lunes, 24 de junio de 2019

Incontinencia Urinaria: síntomas, causas y Tratamientos

La incontinencia urinaria es una situación que se presenta más frecuentemente entre niños, personas ancianas y mujeres. Aquí te contaremos cuáles son sus causas y sus posibles tratamientos.

La incontinencia urinaria no es una enfermedad en sí; aparece como consecuencia de alteraciones de base que afectan a la vejiga.

 Se altera así el proceso de llenado o de expulsión controlada de la orina y el síntoma es la incontinencia.

La característica que la define es la pérdida involuntaria de la orina. La persona con incontinencia urinaria no puede controlar cuándo orinar y cuándo retener, entonces se producen escapes de orina en momentos inadecuados, o no decididos voluntariamente.

A veces los escapes suceden al hacer un esfuerzo, como estornudar, por ejemplo. Otras veces ocurre porque la vejiga se ha llenado y ha rebasado.

La incontinencia urinaria no es únicamente un problema sanitario en el sentido patológico. Quien padece incontinencia, ve alterada también su vida social debido al miedo a un escape de orina en momentos inoportunos, en presencia de otras personas.





Causas de la incontinencia urinaria transitoria

La incontinencia urinaria transitoria es la que no se prolonga en el tiempo. En general, es causada por alimentos, bebidas o medicamentos que estimulan la producción de orina. Una vez que se detiene el efecto diurético, la incontinencia desaparece.

Aquí podemos mencionar como causas a las bebidas gaseosas, el alcohol, los cítricos y ciertos fármacos para la hipertensión arterial.

Otras causas de incontinencia urinaria transitoria son:

Infecciones urinarias: la irritación de la vejiga puede ser tan intensa como para provocar el escape de orina.

Constipación: el intestino se encuentra cercano a la vejiga y puede estimularla en casos de heces duras que atraviesen el recto.

Gestación: en el embarazo, tanto los cambios hormonales como el agrandamiento del útero producen hiperactividad de la vejiga.

Causas de la incontinencia urinaria crónica

Por otro lado, la incontinencia urinaria que se prolonga en el tiempo responde a diversas causas:

Prolapso: cuando los músculos de la pelvis se encuentran debilitados, por ejemplo en mujeres que han sufrido partos complicados o múltiples partos, el descenso de los órganos pélvicos produce incontinencia urinaria. Este descenso de las estructuras es lo que se conoce como ‘prolapso’.





Edad: el envejecimiento debilita los músculos del cuerpo, incluido el músculo de la vejiga. En las mujeres, la menopausia disminuye los estrógenos y también deteriora los tejidos del sistema urinario.

Cirugías ginecológicas: la vejiga es un órgano que se sostiene en su lugar por la presencia de otros órganos, sobre todo el útero. Cuando una mujer es sometida a una cirugía en esa zona, puede quedar con incontinencia urinaria.

Problemas prostáticos: en los varones, son los problemas de la próstata los que con más frecuencia causan la incontinencia urinaria. En primer lugar, la hiperplasia prostática benigna y, de forma más grave, el cáncer de próstata.

Trastornos neurológicos: algunas patologías del sistema nervioso pueden repercutir en los nervios que inervan la vejiga y que comandan el acto miccional. La situación clínica se llama ‘vejiga neurogénica’ y puede responder a enfermedades como el Parkinson o la esclerosis múltiple.

Causas psicológicas: los estados de estrés o la imposibilidad de resolver situaciones de la vida cotidiana pueden manifestarse clínicamente como incontinencia. La enuresis en niños menores de seis años es un ejemplo de esto.

Tratamiento no farmacológico de la incontinencia urinaria

No siempre se necesitan medicamentos para el tratamiento de la incontinencia urinaria. Una de las principales recomendaciones es regular la ingesta de líquidos durante el día.

Esto se puede hacer sin disminuir las cantidades, mejorando la distribución para evitar que se formen grandes cantidades de orina en poco tiempo que no puedan expulsarse voluntariamente.

La distribución más cercana a la ideal es aquella que comienza con unamayor ingesta de líquidos por la mañana, para ir disminuyendo hacia la tarde y la noche. En los niños con enuresis, a veces es preferible adelantar el horario de la cena para dejar espacio entre la comida y el horario de acostarse.
Tratamiento farmacológico

A veces, a pesar de las medidas higiénico-dietéticas, el problema no se soluciona y requiere el uso de medicamentos. Otras veces, el origen causal de la situación es una enfermedad que no admite otra solución más que la medicación.

Los medicamentos que se utilizan buscan como objetivo que la vejiga no se contraiga involuntariamente y que la uretra permanezca cerrada mientras ingresa orina a la vejiga. Para ello, las sustancias de elección suelen ser los anticolinérgicos.

