber tenido vínculos económicos con Trump y beneficiarse ahora de su ayuda.


¿Quién tendrá que ponerse la Vacuna del Coronavirus?


Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...