viernes, 17 de marzo de 2017

Cuál es el significado de los 10 sueños más comunes


Resultado de imagen de sueños más comunes
Cada noche, mientras dormimos, nuestro cerebro continúa trabajando, y algunas de sus actividades son muy curiosas. Por momentos, su trabajo es casi tan intenso como el que hace durante el día.

Aunque no lo recuerdes, todas las noches sueñas. Pero no solo eso: ¡lo haces hasta cuatro veces por noche! Elsignificado de los sueños ha sido un tema de interés para todas las culturas desde el comienzo de la historia. 

Las historias que imaginas mientras duermes a veces parecen no tener sentido ni relación con lo que sucede durante la vigilia. Pero, aunque pueda parecer lo contrario, nada en la mente está librado al azar. 

El inconsciente fabrica los sueños a partir de una mezcla de recuerdos, deseos, "restos diurnos" y pensamientos que vuelven durante la noche, pero con una forma diferente.



Los hombres siempre se han sorprendido de sus propios sueños, y han intentado interpretarlos. Desde las culturas antiguas hasta el psicoanálisis, todos tienen sus teorías sobre lo que cada imagen significa. 

A continuación prodrás leer el significado de algunos de los sueños más comunes, como caer al vacío, quedarse sin dientes o encontrarse desnudo ante una multitud. 

1. Soñar con volar

Soñar que volamos hace referencia al éxito y a la felicidad: es una señal de que se aproxima aquello que veníamos deseando. Suelen ser sueños amenos y agradables, de los que uno se despierta tranquilo y de buen humor. 

Según los psicólogos, al interpretar un sueño es más importante la sensación o sentimiento que provoca, que el contenido en sí. Por eso, podemos relacionar la sensación agradable de volar con la que se tiene al atravesar un momento agradable o a alcanzar nuestros objetivos en la vida.

Si vuelas sobre un territorio poco agradable, como un desierto, puede ser una señal de que estás pasando por ciertas dificultades, pero inconscientemente sabes que alcanzarás tus metas al final del camino.

2. Soñar que se te caen los dientes

Suele decirse que los sueños en los que se caen los dientes están relacionados a la muerte o enfermedad de un ser querido o familiar. Eso no significa necesariamente que se trate de sueños premonitorios, sino que esa situación, aunque sea pasada, está afectando al soñante.
También representa inseguridad y baja autoestima, sobre todo cuando, durante el sueño, se tiene un gran temor de hacer el ridículo o de recibir burlas.

3. Soñar que caes

La interpretación más corriente de este sueño es que algún aspecto de la vida no está marchando tan bien como parece. El inconsciente intenta avisar que algo anda mal, para poner a la mente alerta de la situación.

Este sueño es universal, y no está vinculado con nada en particular, sino que puede referirse a una relación de pareja, al ámbito laboral, al terreno de la amistad, a la vida en familia o a cualquier otro aspecto de la vida que sea relevante.

No debes tomarlo como un mal augurio, sino como una advertencia de que debes estar atento para poder corregir errores cuando aun haya tiempo.

4. Soñar con perros

El significado de este sueño puede variar según sus características. Por ejemplo, si aparece un perro negro, se puede interpretar como la presencia en tu vida de enemigos que te quieren hacer daño. 

Por el contrario, si sueñas con un perro blanco, quiere decir que pronto alcanzarás el éxito en alguno de los ámbitos de tu vida: el sentimental, el laboral o con tus propios proyectos. 

Los sueños pueden interpretarse porque, culturalmente, algunos elementos están cargados de significado. Como suele decirse que "el perro es el mejor amigo del hombre", y se los asocia a la fidelidad, los sueños agradables en los que aparecen perros son signos de que eres una persona con muchos amigos y a quien las personas son leales.

Si sueñas con un perro amenazante, en cambio, es un signo de que estás desconfiando de tus relaciones.

5. Soñar que estás desnudo

Normalmente, pasamos casi todo el tiempo vestidos. Sin embargo, soñar que de pronto estamos desnudos en público es muy habitual.Si en el sueño te avergüenzas o sientes humillado, es una señal de baja autoestima o miedo a enfrentarte a nuevas situaciones. 

