Entrada destacada

Propiedades Medicinales y Contraindicaciones del Alpiste

La semilla de alpiste, también conocida como grano de las Canarias, cuyo nombre científico es Phalaris canariensis, tiene varias propi...

viernes, 26 de junio de 2015

Como afecta el Melón en tu dieta.

Con el cerebro en las tripas - Las bacterias intestinales podrían cambiar nuestro comportamiento

Podría ser un thriller psicológico, pero es real: dentro de ti hay una legión de millones de seres diminutos capaces de influir en tu mente sin que te des ni cuenta. Poco a poco la ciencia está desmontando la visión antropocéntrica de un ser humano autosuficiente, con control total sobre sus funciones mentales. 

No vivimos solos. Millones de bacterias no patógenas nos acompañan desde que nacemos y sin ellas nada sería igual. Juntas forman nuestra microbiota. 

© Fotolia
No es de extrañar que haya una comunicación continua entre los intestinos y el cerebro, al igual que muchas sensaciones y estados mentales se reflejan en nuestras tripasSe sabe que son imprescindibles para desarrollar unas buenas defensas y para la digestión de ciertos alimentos. Pero, además, son capaces de comunicarse con el cerebro. Influyen sobre el comportamiento social del individuo y sobre la elección de pareja, pueden modificar la memoria, el aprendizaje, el estado de ansiedad y el depresivo. 

Toda nuestra piel se encuentra recubierta por estas bacterias, pero donde más se acumulan es en el intestino. Como si de una gran megalópolis de microorganismos se tratara, varios millones de ellos viven en el cálido y confortable interior de nuestro tubo digestivo. 

Bacterias que enamoran 

"Cada vez hay más evidencias de que la microbiota está implicada en ciertas conductas sociales como, por ejemplo, el reconocimiento de parentesco y el comportamiento reproductivo", explica a Sinc la investigadora de la Universidad de Liverpool (UK) Zenobia Lewis. 

Sus estudios con moscas revelan hasta qué punto los microorganismos intestinales pueden influir en la elección de pareja. La mosca es capaz de identificar miembros de su familia por la composición de su flora y así evitar la endogamia. "En los insectos, este efecto de la microbiota intestinal parece estar relacionado con la producción de feromonas. Lo que se come afecta las bacterias del estómago y, por tanto, al olor del hospedador. Para muchos animales, el olor es clave a la hora de decidir aparearse con otro individuo", explica Lewis. 

En definitiva, una mosca solo aceptará reproducirse con otra si su microbiota exhala el olor adecuado. 

Este fenómeno no es exclusivo de insectos. Otros estudios han demostrado efectos similares en primates. Según Lewis, "ni siquiera los humanos parecen ser inmunes a los efectos de la microbiota. 

Las consecuencias de elegir la pareja sexual dependiendo qué microorganismos vivan dentro de él pueden, a largo plazo, determinar el curso de la evolución, propiciando la aparición de varias especies donde antes solo había una. 

El grupo del investigador Pacheco López, en la Universidad Autónoma Metropolitana de México, también estudia cómo los microorganismos que se alojan en las tripas pueden modificar el comportamiento social. Él opina que se debería considerar al ser humano como un organismo complejo, que no puede actuar de manera independiente de sus compañeros más próximos. 

Dime qué bacterias tienes y te diré quién eres 

Que las bacterias desempeñen un papel a la hora de elegir con quién tener descendencia ya es bastante sorprendente. Pero, además, envían señales al cerebro que pueden modular los niveles de ansiedad, el humor, el aprendizaje o el dolor que siente el hospedador. También se las ha relacionado con enfermedades como el autismo o la esclerosis múltiple.

Hay evidencias - asegura Lewis- de que las bacterias del intestino influyen en la memoria y el comportamiento en ratones. Además, se ha visto que la microbiota está implicada en los niveles de ansiedad.Algunos estudios demuestran que la respuesta al estrés en ratones que se han criado totalmente libres de microorganismos es anormalmente alta. Estos animales rinden peor en pruebas de memoria sencillas. 

Otra manera de investigar el efecto de estos huéspedes del tubo digestivo es colonizar roedores poseedores de una cepa con la microbiota propia de otra. Para ello, se extraen las bacterias de las heces de un donante y se introducen en un receptor. El resultado es que el comportamiento del ratón cambia y se vuelve similar al del donante. 

El cerebro y la microbiota se cartean 

Pero no hace falta un trasplante de heces para modificar la microbiota del intestino. Los probióticos son turistas bacterianos: organismos vivos que se administran desde el exterior y que pueden producir un beneficio para el hospedador. Si se conociesen las especies bacterianas adecuadas, sería posible administrar cócteles de probióticos para mejorar el estado de ánimo y el estrés en personas con ciertas patologías. 

Es más, la manera más sencilla de modificar la población de bacterias es la alimentación. Desde la niñez, la dieta que sigamos puede favorecer el crecimiento de unos u otros microorganismos. 

Comentario: La dieta paleo / cetogénica es idea para mantener una flora intestinalsana y diversa, además que ayuda a prevenir y combatir un sinnúmero deenfermedades modernas e idiopáticas.

Así, esta legión de pequeños huéspedes se está colocando en el punto de mira para el desarrollo de terapias contra enfermedades neuropsicológicas. Pero, aunque cada vez está más claro que las condiciones del cerebro pueden ser modificadas al modular la microbiota intestinal, como indica el investigador John Cryan, de la Universidad de Cork (Irlanda), "que esto dé lugar a terapias basadas en microorganismos aún es solo una posibilidad tentadora que merece la pena investigar". 

Los mensajes de los microorganismos llegan al cerebro a través de moléculas que activan el nervio vago [que lleva información de nuestros órganos internos al cerebro] o actúan sobre el sistema inmunitario. Ambos canales sirven para trasladar la información al sistema nervioso central. 

Y esta mensajería es correspondida. Desde el cerebro también se envía información que modifica la composición de la microbiota. Situaciones estresantes en la niñez pueden variar el microbioma de por vida, así como en un adulto el estrés crónico. Por ejemplo, un ratón que ha sido separado de su madre tres horas diarias durante los primeros doce días de vida tiene una microbiota diferente que uno que no ha sufrido este trauma. 

Mariposas en el estómago 

Pero lo cierto es que no es de extrañar que haya una comunicación continua entre los intestinos y el cerebro, al igual que muchas sensaciones o estados mentales se reflejan en nuestras tripas. Sentimos mariposas en el estómago cuando nos enamoramos, se nos cierra si estamos nerviosos y, a veces, toca hacer de tripas corazón para tomar la decisión adecuada. 

Los sentimientos se reflejan en el tubo digestivo, y viceversa: su estado se refleja en nuestro ánimo. Porque en el intestino hay una red de varios cientos de millones de neuronas que actúan de manera independiente del cerebro. Este entramado de células nerviosas intestinales está en contacto íntimo con la mayor población de microorganismos del cuerpo humano, unos 100 billones de bacterias, y se le ha llegado a llamar 'el segundo cerebro'.

Julia García López
vie, 19 jun 2015 19:00 UTC
http://es.sott.net/article/39056-Con-el-cerebro-en-las-tripas-Las-bacterias-intestinales-podrian-cambiar-nuestro-comportamiento

Propiedades de la Maca

Vigorizante, ayuda a la fertilidad y muchas más propiedades.

La antipublicidad que Coca-Cola no quieres que veas


Por RT

Basándose en un ‘spot’ publicitario de Coca-Cola de 1971 que mostraba a personas felices cantando ‘I’d Like to Teach the World to Sing’ (quisiera enseñar a cantar al mundo), el Centro para la Ciencia de Interés Público (CSPITV por sus siglas en inglés) ha publicado en su canal de YouTube este vídeo que, con la misma melodía, denuncia y busca concienciar sobre las enfermedades relacionadas con el consumo de este refresco tanto en EE.UU. como en el resto del mundo.


