sábado, 19 de diciembre de 2015

“5 maneras en las que el aceite vegetal te mata lentamente”

Durante años y años nos han hecho creer que los aceites vegetales, por su condición de grasas insaturadas, eran más saludables que las grasas saturadas.

Sin embargo, numerosos estudios han demostrado en la actualidad que esta información no es tan verdadera como se pensaba.

Aprende 5 razones científicas para dejar de consumir aceite vegetal y reemplazarlo por otras grasas más sanas como el aceite de oliva o de coco o la mantequilla.

¿Qué son los aceites vegetales y cómo se elaboran?

El aceite vegetal es el aceite que se extrae de varios tipos de semillas como las de girasol, canola, soja, algodón, uva, etc.

En la mayoría de los casos, su elaboración consiste en un proceso industrial que implica el uso de temperaturas muy elevadas, desodorantes y productos químicos como el disolvente hexano.

Veamos, por ejemplo, cómo se obtiene el aceite de canola o colza refinado y sus consecuencias (1):
Utilización de hexano:

El aceite se extrae de las semillas de canola mediante el uso de un disolvente tóxico llamado hexano, el cual se ha encontrado en pequeñas cantidades en algunos aceites de cocina.
Exposición a altas temperaturas:
El aceite de canola posee un alto contenido en grasas poliinsaturadas, muy sensibles a las temperaturas elevadas y de fácil oxidación. Al exponer este aceite a altas temperaturas, estas grasas se oxidan y adquieren un sabor a rancio.
Uso de desodorantes:
Debido al uso de temperaturas elevadas, una cantidad de aceite resulta dañada, por lo que se procede a su desodorización para eliminar cualquier olor indeseado.

Pero eso no es todo:

Durante el proceso de elaboración del aceite de canola y otros aceites vegetales refinados también se forman cantidades importantes de grasas trans.

Las grasas trans son un tipo de grasa muy nociva que ha sido relacionada con un mayor riesgo de enfermedades, principalmente cardiovasculares (2).

¿Por qué los aceites vegetales son tan perjudiciales?

1. Se los considera “calorías vacías”

Los aceites vegetales se incluyen dentro del grupo de alimentos procesados, puesto que para su fabricación es necesario un proceso de refinado muy elevado.

Tal y como acabo de explicar, este refinamiento involucra técnicas artificiales que usan productos químicos muy agresivos.

Esto suele derivar en la supresión de todos los nutrientes beneficiosos que la semilla contiene de forma natural.

Por este motivo, los aceites vegetales están considerados como “calorías vacías”: no aportan ningún beneficio saludable porque no contienen nutrientes y, además, concentran muchas calorías.

2. Contienen un elevado número de grasas omega 6

Los aceites vegetales contienen omega 6 y omega 3, un tipo de ácidos grasos esenciales denominados así porque no pueden ser sintetizados por el organismo humano.

Ambos ácidos grasos son vitales para el correcto funcionamiento del cuerpo (3):
Forman parte de la estructura de las moléculas.
Proporcionan energía a las mitocondrias celulares.
Desempeñan un papel fundamental en distintos procesos relacionados con la inflamación, la inmunidad o la coagulación sanguínea.

Sin embargo, es necesario que haya un equilibrio entre la cantidad de omega 6 y omega 3 que consumimos y el problema de los aceites vegetales es que rompen este balance (4).

De hecho, los aceites vegetales poseen un altísimo contenido de omega 6, en su mayoría ácido linoleico y un bajo contenido de omega 3.

¿Qué significa esto?

Tanto los ácidos grasos omega 6 como los omega 3 producen una serie de moléculas de señalización llamadas eicosanoides, pero estas moléculas tienen características diferentes en función del ácido graso a partir del que se forman.

Por eso, cuando los niveles de omega 6 aumentan en el organismo, estos empiezan a formar eicosanoides en grandes cantidades que contribuyen a la formación de trombos y ateromas (placa en las arterias), así como reacciones alérgicas e inflamatorias y un crecimiento incontrolado de células (5).

Una dieta rica en ácidos grasos omega 6 promueve un estado protrombótico y proagregatorio, el cual incrementa la viscosidad sanguínea, el vasoespasmo y la vasoconstricción y disminuye el tiempo de sangrado (5).

3. Aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares

El ácido graso omega 6 más abundante en los aceites vegetales refinados es el ácido linoleico, una grasa muy sensible al daño que producen los radicales libres y que tiende a acumularse en las membranas celulares y en las células adiposas del cuerpo (6).

Los radicales libres son unas moléculas muy reactivas que provocan oxidación y pueden dañar las células de los lípidos, las proteínas e, incluso, el ADN.

