viernes, 4 de agosto de 2017

La paradoja de las plantas: los peligros ocultos en los alimentos 'saludables' que causan enfermedades y aumento de peso

¿Lleva una alimentación saludable y completa, pero aún tiene problemas de aumento de peso y en su salud? Parte del problema podría estar relacionado con las lectinas. 

© Desconocido

El Dr. Steven Gundry,1 autor de "The Plant Paradox: The Hidden Dangers in 'Healthy' Foods That Cause Disease and Weight Gain" (La Paradoja de las Plantas: Los Peligros Ocultos en los Alimentos 'Saludables' Que Causan Enfermedades y Aumento de Peso), tiene un argumento sólido sobre llevar una alimentación libre de lectinas. 

Si bien, Gundry se capacitó como cirujano cardiotoráxico, actualmente, se especializa en el tratamiento holístico de pacientes, al enfocarse en los alimentos. Durante los últimos 17 años, fue director del Instituto Internacional del Corazón y Pulmón, y Centro de Medicina Regenerativa. 



Antes de eso, fue clínico asociado de los Institutos Nacionales de Salud, donde inventó dispositivos que revirtieron la muerte celular relacionada con ataques cardíacos agudos. 

También, fue profesor de cirugía y pediatría en la Facultad de Medicina de Loma Linda y Presidente del Departamento de Cirugía Cardiotoráxica del Centro Médico de la Universidad de Loma. Yo leo casi 150 libros por año, donde la mayoría de ellos se relacionan con la salud. 

Podría leer muchos de estos libros en menos de una hora, porque dicen lo mismo. Pero en el caso del libro de Gundry, este es todo lo contrario. Es un excelente recurso lleno de información novedosa. 

¿Qué son las lectinas? 

Desde un punto de vista evolutivo, cualquier criatura--incluidas las plantas--tiene la imperativa necesidad interna de crecer, desarrollarse y propagarse. Debido a que las plantas se encuentran enraizadas en el suelo, no podrían escapar de un insecto depredador. 

En cambio, las plantas utilizan la química como autodefensa. Uno de los sistemas de autodefensa del reino vegetal son las lectinas--que no deben confundirse con las lecitinas o leptinas. 

Las lectinas son proteínas vegetales, a veces llamadas proteínas pegajosas o proteínas que unen a la glucosa, porque buscan y se unen a ciertas moléculas de azúcar en la superficie de las células. Existen muchos tipos de lectinas, y la principal diferencia entre ellas es el tipo de azúcar que prefiere y al que se une cada una de ellas. 

Algunas--incluyendo a la aglutinina del germen de trigo (WGA, por sus siglas en inglés), que se encuentra en el trigo y otras semillas de la familia de las gramíneas--se unen a los puntos receptores específicos en las células de la mucosa intestinal e interfieren con la absorción de nutrientes a través de su pared intestinal. 

Como tal, actúan como "antinutrientes", y podrían tener un efecto perjudicial sobre el microbioma intestinal al cambiar el equilibrio del microbioma bacterial--un típico precursor del intestino permeable.
"Es como si jaquearan nuestro sistema de comunicación, o al sistema de comunicación de cualquier depredador", dice Gundry. 

Por ejemplo, en el caso de los insectos, estos atacan a un azúcar llamado ácido siálico que, entre otras cosas, se asienta entre las terminaciones de los nervios. Un nervio se comunica con otro nervio a través de la acetilcolina que salta a través de ese espacio. 

El ácido siálico permite que eso suceda. Las lectinas se unen al ácido siálico, y por lo tanto, interrumpen la transmisión nerviosa. Si lo analiza, paralizar un insecto es un gran sistema de defensa porque si el insecto no puede moverse, ¡bingo! ha resuelto el problema. 

Una de las cosas que he aprendido a través de los años--gracias a mis pacientes--es que, para una planta, solo somos un insecto gigante. 

Lo que podría sucederle a un insecto casi instantáneamente, al comer algunas lectinas vegetales, podría tomar años para que pudiera manifestarse en nosotros--quienes somos insectos gigantes. Podría manifestarse como una neuropatía, niebla cerebral, artritis o enfermedad cardíaca. 

Pero cuanto más hago esto, más convencido estoy de que casi todos los procesos de enfermedad... podrían rastrearse hasta... las lectinas de origen vegetal. 

