miércoles, 17 de mayo de 2017

La Comisión Europea investiga la especulación con el precio de fármacos contra el cáncer

La Comisión Europea está investigando las prácticas de la compañía farmacéutica Aspen Pharma. En concreto estudia cómo se ha producido un incremento notable del precio de cinco medicamentos que se usan contra el cáncer. Este es otro caso claro de especulación con elprecio de los medicamentos.

Las pesquisas se centran en medicamentos que contienen los principios activosclorambucil, melfalán, mercaptopurina, tioguanina y busulfán, todos ellos utilizados para combatir tumores hematológicos como la leucemia.

Aspen fue condenada en 2016 por la autoridad de Competencia de Italia por especular con el precio de medicamentos contra el cáncer.



La multa ascendió a cinco millones de euros por incrementos exagerados en los precios de ese tipo de fármacos. 

El “castigo” fue posible porque la Organización de consumidoresAltroconsumo puso una demanda. Según cuenta desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de España:


La estrategia de negociación que adoptó la farmacéutica Aspen en Italia fue tan agresiva que llegó a amenazar a la agencia italiana de medicamentos (AIFA) con interrumpir el suministro si no se aceptaban sus incrementos de precio (entre un 300% y un 1500%) sin proporcionalidad ni causa justificada”.

Lo que Comisión Europea investiga ahora es si este laboratorio ha abusado de su posición dominante en el mercado violando las normas anticompetencia de la Unión Europea. BEUC, la organización de consumidores europea de la que OCU forma parte, ya solicitó el pasado año que se investigaran las prácticas poco éticas de la industria en los incrementos abusivos de los precios de los medicamentos cuyas patentes han caducado.

La investigación abierta por Bruselas afecta a todos los países miembros del Área Económica Europea (AEE), con la sola excepción de Italia, donde ya se ha hecho el trabajo.

En España también hubo problemas de suministro de algunos medicamentos que comenzaron a importarse como medicamento extranjero. Ante esta situación, OCU pidió explicaciones alMinisterio de Sanidad sin recibir respuesta.

Lo que sí sucedió es que la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia) abrió el pasado mes de febrero un expediente sancionador a la farmacéutica Aspen por posibles prácticas abusivas, lo que demuestra que había indicios para actuar. En 2013, la empresa solicitó a la Agencia Española de Medicamentos una subida de precios de algunos de sus fármacos para el cáncer.

Coincidiendo con esas negociaciones, se produjo un desabastecimiento en las farmacias que se prolongó durante meses hasta que, en abril de 2014, cesó la comercialización de esos medicamentos.

Se sospecha que se ha provocado undesabastecimiento deliberado del mercado nacional con el fin de eludir el precio intervenido aplicable en el mercado español e importar los medicamentos de otros países europeos imponiendo los precios determinados por la propia farmacéutica Aspen.

No está claro si hoy en España las personas enfermas están accediendo sin problemas a esos medicamentos contra el cáncer y si se hace en condiciones de igualdad en todas las comunidades autónomas. Tal es el panorama. Algo no funciona o lo hace de manera mafiosa cuando se pactan unos precios por unos tratamientos y luego estén importándose esos mismos productos para venderlos en nuestro país a un precio mucho mayor.

Aspen es una empresa sudafricana que adquirió los derechos de esos medicamentos a la británica GlaxoSmithKline en 2009, después de que expirara la patente, y está bajo la lupa por su voracidad a la hora de sacar provecho de su inversión. Su política parece clara: comprar barato para vender lo más caro posible amenazando con desabastecimiento de sus tratamientos (parece que los enfermos le preocupan muy poco) si no se aceptan sus condiciones económicas.

En Europa, Aspen dirige sus negocios desde Dublín, capital de(Irlanda, que atrae a las grandes empresas por sus benévolas condiciones fiscales lo que gigantes farmacéuticos como Pfizer han aprovechado en los últimos años.

El afán especulativo de Aspen es evidente. El periódico británico The Times ha publicado que, el precio en Inglaterra y Gales del busulfán, ya citado, pasó en 2013 de 5,20 libras a 65,22, (casi trece veces más caro). En el caso del clorambucil, el incremento de su precio es de 8,36 a 40,51 libras.

Como apuntábamos en agosto de 2016, la especulación con el precio de los medicamentos apunta a los fármacos genéricos. Es una práctica global y poníamos como ejemplo lo que sucede en Estados Unidos con EpiPen (epinefrina), una inyección para afectados por una reacción alérgica severa. El precio se disparó de unos 100 dólares que costaba en 2009 a los más de 600.

Y todo esto suponiendo, que es mucho suponer, que el lote de fármacos por el que se investiga a la empresa sudafricana sea eficaz y seguro. Que lo mismo nos estamos centrando en la especulación financiera sin preocuparnos demasiado de otros aspectos importantes.

Por Miguel Jara  17 de mayo de 2017
http://www.migueljara.com/2017/05/17/la-comision-europea-investiga-la-especulacion-con-el-precio-de-farmacos-contra-el-cancer/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...