Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas

jueves, 23 de enero de 2020

La Fatiga Crónica comienza en el intestino

HISTORIA EN BREVE

El síndrome de fatiga crónica, o encefalomielitis miálgica, puede ser debilitante y devastador para la persona y los miembros de su familia

Los productos de desecho y las bacterias que se filtran a través del intestino podrían desencadenar una respuesta inflamatoria, la cual causaría síntomas físicos y cambios neurológicos

Eliminar los carbohidratos de su alimentación, como los azúcares y granos, en especial los productos de trigo, e integrar alimentos fermentados y con alta fibra, podría ayudar a sanar su intestino y mejorar sus síntoma

El síndrome de fatiga crónica (SFC) puede ser debilitante, y causar fatiga continua en las personas que la padecen, sin importar qué tanto descansen. Otros síntomas están relacionados al dolor y a la respuesta inflamatoria en todo el cuerpo. El término médico para esta enfermedad es encefalomielitis miálgica (EM).

En los años anteriores, muchos médicos atribuyeron esta enfermedad a un origen psicológico, al no poder localizar su causa con exactitud. No se encontraron características fisiológicas o anatómicas en común entre los grandes grupos de pacientes, que pudieran haber separado la enfermedad de otros problemas comparables.

Desde el año 1934 se publicaron los primeros artículos sobre esta enfermedad, conocida ampliamente como EM/SFC. Una investigación realizada en la Universidad Cornell descubrió marcadores biológicos tanto en los microbios del torrente sanguíneo como en las bacterias del intestino.

Con los cambios en el diagnóstico, en conjunto con los cambios descubiertos en el tejido cerebral de las personas con EM/SFC, parece que los científicos podrían estar cerca de encontrar un agente causal, lo que mejoraría potencialmente las opciones de tratamiento.
¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

Hasta hace poco, el diagnóstico del EM/SFC había sido por exclusión.Esto significa que primero había que descartar las enfermedades cuyos síntomas imitan a los del EM/SFC, antes de que los doctores pudieran sugerir que el paciente padecía EM/SFC.

Los síntomas del EM/SFC pueden variar bastante de una persona a otra. El síntoma más común es el agotamiento abrumador que empeora con el gasto de energía física o mental y no mejora con el descanso. Podrían requerirse hasta 48 horas después de la actividad para experimentar el agotamiento en su totalidad.

Los síntomas adicionales de esta enfermedad podrían imitar otros problemas médicos y son:

Dolor muscular
Problemas de la memoria
Dolores de cabeza
Dolor en varias articulaciones
Dificultad para dormir
Ganglios linfáticos sensibles
Contracción visible de los músculos (fasciculaciones)
Dificultad para concentrarse
Periodo corto de atención
Problemas para encontrar palabras
Sudoración excesiva
Palpitaciones
Desmayo
Torpeza
Glándulas dilatadas
Síntomas intermitentes similares al resfriado
Intolerancia al alcohol
Síntomas similares al intestino irritable
Cambios en el estado de ánimo
Control de la temperatura
Intolerancia a los alimentos
Problemas gastrointestinales
Hipersensibilidad a la luz y al ruido


Mientras que se han documentado bien los síntomas, hasta la fecha no se ha identificado la causa. Algunas complicaciones adicionales de esta enfermedad son la depresión, aislamiento social, restricciones en el estilo de vida y un número mayor de ausencias al trabajo debido a la incapacidad de funcionar de forma óptima.

Las personas de todas las edades, etnias y grupos raciales, y estatus socioeconómicos se ven afectadas por esta enfermedad. Sin embargo, las mujeres reportan síntomas cuatro veces más a menudo que los hombres y, aunque las personas de todas las edades pueden desarrollar este problema, la mayoría reporta los síntomas entre los 40 y los 60 años.

Esta lista de síntomas no indica por completo lo que padecen las personas con EM/SFC. David Tuller, coordinador de la Universidad de California (UC), en Berkley, escribió en Virology:

"En una entrevista a principios de este año con The New York Times, Laura Hillenbrand, la autora más vendida ("Seabiscuit", "Unbroken"), que ha vivido con SFC durante décadas, dijo que el nombre de la enfermedad es 'condescendiente' y 'sumamente confuso'.