Esa es una larga e interminable explicación de cómo a las plantas no les agradamos. Ellas no quieren ser comidas en lo absoluto. Han tenido 400 millones de años para trabajar en los sistemas de defensa-desde hace mucho tiempo".El rol del microbioma 

Una de las cuestiones que me llamó la atención sobre el enfoque de Gundry es que se enfoca en las mitocondrias y al microbioma, los cuales son vitales para tener una óptima salud. 

Pocos médicos, incluso los que pertenecen al campo de la medicina integrativa, entienden completamente la importancia de la función mitocondrial, pero ciertamente, Gundry si lo hace. Y si bien, el genoma humano ha recibido la mayoría de la atención científica, en realidad, el genoma bacteriano del microbioma es mucho más importante. Como señaló Gundry:
"Considero que, nuestro microbioma es nuestro sistema de alerta temprana, porque alrededor del 99 % de todos los genes que lo componen [el cuerpo humano] ​​en realidad no son humanos, sino bacterianos, virales y fúngicos... [de los cuales] hemos obtenido la mayor parte de la información sobre la interacción con nuestro entorno... porque el microbioma es capaz de cambiar casi instantáneamente y hacer el procesamiento de información que, en realidad, no tenemos la capacidad de hacer. 

Apenas empezamos a comprender... que el microbioma no solo es la forma en que interactuamos con los materiales de origen vegetal... tales como las lectinas; sino que, probablemente aún sea más importante que nuestro microbioma le enseñe a nuestro sistema inmunológico si un compuesto vegetal particular es un amigo o enemigo [basado en] cuánto tiempo hemos conocido a ese compuesto vegetal. 

Hay lectinas por todos lados. Pero cuanto mayor tiempo hemos interactuado con las lectinas y cuanto mayor tiempo nuestro microbioma ha interactuado con ellas, más instrucciones le da nuestro microbioma a nuestro sistema inmunológico, 'Hey, chicos, esto es genial. 

Hemos conocido a estos chicos por 40 millones de años. Relájense. Si duele, pero podemos manejarlo'. 

Desde una perspectiva evolutiva, si nos fijamos en los alimentos modernos-digamos, los granos y legumbres, con los que empezamos a interactuar hace 10 000 años, que es un parpadeo en el tiempo--nuestro microbioma [los considera] sustancias extrañas... [No] existen datos de la velocidad con la que han evolucionado las lectinas".La importancia de la función mitocondrial 

Con respecto a las mitocondrias, "La flexibilidad mitocondrial es una de esas cuestiones únicas que nos hacen humanos", dice Gundry, al comparar a la raza humana con un "simio que almacena grasas". 

Tanto como si se atribuye, o no, a la teoría evolutiva, los humanos y los simios tienen muchas similitudes genéticas, pero la capacidad de almacenar grasas es una característica humana única. Ningún otro gran simio podría hacer eso. 

Los chimpancés, gorilas y orangutanes tienen 3 % de grasa corporal. Pocos humanos podrían lograr ese bajo porcentaje de grasa corporal, a menos que estuviéramos cerca de la muerte por inanición.
"La razón por la que estamos diseñados para [almacenar la grasa es para] ser capaces de acceder a las grasas como combustible", dice Gundry. 

"La razón por la cual [los humanos] son capaces de asumir el control de todo lo que nos rodea... [es] porque podemos hacer y detener los ciclos, mientras nuestras mitocondrias utilizan las grasas o glucosa como combustible... incluso en 24 horas. 

[La mayoría de las personas] ya no tienen esa flexibilidad metabólica porque hemos estado constantemente bombardeando nuestras mitocondrias con una sobrecarga de glucosa como combustible, y considero que, realmente esa es una causa subyacente de la mayoría de los procesos de enfermedad".Cómo el ayuno intermitente aumenta la flexibilidad mitocondrial 

Una de las estrategias que Gundry recomienda y utiliza para mejorar su propia flexibilidad metabólica es el ayuno intermitente. 