En cambio, soñar con estar desnudos en público y no sentir vergüenza es una señal de que lo que piensen de nosotros no nos importa, aunque también puede ser un indicio de que se acerca una situación conflictiva o una enfermedad.

6. Soñar con la muerte

Soñar que un ser querido muere suele llenarnos de preocupación y hacer que nos despertemos angustiados, sin embargo, no debería preocuparnos. 

La muerte, simbólicamente, es una imagen de la transformación, por eso esto sueños pueden significar que algo está cambiando en la vida de esa persona o en su relación con nosotros, pero no son necesariamente un augurio de que algo malo va a pasarle. Incluso, en algunas tradiciones se dice que, cuando sueñas que alguien muere, "le alargas la vida". 

Si el que muere en el sueño eres tú, puedes asociarlo a cambios interiores, transformaciones, descubrimientos y desarrollos positivos que están ocurriendo o por comenzar en tu vida.

7. Soñar que el auto se te escapa de control

Esta clase de sueños suele ser un mal presagio, ya que puede advertirnos sobre la enfermedad o la muerte de algún ser querido .

La pérdida del control del vehículo simboliza la relación que tenemos con nuestros propios sentimientos ante circunstancias de dolor tan extremas.

Sin embargo, no tienes por qué preocuparte: el soñar con perder el control del auto no significa que la muerte vaya a ocurrir, sino que nos advierte sobre cómo repercutiría en nosotros una situación inesperada y trágica.

8. Soñar que vuelves al colegio

Soñar que vuelves al colegio significa que aun no estás listo para afrontar ciertas situaciones de la vida adulta y buscas refugio en el confort de tu niñez y adolescencia.

Eso puede significar que creemos que nos falta un poco más de sabiduría para triunfar, pero también requerimos de un cambio de actitud para que las cosas nos salgan como esperamos. No demos por perdido lo que todavía no está perdido. Siempre hay una segunda oportunidad para alcanzar nuestros sueños. 

9. Soñar con agua

El agua es un símbolo onírico del estado de ánimo de la persona. Eso quiere decir que, si sueñas con ella, estás soñando con tus propios sentimientos, y lo que le ocurre al agua en el sueño, probablemente te está sucediendo a ti. 

Si sueñas con un espejo de agua tranquilo, puedes interpretarlo como que estás en paz y vendrán tiempos de calma, por el contrario, si sueñas con mares turbulentos y peligrosos, puede ser que sientas que tu estado de ánimo se está volviendo incontrolable. Puede que necesites tomarte un tiempo para encontrar el equilibrio interior.

Si sueñas que te ahogas, puede que tu inconsciente esté tratando de advertirte de un peligro del que aún no te has dado cuenta.

10. Soñar con fuego

El fuego, relacionado por muchas culturas con rituales de finalización, por ejemplo para despedir el año, significa que algo termina y algo comienza (no por nada el fénix, en la mitología, renace de las cenizas). Puede tratarse de algo concreto, o de una transformación de pensamientos y opiniones.

Si el fuego está controlado, es una señal de motivación interior y de un cambio voluntario. En cambio, si el fuego quema, es una señal de que están por suceder cosas que escapan de control.


Estos significados son solo orientativos, ya que el inconsciente de cada persona elabora sus propios significados, y no puedes interpretar un sueño sin pensar en lo que esas imágenes significan especialmente para ti. 

Por ejemplo, soñar con el mar no significará lo mismo para alguien que vive en la costa y lo considera parte de su vida cotidiana, que para una persona que lo relaciona con lugares lejanos y que lo visita en situaciones extraordinarias. Tampoco tendrá el mismo sentido para alguien que ama el agua, que para una persona que le tiene miedo.

Lo más importante para interpretar un sueño es escuchar cómo te habla a través de él tu inconsciente, y prestar atención, sobre todo, no a lo que ves, sino a lo que sientes.

 por Laura Vidal

FUENTES:
































































































































Si tú no lloras, tu cuerpo sí lo hará


Aunque siempre nos hayan dicho que llorar es de débiles, lo cierto es que es algo liberador. Si no lloras es posible que tus emociones terminen por desbordarte y no te permitan ser feliz



Si tú no lloras, tu cuerpo lo hará por ti. Porque, si te esfuerzas tanto por aguantar, por contenerte y retener todo eso que pugna por salir de ti, al final todo terminará explotando.