La meditación ayuda a reducir el dolor

El dolor físico es una de las peores experiencias que una persona puede tener. Tanto el dolor por una enfermedad ya sea temporal o terminal como por un accidente es realmente difícil de soportar.

Hay medicaciones que ayudan a reducir o aliviar el dolor pero a veces tienen contraindicaciones o ya no hacen efecto porque el cuerpo se acostumbra.

Ante dolores frecuentes la persona altera su humor y calidad de vida.

Una alternativa natural y efectiva que ayuda a controlar la intensidad del dolor es utilizar lameditación.

La meditación puede reemplazar a los analgésicos más fuerte como la morfina.

La práctica de la meditación realmente ayuda a controlar y soportar el dolor físico.

Incluso la meditación es efectiva para soportar el dolor del parto.

La meditación permite centrar la atención en otros pensamientos y por ende el cerebro apacigua las señales de dolor por lo cual ya no se siente.

Existen diversas técnicas de meditación que pueden ayudar a resistir el dolor.

Algunas técnicas de meditación que ayudan a reducir el dolor son:

-meditación zen
-meditación trascendental
-técnica mindfulness

Las técnicas de meditación varían pero todos tienen el mismo objetivo como ser lograr que la persona se relaje, que su cerebro descanse y de esta manera se puede aliviar el dolor físico. 

Lleva un poco de tiempo y paciencia para poder meditar 15 o 20 minutos al día el tiempo necesario para poder controlar el dolor.

Se suele empezar a meditar por 5 y 10 minutos al día para luego ir aumentando hasta tener mayor control sobre la mente y el cuerpo.


http://www.blogdefarmacia.com/la-meditacion-ayuda-a-reducir-el-dolor/

Remedios caseros para los diferentes tipos de acné

ALLIANCE/ISTOCK/THINKSTOCK

Los tratamientos naturales para los diferentes tipos de acné con ayuda de remedios caseros ayudan a combatir los granos, los puntos negros y otras imperfecciones. Estos remedios sirven también para tratar el acné leve y el acné más severo, protegiendo y restaurando la salud de la piel.

En general, los remedios naturales para tratar el acné son mascarillas que van sobre la zona afectada, se pueden hacer en la comodidad del hogar de forma rápida y económica. Además, al utilizar productos naturales sabemos que lo que vamos a obtener tal vez demore en hacer efecto, pero sin duda no le hará ningún daño a tu piel, algo que no suele suceder en el caso de los productos que podemos comprar en la farmacia o la tienda de cosmética. 

El acné es una acumulación de granos sobre todo el rostro, que puede extenderse a otras partes del cuerpo; y suele ser uno de los síntomas más comunes de la pubertad y de la adolescencia, a causa de la transformación hormonal del organismo.

¿A qué estás esperando? ¡Anímate a lucir una piel bella! No necesitas grandes cantidades de tiempo, de dinero ni de materiales: prueba estas mascarillas muy útiles y fáciles de preparar. 
Mascarilla de yogur y pepino

YELENAYEMCHUK/ISTOCK/THINKSTOCK

Una mascarilla casera muy sencilla contra el acné consiste en mezclar dos cucharadas de yogur natural, medio pepino y hojas de perejil.

Se colocan los ingredientes en la batidora hasta obtener una crema bastante densa. Se aplica sobre el rostro y se deja actuar durante 15 a 20 minutos. Finalmente, se retira con ayuda de agua o de una esponja húmeda.

Este tratamiento es ideal igualmente para eliminar los puntos negros de la cara.

Miel y limón

WOLFHOUND911/ISTOCK/THINKSTOCK

La miel y el limón permiten realizar otra mascarilla natural muy eficaz para combatir el acné.

Basta con poner en un bol 2 cucharadas de miel y el zumo de un limón. Se mezcla bien hasta obtener una consistencia ideal para aplicarla sobre el rostro. Se deja actuar durante 15 minutos y luego se retira con agua. Esta preparación ayuda a secar los granos y a que vayan desapareciendo progresivamente.

Además, con el fin de evitar la aparición de estos granos tan desagradables, se aconseja evitar el tabaco, una de las causas del acné, y el chocolate, a pesar de que los expertos aseguran que no provoca acné. En caso de tener acné, lo ideal es decantarse por untratamiento natural, como alguno de los que acabamos de presentar.

http://otramedicina.imujer.com/136080/remedios-caseros-para-los-diferentes-tipos-de-acne

El complejo médicofarmacéutico: delincuencia organizada contra la salud (1). La ciencia corrupta

"La ciencia es la creencia en la ignorancia de los expertos" 
—Richard P. Feynman (físico estadounidense) 

La ácida cita anterior, del conocido y genial físico Richard Feynman, podría ser una síntesis de cómo está el panorama científico actual en el mundo que llaman desarrollado, capitalista o neoliberal. 

Aunque yo sustituiría (o añadiría), en esa leyenda, "ignorancia" por "manipulación" para ajustar un poco mejor los términos. La señala, en su página web, David Brown, quien dice ser un científico de "corazón" al que le encanta ridiculizar a algunos de sus colegas de ciencia porque piensa que "su posición es extremadamente fanática y con ínfulas de inexpugnabilidad". Para Brown estos hombres (o mujeres) de ciencia son simplemente unos "traidores" que sirven a las agendas de esos odiosos poderes y corporaciones paradigma de "prepotencia y corrupción". Vamos, que lo de la FIFA y el suizo Blatter es calderilla y show del FBI (una mafia policial, por otra parte) comparativamente con estos malandrines de la Science. 

Y es que a pesar de que, según Brown, muchos de esos científicos están despertando del fraude sistémico que practican esas transnacionales y gobiernos, el ciudadano común sigue siendo completamente ajeno a ese engaño. 

En este último punto, añadiría que doblemente engañado sobre todo a través de algunos de esos foros llamados "escépticos" que hay en Internet y que hablan sobre Su Santidad la Ciencia (en particular, las más corruptas: las médicas y las biotecnológicas), en donde modernos militantes de la fe empírica se han erigido, en los últimos tiempos, en los nuevos Papas cruzados del sectarismo, dogmatismo e intolerancia del catolicismo científico, un poco en la senda de lo que señala Brown. 

Resultan ser, en definitiva, una suerte de incorruptibles traficantes de la credulidad científica, casi tanto como el brazo de la epiléptica Santa Teresa. Me perdonen ambos, aunque sé que seré excomulgado "a divinis" tanto por Roma como por la iglesia de la Ciencialogía. Al final esos científicos o "escépticos" acaban colocándose en el mismo rasero de sus oponentes anticientíficos, los vendedores de almas, constelaciones familiares, milagros, sanaciones cuánticas, apariciones marianas, ovnis y otros mercaderes del negocio de la salvación o las "ciencias" paranormales. 

Cuando uno de esos representantes del cientifismo replica a un escéptico de la ciencia actual sobre determinados asuntos donde se ventilan los grandes intereses de las corporamafias, gobiernos y sus triquiñuelas pseudocientíficas sentenciando que "los estudios han demostrado que...", en realidad esa frase debería ser sustituida con un "los estudios han demostrado...lo que nosotros queremos mostrar". La medicina basada en la evidencia, en demasiados casos, es un fraude. ¿Tan mal anda la ciencia en el siglo XXI? Pues muy bien no, la verdad. Sobre todo cuando desde dentro de los púlpitos de las grandes publicaciones o instituciones científicas se están lanzando cada vez más alarmas sobre sus prácticas fraudulentas en beneficio de los poderes grancapitalistas, conformados por gobiernos y empresas multicriminales como Monsanto, Bayer, Roche, Merck etc. Algunos ejemplos, a continuación. 

