sábado, 7 de enero de 2012

Los Alimentos con mucha Grasa pueden dañar el Cerebro

■La obesidad se asocia con el daño neuronal en un área del cerebro crucial para el control de nuestro peso corporal.

■Además, altera el equilibrio de la ingesta y el gasto de energía.

■La obesidad también perjudica el volumen de células nerviosas del hipotálamo.

En los últimos años se han realizado grandes avances en nuestra comprensión de cómo el cerebro controla el deseo de alimentarse, y también sobre los procesos que subyacen en el equilibrio de la ingesta y el gasto de energía.

Las consecuencias de la obesidad son la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardíacaSin embargo, poco se sabe acerca de cómo la obesidad llega a alterar estos procesos. Y ello pese a que el número de personas que sufren de una o más de las complicaciones adversas de la obesidad, como la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardíaca, aumenta rápidamente.

Hasta ahora, los fármacos diseñados para tratar la obesidad han demostrado una eficacia limitada, y se han asociado con efectos secundarios graves. Esto se debe, en gran parte, al entendimiento limitado de los efectos de la obesidad en los mecanismos naturales de control de peso corporal.

Ahora, dos grupos independientes de investigadores han generado datos que empiezan a abordar cómo la obesidad llega a alterar estos procesos. Sus conclusiones aparecen en un artículo publicado en el Journal of Clinical Investigation.

Las neuronas perdidas son las que controlan el peso
 
Un equipo de investigadores dirigido por Michael Schwartz, de la Universidad de Washington (EE UU), ha observado que, en los seres humanos y los roedores, la obesidad se asocia con daño neuronal en un área del cerebro crucial para el control de peso corporal (el hipotálamo).

Tras un experimento con ratones, observaron que se perdían neuronas, concretamente las que se cree que protegen al organismo del aumento de peso. Según Schwartz, las lesiones sufridas por culpa de la obesidad no significan daño cognitivo; es decir afecta al control de nuestro peso pero no a las funciones superiores del cerebro.

Por otro lado, un segundo equipo de investigadores del Centro Médico Beth Israel Deaconess (EE UU) ha determinado que el volumen de las células nerviosas del hipotálamo es inhibida por la obesidad.

Consejos para reducir la grasa en la alimentación

Para disminuir el consumo de grasa es importante tener en cuenta los siguientes consejos sobre la grasa en la dieta:

- Es primordial reducir la ingestión de carnes grasas ( carnes rojas) y, sobre todo, los productos elaborados a partir de estas carnes, como embutidos, mortadelas, salchichas, butifarras , longanizas, productos preparados con carnes en conserva. Debe prestarse especial atención al tocino por tratarse de un alimento con muchas calorías. Si se utilizan carnes con grasa, es mejor quitársela antes de cocinarla.

- Es mejor utilizar el pollo o el pavo y , dentro de estos , la pechuga que contiene menos grasa que las patas. El pollo debe guisarse sin piel. Es mejor el pavo o el pollo que el resto de carnes para preparar guisados de carne molida.

- En cuanto a la leche y los derivados lácticos es mejor escoger los desnatados. Esto afecta tanto a la leche, que es mejor que sea descremada, como al yogur, a las natillas, o a los helados. La nata no es buena amiga de las grasas ni de las personas que quieran perder peso o conseguir un peso ideal.

- Para untar es mejor utilizar productos " light" como los quesos, las margarinas , o las mayonesas con poco contenido en grasa. Sería mejor comprar panes de calidad, mejor integrales y con diferentes cereales. Así se evitaría la costumbre no aconsejada de untar el pan con pastas aceitosas. En caso de querer hacerlo, es mejor utilizar tomate y que este no esté frito.

- Los aliños debe utilizarse con prudencia. Es mejor añadir hierbas o especias con un poquito de aceite, lo que reducirá la ingestión de grasa, mejorará el sabor de las comidas y aportará propiedades medicinales a su alimentación. El jugo de limón, el vinagre de manzana o la salsa de tomate preparada en casa pueden ser muy interesantes. No debería añadirse mantequilla a las verduras o aliños a base de grasa a las carnes o pescados.

- No abusar de los huevos. Como máximo deben comerse 4 huevos semanales. Tambien se puede optar por comer claras de huevo en vez de yemas de vez en cuando.

- Evitar los pasteles o productos de repostería, los helados no desnatados así como galletas, el chocolate o las patatas fritas. Todos estos alimentos contienen mucha grasa.

- Evitar las comidas fritas. Este tipo de comidas absorbe mucho aceite e implica la ingestión de mucha grasa. En su lugar es mejor preparar la comida con otras técnicas: al vapor, hervida, a la parrilla, asada, etc. Baste tener en cuenta que 100 g de patatas hervidas proporcionan 86 calorías mientras que la misma cantidad frita proporciona 156.
- Evitar el uso abusivo y habitual de bebidas alcohólicas. El alcohol debe tomarse con moderación porque, además de un posible riesgo de alcoholismo, es un alimento con mucho poder calórico. Un uso moderado de ciertas bebidas alcohólicas. como el vino puede tener incluso efectos positivos sobre la salud. ( Más información)

Fuentes: 20minutos / botanicalonline

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...