Durante casi una década, ha ayunado durante 22 horas al día, cinco días a la semana, desde enero hasta el 1 de junio, lo que significa que consume todas sus calorías durante el día, en el rango de dos horas. Los fines de semana come el almuerzo y la cena.
"Yo no como el desayuno, ni el almuerzo. Consumo mis calorías entre las 6 y las 8 de la noche. Lo hago porque mi esposa y yo estamos en casa en ese momento. Realmente sería más inteligente que yo [comería] más temprano durante el día, pero, ya sabe que uno tiene que ser práctico de una manera u otra... 

En verano, bebo un smoothie con aceite MCT, medio aguacate, un poco de lechuga romana, espinacas, medio limón y un poco de vainilla o Stevia. Y posteriormente, no consumo el almuerzo. En la cena, como el mismo tipo de alimentos, trato de acumular todas mis calorías entre las 6 y las 8 de la noche... 

[El 1 de junio], terminé mi ayuno de invierno. Ahora, ¿Por qué hago eso? [Históricamente], los alimentos eran una cosa rara de encontrar [durante el invierno]. Una vez más, nuestra ventaja metabólica es que somos realmente buenos en el proceso de inanición. Eso es lo que nos permitió sobrevivir. 

Sabemos que durante la escasez de alimentos, no solo tuvimos una revolución mitocondrial, sino que lo más importante es que todo nuestro sistema inmunológico y monitoreo genético, básicamente, dice: "Mira, los tiempos son difíciles. 

No sabemos cuándo tendremos un próximo suministro de alimentos adecuado. Tenemos que sobrevivir al próximo período. Vamos a observar cada célula de nuestro cuerpo. Vamos a analizar si en realidad viven de ellos mismos. 

¿Son anormales? ¿Acaso no son muy eficientes en el consumo de combustible? Vamos a eliminar eso. Vamos a crear una apoptosis hasta que estas células se suiciden. Es como si estuviéramos en un globo de aire caliente y nos dirigiéramos hacia la montaña y fuéramos a chocar, tenemos que empezar a tirar cosas por la borda para estar más ligeros. 

Creo que es un principio fundamental que hemos conocido durante varios años y que ciertamente he predicado durante mucho tiempo. 

Cuanto más entendemos que así es como ocurre el envejecimiento exitoso y estudiamos a los agresores exitosos, una de las cuestiones fascinantes--sobre todo en un modelo animal--es que este ayuno intermitente y desafiante [para sus mitocondrias], es la forma de hacerlo".Aunque solía hacer ayunos intermitentes de 14 a 16 horas, porque sentía que era prudente aumentar las reservas de glucógeno antes de hacer un entrenamiento de fuerza, he comprendido que eso no es cierto. 

De hecho, es contraproducente, ya que los carbohidratos que se obtienen después del entrenamiento de fuerza podrían aumentar los niveles de insulina y disminuir la respuesta de IGF-1 y del estímulo anabólico. Así que, ahora, ayuno de 18 a 20 horas al día y realizo todo mi entrenamiento de fuerza en un estado de ayuno. 

Eso podría sonar problemático, pero puedo asegurarle, con confianza y por experiencia personal que, una vez que se adapta a las grasas, no tendrá antojos. 

Además, recientemente entrevisté al Dr. Dale Bredesen, que escribió el libro "The End of Alzheimer's: The First Program to Prevent and Reverse Cogntive Decline" (El Fin del Alzheimer: El Primer Programa para Prevenir y Revertir el Deterioro Cognitivo), en el cual expone como ApoE4 es un factor de riesgo genético para la enfermedad de Alzheimer, pero SOLO si no realiza un ayuno intermitente. Si lo hace, lo más probable es que disminuya su riesgo de esta enfermedad, ya que su función biológica es permitirnos tener períodos más largos sin consumir alimentos. 

La importancia de ciclo cetogénico 

Además, Gundry entiende la importancia de realizar y detener el ciclo de la cetosis nutricional. Aunque su cuerpo aun quema azúcar como su combustible principal, debe ser bastante estricto acerca de no sobrepasar su asignación de carbohidratos netos. 

Pero una vez que su cuerpo haya recuperado la flexibilidad metabólica para quemar grasas, realmente es importante realizar y pausar los ciclos continuamente. 

Sugiero duplicar, triplicar o incluso cuadruplicar sus carbohidratos netos dos días a la semana, porque la "magia" metabólica ocurre verdaderamente durante la fase de realimentación. Como señaló Gundry:
"Tiene que analizarlo desde una perspectiva evolutiva. Realmente, eran festines o inanición. Cuando consumíamos grandes cantidades de comida, ya sea si era de un árbol frutal, miel, un ñu o un mastodonte, no había sistema de almacenamiento de alimentos. 