William Thompson, médico epidemiólogo de la estadounidense y gubernamental CDC (la del Control y Prevención de Enfermedades) admitió hace un tiempo su "mea culpa" sobre la falsificación de un informe en el cual se señalaba que la vacuna triple vírica estaba relacionada con el autismo en niños afroamericanos. Los estudios de Thompson fueron utilizados por el CDC como evidencia de todo lo contrario, ocultando intencionalmente el riesgo de autismo sobre esa población. No sólo las corporaciones (de la farmafia, en este caso) son entidades delincuenciales, sino los propios organismos oficiales (como el CDC o la FDA norteamericanos) forman parte de la estrategia de engaño y dan soporte a unas transnacionales que deciden cómo alimentarnos-envenenarnos o enfermarnos-cronificarnos. Thompson puede haber sido sólo una punta del iceberg. 

Ha habido otras aristas igualmente oscuras en el campo de los ensayos clínicos. El caso del doctor David Graham (desde dentro del mismo "monstruo", la FDA) fue el de otro denunciante que puso de manifiesto cómo los estudios clínicos sobre el Vioxx (un medicamento utilizado para la artritis) fueron manipulados deliberadamente utilizando en las pruebas una cohorte de sujetos muy jóvenes para una enfermedad que era (y es) prevalente entre la población adulta-anciana, la más susceptible de sufrir el principal efecto secundario que tuvo el medicamento: ataques cardíacos. 

Se cree que el Vioxx, aprobado y puesto en circulación, causó entre 90 y 140 mil afecciones cardíacas con una tasa de mortalidad del 30-40%, antes de ser retirado en 2004. Un indubitado crimen masivo, pero políticamente correcto. Otro doctor, Irwin Bross, en la década de los setenta, también arriesgó su reputación personal afirmando que el aumento geométrico de las tasas de leucemia habían sido ocasionadas, fundamentalmente, por la radiación emitida en las pruebas diagnósticas de turno (scáners o rayos X) por lo que tuvieron que revisarse los protocolos. Pero, entonces, Bross, era otro "alarmista" sin fundamento que no se sujetaba al "consenso" de la omertá médica oficial. 

Que estos casos nada puntuales se sigan dando no importa. Seguiremos escuchando la misma matraca cientifista de "teóricos de la conspiración", "conspiranoicos", "chiflados" y otros epitafios sólo por tener la osadía de denunciarlos, a pesar de que ello no suponga que estés militando en los movimientos antivacunas, anti-chemtrails o en las paraciencias. Lo que habría que empezar a cuestionarse es el hecho siguiente: un estudio aunque haya sido realizado bajo los parámetros del evidentismo científico no quiere decir que sea cierto. Evidencia científica y empírica independiente, más bien poca a día de hoy. El resto, cuestionada de arriba abajo, tal y como está el patio y como nos lo están contando algunos prebostes de las principales revistas científicas. Esto último no es apelar al "principio de autoridad", como argüirán los apóstoles de la ciencia oficial, sino inferir el principio de lógica aplicada a una ciencia corrupta. 

Por ejemplo, Richard Horton, editor jefe de Lancet, la Biblia científica por excelencia junto aScience, New England Journal of Medicine o Nature, escribió hace un mes cosas como esta, suficientemente esclarecedoras para desmontar todo el tinglado de la santificada ciencia actual, en particular la médica. Dice Horton que gran parte de la literatura científica, tal vez la mitad, puede ser simplemente falsa. [...]La ciencia ha dado un giro hacia el oscurantismo. En su búsqueda a la hora de contar una historia convincente, los científicos a menudo modelan los datos para adaptarse a su teoría preferida del mundo.[...] Las revistas no son los únicos malhechores. Las universidades están en una lucha perpetua por conciliar dinero y talento. Los científicos, incluyendo sus superiores, hacen poco para alterar una cultura de la investigación que, en ocasiones, se desvía hacia prácticas de mala conducta. 

Pero hay más. Daniela Drake, doctora en Medicina, Internista, MBA y ex consultora de McKinsey & Co hace otra afirmación nada complaciente: el fraude en ensayos clínicos con medicamentos nos muestra que no sabemos mucho acerca de los fármacos que prescribimos. Y, citando al profesor de periodismo Charles Seife, apunta más alto y en el sentido de Horton: Incluso nuestras más prestigiosas revistas pueden haber publicado investigación basada en estudios falsificados. Al final nadie se entera si los datos son falsos o no, si los experimentos están contaminados o no y si hay medicamentos que podrían estar en el mercado de manera fraudulenta. 

El papel de las farmafias ya sabemos cuál es...y el de los investigadores clínicos también. Cuál es su grado de complicidad, corruptela y afinidad con la industria del medicamento, aunque ahora venga un doctor cualquiera a decir que él no "estuvo" ni ha estado "untado" por los visitadores de Farmaindustria. Por supuesto, que no. Pero aquí manda la jerarquía y los demás, normalmente, obedecen. La doctora Drake deja esta cuestión bien cristalina al lector:tenga en cuenta las directrices del colesterol de 2004 que dieron lugar a una explosión en el uso de las estatinas. Ocho de cada nueve médicos que escribieron esas directrices se encontraban en la lista de los que estaban sobornados por los fabricantes de esos fármacos anti-colesterol. 

Y, abundando en lo anterior, Drake afirma que médicos de prestigio son los que a menudo definen a otros médicos las directrices que permiten ensalzar las virtudes de los medicamentos que están vendiendo las farmacéuticas, multinacionales que se comportan en muchos aspectos como lo hace la mafia, corrompen todo lo que pueden. Han comprado todo tipo de personas, incluyendo ministros de salud en algunos países 

¿Qué se puede esperar, entonces, de esa entente cordiale médico-farmacéutica si no el ser considerada, en ciertas ocasiones, como un peligro para la salud pública? Drake alude a unas declaraciones realizadas por la ex editora jefe de la superprestigiosa revista New England Journal of Medicine, la Dra. Marcia Angell (en la misma línea que Richard Horton) para descabezar el "inmaculado" andamiaje científico-médico actual: "Simplemente, ya no es posible creer en gran parte de la investigación clínica que se publica o confiar en el criterio de los médicos de confianza o en las directrices médicas autorizadas"

mie, 24 jun 2015 14:03 UTC
http://es.sott.net/article/39141-El-complejo-medicofarmaceutico-delincuencia-organizada-contra-la-salud-1-La-ciencia-corrupta

Un cirujano del corazón de 100 años explica porque ha sido Vegano por 50 años

Las dietas Vegetarianas y Veganas son cada vez más populares...

La Mente Conectada

Un cirujano del corazón de 100 años explica porque ha sido Vegano por 50 años

“El veganismo es una forma muy fina de la nutrición. Es un poco extremo decirle a una persona que está usando alimentos de carne que vas a retirarles la carne.

Cuando estaba en la práctica en medicina, le digo a los pacientes que la dieta a base de vegetales fue la forma saludable, y mantenerse alejado de los productos de origen animal tanto como sea posible. 

La gente es muy sensible acerca de lo que comen. Puedes hablar con la gente sobre el ejercicio de relajación, buena actitud mental y van a aceptar eso. Pero hablas con ellos sobre lo que están comiendo y la gente es muy sensible acerca de ello. 