Varios estudios han confirmado que una dieta rica en ácido linoleico puede aumentar el estrés oxidativo causado por estos radicales libres, una de las causas de aparición deenfermedades cardíacas.

En un ensayo controlado donde se suministró una dieta rica en ácido linoleico durante 4 semanas, se observó un aumento de los niveles de estrés oxidativo y una reducción de los niveles de óxido nítrico (7).

Aquí entra en juego otro factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares: los niveles de óxido nítrico.

El óxido nítrico es una molécula de gas que estimula la dilatación y relajación de los vasos sanguíneos, lo que se traduce en una reducción de la presión arterial (8).

Asimismo, el óxido nítrico regula los efectos vasoconstrictores (estrechamiento de los vasos sanguíneos) del endotelio e inhibe la oxidación del colesterol LDL.

¿Qué ocurre cuando existe una carencia de óxido nítrico?

Se produce disfunción endotelial: el tejido de los vasos sanguíneos, llamado endotelio,comienza a perder la capacidad de regular la presión y la coagulación sanguíneas, entre otras de sus funciones (9).

La disfunción endotelial es una de las primeras etapas hacia el desarrollo deenfermedades cardiovasculares y facilita el desarrollo de aterosclerosis, agregación plaquetaria, trombosis, etc.

Por último, el consumo de aceites vegetales también contribuye a la oxidación de las lipoproteínas LDL y a la inflamación.

Existe evidencia científica que confirma que la reducción de la ingesta de ácido linoleico reduce notablemente el daño oxidativo en las lipoproteínas LDL, lo cual disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas (10).

En lo que se refiere a la inflamación, los eicosanoides producidos por ácidos grasos omega 6 son proinflamatorios, en comparación a los producidos por omega 3, que son antiinflamatorios.

Cuantos más ácidos grasos omega 6, más ácidos grasos omega 3 se necesitan y viceversa. Cuantos menos omega 6, menos omega 3 necesitas (11).

Un exceso de inflamación está relacionado con numerosas enfermedades crónicas: síndrome metabólico, artritis, diabetes, enfermedades cardiovasculares…

4. Son ricos en grasas trans

Las grasas trans artificiales o industriales son grasas hidrogenadas que se originan mediante la introducción de moléculas de hidrógeno en un aceite vegetal.

Este proceso se denomina hidrogenación y es el utilizado para fabricar aceites vegetales como el de soja, girasol o canola.

Poseen un alto índice de toxicidad y tienen numerosos efectos negativos en la salud (12):
Aumentan el colesterol LDL.
Contribuyen a la resistencia a la insulina.
Causan inflamación.
Dañan los vasos sanguíneos, provocando disfunción endotelial.
Aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer.

En un análisis realizado en aceites de canola y de soja comercializados en EE. UU., se encontró una presencia de grasas trans de un 0,56-4,2 % (13).

5. Contribuyen a la aparición de cáncer

El hecho de que el elevado contenido de grasas poliinsaturadas presentes en los aceites vegetales sea muy sensible a la oxidación aumenta el riesgo de cáncer.

Las grasas oxidadas de las membranas celulares pueden ocasionar reacciones en cadena capaces de dañar otras proteínas o incluso, el ADN, así como contribuir a laformación de sustancias carcinógenas dentro de las células (14).

Asimismo, numerosos estudios observacionales han relacionado la ingesta de aceites vegetales refinados con el desarrollo de cáncer en seres humanos (15).
Conclusión
Los aceites vegetales son productos altamente procesados y refinados, repletos de sustancias nocivas para tu salud.
No te dejes guiar por la creencia popular y reemplaza estos aceites por aceite de oliva virgen extra, aceite de coco o mantequilla.

(1) http://nutricionsinmas.com/que-es-el-aceite-de-canola-y-cuales-son-sus-propiedades/
(2) http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112012000100007
(3) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12848277
(4) http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v26n2/13_original_06.pdf
(5) http://www.hqt-diagnostics.com/wp-content/uploads/2014/09/1._simopoulos_omega-6_-_omega-3_balansen.pdf
(6) http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0005273612000156
(7) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9844997
(8) http://www.redalyc.org/pdf/579/57911110006.pdf
(9) http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0034-98872000000600014&script=sci_arttext
(10) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3467319/
(11) http://ajcn.nutrition.org/content/83/6/S1483.full
(12) http://nutricionsinmas.com/grasas-trans/
(13) http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1745-4522.1994.tb00244.x/abstract
(14) http://cebp.aacrjournals.org/content/6/8/597.full.pdf#page=1&view=FitH
(15) http://www.nature.com/bjc/journal/v89/n9/full/6601340a.html
Publicado por Miriam
nutricionsinmas.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...