Las personas son propensas a olvidar que nadie salía de su cueva y decía: "¿Qué hay para desayunar?" No había refrigerador para tener bayas orgánicas todos los días. 

Cuando nos aventuramos en cuanto al combustible, entonces nuestro hermoso diseño [nos permitía] consumir grandes cantidades de [alimentos] y almacenarlos en forma de grasas. Porque, muy pronto, ya sea que fuera un período de sequía, si era un período de invierno, íbamos a regresar. 

Me gustaría que las personas pensaran en los ritmos circadianos. Obviamente, tenemos un reloj de 24 horas. Tenemos un reloj lunar. Tenemos relojes estacionales. 

Lo que me gusta que las personas razonen es que tenemos un período de cada año en el que [estamos en] un ciclo de crecimiento... Es el momento de crecimiento y para reproducirse. Entonces hay un tiempo de involución, ya sea un árbol que deja caer sus hojas, o si es un animal hibernando. 

Ese es el momento en el que hacemos balance de todo. Que es el yin y el yang; ese flujo que debería suceder cada año, de forma estacional, se ha perdido completamente. Tenemos que tener períodos en los que consumamos un exceso de calorías, entonces tenemos que tener períodos en los que ocurra exactamente lo contrario. 

Hace años, después de que mi primer libro fue presentado, fui invitado a Phoenix, Arizona, por un bloguero llamado John Kiefer. 

Él decía que debería quemar grasas como combustible la mayor parte del tiempo. Pero cada semana, debe tener lo que se llama "carga de carbohidratos nocturna". Se topó con esto por casualidad, pero él lo convirtió en una carrera. Capté sus ideas y él captó las mías. Creo que esta en lo correcto".Las lectinas están fuertemente asociadas con las enfermedades autoinmunológicas de todo tipo 

Ya que hablamos de la carga de carbohidratos al menos una o dos veces por semana (una vez que haya recuperado la capacidad de quemar grasas como combustible), vale la pena destacar que estos deberían ser carbohidratos saludables, e idealmente sin lectina. 

Mientras que el ayuno intermitente y consumir una alimentación (alta en grasas, baja en carbohidratos, moderada en proteínas) reducirá drásticamente el riesgo de enfermedades crónicas, las lectinas aún podrían causar problemas. Uno de los principales problemas son las enfermedades autoinmunológicas.
"Uno de los temas que abordo en el libro que realmente me hizo enfocarme mucho en las lectinas, fue un amigo mío, quien fue uno de los primeros en adoptar mi primer programa, en el libro lo llamo Tony, él tenía un vitiligo muy malo. Eso es... donde la pigmentación [de la piel] se pierde. El vitiligo es una enfermedad autoinmunológica. 

Lo que sucede es que las células productoras de pigmentos en nuestra piel--llamadas melanocitos--son atacadas. Realmente, estos son células neurales modificadas. Emigran de la cresta neural a nuestra piel durante el desarrollo embrionario. 

Cuando Tony comenzó mi programa, unos meses después, vino a visitarme. Él dijo: "No vas a creer esto. Mi vitiligo ha desaparecido. 'Lo miraba y decía, '¡Increible! Eso es impresionante'. 

Él dijo, '¿Cómo sucedió eso?' Podría haber dicho: "Bueno, este es un tipo de alimentación muy antiinflamatoria. Tiene altos niveles de antioxidantes. Pero como soy investigador, dije: 'No. Eso es demasiado simple'. Le dije: 'Melanocitos. 

Células Neuronales. ¿Cuál es el objetivo de las lectinas en los insectos? ¡Células neuronales! ¿Podría ser que las lectinas sean la razón por la qué el cuerpo ataca a sus células neurales? Lo que hice fue que eliminé las lectinas de su alimentación'. 

Le perdí la pista durante varios años. Estuve en un comité de salud en la ciudad de Nueva York hace dos años. Lo vi y está cubierto de vitiligo de nuevo. Le dije: '¿Qué pasó?' Él me dijo: 'Ya sabe. Deje de llevarla [esa alimentación]. Realmente, necesito volver a seguirla'. Le dije: 'Este es un excelente experimento. Adelante, aquí está la lista. Hágalo'. 