Añadió: 'La persona promedio que padece esta enfermedad, antes de tenerla, no eran personas perezosas; es muy común que las personas Tipo A y muy, muy trabajadoras...

La fatiga es lo que se experimenta, pero es como comparar un cerillo con la bomba atómica. Esta enfermedad deja a las personas postradas en cama. Yo he padecido fases en las que no podría girarme sobre la cama. No podía hablar. Es muy desacertado llamar a esto fatiga'".

Se ha relacionado el EM/SFC con el intestino

En un estudio publicado por la revista Microbiome, los investigadores de la Universidad Cornell evaluaron la sangre y las heces de 48 personas diagnosticadas con EM/SFC y compararon los resultados con los de 39 personas saludables.

Sus descubrimientos podrían aclarar los procedimientos para el diagnóstico de este problema y podrían generar estrategias específicas para el tratamiento y la prevención. Las diferencias se revelaron tanto en las muestras de heces como en las de sangre.

Con la secuenciación del ADN, un proceso que determina el orden preciso de nucleótidos en la molécula de ADN, encontraron una falta perceptible en la diversidad de la microbioma intestinal en las personas afectadas y marcadores de inflamación en la sangre.

Aunque estos cambios no se pudieron identificar claramente como la causa o la consecuencia del EM/SFC, los investigadores se animaron por la presencia de estos marcadores en el 83% de las muestras y la posibilidad de opciones de tratamiento para reducir los síntomas.

Citada en Washington Journal, la Dra. Maureen Hanson, profesora de biología molecular y genética en la Universidad Cornell, dijo:

"Nuestro trabajo demuestra que la microbioma intestinal en los pacientes con síndrome de fatiga crónica no es normal, lo cual podría ocasionar síntomas gastrointestinales e inflamatorios en las víctimas con esta enfermedad.

Además, nuestra detección de una anormalidad biológica brinda más evidencias en contra de la idea ridícula de que esta enfermedad tenga un origen psicológico".
El intestino permeable podría ser la clave

Como reportó The Washington Post, los investigadores de la Universidad Cornell proponen que los marcadores inflamatorios en la sangre podrían ser el resultado de un "intestino permeable, a causa de otros problemas intestinales, y que podría permitir que las bacterias entren en la sangre".

El intestino permeable se desencadena debido al desarrollo de "huecos" entre las células de la membrana que recubre el tracto intestinal. Estos huecos minúsculos permiten que se filtre al torrente sanguíneo el material que debería permanecer en el tracto intestinal. Algunos materiales, como los alimentos sin digerir, bacterias y productos de desecho, podrían escapar a través de estos huecos.

Hay una relación perceptible entre el desarrollo de estos huecos entre las células y los alimentos que consume cada día. Los granos son particularmente problemáticos. Las investigaciones muestran que el gluten estimula una molécula en el intestino llamada zonulina, una proteína que ocasiona que se abran las uniones entre las células en el recubrimiento intestinal.

En esencia, hace que su intestino sea más permeable, lo que permite que las partículas de comida se escapen hacia el torrente sanguíneo y causen inflamación, reacciones inmunológicas y eleven el riesgo de desarrollar varios trastornos autoinmunes.

No todas las personas con intestino permeable tienen EM/SFC. Sin embargo, sanar y sellar el intestino y reducir la respuesta inflamatoria en su cuerpo podría ocasionar una reducción significativa de los síntomas. La disminución de los síntomas no es la cura, sino que apoya al sistema inmunológico.

Los cambios cerebrales relacionados con el EM/SFC

En 2014, los investigadores de la Universidad Stanford descubrieron cambios en la materia blanca del cerebro de las personas que padecen EM/SFC, lo cual brindó finalmente evidencias concretas de los cambios neurológicos ocasionados por esta enfermedad, para los doctores y los pacientes.

Los estudios de escaneo realizados con tecnología nueva, ya pueden distinguir diferencias entre el cerebro de las personas que padecen EM/SFC y las personas saludables.