Si un individuo está dispuesto a escuchar, voy a tratar de explicar a ellos sobre una base científica cómo creo que es mejor para ellos”. Dr. Ellsworth Wareham

A continuación se muestra un video del Dr. Ellsworth Wareham, un cirujano del corazón de 100 años recientemente retirado que ha sido un vegano de la mitad de su vida (50 años).

Puedes ver otra entrevista con el Dr. Ellsworth con CNN, Sanjay Gupta AQUÍ.

¿Por qué las dietas vegetarianas y veganas son cada vez más populares?

Este cirujano del corazón de 100 años de edad no es el único, Kim A. Williams, MD, presidente entrante del Colegio Americano de Cardiología ha adoptado también una dieta vegana.

Figuras de renombre mundial a lo largo de la historia, desde Platón y Nietzsche hasta iconos como Paul Mcartney y Bob Marley, líderes políticos como Gandhi y Benjamin Franklin, han abogado por una dieta vegetariana. 

No hay duda de que la influencia de este tipo de figuras “celebridades”, junto con los defensores abiertos derechos de los animales, han jugado un papel en el aumento del vegetarianismo en los últimos años, pero la razón principal de su reciente popularidad realmente tiene que ver con la forma en que la gente se siente y la ciencia detrás de ella. 

No hay escasez de estudios que demuestran los beneficios de salud claras de las dietas vegetarianas y veganas, y muchos de ellos describen cómo estos beneficios aumentan cuanto más una persona disminuye la cantidad de productos de origen animal que consume.

Dicho esto, incluso si no eres un defensor de una dieta vegetariana o vegana, es importante tener en cuenta que un porcentaje muy alto y alarmante de los estadounidenses comen apenas verduras en absoluto. Según el Wall StreetJournal, en 2011, aproximadamente el 80% de los estadounidenses que comía carne rara vez consume verduras en absoluto. (Fuente)

“Los estudios confirman los beneficios para la salud de una alimentación sin carne. Hoy en día, la alimentación a base de plantas se reconoce como no sólo nutricionalmente suficiente, sino también como una forma de reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas”. Escuela de Medicina de Harvard (fuente)

Por ejemplo, la Asociación Dietética Americana intervino con un documento, concluyendo que “las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas, y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y tratamiento de ciertas enfermedades”. (Revista de la Asociación Dietética Americana, julio de 2009) (fuente)

Estas enfermedades incluyen enfermedades del corazón, cáncer, diabetes, y más.

Una vez más, hay literalmente una multitud de estudios que demuestran los beneficios de las dietas vegetarianas y / o veganas. Si aún estas escéptico, un poco de investigación rápida hará este asunto muy claro.

Es bueno ver que la investigación sobre el vegetarianismo y el veganismo confirman estos beneficios, mientras que en años anteriores se centraron exclusivamente en los problemas que pueden derivarse de posibles deficiencias nutricionales. 

Dicho esto, si vas a hacer esta transición, es muy importante estar al tanto de las necesidades de su cuerpo y qué nutrientes necesita. Tendrás que aprender las fuentes de origen vegetal de estos nutrientes.

Si esto es algo que te interesa, te animamos a continuar tu investigación. Si lo intentas, no debes sentirte cansado, falta de energía o fuerza, o deprimido.

De hecho, debería ser exactamente lo contrario. Si algo como esto le sucede, lo más probable es que este deficiente de nutrientes, así que asegúrese de ajustar sus comidas en consecuencia.

Fuentes:

jueves, 25 de junio de 2015

Transgénicos: la polémica está servida en tu mesa

Alicia Massarini, Doctora en Ciencias Biológicas (UBA) e investigadora adjunta del Conicet en Biología Evolutiva, dice que el modelo transgénico es "ecocida y genocida", que produce commodities y no alimentos, que esta tecnología trajo implícito el uso a gran escala de aqroquímicos y que puede ocasionar efectos laterales no previsibles en la salud. "Hay que recuperar la producción diversificada y de alimentos", propone. 

- ¿Cómo apareció el transgénico en el campo? 

- La transgénesis comienza a experimentarse en los 70 con la idea de estudiar procesos biológicos. Insertar genes de otras especies en animales o vegetales y ver cómo se comportan. Poco tiempo después se dieron cuenta que se podía aplicar a cultivos de valor comercial. La primera transgénesis de aplicación comercial tiene que ver con la introducción de genes que confieren resistencia a un herbicida y genes que permitieron la producción de la toxina BT (maíz) para que la planta produzca su propio insecticida. 

- ¿Son más saludables? 

- La semilla transgénica no mejoró su valor nutricional. El discurso de quienes promovían esto fue que se mejoraría la calidad del producto, pero los transgénicos en el mercado confieren una ventaja económica al productor. No son amigables con el medio ambiente, ni son alimentos. 

- ¿Hay estudios? 

- Los más contundentes son los de Gilles-Eric Séralini, de Francia, que alimentó a ratas durante dos años (período de vida) con maíz transgénico y registró que aparecían tumores, enfermedades degenerativas hepáticas y renales que son normales hacia el final de vida, pero en las ratas aparecían en la mitad, al año. Concluye que esta alimentación altera ciclos celulares, metabólicos y produce anticipación de patologías graves. 

Los transgénicos y los agroquímicos aparecen, en la experiencia, como un matrimonio indisoluble. El primero es la razón de ser del segundo. "La agricultura industrial ya existía en nuestro país antes de la llegada de los transgénicos: la tendencia al monocultivo, la falta de rotación y el uso de químicos. Lo que hace esta tecnología es agravar los daños", aclara Massarini. El salto a la soja significó que el uso de glifosato pasara de 1 millón de litros (antes del año 96) a 200 millones de litros por año. Sin contar otros herbicidas más potentes debido a la resistencia de las malezas. "El tema no es el mal uso de los herbicidas, sino que esta tecnología lo trae implícito. Si cultivás 20 millones de hectáreas de soja GM, obviamente, el uso de este herbicida es inevitable". 

Massarini advierte que en la discusión por el uso de agroquímicos no hay que olvidar otro tipo de problemas que surgen en la intervención del genoma (el conjunto de los genes de un determinado organismo). "Se rompe la armonía que tiene ese genoma como sistema integrado. Esto puede traer efectos laterales no previsibles y no mensurables. Por ejemplo, la producción de proteínas o de sustancias que en el metabolismo se alteren y que funcionencomo toxinas que se puedan acumular", explica. 

- ¿Es posible no consumir transgénicos? 

- En Argentina, los alimentos transgénicos no están etiquetados. La alimentación masiva (mercadería que ofrecen los supermercados) contiene productos que provienen de transgénicos como la lecitina de soja, presente en galletitas, yogures y postres. 

- ¿Se puede cambiar el modelo productivo? 

- El discurso de los que promueven esto es que no podemos dejar de subirnos a este tren. Yo digo: no podemos seguir subidos porque nos va a conducir a un desastre ambiental y sanitario. Las alternativas son muchas, no sólo lo que teníamos. Hay que recuperar los valores y la soberanía alimentaria. 

- ¿Y la producción de alimentos? 

- Esto que producimos no son alimentos, sino commmodities para exportar y alimentar el ganado de los países centrales y de China. Es una falacia que se hable de que estamos contribuyendo a paliar el hambre del mundo, porque el hambre es cada vez más notable. 

La bióloga asegura que su postura es bastante resistida en el mundo científico. Pero los reclamos de los pueblos fumigados del interior del país les ha permitido abrir más el debate. "Ellos están padeciendo el dolor de los daños producidos por este modelo", añade. Así, la transgénesis muestra su rostro menos prometedor. "El problema con esta tecnología es que no puede ser usada para el bien porque está diseñada, pensada y usada para maximizar la ganancia económica. Todo lo demás son daños colaterales". 

