domingo, 12 de febrero de 2017

8 consecuencias que puedes sufrir por no quitar el maquillaje de tu piel

Si no retiramos el maquillaje impedimos que la piel se oxigene de forma adecuada y además de exponernos al envejecimiento prematuro podemos desarrollar granitos e imperfecciones

El maquillaje es uno de los aliados de la belleza femenina y, de hecho, la mayoría lo utiliza en su rutina diaria de cuidado personal.

Los cosméticos ayudan a lucir una piel más tersa y, dado que resaltan los rasgos del rostro, son útiles para lucir más atractivas y hermosas.

El problema es que, tras una larga jornada laboral, una fiesta o muchas otras actividades, algunas sienten pereza de remover los restos que quedan en el cutis.



Así, sin saber cuán dañino es, van a descansar con todo puesto.

En un principio parece un acto inofensivo, ya que no hay señales negativas evidentes; sin embargo, con el paso de los días, se desarrollan algunas alteraciones que, incluso, conducen al envejecimiento prematuro.

Debido a esto, es primordial entender la importancia de desmaquillarse cada noche y conocer cuáles son las consecuencias de ignorar este hábito.

En esta oportunidad hemos recopilado 8 cosas negativas que pueden generarse en la piel cuando no se le brinda este tipo de cuidados.

1. Piel seca

La sequedad en la piel es una de las primeras consecuencias que se padecen debido a la mala costumbre de dormir con maquillaje.

Los restos de los cosméticos, sumados a las impurezas que se adhieren a la piel durante la jornada, afectan la producción natural de aceites y reducen la capacidad de humectación natural.

Con los días, es común sentir el rostro áspero y con una leve acumulación de células muertas.

2. Pérdida de brillo natural

Mientras que muchas procuran evitar el brillo por una producción excesiva de grasa, la mayoría quiere conservar el brillo natural que ayuda a lucir la piel joven.

Sin embargo, producto de los efectos negativos del maquillaje, las células muertas comienzan a acumularse en la superficie y ese tono saludable disminuye de manera notoria.

Esto se debe a que los poros se obstruyen y se presentan una serie de dificultades en su proceso de oxigenación.

3. Inflamación

La acumulación de las sustancias químicas del maquillaje, las toxinas del ambiente y la suciedad alteran los procesos inflamatorios de los tejidos cutáneos.

Al mismo tiempo ocasionan síntomas como el picor, la sensación de ardor y el enrojecimiento facial.

No es de extrañar que tras dormir con el maquillaje puesto se generen reacciones alérgicas difíciles de tratar.

4. Acné y puntos negros

Los restos de los cosméticos se unen a las partículas de polvo y grasa que se quedan en la superficie de la piel, obstruyen los poros y generan antiestéticos comedones y puntos negros.

Dado que los aceites naturales se retienen, el cutis tiende a inflamarse y queda susceptible de desarrollar acné y otros trastornos cutáneos.

Incluso, por las dificultades que ocasiona en el proceso de oxigenación y limpieza natural, se distingue como una de las causas más habituales de este problema estético.

5. Labios secos y agrietados

La delicada piel de los labios es bastante sensible y requiere de múltiples cuidados para mantenerse saludable y libre de imperfecciones.

Al dejarla con el maquillaje puesto, las células pierden su capacidad para regenerarse y se produce una acumulación de piel muerta que los hace lucir secos.

Con los días, esto aumenta el riesgo de infecciones labiales, agrietamiento y otras condiciones que los afectan tanto a nivel estético como en salud.

6. Caída de las pestañas y las cejas

Las pestañas y las cejas también sufren graves consecuencias cuando no se les retira el rímel o los productos utilizados para resaltarlas.

Los químicos de estos cosméticos impiden que se oxigenen con normalidad. Como resultado se ralentiza su proceso de crecimiento y deriva en problemas de caída excesiva.

La debilidad, el quiebre y la falta de crecimiento pueden ser el resultado de no desmaquillarlas todas las noches.

7. Arrugas prematuras

Los contaminantes que se van quedando retenidos en la piel por esta mala costumbre penetran a través de los poros y ocasionan un deterioro prematuro del colágeno y la elastina.

Esto aumenta la flacidez y conduce al desarrollo de arrugas finas, líneas de expresión y otros signos de la edad que se consideran problemas estéticos.

8. Aparición de orzuelos

Ir a dormir con el rímel o el lápiz delineador puesto puede provocar obstrucción de los folículos pilosos en los párpados, y derivar en trastornos como los incómodosorzuelos.

Esta condición se caracteriza por la inflamación y formación de pequeñas protuberancias, las cuales pueden llegar a ser dolorosas y molestas para la vista.

Como acabas de notar, aunque el maquillaje es de gran ayuda para lucir hermosas, también puede causar reacciones indeseadas si no se retira de forma correcta.

Procura adoptar el hábito de retirarlo a diario, ya sea con leches limpiadoras o productos desmaquillantes de origen natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...