domingo, 13 de diciembre de 2015

Ansiolíticos para bajar de peso como son de seguros

Los ansiolíticos también son conocidos como tranquilizantes, y se caracterizan por ser un fármaco que actúa como depresor del sistema nervioso central con el fin de disminuir o eliminar síntomas de la ansiedad, donde uno de ellos se relaciona con una alteración del hambre. 

La ansiedad es un estado anormal del organismo que provoca un desajuste en el hipotálamo, glándula encargada de controlar las reservas de energía en el cuerpo; esto provoca que algunas personas sientan la necesidad de comer más de lo debido y no controlen su apetito. 

Los ansiolíticos para bajar de peso aparecen como una alternativa efectiva para controlar esto, pero lo cierto es que existe un amplio debate al respecto, después de todo, hay quienes prefieren optar por cosas menos riesgosas.

Ya que los ansiolíticos no curan los trastornos de la ansiedad, es que se habla de una solución temporal al control de los síntomas de la ansiedad como comer en exceso, pero no como una verdadera solución al problema.

Ansiolíticos para bajar de peso como funcionan

Los ansiolíticos para bajar de peso actúan sobre el sistema nervioso central, reduciendo sus funciones de forma considerable, donde las reacciones ante estímulos, recibimiento de información y coordinación general se ve afectada. Pero lo que hacen es abordar los síntomas de la ansiedad de forma temporal, mientras duran sus efectos, luego nuevamente el organismo sentirá los trastornos de la ansiedad.

Los ansiolíticos no son para bajar de peso, ya que luego de un uso prolongado terminan haciendo más crónicos los síntomas. Presentando además una serie de efectos secundarios como problemas de memoria, enlentecimiento cognitivo y motor, disminución de la libido e incluso pueden provocar un aumento de peso. Pero sin duda uno de los efectos secundarios más peligrosos es que los ansiolíticos crean una adicción al fármaco, ya que el cuerpo adquiere una tolerancia a la dosis y cada vez requiere de cantidades más grandes.

Muchas personas creen que es bueno utilizar ansiolíticos para bajar de peso, pero esto es un error, estos fármacos no disminuyen la ansiedad alimenticia, lo que hacen es disminuir la ansiedad nerviosa o de estrés, ejerciendo un efecto sedante en el organismo. La ansiedad por los alimentos se puede tratar con otros productos que produzcan saciedad y ayuden a adelgazar, no siendo el caso de los ansiolíticos. En general los ansiolíticos inhiben la actividad física, disminuyendo la grasa corporal pero terminan provocando un aumento del apetito, no siendo el fármaco adecuado para perder kilos.
Tratamientos naturales para bajar de peso

Luego de saber que los ansiolíticos para bajar de peso no son efectivos, se pueden recurrir a tratamientos caseros y naturales que ayudan a que el organismo esté saciado y pueda controlar su apetito; reduciendo tallas efectivamente y sin efecto rebote. Preparar un jugo de miel y limón es muy simple y solo se necesita mezclar 3 cucharadas de jugo de limón y 2 cucharaditas de miel, todo esto en cuarto de vaso de agua tibia, esta mezcla se debe beber por la mañana y por la tarde; siendo un jugo que ayuda a reducir la grasa abdominal y a combatir la obesidad, donde el alto contenido de antioxidantes del limón ayuda a descomponer las células de grasas.

El vinagre de manzana es muy efectivo para adelgazar, solo se debe mezclar dos cucharadas de vinagre de manzana con un vaso de agua, bebiendo esta preparación enseguida y tres veces al día. Remedio que actúa como un gran depurativo intestinal y diurético y saciante, evitando comer de más si se bebe esta preparación 30 minutos antes de las comidas principales.

Para eliminar y quemar grasas, se puede preparar un zumo de zanahoria, el que se debe beber cada día en ayunas, teniendo gran poder saciante y excelente poder diurético, estimulando la función de los riñones y favoreciendo así la eliminación de líquidos. 

Para adelgazar y comer menos, se puede preparar este zumo, para el que se necesita un poco de agua, el zumo de un limón y 4 zanahorias; se lavan y pelan las zanahorias, se colocan en una multiprocesadora con un poco de agua, se filtra y se agrega el zumo de limón, no se debe agregar ni sal ni azúcar, ya que es un zumo que solo aporta 84 calorías al organismo por cada vaso.

http://www.buenasalud.net/2015/12/13/ansioliticos-para-bajar-de-peso-que-tan-seguros-son.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...