viernes, 10 de abril de 2015

Relación entre artrosis, artritis y la depresión

La depresión es una de las principales causas de discapacidad. 

Afecta a 350 millones de personas en todo el mundo y se estima que 1 millón de personas muere por año. Es una condición muy compleja donde intervienen factores sociales, biológicos y psicológicos. 

Hoy en día se sabe que existe también una fuerte relación entre la depresión y la salud física, siendo las enfermedades cardíacas las más relacionadas(aunque dicha relación no es muy clara todavía). 

© Vitadelia

Para entender mejor el vínculo entre las enfermedades físicas y la depresión, la Universidad de Basel y la Ruhr-University Bochum, dos instituciones europeas de alto prestigio, diseñaron un estudio con 14.300 suizos y encontraron que aquellos que sufrían de síntomas depresivos también tenían un alto riesgo de sufrir de artrosis y artritis, dos enfermedades inflamatorias y degenerativas de las articulaciones. 

Los psicólogos todavía no pueden decir con precisión cuál es la causa, pero presentan tres hipótesis: 

(1) Los síntomas depresivos podrían ser el resultado de la falta de interés en las actividades físicas, lo que conlleva al desarrollo de enfermedades de las articulaciones. 

(2) Las personas con estas enfermedades pueden verse afectadas en sus actividades diarias y esto repercute negativamente en su salud mental. 

(3) La depresión podría ser causada por procesos inflamatorios. Por lo tanto la inflamación de las articulaciones podrían representar la relación de los síntomas depresivos y las enfermedades físicas. 

Hay que recordar que estas investigaciones son novedosas y muy interesantes, pero todavía no pueden decirnos con precisión cual es la causa de la relación entre la depresión y las enfermedades. Creo que la investigación nos dejó con más preguntas que respuestas. Para obtener una mejor compresión, las futuras investigaciones tendrán que poner a prueba las hipótesis que se desprenden de este estudio. Mientras tanto, nosotros los psicólogos tenemos que diseñar mejores programas de prevención. 

La investigación está disponible en la conocida revista Frontiers in Public Health y puedes leerla completa aquí

Fuente: ScienceDaily

Comentario: La hipótesis número 3 parece ser la que más se acerca a explicar esta relación como ya lo han analizado en otras ocasiones:
Todo se trata de la inflamación, esa brillante sirena roja que tenemos en nuestro sistema inmune que le permite saber al cuerpo que algo no anda bien y necesita ser reparado. Unas proteínas llamadas citoquinascausan la inflamación y activan el interruptor de "enfermedad" en el cerebro, es decir, el que nos pone tristes y aquietados. Las citoquinas se disparandurante los episodios depresivos y, en las personas con trastorno bipolar, se interrumpe su remisión. El hecho de que la gente "normal" y saludable se vuelva temporalmente ansiosa o depresiva después de recibir una vacuna inflamatoria - como la tifoidea - le da mayor credibilidad a la teoría. Incluso hay quienes piensan que deberíamos reclasificar la depresión como una enfermedad infecciosa.
Al parecer la relación parece tener que ver con un círculo de retroalimentación en el que, la inflamación crónica (provocada por estrés emocional o físico - es decir, por la alimentación que llevamos, las toxinas a las que nos exponemos, etc.) promueve condiciones psicológicas como la depresión, trastornos del humor e incluso enfermedades mentales más graves
David Aparicio
Psyciencia
jue, 09 abr 2015 00:00 UTC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...