Lo primero que dice Atilio Castagnaro es que el 99% de lo que comemos viene de un proceso de mejoramiento genético. También, que la transgénesis no implica un mal uso de los agroquímicos, aunque reconoce que sucede. Concluye que Argentina no puede prescindir de esta tecnología porque sería "pegarse un tiro en la cabeza". 

- ¿Cómo nace el cultivo transgénico? 

- Hasta mediados de los 90 se hacía mejoramiento genético convencional. Luego comienzan a introducirse genes por transgénesis en plantas de manera industrial. A mediados de esa década aparecen las primeras semillas de soja transgénicas de Monsanto y también comienza a sembrarse en Argentina. 

En 1996 aterriza la primera soja transgénica en el país. La soja RR (por sus siglas Round Up Ready, la soja resistente al glifosato de Monsanto) de la mano de Nidera. "El cultivo de soja comienza a subir exponencialmente por la ventaja que significaba respecto de la soja convencional. En cinco años, el 90% de la soja del país es transgénica", explica Castagnaro. La semilla de la soja RR posee un gen de una bacteria del suelo. "Se le da una ventaja competitiva porque comienza a usarse ese herbicida para combatir las malezas. La proteína se produce en la planta y el glifosato no la reconoce porque es una proteína exógena", añade. 

- Se acusa al transgénico de haber masificado el uso de agroquímicos... 

- La transgénesis no implica per se que voy a usar más agroquímicos, sino que depende de cómo se los usa. Los agroquímicos son antibióticos de plantas. Si hacés un uso indiscriminado (que es lo que se ha hecho y se está intentando cambiar) pasa lo mismo que con los antibióticos clínicos: se producen formas resistentes del patógeno y dejan de actuar. No todos los que consideramos que la transgénesis es una tecnología que puede y debe utilizarse estamos de acuerdo en cómo se lo hace. 

- ¿Qué dice de las consecuencias en la salud de las poblaciones rurales? 

- Entre el 94 y 95 yo dije en un artículo de LA GACETA que abría un interrogante sobre la aprobación de una soja tolerante al glifosato, porque se podía prestar a un mal uso de los herbicidas. 

Es imposible hablar de Organismos Gentéticamente Modificados (OGM) y no hacer referencia al boom de agroquímicos que significó su liberación al campo. Castagnaro quiere marcar una diferencia: una cosa es lo transgénico y otra el mal uso de los herbicidas. "Si me preguntás si el glifosato produce un daño sobre la salud de los microorganismos y seres vivos yo te digo que sí. Pero hablemos en qué niveles y dosis", indica. 

- ¿Era algo que podía pasar? 

- Los genetistas lo dijimos, pero los que vendían la tecnología y algunos productores estaban con los ojos vendados, porque era tan mágico que se había acabado la agronomía. Nosotros decíamos que podía generar resistencia a la maleza, pero era tan espectacular el resultado que lo adoptan y lo comienzan a usar fuertemente. Eso no significa que haya que dejar el glifosato, sino regular su uso y buscar otras alternativas. 

- ¿Qué alternativa? 

Construir agroquímicos que no tengan origen fósil. Es mucho mejor, pero no es natural. Se están equivocando si dicen que es natural. 

Castagnaro señala que el mundo reclama más producción de alimentos y que los transgénicos son la clave. "Si querés prescindir de la transgénesis te estás pegando un tiro en la cabeza. Nunca vas a poder producir de otra manera", dice. La historia de los OGM afirma que en una década se pasó del laboratorio al campo. "Las multinacionales usaron Argentina como laboratorio de ensayo y creo que ha salido muy bien". 

- ¿Muy bien para quiénes? 

- En general. Nosotros deberíamos cuidar la salud de la población. Yo estoy a favor de los reclamos, incluso soy militante de los DDHH. (N. del A: es presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos delegación Tucumán) 

- ¿Cuál es el siguiente paso? ¿Papa, caña transgénicas? 

- La caña de azúcar transgénica está el último proceso de evaluación, por lo tanto todavía no hay ni una hectárea. La última instancia, después que pasa la inocuidad ambiental y humana, es definir si es estratégico para el país. No se va a liberar su siembra si no conviene a la Argentina. Va a ser tolerante al glifosato y al glufosinato. 

Ingeniero agrónomo y doctor especialista en Biología Molecular de Plantas. Jefe de la sección de Biotecnología de la Estación Experimental (Eeaoc) y miembro de la Conabia (Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria). 

Soledad Barruti investigó la industria alimentaria argentina (su libro se llama "Malcomidos") y escribió 464 páginas que, después de leerlas, pueden llegar a cerrar el apetito. Pero abren las ganas de conocer más acerca de eso que llega hasta nuestra mesa. "Hoy no podemos decir que comemos transgénicos solos. Comemos productos hiperprocesados con ingredientes transgénicos de soja y maíz". 

- ¿Dónde se los encuentra? 

- Un ejemplo: la forma de endulzar más corriente de la industria es el jarabe de maíz de alta fructuosa que nace como la alternativa barata al azúcar gracias al boom del cultivo de maíz transgénico. 

- ¿Cómo sabemos que no perjudica la salud? 

- Cuando se lanzaron los productos transgénicos no se hicieron más de 90 días de estudios. Estamos experimentando nosotros todo el tiempo cuando los consumimos. Decir qué genera algo que consumimos es muy difícil, porque no estás expuesto sólo a los alimentos sino a un montón de cosas (medioambientales, a tu propia genética). 

Barruti asegura que la tragedia de los transgénicos no sólo se expresa en los alimentos, sino en el medio ambiente y en la salud colectiva. "Es la primera vez que se crea un organismo para que resista a un agroquímico. Esto es una invitación a la superpulverización - añade- porque la primera soja era resistente al glifosato; en cambio, ahora al 2,4 D y al glufosinato, herbicidas más potentes. Los transgénicos fueron pensados para el agroquímico. En el caso del maíz BT, fue patentando en EEUU como un agroquímico, mientras que la soja, como un alimento". 

- Se dice que nada de lo que comemos es natural... 

- Una cosa es decir que algo es silvestre. La vaca, el maíz son productos de la cruza; un proceso de domesticación no se logra de un día para el otro, sino que dura años y años. Cuando se ponen a manipular la información a conveniencia de las empresas te quieren convencer que el transgénico es lo mismo. 

- ¿Cuál es la diferencia? 

- La transgénesis es novedosa, porque mezclan el gen de otra especie para crear algo nuevo. La hibridación es generar especies mejoradas en laboratorios para que rindan determinada cantidad. Esto nació con la revolución verde en los 60. El salto que generó la transgénesis es que se agarra un gen de otra especie para introducirlo y crear algo totalmente diferente. La confusión es conveniente para el discurso.

Natalia Viola
jue, 25 jun 2015 19:33 UTC
http://es.sott.net/article/39181-Transgenicos-la-polemica-esta-servida-en-tu-mesa

¿La música puede curar? la teoría del Dr. Masaru Emoto

Dr. Masaru Emoto y su polémica teoría sobre la influencia de la música en la salud de las personas

Por Percy Taira / Expediente Oculto

El Dr. Masaru Emoto (1943 – 2014) fue un investigador japonés que se hizo conocido por su teoría de que tanto los sonidos, como las palabras y las expresiones de afecto tenían un efecto inmediato sobre el agua, creando bellos cristales hexagonales cuando estos sonidos, palabras o expresiones eran positivas y amorosas, mientras que cuando se le exponía a música fuerte o palabras ofensivas o trato violento, se formaban cristales deformes o no se formaba cristal alguno.

