jueves, 1 de junio de 2017

9 trucos que te ayudarán a mantener tus alimentos frescos por más tiempo

Aprender a almacenar nuestros alimentos de manera correcta nos permitirá prolongar su conservación. Así evitaremos que se descompongan antes de tiempo y evitaremos desperdiciar los productos frescos

Cuando adquirimos alimentos en el mercado buscamos almacenarlos de la mejor forma para que no se echen a perder antes de tiempo.

Si bien algunos duran en perfectas condiciones aunque pasen varias semanas, otros tienden a descomponerse rápidamente cuando no se les brinda un trato adecuado.

El problema es que no siempre tenemos cautela al manipularlos y, en pocos días, nos damos cuenta de que ya no son aptos para el consumo.



Por esta razón es bueno conocer algunos trucos de conservación que resultan útiles para mantenerlos frescos por más tiempo, y evitar así su desperdicio.

En el siguiente espacio queremos revelar los 9 mejores para que empieces a aplicarlos a partir de ahora.

¡Apunta!

1. Congela la leche

¿Compraste demasiada leche y aún no has podido gastarla? ¡No dejes que se ponga mala!

Si no quieres preparar otras recetas con leche, viértela en un recipiente limpio y congélala siguiendo estas reglas:

Congela solo leche fresca.

Si la vas a conservar en su caja original, retira una pequeña cantidad, ya que su tamaño aumentará al congelarse.
Evita almacenarla por más de 6 semanas.

2. Envuelve la lechuga en papel

Las hojas de lechuga que tienden a descomponerse con facilidad se pueden conservar por más tiempo cuando se envuelven en papel.

Para ello, podemos aprovechar hojas de periódico o similares. Este material ayuda a absorber la humedad y evita que los hongos y bacterias se proliferen.

3. Usa papel film para conservar tus bananas

Las bananas son uno de los alimentos que suelen dañarse con facilidad, ya que se maduran rápido y su textura cambia de inmediato.

Si quieres que se conserven en buenas condiciones por más días, toma un poco de papel film y cubre la parte donde se une el racimo.

Sin embargo, si es demasiado tarde y ya se han madurado, toma la pulpa y congélala para disfrutarla en batidos y tortas.

4. Almacena tus salsas en bolsas herméticas

Para no tirar los restos de salsa casera que preparas para tus platos, adquiere varias bolsas con sello hermético y almacénala en el congelador.

Esta técnica ayudará a mantener el alimento en buen estado y, luego, la podrás añadir en guisos, sopas y todos los platillos que desees.

5. Pon tus cebollitas en un vaso de agua

Los cebollines verdes se conservan más frescos cuando se limpian bien y se almacenan en un vaso o recipiente con agua.

Córtales las hojas que no necesitas, retírales los restos de tierra y sumérgelos. Pueden durar hasta por dos semanas.

6. Introduce las hierbas frescas en un frasco de vidrio

Para que las hierbas frescas se conserven así por más tiempo, limpia bien un frasco de vidrio, y asegúrate de que su interior no quede húmedo.
Corta las hierbas finamente e introdúcelas en su interior.
De este modo no se echarán a perder ni les cambiará su aroma o textura.

7. Conserva los aguacates con la ayuda de una cebolla

Si bien lo más recomendable es comer los aguacates cuando se maduran, existe un simple truco que ayuda a conservarlos cuando no se quieren ingerir de inmediato.

Para ello, bastará con poner el fruto en un recipiente hermético y acompañarlo con una cebolla partida por la mitad.

8. Pon la miel en frascos de vidrio

¿Sabías que la miel de abejas no tiene fecha de vencimiento? Dado que sus componentes la mantienen fresca y libre de microorganismos, la miel es uno de los alimentos que pueden almacenarse por años sin que pierda sus propiedades.
El problema ocurre cuando no se trata de la manera adecuada (por ejemplo, guardándola dentro del refrigerador).
Las bajas temperaturas tienden a cristalizarla y, luego, es difícil extraerla para darle uso.
Por otro lado no se aconseja usar recipientes de aluminio u otros metales, ya que puede oxidarla y cambiar su sabor.
Lo mejor es introducirla en frascos de vidrio herméticos y dejarla a temperatura ambiente.

9. Mantén las manzanas en el refrigerador

Las manzanas son una de las frutas que suelen durar varias semanas sin presentar cambios en su sabor, olor o textura.

No obstante, se pueden almacenar hasta por meses cuando se introducen en el refrigerador.

Lo importante es dejar un poco de espacio entre una manzana y otra (por ejemplo, con papel periódico). Y es que, si por alguna razón, alguna se descompone, pueden dañar las otras.

¿Quieres prolongar la frescura de tus alimentos? Ten en cuenta todos los trucos mencionados y comprueba por ti misma que son ideales para mantenerlos en buen estado aunque pase el tiempo.

https://mejorconsalud.com/9-trucos-te-ayudaran-mantener-tus-alimentos-frescos-mas-tiempo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...