miércoles, 23 de diciembre de 2015

Heridas Oculares

Las lesiones en los ojos son la causa más común y más evitable de ceguera; por lo tanto, ante la duda, prefiera exagerar la precaución y llame al pediatra de su hijo para que lo ayude.

Usted puede tratar muchas irritaciones oculares leves lavándose los ojos con abundante agua, pero las lesiones más graves requieren atención médica.

Qué hacer:

Irritaciones comunes (arena, polvo y otros cuerpos extraños en la superficie del ojo)

Lave sus manos cuidadosamente antes de tocar los párpados para examinar el ojo o enjuagarlo con abundante agua.

No toque, apriete ni refriegue el ojo, y haga todo lo posible para evitar que el niño se lo toque (si se trata de un bebé, como medida de precaución, puede envolverlo con una manta para sujetarle las manos).

No intente quitar ningún cuerpo extraño salvo lavando con abundante agua, porque corre el riesgo de raspar la superficie del ojo, en especial la córnea.

Incline la cabeza del niño sobre un lavatorio con el ojo dañado hacia abajo y baje con suavidad el párpado inferior mientras anima al niño a abrir los ojos lo más posible. En el caso de un bebé o de un niño pequeño, resulta útil que otra persona mantenga los ojos del niño abiertos mientras usted los lava.

Con una jarra, vierta suavemente un chorro continuo de agua tibia (no caliente el agua) sobre el ojo.

Vierta el agua durante unos 15 minutos y controle el ojo cada 5 minutos para ver si desapareció el cuerpo extraño.

Si la irritación continúa, un médico debe examinar el ojo, dado que una partícula puede raspar la córnea y causar una infección.

Si no se puede desalojar el cuerpo extraño con el lavado, es probable que se necesite la intervención de un médico para que lave el ojo.

http://kidshealth.org/parent/en_espanol/medicos/eye_injury_esp.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...