No estamos hechos para llenarnos y albergar sentimientos y emociones que podríamos haber expresado, manifestado y soltado en su momento.





El miedo a cómo reaccionarán los demás, qué dirán de nosotros o si nos rechazarán provoca que guardemos en nuestro interior aquello que, tarde o temprano, saldrá en tropel por sí mismo.
Si tú no lloras, empezarás a sufrir




Si no lloras, prepárate para sufrir, para vivir una vida llena de tristeza, desolación, depresión, angustia…


Tienes todas las oportunidades para que esto no sea así. Guardándotelo todo para ti no estarás transitando por el camino correcto.


Pongamos un ejemplo. Imagina que tu pareja pone siempre los pies en la mesa. Nunca le has dicho nada, quizás porque en un principio quisiste creer que no te molestaba.


La fase de enamoramiento provoca que nos quedemos un poco idiotizados. ¿Qué ocurre cuando esta termina? La realidad nos azota y aquello que antes hacíamos por que no nos molestase, ahora nos irrita mucho.


Sin duda, algo que harás será culpar a la otra persona. De forma esporádica lanzarás un “Sabes que no me gusta” o una simple mala cara para darle entender a tu pareja lo que te disgusta.


Sin embargo, si no se produce ningún cambio a tu favor, aguantarás y aguantarás, seguirás poniendo malas caras, hasta que un día, por cualquier cosa, explotes.





El gran error de esto ha sido hacer que no te molestaba algo que sí lo hace y no manifestarlo en su momento oportuno, considerando que, tarde o temprano, esto dejaría de suceder.





Estamos ante una de nuestras más terribles equivocaciones: el mundo de las expectativas.
Tu cuerpo te alerta cuando no estás bien




Si has adoptado como una forma de vida el hecho de soportar, absorber y guardarte para ti todo lo que sientes, entonces tu cuerpo empezará a alertarte.


Dolores de cabeza recurrentes, un malestar estomacal, un eccema o cualquier otro problema puede ser una llamada de atención de que algo en tu interior no está bien.


Es importante no ignorar todo esto.


Puede que no sepamos qué es lo que nos ocurre porque, en ocasiones, todo esto es fruto de una experiencia pasada que no recordamos muy bien.


Sin embargo, si te está limitando la vida, si tienes períodos de ansiedad o si estás mal la mayor parte de tu tiempo y no te notas feliz, escucha a tu cuerpo.


Él es sabio. A través de él podemos analizarnos para llegar al meollo de todo el asunto. El cuerpo no reacciona porque sí.


Cuerpo y mente están conectados. Si ignoras el problema, no podrás desatender los dolores y el malestar que el cuerpo sí manifestará.


Todo esto irá a más. Si no indagas, buceas en tu interior y das con lo que tanto daño te está haciendo, el malestar estomacal puede transformarse en eccema, el eccema en un problema de circulación y este en una dermatitis del cuero cabelludo.




El cuerpo, a medida que ignores sus señales, irá mostrándote otras hasta que pongas punto final a lo que tanto te está haciendo infeliz.

Creencias, traumas y experiencias




Nuestros problemas vienen dados por creencias, traumas y vivencias que no hemos elegido instalar en nuestra mente o experimentar.


Sin embargo, todos ellos pueden ser una oportunidad para abrir los ojos, aprender y soltar.


Ese miedo a decir “no” puede provenir de una creencia o un trauma que has venido arrastrando desde que eras pequeño.


Ese gran temor a decir lo que sientes en el momento en que así lo notas, puede ser debido a una experiencia negativa que te ha provocado una baja autoestima y falta de confianza en ti mismo.


No te sometas a todo esto. No tienes por qué conformarte.


Todo trauma y experiencia es una oportunidad para convertirte en quien de verdad quieres ser.






Así pues, recuerda: si no lloras, tu cuerpo sí lo hará. Empieza a llorar cuando lo necesites para liberar a tu cuerpo de cualquier tipo de malestar.


¿Estás preparado para elegir el bienestar en vez de la desdicha?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...