La función de los fármacos anticolinérgicos es disminuir la capacidad que tiene el músculo de la vejiga para contraerse. El más común es la oxibutinina. Los anticolinérgicos son muy efectivos, pero están contraindicados en algunas personas por sus efectos adversos.

Los pacientes que padecen glaucoma y aquellos con arritmias cardíacas no pueden consumir oxibutinina. En aquellos que no tienen contraindicación, si los efectos adversos son muy intensos, el tratamiento debe abandonarse.





Finalmente, si ni las medidas higiénico-dietéticas ni el tratamiento farmacológico dan resultado, la última opción es la cirugía.

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica Sara Viruega el 24 junio, 2019
Leonardo Biolatto · 24 junio, 2019

10 alimentos clave para regular la Tensión Arterial

Una de las mayores preocupaciones médicas es la hipertensión, pues aumenta el peligro de padecer enfermedades cardiovasculares o cerebrales.

Martina Ferrer

1 / 10
1. AJO, CON EFECTO VASODILATADOR

Es uno de los alimentos con más propiedades terapéuticas. Ayuda a purificar la sangre y es antibacteriano y antifúngico.

En el caso de la hipertensión, actúa como vasodilatador de los capilares y las arterias.





No dejes de tomar 1 al día, crudo o cocido, en salsas, salteados o cremas.

2 / 10
2. CEBOLLA, IMPRESCINDIBLE A DIARIO

Tiene propiedades similares a las del ajo. Favorece la dilatación de los vasos sanguíneos y la buena circulación. Es imprescindible incorporarla en la dieta a diario.

Consume 1 cebolla al día, cruda o cocida. Si se consume cruda, mejor marinada con vinagre de manzana.

3 / 10
3. ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA, ACOMPAÑANDO VERDURAS Y ENSALADAS

Muy rico en antioxidantes, como la vitamina E. Se sabe que el exceso de radicales libres inactiva el óxido nítrico, una sustancia con efectos vasodilatadores.

Aliña verduras y ensaladas con 3-4 cucharadas al día de aceite de oliva virgen extra.

4 / 10
4. LEGUMBRES, 4 O 5 VECES A LA SEMANA

Son alimentos reguladores a diferentes niveles, ya que aportan mucha fibra, proteínas, vitaminas y minerales.

Toma legumbres 4-5 veces por semana en forma de hummus, ensalada, potaje o sopas.

5 / 10
5. CANELA PARA CONTROLAR EL AZÚCAR EN SANGRE

Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre. Las glucemias altas provocan un estado inflamatorio que incide en el mal funcionamiento del sistema vascular y circulatorio.

Cada día añade una pizca a cualquier plato, como compotas de frutas.
6 / 10
6. APIO DEPURATIVO Y DIURÉTICO

Favorece la eliminación de sodio por la orina y ayuda a disminuir el volumen de sangre en las arterias.

Consume 4 tallos al día en zumos de frutas, jugos de verduras, ensaladas, cremas o cocidos.


7 / 10
7. PERA, RICA EN POTASIO

Es muy rica en agua y está prácticamente libre de grasas. Una de las frutas que más potasio (y menos sodio) contiene.

CORAZÓN SANO

Ejerce una función diurética y regula la tensión.

Disfrútala 4 veces cada semana.

8 / 10
8. SEMILLAS DE CÁÑAMO CON ALTO CONTENIDO EN OMEGA-3

Junto con las de lino, las de chía y las nueces, poseen un alto contenido en omega-3, que actúa como antiinflamatorio y es preventivo de la enfermedad cardiovascular.

En el caso de las nueces, pueden recuperar la pared arterial.

Toma 2 cucharadas al día de semillas de cáñamo en cremas, salsas o batidos.

9 / 10
10. AGUA DE COCO, SIMILAR AL PLASMA SANGUÍNEO

Con efecto cardioprotector por su riqueza en potasio y magnesio. Además, por su composición química se parece al plasma sanguíneo y ayuda a una correcta hidratación del cuerpo.

FRUTA VERSÁTIL


Toma 1 vaso diario de agua de coco.

10 / 10
9. ALCACHOFA DIURÉTICA

Rica en potasio y con propiedades diuréticas: favorece la eliminación de líquidos del organismo y, como consecuencia, disminuye la tensión arterial. Además, beneficia la función hepática.

2-3 alcachofas, 2-3 días a la semana.

ALTA TENSIÓN
Los alimentos que te ayudan a combatir las causas de la hipertensión

La hipertensión (HTA), o tensión arterial alta, es cada vez más frecuente en los países desarrollados y un factor de riesgo importante de enfermedad cardiovascular o derrame cerebral.

Puesto que la tensión es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias cuando la bombea el corazón, los factores que influyen son muchos.