Si se toma en cuenta de que el cuerpo humano está conformado por un 70% de agua, se cree que esto también podría aplicarse al cuerpo humano, es decir, que exponernos a música bella, un buen ambiente, amigable, amoroso, beneficiará a nuestra salud.

“La música es una forma de curación”

El primer experimento que realizó el Dr. Emoto, fue con tratar de averiguar el efecto de la música en el agua. El investigador rodeó las muestras de agua con música clásica tales como la Serenta Nocturna de Mozart o el Himno de la Alegría de Beethoven. Lo interesante es que luego se pudo observar que el agua mostraba cristales hermosos mostrando en el microscopio hermosos diseños hexagonales.

Cambio de la partícula de agua al “escuchar” la Novena Sinfonía de Beethoven

En cambio, cuando esta misma agua se le rodeaba de música moderna, como por ejemplo, el Heavy Metal, esta mostraba diseños amorfos.

Es decir, se mostró de alguna manera que el agua cambiaba su forma dependiendo de las vibraciones que la rodeaba. Si las vibraciones eran positivas, el efecto en el agua era de gran belleza si eran fuertes y negativos, eran diseños sin forma e incluso, carecían de diseño.

“Estoy convencido de que la música fue creada para que nuestra vibración vuelva a nuestro estado intrínseco, después de la Segunda Guerra Mundial japón experimento un dolor que hizo mucho daño a su pueblo, por eso, durante esa época se hicieron muchas canciones positivas en japón (…) Estoy seguro que la música es una forma de curación antes que una expresión artística”, dijo en el documental “Mensajes del agua” el Dr. Masaru Emoto.

Un dato para destacar es que el agua recogida por Masaru Emoto, no era cualquier tipo de agua, sino, era agua recogida de ambientes naturales como lagos, ríos, cataratas, etcétera, en los que no había contaminación, en cambio, cuando recogía el agua potable de las casas, era imposible ver en ellas algún tipo de diseño o si se mostraban, estos eran irregulares.

Las palabras y la voz


Bellas formas de agua cristalizadas a escuchar melodías, palabras u oraciones positivas y negativas

Pero no fue todo, Masaru Emoto también realizó otro esperimento. En vez de música, lo que hizo fue colocar etiquetas con diversas palabras tanto positivas como negativas, por ejemplo, en algunos casos se ponía a una muestra la palabra alegría, paz, gracias y en otros casos, tristeza, guerra, odio. Al final, las palabras bellas y hermosas, generaban cristales de agua bellos y hermosos, mientras que las palabras destructivas y ofensivas, no generaban ningún tipo de cristal.

Un experimento parecido se realizó con la voz, es decir, decirle a distintos frascos con contenido orgánico palabras agradecidas y otras ofensivas, y los resultados fueron los mismos. Tanto las palabras como incluso, los pensamientos humanos, resultaron ser beneficiosos cuando estos eran positivos, y sumamente perjudiciales cuando la emoción eran negativos.

La polémica

Hasta la fecha, las teorías del Dr. Masaru Emoto no ha sido aceptada por la ciencia, principalmente porque las pruebas de Emoto con el agua, no han podido ser replicadas en otros laboratorios. De esta manera, se considera primero, que no hay pruebas científicas de que elementos como la música o la voz humana, tengan un efecto directo en el agua o en la composición de sus cristales.

Por otro lado, si así fuera, considerar que el cuerpo humano pueda cambiar o sanarse porque está conformado por 70% de agua, se asemeja a la teoría de los cambios de humor en el ser humano cuando hay luna llena.

Para los científicos es lógico pensar que cualquier persona ante la exposición de música bella o alegre, se sentirá feliz, de la misma forma que una persona a la que se le trata bien y con amabilidad, se sentirá bien consigo misma y con los demás, caso contrario, ocurrirá si la persona se encuentra en un ambiente hostil, violento o estresante. 

Sea como fuere, el Dr. Emoto no es el primero en señalar que la música o las palabras tienen determinados efectos en los seres vivos. Actualmente diversos estudios científicos están estudiando los efectos por ejemplo que la música clásica barroca, específicamente de Mozart, producen en los bebés en gestación, en el cerebro humano, los animales e incluso en las plantas. Aunque claro, ninguno de estos estudios han resultado ser concluyentes.


Bronceadores Tóxicos y Naturales

Qué puedes hacer para no sufrir un golpe de calor

El verano y el calor han venido para quedarse. Los termómetros se han disparado y probablemente muchos de nosotros estemos ya buscando algún remedio para combatir las altas temperaturas.

Evita realizar actividad física intensa en las horas de más calor.

Los niños, los ancianos y los enfermos crónicos, mucho más vulnerables a sufrir las consecuencias del calor, son quienes peor lo pasan en esta época y sobre los que debemos tener una especial atención.

En este sentido, siempre es aconsejable recordar las recomendaciones de los expertos y evitar así que el sofocante calor afecte lo menos posible a nuestro día a día.

El Instituto DKV de la Vida Saludable ofrece una serie de consejos preventivos y prácticos para minimizar los daños y que estos días de calor no nos impidan continuar con una vida saludable y disfrutar del buen tiempo.

Beber agua abundante, vestir ropa ligera y transpirable y evitar las horas centrales del día, son algunas de las recomendaciones a seguir.

No obstante, es necesario tener en cuenta que, la tendencia a tener sueño, el cansancio continuado por pulso lento o los calambres musculares, son algunos de las señales más comunes en el caso de sufrir un golpe de calor. Por ello, debemos estar alerta y acudir al especialista si sufrimos alguno de estos síntomas.

Bebe agua antes de tener sed

Entre siete y ocho vasos diarios (aproximadamente unos 2 litros) son necesarios para mantenerse correctamente hidratado ante las altas temperaturas.

Procura beber abundante agua y no esperes a que te entre la sed

En el caso de los niños y ancianos, la vigilancia será mayor sobre todo si se encuentran solos o enfermos y, además de agua, es conveniente la ingesta de bebidas isotónicas para recuperar las sales minerales.

No salgas durante las horas centrales del día

Durante las horas centrales del día conviene quedarse en lugares frescos, a la sombra o climatizados. En casa, se recomienda descansar en las zonas más frescas y regular la temperatura por la noche, ya que el cuerpo se enfría durante el sueño.


Toma más frutas y verduras

Ante las altas temperaturas, hay que evitar las comidas copiosas y hacer ingestas ligeras y frescas que favorecen la digestión y mitigan los efectos del calor. Hacer comidas menos abundantes y más veces al día no solo ayuda a sentirnos mejor sino que es más saludable.

Ponte ropa ligera y transpirable

Las prendas con tejidos naturales, ligeras y holgadas ayuda sentirnos más cómodos tanto dentro como fuera de casa. Recuerda que los colores claros atraen menos los rayos del sol y hacen que la sensación de calor sea menor.

Alimentos como la sandía ayudan a reponer líquidos.

Si practicas deporte, a primerísima hora

Evita hacer ejercicio al aire libre durante las horas centrales y más calurosas, entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde. Realizar actividad física intensa durante las horas centrales del día puede ser causa de insolación. Es aconsejable reducir el ritmo de ejercicio durante esta época del año. 

No olvides la protección solar

En el caso de los bebés, su piel es mucho más sensible y la exposición al sol les puede producir graves quemaduras aunque sea durante poco tiempo.