Entre estas diferencias encontramos tanto una menor cantidad de materia blanca como anormalidades en el hemisferio derecho. De acuerdo con un comunicado de prensa del Centro Médico en Stanford:

"No es poco común que los pacientes con SFC tengan que enfrentar varias caracterizaciones erróneas de su enfermedad o incluso sospechas de hipocondría, antes de recibir el diagnóstico de SFC. Las anormalidades identificadas en el estudio... podrían ayudar a resolver esas ambigüedades, dijo el Dr. Michael Zeineh, autor principal y profesor auxiliar de radiología".

Este estudio reveló tres descubrimientos notorios que podrán usar los científicos para encontrar la causa y la cura de esta enfermedad devastadora. El primer descubrimiento, la reducción de la materia blanca responsable de transportar la información en el cerebro, no fue ninguna sorpresa. Se sabe que la inflamación crónica afecta la materia blanca.

Aunque, la anormalidad consistente en el hemisferio derecho de las personas con EM/SFC, sí lo fue. Esta área, que conecta los lóbulos frontales y temporales demostró una apariencia anormal en las técnicas avanzadas de escaneo. El nivel de anormalidad se correlacionó ampliamente con la gravedad de los síntomas del paciente.

El tercer descubrimiento, el engrosamiento de la materia gris en cualquier borde de la materia blanca, entre los lóbulos temporales y frontales, hace que sea bastante improbable que estos descubrimientos sean fortuitos..

Opciones de apoyo y tratamiento en casa

Las investigaciones relacionan la alteración en la microbioma intestinal, que ocasiona la pérdida de bacterias y productos de desechos de los intestinos, con una mayor respuesta inflamatoria en el cuerpo. Los cambios neurológicos encontrados en las personas con EM/SFC también están relacionados con la inflamación, tal vez, debido a los cambios en el intestino.

Mientras que, mejorar la salud de sus paredes intestinales y microbioma podría no eliminar sus síntomas, es probable que mejoren. Los cambios prácticos en su plan nutricional podrían sanar los huecos en las membranas intestinales.

•Evite los productos con gluten y trigo: En Estados Unidos, se nos dice que debemos aumentar nuestro consumo de trigo entero como parte de una alimentación balanceada y para incrementar la fibra. Sin embargo, esto podría estar dañando la salud de su intestino.

Las gliadinas, un componente del gluten, son una proteína de clase A que se encuentra en el trigo y los cereales. Estas proteínas aumentan la permeabilidad en su intestino. Tenga en cuenta que el gluten también se puede encontrar en otros granos, no solo en el gluten.

La aglutinina del germen de trigo (AGT) es una lectina, o proteína vegetal que tiene una gran concentración en forma de semilla. El trigo para pan es un tipo relativamente nuevo de trigo que tiene una forma resistente y problemática de AGT.

Representa un papel fundamental en el efecto tóxico a los riñones y hay evidencias de que aumenta el daño a la membrana de las paredes intestinales.

•Reduzca sus carbohidratos netos: el azúcar de los carbohidratos, como los granos, dañará el equilibrio de microbios en su intestino. El azúcar es la fuente alimenticia de las bacterias que pueden ocasionar el daño en las paredes intestinales, mientras que la fibra es la fuente alimenticia de las bacterias que construyen las membranas intestinales.

Los carbohidratos netos son los gramos totales de carbohidratos que consume en el día, menos los gramos de fibra. La diferencia son los carbohidratos netos. Intente reducir sus carbohidratos netos a 50 gramos por cada 1000 calorías de alimento al día.

•Aumente su consumo de fibra: La fibra que consume de los alimentos enteros es la fuente nutricional para las bacterias intestinales que ayudan a mantener y desarrollar las células de las membranas de las paredes del intestino.

Esto ayuda a sellar los "huecos" entre las células y reduce la filtración de los productos de desecho y bacterias en su torrente sanguíneo. Concéntrese en consumir vegetales enteros y frescos, frutos secos y semillas:


Semillas de chía
Almendras
Frijoles
Bayas
Coliflor
Ejotes
Chícharos
Brócoli
Col de Bruselas
Cebollas
Camote
Cáscara de psyllium
Semillas de linaza
Betabel
Chirivía
Nabos

Consuma alimentos fermentados: aunque la idea de comer alimentos "fermentados" podría sonar poco agradable, se sorprenderá de la lista de exquisiteces producidas a través de esta técnica ancestral de preparación y conservación. Al descomponer con bacterias los carbohidratos y las proteínas, los alimentos se vuelven funcionales, deliciosos y una fuente natural de probióticos para alimentar a su intestino.

