domingo, 13 de diciembre de 2015

Seguir las leyes de la Naturaleza para estar Sanos

Para mantener la Salud debemos conocer las leyes de la naturaleza, entenderlas y aplicarlas correctamente.

El Conocimiento está en la Naturaleza y no en el laboratorio

Enfermamos no por fuerzas extrañas, sino por nuestros propios errores. La salud no la conseguimos con médicos o medicinas, sino con nuestra actitud diaria. Por eso la voluntad es el primer agente de salud.

Son las mismas leyes que establecen la órbita de los astros, que marcan las estaciones del año, rigen la vida del reino animal y también gobiernan nuestra vida.

Las personas sanas sentimos la felicidad, vivimos satisfechas de nuestra suerte y con ello irradiamos bienestar a todos los que nos rodean. Y el enfermo siente su infelicidad y detesta al que no está en sus mismas condiciones, atrae la desdicha y necesita complacerse artificialmente, de forma material.

Las pautas de la Ley Natural, comprenden 10 mandatos:

Respirar aire puro, es el primer alimento y la primera medicina.

Comer productos naturales que ofrece la Naturaleza en cada lugar, en cada estación y que necesita nuestro cuerpo.

Ser sobrios, comer poco, masticar bien y sin prisa. Comer mucho es tan malo como tomar alimentos artificiales porque, fuerza el trabajo delaparato digestivo, lo obstruye y aumenta su temperatura, produciendo fermentaciones que generan tóxicos que envenenan la sangre.

Beber agua natural, es la única bebida natural y también una medicina, tanto para el interior como para el exterior, depura al ser bebida y en la higiene personal.

Cuidar mucho la higiene, la limpieza corporal es salud, la contaminación es enfermedad.

Controlar las pasiones, toda enfermedad supone un desarreglo nervioso y éste puede traer la enfermedad.

No estar perezosos, el trabajo proporciona bienestar moral y material y, a la inversa, el sedentarismo causa incapacidad física y caída de la moral, porque lleva a la falta de salud, pobreza y vicios.

Descansar y dormir lo necesario, las horas más propicias para el sueño son antes de medianoche, se dice que una hora de sueño antes de la medianoche vale más que dos horas después de la misma. El mejor y más placentero descanso está entre las 8 de la noche y las 4 de la madrugada. Bastando siete u ocho horas de sueño para un adulto, los niños necesitan algo más. El exceso de sueño debilita e intoxica.

Vestir sencillamente y con holgura, tenemos la piel para estar en contacto con el aire y le permite aprovechar los elementos indispensables para la vida: aire, luz, tierra y calor solar.

Cultivar las virtudes, el cuerpo sano goza de paz espiritual, mente clara y corazón alegre, reinando la armonía en las funciones fisiológicas y en el estado del alma.

Seguir estas normas nos proporciona salud y cura la enfermedad.

Las fuerzas de la Naturaleza no deciden en nuestro cuerpo que está de medicamentos y esta es la razón por la cual las drogas suprimen los síntomas, que siempre constituyen una defensa del organismo.

diciembre 12, 2015  JOSEP MASDEU BRUFAL

Naturópata

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...