Estuvimos en un comité en Harvard hace dos meses. Estaba presidiendo el comité. Dijo: 'Tengo que mostrarles--a todos--el vitiligo se ha ido porque eliminé de nuevo a las lectinas de mi alimentación. Suena tonto, pero aquí está la prueba'".Imitación molecular 

Una forma en la cual las lectinas causan daño es a través del mimetismo molecular. Se asemejan a las proteínas que se encuentran en la glándula tiroides, en sus espacios comunes y en los nervios. Simulan a las proteínas de vaina de mielina. 

Aún se desconoce la razón por la que las lectinas causan vitiligo o psoriasis en una persona, y en otra, atacan la tiroides o causan artritis reumatoide. 

Lo que se sabe es que uno de los factores subyacentes en todos estos procesos de enfermedad es que las lectinas penetran la pared intestinal, así como sus coviajeros, los lipopolisacáridos (LPSs, por sus siglas en inglés), también conocidos como endotoxinas, los cuales tienden a provocar respuestas inmunológicas muy fuertes.

"Una de las cosas que encontré en todos mis pacientes autoinmunes es que tenían niveles sumamente bajos de vitamina D... Curiosamente, cuando finalmente sellaron el intestino... de repente, sus niveles de vitamina D aumentaron hasta sus niveles más altos y pude quitar la dosificación. 

La vitamina D es esencial para indicarles a las células madre que se encuentran en el fondo de las criptas en las vellosidades, que deben crecer y dividirse. Sin la presencia de la vitamina D que las estimule, simplemente se asientan allí y no reparan el intestino. 

Creo que las plantas son sumamente inteligentes, es impactante. Creo que una de las estrategias de la planta es que si tiene baja cantidad de vitamina D, porque no puede absorberla, entonces no podrá reparar su intestino. Se convertirá en un terrible depredador. No se reproducirá ni caminará.Realmente, la vitamina D es una de las claves de la enfermedad autoinmunológica. Las lectinas son la otra clave. He sido bendecido al conocer a miles de pacientes autoinmunes a quienes llamo "canarios", porque reaccionan casi instantáneamente a las lectinas. Es interesante. Todas las personas tienen sus propios tipos de lectina o lectinas, hacia las cuales reaccionan verdaderamente. 

Esta mañana vi a mujer que padecía artritis reumatoide. Sus indicadores reumatoides o marcadores anti-CCP3 y sus niveles de IL-17 se habían elevado. Yo dije, 'Muy bien. ¿Qué es lo que está haciendo? ¿Qué es lo que pasa?' Ella dijo: 'No pasa nada. Yo estoy bien. Conozco su lista al derecho y al revés'. Y le dije, 'No. Aquí pasa algo'". 

El ejemplo de un caso histórico de la enfermedad de Crohn 

Al parecer, ella había comido almendras sin procesar (sin pelar), y la cáscara de las almendras contiene lectinas. Los indicadores de otro paciente aumentaron después de darse un atracón de anacardos, al olvidar que los anacardos son un tipo de fruto seco americano y como tal son altos en lectinas. 

La respuesta para los pacientes autoinmunes, dice Gundry, es eliminar las lectinas de su alimentación e incluir vitamina D, que en conjunto ayudará a "curar y sellar" el intestino, lo que impide la respuesta autoinmunológica.
"En el libro hablo sobre una mujer joven que padecía la enfermedad de Crohn. Su bienintencionado médico, en la Clínica Mayo, le dijo que los alimentos no estaban relacionados con la enfermedad de Crohn. 

Ella se había curado de la enfermedad de Crohn con mi programa; y él le dijo que eso era un efecto placebo. Nosotros aun nos reímos de eso. Ella comió un par de galletas de Navidad después de que termino de hablar por teléfono con él. 

Desde luego que, eso fue como lanzar una bomba en el estómago. Tuvo calambres horribles y diarrea. Nosotros hicimos Skype y ella dijo, '¿Por qué los médicos no lo comprenden?' Como lo que explico en el libro, no podemos percibirlo a menos que tengamos los ojos bien abiertos... 