Para ellos, así como para niños y ancianos, siempre es mejor utilizar un factor alto y adecuado. El uso de gafas de sol y sombrero ayuda a proteger la vista de los más pequeños y los golpes de calor.

https://es.tendencias.yahoo.com/blogs/salud-y-bienestar/-qu%C3%A9-puedes-hacer-para-no-sufrir-un-golpe-de-calor-071443064.html

Toxinas y depuración. 1 de 10. Tipos y origen de las toxinas



Un ingeniero creó una comunidad para “vivir fuera de la ‘matrix’” en el Uritorco – Córdoba

Son 51 hectáreas cerca del cerro Uritorco. Ya hay cuatro familias viviendo y otras once construyendo sus casas. Todos son profesionales que dejaron sus trabajos en busca de otra vida.

Siete años atrás, el ingeniero Juan Bilezker (52) iba en su auto rumbo a Capilla del Monte y cuando pasaba frente al Uritorco vio caer una estrella fugaz. Tres años después, compró 51 hectáreas a cuatro kilómetros del cerro. “A Capilla del Monte viene toda gente cansada de la matrix. Son todas ovejas negras. No les va el sistema. Venirse a vivir acá es salir de la vida segura y del consumo”, dice Juan, hoy en la minúscula casa rodante donde vive por el momento, y desde la que dispone de una vista panorámica del cerro que él convirtió en espacio de fraternidad espiritual.

El monte fue bautizado Wallala, en referencia al mítico paraíso de la mitología nórdica, al que se llegaba trepando por el arco iris, y para abrir sus caminos entre las matas salvajes, el ingeniero contrató un estudio satelital; de los setenta lotes disponibles, treinta y ocho ya tienen dueños, que aún no construyen, y once familias van y vienen desde Buenos Aires hasta tanto terminen las viviendas; cuatro familias viven en casas terminadas.

Algunas construcciones responden a patrones clásicos y sus materiales son la madera, el adobe y la piedra del lugar, como la que se está levantando el propio Juan; otras, como la de Afro (42), una administradora de empresas porteña que fue la primera en mudarse, cumplen con los criterios más puros de la permacultura: la suya es un hexágono de paredes sólo de adobe distribuidas circularmente e iluminación con leds de 12 voltios alimentados a través de paneles de energía solar. Los baños son ecológicos y, como el agua potable es un tesoro, el ingeniero levantó un molino en el punto más alto del cerro y luego agregó una cañería que bombea el agua desde abajo.

Para los dueños de este particular condominio, Wallala es una alternativa de vida. “Queridas unidades de conciencia en evolución, o sea amigos”, les dice Juan al escribirles, y sus palabras no son una pose. “Acá se respira paz, hay tiempo, mucha naturaleza y poca información de los medios. El silencio es corriente y los estados internos se viven con mucha frecuencia. Es difícil no estar presente y en gratitud. El no saber busca su lugar y comenzás más a sentir que a pensar, sin poner palabras que lo encarcelan”, agrega, y se hace difícil rehuir la mirada intensa de sus ojos claros.

“Yo tenía hecho un camino de espiritualidad de diez años”, recuerda Afro poniendo música en la laptot sin internet que tiene en su casita con dos habitaciones y un pequeño comedor-cocina, ventanas decoradas con vidrios reciclados y pisos pintados a mano. “Me había divorciado en 2001 porque la vida convencional no me llenaba, y me fui cinco meses a la India. Necesitaba buscar algo más. Empecé a leer a Osho y a hacer meditación. Viví en su ashram y en el Himalaya. Los lamas te enseñan que la vida no pasa por el trabajar sino por tratar de ser felices y tener paz interior”.

“Diez años después, un día cayó Juan en la casa de un amigo. Yo lo conocía por las meditaciones de Osho. Lo oí hablar de su idea de armar una vida comunitaria en un barrio en Córdoba y me dije: ‘Es esto’”, recuerda Afro.

Vivir con el espíritu puesto por delante, sin dogmas ni creencias, con conciencia de la tarea de “bajar el cielo a la tierra”, alienta a la gente de Wallala a ser cada día más auténtica, tal su modo de hacer, frente al Uritorco, un paraíso posible.


Azúcar: Pura, Blanca y Mortal.

Te contamos la intrigante historia del hombre que investigó los efectos nocivos del azúcar.

Universidades, Industria FarMafia-Médica e Industria Alimenticia van ultra-corruptas y cogidas de la mano ocultando deliberadamente los efectos nocivos del azúcar refinado que no es un alimento sino un químico mortal.., esa es la verdad como puedes ver en el vídeo.

Hace 40 años, el profesor John Yudkin trató de advertirnos acerca de cómo el azúcar refinada afectaba a nuestro cuerpo; sin embargo, eso acabó por destruir su carrera profesional…

A donde dirijamos nuestra mirada, encontramos la presencia casi omnipresente del azúcar refinada en nuestra cocina diaria.

Si bien ahora existen diversas alternativas saludables (y otras no tanto) de este condimento dulzón, no podemos negar que los alimentos adquieren un diferente sabor cuando le agregamos azúcar refinada.

Sino, ¿qué sería de los deliciosos panecillos, pasteles, merengues, frutas en almíbar y demás gustos culposos?

No obstante, en la última década, la ciencia se ha encargado de demostrarnos los daños que el azúcar produce en nuestro cuerpo: enfermedades cardíacas, obesidad, diabetes, adicciones, y sólo por mencionar algunos.

Según esos investigadores, estos son resultados de estudios que se realizaron últimamente. Pero desde hace 40 años se sabían ya las consecuencias negativas de la sacarosa, sin embargo se optó por evadir ese conocimiento y a su investigador.

En 1972, John Yudkin, fundador del departamento de nutrición del Colegio Queen Elizabeth, de la Universidad de Londres, publicó su libro: “Azúcar: pura, blanca y mortal”, en el cual mencionaba los efectos nocivos de la sacarosa. No fue bien recibido por el público científico ni por la industria de la alimentación.

Fue realmente una buena combinación. Bombardearon la credibilidad del profesionalismo de Yudkin y aumentaron el uso del azúcar en los alimentos.

¿Cómo lo lograron?

De acuerdo con el profesor endocrinólogo Robert Lustig, de la Universidad de California, el ataque masivo al trabajo de Yudkin fue un plan casi maquiavélico.

Con un video en YouTube que dura 90 minutos y con más de 4 millones de visitas, y un libro llamado: “Azúcar: la amarga verdad”, Lustig explica que todo comenzó en la década de los sesenta, cuando los nutricionistas de diversos laboratorios universitarios alrededor de EE.UU. y Europa occidental trataron de escarbar por qué hubo un incremento alarmante en enfermedades cardíacas en las personas.

La respuesta era sencilla: el culpable era el alto nivel de grasa en la comida.

Fue entonces que se declaró la guerra a la grasa.

Se recomendó que, para todas aquellas personas víctimas de enfermedades cardíacas, empezaran a ajustar su dieta a una más ligera, a una “dieta mediterránea”.

Era una oportunidad perfecta para la industria de la comida. En vez de tratar responsablemente la situación, el mercado mostró entusiastamente productos “saludables” y bajos en grasa (con muchos endulzantes).

Como era de esperarse, los alimentos se popularizaron de la noche a la mañana. Por consiguiente, al inicio de los setenta, todo supermercado estaba atascado de yogurts, postres y golosinas bajos en grasa.

Ante toda esta pulsión histérica, hubo una voz que se opuso: John Yudkin.

A lo largo de sus experimentos, él encontró que, más allá de culpar a la grasa, había una fuerte correlación entre las enfermedades cardíacas y el elevado consumo de azúcar; además que fue él quien descubrió la conexión entre los altos niveles de insulina (por ende de diabetes tipo dos) y la sacarosa. Incluso llegó a escribir:

“Si tan sólo una pequeña fracción de lo que conocemos acerca de los efectos del azúcar fuera revelado en relación a cualquier otro material usado como aditivo alimenticio, ese material se prohibiría de inmediato.”

