viernes, 8 de enero de 2016

7 motivos para transformar tu patio, jardín o terraza en un huerto urbano

Si todavía no estas seguro sobre aprovechar los espacios como el patio, el jardín o la terraza en una zona para producir alimentos de forma ecológica. Aquí les dejo siete razones para convertirse en un agricultor urbano o un simple aficionado a la jardinería.

Los céspedes y los patios consumen mucha agua.

Mantener el césped siempre verde o el patio trasero limpio requiere gran cantidad de agua limpia que termina siendo gastada sin muchos beneficios y en tiempos en el que esta es cada vez más escasa es un verdadero desperdicio. La misma cantidad de agua puede usarse para el riego y lograr cosechar alimentos algo mucho más importante que su uso para mantener el patio o la acera limpia.

Mejorar la salud.

Cuando uno planta su propio alimento, su relación con la comida se convierte en algo totalmente diferente. Cosechar nuestros propios alimentos es lo más saludable, sin duda consumiremos más vegetales y valoraremos más las opciones naturales. además al cultivar de forma orgánica evitamos los pesticidas que tanto abundan en los vegetales que compramos en los supermercados.

Un paquete de semillas es muy barato y puede brotar cientos de plantas. Planta en casa es una buena opción para ahorrar tiempo a comer, después de todo, ser autosuficiente en alimentos significa no tener que preocuparse por el precio de la mayor parte de los alimentos en los supermercados.

Ahorrar recursos.

El agua no es el único recurso utilizado en el mantenimiento de un césped. Para mantenerlos siempre verde y hermoso es necesario gastar energía, fertilizantes, combustible utilizado en las máquinas para cortar la hierba, y sobre todo tiempo.

Desarrollar la comunidad local.

Al cultivar tus alimento suele sobrar una parte la cual se puede intercambiar, comprar y vender alimentos con tus vecinos. Esta práctica acaba por fomentar el desarrollo económico y hasta puede que de esto se creen empresas y cooperativas entre vecinos. Poder comprar e intercambiar comida con los vecinos que ahorra tiempo, dinero y energía, mientras que se rescata el sentido de comunidad y se potencia la ayuda mutua entre los vecinos.

Mejora la eficiencia de la producción de alimentos y el uso de la tierra.

La agricultura a gran escala tiene muchos factores negativos. La pérdida de la fertilidad del suelo, la pérdida de biodiversidad, el uso de fertilizantes y pesticidas a gran escala entre otros tantos factores. En cambio cultivar alimentos en tu patio trasero, ayuda a preservar el suelo, reduce la trayectoria recorrida por los alimentos desde el productor hasta el consumidor final, fomenta la creación de tiendas y productores independientes, disminuye la cantidad de envases desechados y mucho más.

Saber dónde provienen sus alimentos.

Producir tus propios alimentos en tu hogar es una de las pocas maneras de estar seguro sobre el origen y el cuidado que tiene tus alimentos en cada etapa de producción, desde la siembra hasta el consumo de alimentos.

Ecocosas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...