Tuve mucha suerte de abrir bien los ojos, cuando conocí al tipo que cambió mi vida, Big Ed, quien limpió sus arterias con una alimentación y suplementos. Le dije: 'Esto no es casualidad. ¿Cómo es que [él] hizo esto?' Afortunadamente, debido a mis conocimientos evolutivos, pude reconstruirlo".¿Qué alimentos contienen las lectinas más problemáticas? 

Las lectinas se encuentran en muchos de nuestros alimentos más preciados, tales como:2,3

Berenjenas
Jitomates
Pimientos
Bayas de Goji
Frijoles de Lima
Anacardos
Cacahuate
Semillas de girasol
Semillas de calabaza
Frijoles rojos
Maíz
Semillas de soya
Trigo

LentejasOtra lectina común es la proteína caseína A1, que se encuentra en la mayoría de las vacas lecheras actuales. En mi sitio, he hablado mucho sobre los beneficios de la leche sin pasteurizar. No obstante, hay que ser cuidadosos, e incluso, aparte de ser alta en azúcar, la leche sin pasteurizar podría causar problemas, si contiene caseína A1.
"La caseína A2 es la proteína normal de la leche, además del suero de leche. Se encuentra presente en las ovejas, cabras y en los búfalos de agua, pero la mayoría de las vacas en el mundo son productoras de caseína A1. 

Estas se metabolizan en nuestro intestino para hacer beta-casomorfina, lo cual es muy interesante, podrían unirse a las células beta del páncreas y provocar un ataque autoinmunológico al páncreas. 

Otros, al igual que yo, estamos muy convencidos de que [muchos casos] de personas que padecen diabetes juvenil Tipo 1, son debido a la caseína A1 que contiene la leche. 

A través de los años, he estado convencido de que esto no solo es el problema, sino que las personas que piensan que son intolerantes a la lactosa o que la leche les hace producir mucosidad, es debido a la caseína A1... 

La leche sin pasteurizar es excelente, siempre y cuando provenga directamente de la vaca... [Algunas] vacas Jerseys producen A1 y [algunas otras producen] A2. Las vacas Holsteins producen A1".Cada vez más personas comienzan a reconocer esto, e incluso hay movimientos comunales que impulsan el consumo de leche A2 en California y Ohio. Jeni's Ice Cream obtiene toda su leche de Snowville Creamery, que es una granja que produce A2. 

"En realidad, he platicado con estas personas, ellos lo entienden", dice Gundry. Incluso, ha habido intentos de introducir la leche A2 a mayor escala, pero, por razones obvias, cada intento fue obstaculizado por el Consejo Americano de la Leche. 

Trigo: más allá del gluten 

La aglutinina del germen de trigo (WGA, por sus siglas en inglés) es otra lectina problemática, que se encuentra en el trigo. En comparación con el WGA, el gluten es un problema menor. Según Gundry, WGA es una de las maneras más eficaces para inducir enfermedades cardíacas en animales que se utilizan en la experimentación. 

WGA se une a los puntos receptores de insulina. Normalmente, una hormona normal se acoplará a un sitio receptor, proporcionará su información y luego se liberará. Por otro lado, las pseudohormonas como WGA, se acoplan con el receptor de forma permanente. Gundry lo explica:
"Si impactan al receptor de insulina en una célula de grasa, activan a la lipoproteína lipasa y bombean el azúcar en la célula de grasa, lo que la convierte constantemente en grasa. En las células musculares sucede exactamente lo contrario. 

Se unirán al receptor de la insulina en la célula muscular [y] evitarán que la insulina envíe el azúcar en la célula. Atiendo a tantos atletas de largas distancias que son carbohólicos, que parecen supervivientes de campos de concentración, porque realmente parecen caquécticos y sarcópenicos porque bloquean a los receptores de insulina en sus músculos... 