Las aceitunas, encurtidos, queso de animales de pastoreo, yogurt casero y chucrut son solo algunos de los alimentos que podría no haber considerado. Lo mejor es prepararlos usted mismo.

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola
21 de Enero, 2020



miércoles, 22 de enero de 2020

Primer Caso de Coronavirus en EEUU activa Alarmas Epidemiológicas en Centroamérica


SAN SALVADOR (Sputnik) — La confirmación del primer caso de coronavirus (nCoV) en Estados Unidos activó las alarmas epidemiológicas en Centroamérica, con la implementación de protocolos de seguridad sanitaria en las fronteras.

«Debido a los casos detectados de coronavirus (nCoV), en China, Japón, Tailandia, República de Corea, y últimamente en Estados Unidos, se ha reforzado la vigilancia epidemiológica para detectar cualquier evento inusual de salud respiratoria en el país», informó el Ministerio de Salud de Guatemala en nota de prensa.

© CC0 / PIXABAY


Entre las iniciativas implementadas por las autoridades guatemaltecas destaca la creación de una posta en el Aeropuerto Internacional .

La Aurora para prevenir el ingreso del virus, aunque de momento no se ha registrado ningún caso.

Los ministerios de Salud Pública de Panamá y Costa Rica también reforzaron sus protocolos de seguridad sanitaria ante la amenaza de un virus cuyos orígenes aún son investigados en la ciudad china de Wuhan (sureste), presunto origen del brote.

«Los puestos fronterizos y el aeropuerto están fortaleciendo las medidas sanitarias y revisando los protocolos de atención y las pruebas diagnósticas que se van a realizar», publicó el portal 19Digital, sitio informativo oficial del Gobierno de Nicaragua.

© REUTERS / JASON LEE


La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el martes que se confirmaron más de 280 casos del virus en China, Tailandia, Japón, Corea del Sur, y agregó que todos los casos reportados fuera del gigante asiático eran exportados desde la ciudad de Wuhan.

Las autoridades sanitarias estadounidenses informaron el martes del primer caso de neumonía causado por el coronavirus detectado en el estado de Washington (noroeste), en una persona que viajó recientemente a la ciudad china donde se habría originado el brote.

Los síntomas asociados con el nuevo virus incluyen fiebre, tos y problemas respiratorios.

Un brote de un coronavirus similar fue responsable de la epidemia de SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) de 2003, que enfermó a 8.098 personas en todo el mundo con 774 muertes, principalmente en Asia, según la OMS.


martes, 21 de enero de 2020

Roche engañó para vender su Fármaco para la Gripe Tamiflu y puede perder miles de millones por una demanda judicial

El marketing del miedo ha comenzado a hacer de las suyas a cuento del coronavirus que se ha descubierto en China

El nuevo patógeno, nos cuentan, ha provocado ya tres muertes, se está propagando. 

Ha llegado hasta Pekín y se han detectado casos en Tailandia, Japón y Corea del Sur. 

¿Será una amenaza como la pintan o por suerte se quedará en «falsa alarma»?

Recordad, para mí es imposible no hacerlo cada vez que leo noticias de este tipo, aquella supuesta pandemia que en 2009-10 poco menos que iba a arrasar el planeta y que se calculaba que alrededor de 100 millones de personas morirían por la llamada gripe A. Por suerte, insisto en esto, no ocurrió.

Hace ya una década, como pasa el tiempo sí. De aquella mentira global, quizá una de las fake más destacadas del ámbito sanitario en toda su historia, quedaron varios nombres propios.

Uno de ellos fue el del fármaco antiviral Tamiflu (cuyo principio activo es oseltamivir). Junto con las vacunas ad hoc fue un pelotazo económico sanitario cada día contestado con más datos.