Por supuesto que esta condenación al azúcar no era algo que la industria de la comida quería escuchar.

No cuando estaban en la cima de las ventas de productos bajos en grasa.

Se trataba de una investigación incómoda que desarmonizaba su escenario perfecto de negocios.
En consecuencia, patrocinadores (como Coca Cola) y algunos científicos comenzaron a desacreditar tanto la imagen como el trabajo de Yudkin: consideraron públicamente que su trabajo eran “aserciones emocionales”, “pura ciencia ficción”, “sólo asunciones sin explicaciones científicas”; dejó de ser invitado a conferencias internacionales o le cancelaban al último minuto; incluso el Colegio Queen Elizabeth retiró su promesa en que le permitían al profesor utilizar sus instalaciones para continuar investigando después de su jubilación.
Sólo después de que el abogado de Yudkin envió una carta al colegio, se le ofreció un cuarto pequeño en un edificio aparte.

Al final de la década de los setenta, pocos científicos se atrevieron a publicar resultados similares a los de Yudkin, por miedo a ser presas fáciles como el profesor. El resultado: los productos bajos en grasa (con altos niveles de azúcar) preservaron su omnipresencia en el mercado. El profesor endocrinólogo Robert Lustig comenta que “eso nos ayuda a comprender cómo un concepto puede ser bastardizado por el lado oscuro de la industria.”


¿Qué nos cuenta “Azúcar: pura, blanca y mortal” en 1972?

De acuerdo con el libro del profesor Yudkin, el azúcar no sólo engorda y provoca caries, sino que también puede causar otras enfermedades crónicas como: cáncer, Alzheimer, diabetes y del corazón. Además, es un elemento adictivo, que interfiere con el apetito creando una urgencia casi irresistible a seguir comiendo.

¿Qué podemos hacer entonces?

Desde hace 40 años, los índices de obesidad y diabetes han incrementado hasta diez veces en conjunto con el consumo del azúcar. La mayoría de las veces no nos damos cuenta que la comemos, cuando en realidad se encuentra oculta en alimentos procesados, jugos de las tienditas, yogurts, etc. .

No obstante, el doctor Julian Cooper, investigador en A B Sugar, insiste que realmente el incremento en la incidencia de las enfermedades son el resultado de una mezcla de factores complejos. Muchas personas huyen del azúcar, y cuando eso sucede las compañías se ajustan a lo que el cliente demanda.

Es una vergüenza que una advertencia que pudo haber sido tomada en cuenta hace 40 años, fue ignorada: la ciencia está regresando desastrosamente a desechar los conocimientos de Yudkin.
Eso fue para el daño en la salud de millones de personas.

En consecuencia, es importante tener en consideración que una vida saludable es el conjunto de muchos factores.

Puede utilizar alternativas al azúcar de casa; stevia para endulzar el té de las mañanas, azúcar de caña integral para el café, entre otras opciones. Es cosa de dejar volar la imaginación.


miércoles, 24 de junio de 2015

La importancia de una alimentación sana y libre de sustancias tóxicas – Suzanne Powell



Aprender a comer de forma consciente, combinando correctamente los alimentos ( dieta disociada ), en equilibrio yin-yang, para conseguir una digestión óptima, una evacuación eficaz y una desintoxicación contínua. De esta forma se puede mantener la línea y la salud. Aprender la importancia de alcalinizar el organismo para evitar enfermedades y recaídas. Cómo prevenir y tratar el cáncer de una manera complementaría o alternativa con la terapia holística. Conocer los alimentos más adecuados para una buena alimentación y aplicar buenos hábitos, de forma sencilla y práctica. La importancia de salir de la ignorancia alimenticia y re-educar. Zen como camino para el despertar de la consciencia, equilibrio y alimento para el alma….mente en paz, cuerpo en paz, espíritú en paz.

SUZANNE POWELL

Especialista en nutrición y medicina ortomolecular; Conferenciante sobre temas de salud física, mental y de crecimiento personal – espiritual.

Científicos identifican un nuevo culpable del cáncer de colon

Un estudio publicado en la revista 'Genome Medicine' indica que el microbioma intestinal desempeña un papel activo en la progresión de esta enfermedad

EDUARDO SAN BERNARDO

Cambios en las bacterias intestinales de los pacientes con cáncer de colon indican que algunas bacterias virulentas podrían estar vinculadas a la progresión de la enfermedad, según un estudio publicado en la revista de acceso abierto 'Genome Medicine'.

Los hallazgos podrían eventualmente ser utilizados para identificar una forma virulenta en estos tipos de cáncer y ayudar a los médicos a predecir cómo los cambios en las bacterias de los intestinos de los pacientes podrían afectar a su pronóstico.

Se cree que el microbioma intestinal humano, la colección de microorganismos, sus genomas y el hábitat que contribuye a mantener un intestino sano, desempeña un papel activo en la progresión del cáncer de colon. Estudios anteriores han demostrado que los cambios en la comunidad bacteriana se producen en el microbioma intestinal de pacientes con cáncer de colon, con tumores que albergan mayor diversidad bacteriana y una abundancia de bacterias patógenas en comparación con el tejido sano circundante.

Aunque los investigadores han descubierto una variedad de bacterias potencialmente patógenas asociadas con el cáncer de colon, se ha hecho poco para determinar si hay una sola firma que podría unificar sus hallazgos. El autor principal de este trabajo, Michael Burns, de laUniversidad de Minnesota, en Estados Unidos, explica: «Fue sorprendente que los resultados fueran tan claros. Pudimos identificar claramente la presencia de dos cepas virulentas de bacterias, incluyendo el descubrimiento de un nuevo culpable potencial, 'Providencia'».

«Esto tiene implicaciones obvias para los pacientes con cáncer de colon y mediante el análisis de las similitudes entre estos patógenos, hemos descubierto una sola marca del cáncer de colon al analizar el microbioma intestinal que podría ayudar a los investigadores a identificar estos tipos de cáncer en el futuro».

Un primer estudio

Éste fue el primer estudio en centrarse en el potencial patogénico de losgenes bacterianos presentes en el 'microambiente tumoral' del cáncer de colon, el medio ambiente circundante de los vasos sanguíneos, las células inmunes y otras células. Se predijeron los genes de los microbiomas intestinales en 44 tumores primario y 44 tejidos de colon normales para analizar la función microbiana general.

El equipo en el laboratorio de Ran Blekhman detectó cambios en la abundancia de bacterias útiles, inocuas y patógenos, incluyendo 'Fusobacterium' y 'Providencia'. Previamente, se ha implicado 'Fusobacterium' como un grupo de bacterias causante de cáncer, pero ésta es la primera vez que se ha relacionado 'Providencia' con el cáncer de colon.

El análisis de los principales cambios que se producen en el microbioma intestinal podría ayudar a los investigadores a determinar el papel que juegan las bacterias particulares e identificar los actores clave. Además, demostrar que los genes microbianos predichos presentes en el tejido de cáncer de colon se enriquecen para sus funciones de virulencia, podría ser útil para los médicos para descubrir qué cambios bacterianos en el intestino son saludables para el paciente.

En esta etapa, la investigación no puede determinar una relación causal definida entre especies 'Providencia' y cáncer de colon. Aunque los métodos del estudio son robustos para el análisis de muestras del intestino humano, se necesita más análisis para evaluar las interacciones entre las bacterias intestinales y la progresión y el desarrollo de cáncer de colon.

europa press / madrid
DÍA 24/06/2015 - 13.36H
http://www.abc.es/salud/noticias/20150624/abci-hallazgo-cancer-colon-201506231717.html

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...