Las lectinas, tales como WGA y los galactanos en las legumbres, son formas milagrosas que nos hacen almacenar grasas... La única forma en que hemos podido engordar a un animal para matarlo es al proporcionarle granos, legumbres y algunos antibióticos. Si así es como engordamos animales, así es como nosotros engordamos. Y esto funciona muy bien".No todo el pan es hecho de lo mismo 

Si alguna vez ha viajado a Europa, es posible que haya disfrutado un poco de pan y percatado de que no tuvo el mismo tipo de problemas que experimenta al comer pan en los Estados Unidos. La razón de esto es porque las lectinas son eliminadas cuando se utilizan métodos tradicionales para aumentar el volumen del pan, el cual aún es popular en Europa.
"Europa siempre [ha] utilizado métodos tradicionales para aumentar el volumen del pan. Ellos utilizan levadura o masa madre. En realidad, las levaduras y bacterias son muy buenas para descomponer las moléculas de gluten y otras lectinas", explica Gundry.Además, Europa no permite el uso de glifosato para deshidratar el trigo, que se ha convertido en una práctica común en Estados Unidos, que también se utiliza en muchos granos convencionales, incluyendo a los frijoles y la linaza; por lo que se encuentra en la carne de los animales que comemos, se encuentra en nuestros productos de panadería, e incluso en el vino producido en los Estados Unidos. 

Según Gundry, el glifosato potencia el gluten en las personas que ni siquiera son sensibles al gluten, e interfiere con la capacidad del hígado para fabricar la forma activa de la vitamina D. 

Además, el glifosato quela a los minerales importantes, interrumpe la vía shikimato, diezma su microbioma y agrava los problemas de intestino permeable, lo que permite que haya una mayor cantidad de LPSs en el torrente sanguíneo. Dado que funciona sinérgicamente junto con las lectinas, realmente asesta un doble golpe.
"[El glifosato] impacta en la citocromo P450. Esta es una de las razones por las que los europeos se encuentran tan distantes [adelantados] en el tema de la salud", dice Gundry. 

"Es una de las razones por las que tantos de mis pacientes pueden ir a Europa, consumir su alimentación tradicional y pensar que están curados, y que ahora podrían empezar a comer pan. Entonces, regresan y comen un pedazo de pan, y se sorprenden, porque los problemas regresan".Información sobre vegetarianismo y otras dietas 

Como se mencionó anteriormente, Gundry fue profesor en la Universidad de Loma Linda, una instalación de los Adventistas del Séptimo Día. Por lo general, los Adventistas son vegetarianos, y aunque Gundry no es adventista, ha consumido una alimentación vegetariana aproximadamente durante los 15 años que ha estado allí.
"Yo nunca había estado tan enfermo en mi vida. Solía ​​pesar 228 libras a pesar de correr 30 millas a la semana, y corría medios maratones el fin de semana, y acudía al gimnasio una hora todos los días, mientras me preguntaba por qué tenía presión arterial alta, prediabetes y enfermedades cardíacas... francamente, tenemos un fabuloso departamento de ortopedia en Loma Linda, porque los granos son sumamente perjudiciales para ello. 

A través de los años, he sido un buen amigo del jefe de los Estudios Adventistas de Salud, quien es cardiólogo. Una de las cosas que he aprendido al seguir a los adventistas y a Gary Fraser es que... ciertas proteínas animales contribuyen al envejecimiento. 

En el estudio de salud adventista, los adventistas veganos tienen la vida más larga. Detrás de ellos se encuentran los lactoovo vegetarianos, luego, les siguen los pecetarianos. Finalmente, están los verdaderos tramposos, quienes comen pollo... 

Es interesante que, los Adventistas que tienen la vida más larga, quienes son muy longevos, sean veganos. Yo atiendo a muchos veganos debido a mi asociación con Loma Linda. Como regla general, los veganos son algunas de las personas menos saludables que he conocido. La razón de esto es que su base alimenticia son los granos y legumbres. No comen vegetales. 

No tengo nada en contra de una alimentación alta en vegetales... La otra cuestión que observamos en los veganos es que, de alguna manera, piensan que van a convertir a las grasas omega-3 de cadena corta en EPA, las grasas omega-3 de cadena larga. Ellos no lo hacen en lo absoluto. 

Nuestro cerebro tiene un 70 % de grasa; 50 % de esa grasa consiste en DHA. Existen maravillosos estudios longitudinales que demuestran que las personas con el índice más alto de omega-3 tienen unos cerebros de mayor volumen conforme envejecen, y las áreas más grandes de la memoria en el hipocampo. 