Los beneficios fueron privados y los efectos secundarios del timo… públicos. Hubo dudas acerca de la efectividad de los antivirales y la presión científica y política obligó a que las compañías farmacéuticas compartieran los datos crudos de los ensayos clínicos de los mismos.

El análisis independiente permitió concluir en 2014 que los antivirales tenían una eficacia modesta en el alivio de los síntomas, carecían de impacto sobre complicaciones y muertes, tenían efectos adversos importantes y no modificaban la transmisión-contagio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció después que el medicamento no es tan eficaz como se suponía y lo degradó en su lista de medicamentos esenciales. Roche, su fabricante, hizo el gran negocio. Gran Bretaña, por ejemplo, gastó 560 millones de libras en antivirales desde 2006-07 hasta 2012-13. De ellos, 424 millones se destinaron a Tamiflu.

Ahora, gracias a una demanda presentada a iniciativa del médico Thomas Jefferson, de la red mundial de investigación Cochrane Collaboration y defensor del acceso a los datos de los ensayos clínicos, sabemos que Roche consiguió 1.500 millones de dólares de la administración sanitaria estadounidense

Y que lo hizo tergiversando los estudios clínicos y afirmando falsamente que su antigripal Tamiflu es eficaz para contener posibles pandemias.

Tom Jefferson.

La demanda alega que la estrategia de Roche implicó la publicación de artículos engañosos que afirmaban falsamente que Tamiflu reduce las complicaciones, la gravedad, las hospitalizaciones, la mortalidad y la transmisión de la gripe.

Luego la compañía usó esos artículos para comercializar agresivamente el medicamento al gobierno para uso pandémico.

De acuerdo con la supuesta veracidad de las afirmaciones de Roche, los gobiernos federales y estatales gastaron alrededor de 1.500 millones para almacenar Tamiflu y combatir así la supuesta pandemia de gripe, según la denuncia.

Roche manipuló los datos de sus estudios sobre el antiviral, hizo lobby, usó líderes de opinión y escritores científicos fantasmas para promover Tamiflu con una promesa engañosa a los gobiernos, que temían las consecuencias de esa posible pandemia.

La demanda presenta reclamaciones en virtud de la Ley de Reclamaciones Falsas, que permite a las personas presentar reclamaciones en nombre del gobierno. Esta acción legal busca el reembolso de los fondos de los contribuyentes gastados para comprar decenas de millones de dosis de Tamiflu. Roche puede ahora perder 4.500 millones de dólares pues la Ley de Reclamaciones Falsas exige el pago de daños por triplicado, más sanciones civiles.

Se da la circunstancia de que Thomas Jefferson, investigador de salud pública, ha investigado los inhibidores de la neuraminidasa como Tamiflu durante más de dos décadas. Comenzó a cuestionar la eficacia de ese tratamiento en 2009 y encabezó los esfuerzos para que la compañía publicara los datos subyacentes de su estudio clínico. 

Cuando finalmente recibió los datos en 2013, el doctor Jefferson los analizó y concluyó que esos datos no respaldan las afirmaciones de Roche sobre la efectividad de Tamiflu para su uso en una pandemia de gripe, según la demanda.

Según los análisis, la efectividad de Tamiflu se limita a un pequeño beneficio de reducir la duración de los síntomas de la gripe y prevenir la aparición de síntomas, pero no la transmisión o infección. Además, ya en el año 2000, la FDA, la agencia estadounidense de medicamentos, había advertido a Roche que los datos no respaldaban sus afirmaciones de eficacia y que tales declaraciones eran engañosas.

Gran acción pues de este médico y sus colegas que intentan en los tribunales de Justicia poner en orden lo que el corporativismo desordenó. ¿Os imagináis el cuerpo que les quedaría a quienes organizaron el pelotazo si en cada país se desarrollasen estas acciones legales y si los propios gobiernos rectificaran y exigieran a Roche la devolución de lo gastado con penalizaciones? Seguiremos informando.


lunes, 20 de enero de 2020

Esta es la razón por la que el Cáncer se propaga en el cuerpo

© CC BY-SA 2.0 / balapagos / Dysfunctional E-Cadherin in cancer cells

Los científicos han descubierto que las células cancerígenas aprovechan las capacidades de curación de las heridas para provocar la metástasis, o propagación de las células cancerígenas, en el organismo humano.

