sábado, 4 de abril de 2015

Una terapia para cada momento del día


Las terapias alternativas pueden servir para cada momento del día, pues seguramente existe una para practicar durante la mañana, por la tarde y por la noche. 

¿Quieres saber cuáles son las terapias que puedes emplear para cada momento de tu día?, pues entonces no te pierdas lo que sigue.

Por la mañana: meditación


La meditación te ayudará a liberarte del estrés y poder de esta manera conseguir que tu jornada cotidiana sea perfecta y sin ningún tipo de problema. Si bien esta actividad puede realizarse en todo momento del día, lo aconsejable es hacerlo durante la mañana para que de mejor resultado. 

Encuentra un lugar tranquilo libre de ruidos (puede ser tu cama por ejemplo), siéntate cómodamente y luego procede a cerrar los ojos y concentrarte en un objeto para meditar y obtener la paz y el bienestar que buscas. Ten presente que será necesario que tú también le prestes atención a tu respiración. 

Por la tarde: masajes


Un masaje por la tarde es ideal para liberarse del estrés de la jornada laboral e inclusive relajarse. Existen diferentes tipos de masajes que puedes aplicarte que te brindan excelentes resultados. Puedes probar con el masaje sueco, el cual es terapéutico y se realiza en todo el cuerpo. Es especial para relajar los músculos y también las articulaciones.También puedes optar por masajes que incluyen la relajación del tejido profundo, tales como el shiatsu, la reflexología y el masaje tailandés. Inclusive si practicas algún deporte también existe la posibilidad de optar por el masaje descontracturante de músculos y articulaciones.

Por la noche: yoga


El yoga es una disciplina que puede practicarse durante cualquier momento del día, pero es muy útil para realizar también durante la noche para lograr un descanso mucho más reparador. 

Existen ciertas asanas, las cuales son especiales para lograr el mejor descanso. Comienza con una respiración profunda como la que practicaste por las mañanas con la meditación. A continuación, realiza la asana del héroe, que consiste en colocarse de rodillas en el suelo y con las manos apoyadas en la parte superior de los muslos. 

Recuerda mantener la espalda recta y concentrarte en el ritmo de tu respiración. Finalmente, para terminar de relajarte realiza la postura del niño, que consiste en bajar el torso hasta descansar la frente en el suelo. A continuación, estira los brazos delante de ti haciendo caminar tus dedos lo más que puedas, y por último descansa en esa posición durante unos minutos.

http://otramedicina.imujer.com/146662/una-terapia-para-cada-momento-del-dia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...