Las personas que tienen los niveles más bajos de índice de omega-3 tienen los cerebros más encogidos y las áreas más pequeñas de memoria. Los veganos ya no tienen excusa. Existe un DHA que proviene de las algas".Frutas y bayas - las golosinas de la temporada 

La primera regla de Gundry es que lo que deja de comer es más importante que lo que empieza a comer. "Eso es absolutamente cierto", dice él. "Si elimina ciertos alimentos, se sorprenderá [al descubrir que] ciertos alimentos son los que causan los problemas". 

Su segunda regla es, cuidar del microbioma intestinal. La tercera regla es que "Una fruta podría ser tan apetitosa como un dulce". Si bien, en su libro no expone la importancia de quemar grasas como combustible, realmente eso es parte de la ecuación. 

Una vez que es capaz de quemar grasas, las frutas podrían ser un carbohidrato saludable que podría incluir una o dos veces por semana.
"Exactamente. Considero que parte del problema es que la gran mayoría de las personas en los Estados Unidos padecen una resistencia a la insulina. Una de las cuestiones que las personas deben percatarse es que la fruta moderna se ha desarrollado para contener azúcar... 

Una de las cosas que inicialmente se les solicito a las personas es que eliminen las frutas de su alimentación. 

La fructosa es una importante toxina. Llevamos a la fructosa directamente hacia nuestro hígado y la convertimos en triglicéridos y ácido úrico. 

Siempre me sorprende el número de personas que padecen gota que consumen una mayor cantidad de fruta concentrada, tal como vino o cerveza. La cerveza es una de las razones subyacentes por las que padecen la gota. 

La otra cuestión que las personas deben entender es que, la fructosa es una toxina renal directa. Entre más sea la cantidad de fructosa que elimine de las personas, será mejor. 

Dicho lo anterior, una vez que llegue a un punto en el que tenga flexibilidad metabólica, creo que los alimentos, tales como las bayas, probablemente serán una de las mejores maneras para cargarse de carbohidratos en el día en que decida hacerlo... los camotes también son excelentes opciones, [y] soy un gran fanático de la raíz de ñame. 

Hace años [en junio]... mi esposa y yo estábamos en un mercado de agricultores, en Santa Bárbara. Había tomado unos hermosos duraznos orgánicos y los había metido en mi bolsa. Ella dijo: 'Oye, espera un minuto. ¿No eres tú quien dice que debemos evitar las frutas? Y le dije, 'Sí, así es. Pero es junio y es tiempo de comer fruta. Ella me dijo, 'OK, muy inteligente de tu parte. Entonces, hagámoslo. Este verano, vamos a evitar las frutas para ver qué sucede'... 

Así que dejamos de consumir fruta por un verano. No cambiamos nada en nuestra alimentación. Mi esposa perdió 6 libras y yo perdí 8 libras. Una vez más, tuve una percepción acerca de nuestros antepasados ​​y por qué tenemos dos tercios de nuestro paladar adaptado al sabor dulce, lo que significa que somos excelentes depredadores de frutas. 

Únicamente consumíamos frutas una vez al año. Utilizábamos esa fruta para aumentar de peso, para el invierno... [Ahora] podemos consumirla los 365 días del año, pero eso no es normal. Por lo tanto, siempre debe tenerlo presente".Como obtener más información 

Para obtener más información, le recomiendo conseguir una copia de "The Plant Paradox", sobre todo si ya ha saneado su alimentación, y aún tiene problemas de exceso de peso y/o su salud. 

Lo cierto es que, cualquier persona que tenga un desorden autoinmunológico sería prudente al analizar más detalladamente a las lectinas. Realmente, esta es una información vital que podría ayudar a optimizar su salud, y la de su familia. Es una excelente obra, con un balance perfecto entre los estudios científicos y las recomendaciones prácticas. 

Si ha seguido el enfoque de "Fat for Fuel", esta solo es una ligera modificación. Pero es un truco muy importante que me gustaría haber conocido antes. Si lo hubiera hecho, habría dedicado un capítulo a las lectinas en mi libro. Sin embargo, voy a incorporar esta información en mi libro de cocina "Fat for Fuel", que será publicado este otoño. 

Fuentes y referencias


Dr. Mercola
mar, 06 jun 2017 00:00 UTC
https://es.sott.net/article/53838-La-paradoja-de-las-plantas-los-peligros-ocultos-en-los-alimentos-saludables-que-causan-enfermedades-y-aumento-de-peso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...