La capacidad de las células cancerígenas de hacer metástasis a otros órganos depende de su capacidad para cooptar las vías naturales de curación de las heridas, esto quiere decir que la propagación del cáncer en el organismo es literalmente el resultado de la curación de heridas que salieron mal, según el estudio realizado por científicos del Instituto Sloan Kettering de Nueva York.

"Ahora entendemos la metástasis como la regeneración del tejido equivocado — el tumor — en el lugar equivocado, los órganos vitales distantes", explicó el autor principal de la investigación, Joan Massagué.Los científicos observaron que los tejidos tumorales que producen una molécula denominada L1CAM eran más recurrentes en áreas donde se rompía una capa epitelial, o sea una herida.

A pesar de que la metástasis es mortal, los científicos concluyeron que no es un proceso que las células cancerosas puedan realizar con facilidad, pues solo un porcentaje mínimo de células cancerígenas pueden desprenderse de un tumor y migran exitosamente para propagarse en el cuerpo.

"Una vez que las células cancerosas aprenden a sobrevivir al estrés en un ambiente extraño, es muy difícil deshacerse de ellas. Son una entidad completamente diferente del tumor en el que comenzaron", aseguró Karuna Ganesh, coautora del estudio que se publicó en la revista Nature.

A pesar de que aún se desconoce qué es lo que hace que las células cancerosas sean capaces de hacer la metástasis, el estudio comprobó que este proceso no se inicia por mutaciones genéticas que habilitan a las células del tumor primario para migrar a otros órganos como se creía hasta ahora.

Este descubrimiento aún será estudiado por los científicos, pues abre una vía para la creación de un posible tratamiento que detenga o controle la metástasis que hasta el momento ha sido el responsable del 90% de las muertes que se han registrado por cáncer.

domingo, 19 de enero de 2020

¿Por Qué es tan Peligroso es el Azúcar para tu Salud?

Los científicos han demostrado que el azúcar causa una reacción muy parecida a la de las drogas en el cerebro porque cambian su química y generan adicción a lo dulce.

© Al Berry/Getty Images.

Existen muchas personas a las que les gustan los alimentos dulces que contienen un alto nivel de azúcar, no obstante ignoran lo dañino que esto puede ser para su salud más aún cuando lo convierten en un estilo de vida debido al efecto de dependencia que esta provoca.

Los científicos daneses de la universidad de Aarhus realizaron un experimento con cerdos el cual demostró que el azúcar causa un efecto en el cerebro muy similar al de las drogas cuando una persona los ingiere regularmente.

Durante 12 días, 7 cerdos consumieron dos litros de agua con azúcar por día. Al finalizar el estudio se compararon las resonancias magnéticas de los animales antes y después del experimento.

Los sistemas de dopamina y opiáceos del cerebro, también conocidos como sistema de recompensa, sufrieron cambios después de que los animales ingirieran azúcar, según el estudio publicado en la revista Nature. 

El sistema de recompensa que está vinculado con el bienestar, la felicidad y el placer se activó después de la primera ingesta de azúcar, lo que afectó al cerebro de la misma manera que lo hacen las drogas con la liberación de neurotransmisiones en el cerebro.

"Si el azúcar puede cambiar el sistema de recompensa del cerebro en solo doce días, como hemos visto en los cerdos, está claro que los estímulos naturales como el aprendizaje o la interacción social son relegados a un segundo plano y reemplazados por el azúcar u otros estimulantes artificiales de la dopamina", dijo el autor principal del estudio, Michael Winterdahl.

Los científicos aseguraron que el estudio se realizó precisamente en cerdos debido a que su cerebro es más complejo que el de los ratones además de que está cubierto de curvas al igual que el de los humanos y su tamaño es ideal para visualizar los cambios y reacciones del cerebro en los equipos diseñados para estudiar el cerebro humano.

Stop Covid-19

Stop Covid-19
Mascarillas Certificadas