sábado, 9 de mayo de 2015

Si duermes menos de 7 horas arruinarás toda tu vida (laboral y sentimental)

Ni mucho ni poco: para estar bien, hay que dormir lo justo. Los expertos lo han dicho hasta la saciedad; lo adecuado es dedicar entre 7,5 y 8 horas al día al sueño.

No descansar puede hacer que pierdas los nervios en situaciones cotidianas.

Sin embargo, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en los últimos 20 años hemos perdido cerca de una hora de sueño.

En concreto, los días laborables solemos dormir una media de 7,12 horas, mientras que en 1995 descansabamos casi las 8 horas recomendadas por los expertos (7,97 h). 

Además, en los últimos años se ha observado un incremento en el número de españoles que duermen menos de 7 horas. Ya representa un 57,8 % de la población, cuando antes era un 37,2 %.

Según los expertos, hay una razón por la que cada vez dormimos menos. "La acción, hoy en día, es sinónimo de prestigio, aunque sea en el ámbito de la diversión y no del trabajo", explica Diego Redolar, psicobiólogo y neurocientífico de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). 


"Este aumento de las horas en vigilia es característico del mundo moderno, que invierte más tiempo en su actividad social", señala el sociólogo y profesor de la UOC Francesc Núñez. 

Esta tendencia representa la transformación cada vez más radical de cómo las personas estructuran su tiempo. Prefieren mantenerse activos, ocupados y relacionarse con los demás a cualquier precio. Incluso a costa de robarle horas al sueño, y con ello, minar su salud (física y mental).

El hombre moderno está abocado hacia el futuro, marcado por los relojes y los planes personales, laborales y gubernamentales; quiere hacerse 'amo del tiempo', ponerlo al servicio de sus intereses, del cálculo racional, de la acción encaminada hacia la dominación.

Dormir, en definitiva, se considera una pérdida de tiempo. Pero robarle horas al sueño puede provocar consecuencias y alteraciones tanto en la atención como en los procesos de aprendizaje y de memoria, así como en la manera de procesar la información de tipo emocional.


La falta de sueño te impide pensar y actuar con racionalidad.

Una noche sin dormir reduce la capacidad de asimilar conocimientos en casi un 40 por ciento porque hace que te vuelvas más lento y menos preciso.

Cambios repentinos de humor, tristeza, irritabilidad, actitud pesimista, aumento del estrés y la ansiedad son otras de las consecuencias de dormir poco o mal.

Esto quiere decir que tus reacciones no serán las adecuadas; responderás una forma más descontrolada y casi primitiva (con más violencia y agresividad), con tendencia al enfado, más estresado, impaciente y dejándote llevar por la la negatividad.


"Diferentes estudios han mostrado que el sueño resulta muy importante para un correcto funcionamiento de los sistemas neuronales", apunta el neurocientífico, y recuerda que "dormirayuda a descansar y a recuperarse, porque permite regular el metabolismo y recuperar el equilibrio interno del organismo".

Sin embargo, no solo la falta de horas de sueño puede ser perjudicial para la salud: también un exceso puede serlo.

Un estudio de la Universidad de Cambridge, con una muestra de más de 9.000 personas entre 42 y 81 años, publicado en Neurology revela que dormir más de 8 horas diarias se puede asociar a un mayor riesgo de sufrir un ictus o un accidente cerebrovascular.

https://es.tendencias.yahoo.com/blogs/salud-y-bienestar/si-duermes-menos-de-7-horas-arruinar%C3%A1s-toda-tu-vida--laboral-y-sentimental-084409577.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...