jueves, 12 de julio de 2012

¿Cómo nos enfrentamos al estrés?

Combatir el estrés¿Buscamos soluciones, ignoramos problemas, tomamos sustancias para olvidar? 

A la hora luchar contra el estrés hay diferentes formas de afrontamiento. Algunas son efectivas, otras pueden agravar el problema. 

Los estilos de afrontamiento del estrés

El afrontamiento o coping es un concepto que se entiende como la reducción o supresión del la sensación de estrés. Es lo que podríamos llamar los estilos defensivos o cómo hacemos frente al estrés.
Este afrontamiento se relaciona bastan con lo que la persona piensa sobre la situación. 

Combatir el estrésCómo nos enfrentamos al estrés puede tener importantes efectos en la salud. Así en experimentos con animales sometidos a estímulos estresantes como una descarga eléctrica, siendo para el animal imposible escapar se traducía en un afrontamiento pasivo, (o no hacer nada ante la situación), esto provoca reacciones físicas como úlceras gastroduodenales o tumores.

Los conceptos de alta o baja vigilancia y alta o baja evitación son importantes para diferenciar estos estilos.
  • Alta vigilancia, se refiere a la persona que está ansiosa, expectante en situación de alerta.
  • Baja vigilancia, se refiere cuando la persona no muestra señales de estar sufriendo estrés “de forma externa”, aunque puede estar sufriéndolo de forma interna.
  • Alta evitación se refiere a tratar de negar o evitar el estrés, lo reprime de tal forma tratando de negar el problema.
  • Baja evitación, por el contrario estas personas tratan de buscar información sobre lo que les preocupa y a menudo sufren por la incertidumbre
Dentro de los distintos estilo tenemos:
1- El estilo represor
- Que tiende a la negación o evitación. Estas personas aparentemente muestran pocas señales de estrés pero sin embargo si tienen altas respuestas fisiológicas al estrés (úlceras, colon irritable, depresiones). Al parecer estas personas niegan psicológicamente su situación de estrés, mientras en el estilo sensibilizador exageran su sensación de estrés.
- Dentro de este estilo nos encontramos, el modo evitado rígido. Estas personas tienen baja vigilancia y alta evitación, prefieren no afrontar o incluso negar lo que les sucede. En este caso la hipótesis es que las emociones producidas por este estado “anticipatorio” de señales de ansiedad produce un gran nivel de amenaza a la persona. 

Combatir el estrés- La persona puede no hacer evidente sus problemas o preocupación pero la “procesion va por dentro” y la salud se puede resentir. Altos niveles de estrés continuados afectan al sistema inmunológico, el estrés nos hace más susceptibles a las enfermedades.


2- El estilo sensibilizador
- Este estilo es más vigilante, al contrario que el anterior estas personas muestran gran ansiedad de forma visible que el que se encuentra en sus registros fisiológicos. 

- Dentro de este estilo nos encontramos con el modo vigilante rígido

- Personas de alta vigilancia y baja evitación. Tienden a buscar información sobre aquello que les causa estrés para crearse una imagen mental de confrontación. Importante a estas personas les genera aún más estrés la incertidumbre respecto a la situación que están viviendo.

3-Estilo Flexible
Combatir el estrés
- Este sería un caso bien enfocado de afrontamiento del estrés. Se da en personas no defensivas, -que son las que muestran un bajo nivel de ansiedad de forma visible y una baja evitación-, es decir no huyen ni niegan los problemas.

- Estas personas ante una situación de estrés o amenaza no les cuesta ni la sorpresa ni la incertidumbre a nivel emocional. Estas personas se enfocan en tratar de solucionar el problema que causa estrés.


4- Modo inconsistente o afrontamiento ineficaz
- En este caso las personas muestran un nivel de alta vigilancia (se muestran ansiosas, preocupadas) + alta evitación, o tratar de evitar a toda consta el problema, el sujeto trata de alejarse del estresor para reducir su ansiedad.

Factores de afrontamiento

Estos factores según la teoría de Folkman y Lazarus:

Distanciamiento
- O tratar de olvidarse del tema, negar que existe, no tomarlo en serio. Hacer como si no pasara nada.

Confrontación
- Actuar en contra de la situación, enfado, lucha, tratar de cambiar lo que provoca este estrés.

Autocontrol
- Guardarse los problemas uno mismo, tratar de reflexionar y no precipitarse.

25510_386863704635_52326679635_3716412_944975_n
Aceptación de responsabilidad
- Criticarse a si mismo, echarse la culpa o disculparse ante el problema.

Búsqueda de apoyo social
- Tratar de compartir el problema con alguien sea un amigo, compañero de trabajo o familiar a quien contarle lo que les está preocupando.

Escape – Evitación
- Beber, usar sustancias psicoactivas para olvidar el problema. Esperar que ocurra un milagro 

Planificación de la solución de problemas
- Diseñar un plan de acción, y seguirlo para lograr los objetivos, ajustando y cambiando lo que sea necesario.

Reevaluación positiva
- No hay mejor maestra que la propia experiencia. La persona asume la situación de estrés que ha vivido como un hecho que en el fondo la ha enriquecido y la ha fortalecido.

Fuente: http://depsicologia.com/combatir-el-estres/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...