Puede aparecer HTA por un aumento del volumen sanguíneo, debido a una alteración renal y una mala regulación del sodio, unque el hígado y el bazo también están implicados en los niveles del volumen de sangre; por mal estado de las arterias o acumulación de calcio en las paredes; o por la alteración de la vasodilatación y la vasoconstricción debida a estrés, estimulantes o mala alimentación.





Alimentos que hay que evitar: azúcares, alcohol, regaliz, picantes, sodio y los productos que lo contienen (embutidos, quesos, conservas, etc). Sustituye la sal por cantidades moderadas de algas marinas, tamari o miso y agua de mar, o especias (no picantes), hierbas aromáticas y ajo.

Además de evitar algunos alimentos, también debemos aumentar la ingesta de otros que favorecen el control de la tensión arterial. Son sobre todo los alimentos ricos en potasio, mineral que compensa el efecto del sodio sobre la distribución de líquidos corporales, y en compuestos fitoquímicos que dilatan las arterias.


Los Ritmos del Sueño






Confirmado: los relojes son tres veces más sucios que la taza del inodoro

Especialistas analizaron diferentes tipos de relojes y encontraron que las pulseras de actividad son las que contienen más gérmenes, siendo 8,3 veces de media más sucios que un retrete.

Imagen ilustrativa.
Edgar Su / Reuters

Un nuevo estudio realizado por la compañía británica Tic Watches ha descubierto que los relojes de pulsera son en promedio tres veces más sucios que la taza del inodoro y su manija de descarga.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron 10 tipos de relojes distintos en busca de bacterias facultativas (las que se desarrollan en ausencia de oxigeno), hongos y moho, para saber cuántos gérmenes acumula cada pieza.





Los resultados arrojaron una "cantidad preocupante" de suciedad en los accesorios. Estableciendo que los retretes contienen 120 unidades formadoras de colonia (UFC) de microorganismos, determinaron que a la cabeza del listado de los relojes más sucios se encuentran las pulseras de actividad o 'fitnessband', con 1.000 UFC, lo que quiere decir que son 8,3 veces más sucios que el inodoro y su manija.
Muestra extraída de una pulsera de actividad. / Tic Watches

Entre los principales resultados también destacaron un reloj femenino con correas de cuero, que presentó 700 UFC, y un reloj masculino con correas plásticas con 560 UFC.

Esto quiere decir que son 5,8 y 4,7 veces más sucios que los objetos del sanitario respectivamente. Por su parte los relojes inteligentes marcaron 400 UFC.

El estudio también advierte que un 24 % de los británicos no limpia su reloj y el 21 % lo hace solo cada seis meses. Los promotores del trabajo sugieren limpiar el accesorio una vez al mes si se usa todos los días, porque ello ayudará a mantener limpias las muñecas.

Publicado: 23 jun 2019 21:58 GMT

domingo, 23 de junio de 2019

Ácido Ascórbico: usos y Beneficios

Los integrantes de la industria utilizan el ácido ascórbico para elaborar diferentes formas farmacéuticas y comprimidos de vitamina C.

El ácido ascórbico, conocido comúnmente como vitamina C, es un compuesto con una gran capacidad antioxidante. 

El efecto antioxidante de una sustancia se refiere a la capacidad para retardar o prevenir la oxidación de otras células.

Se piensa que el estrés oxidativo contribuye al desarrollo de una amplia gama de enfermedades. En muchos casos, no está claro si los oxidantes desencadenen la enfermedad, o si se producen como consecuencia de ella.

De cualquier manera, es muy importante que tengamos el sistema antioxidante en correcto estado para el buen funcionamiento de nuestro organismo y para prevenir posibles trastornos.




El consumo de ácido ascórbico también se ha asociado a la formación de un escudo protector contra las infecciones y virus. Además, es un coadyuvante muy efectivo en la absorción del hierro y el fortalecimiento del sistema óseo.

Aspectos físicos del ácido ascórbico

Se trata de un elemento que se encuentra libre en la naturaleza, especialmente en el azúcar de las frutas, vegetales y, en menor grado, en las proteínas. 

Tiene un aspecto, cuando se aísla, como polvo o cristales amarillentos. Es incoloro, inodoro, sólido y soluble.

Es una vitamina antioxidante esencial, cuyo pH es de 2,1 a 2,6. Por lo tanto, como su nombre indica, se trata de una sustancia ácida. Su carácter ácido proviene de su contenido en hidrógeno ácido.

 Como hemos dicho, es soluble en agua, al igual que su presentación comercial como vitamina C.

¿Para qué se usa el ácido ascórbico?

Esta sustancia se utiliza en diferentes industrias. Por lo tanto, las aplicaciones que presenta son diferentes según los objetivos de dichas empresas. En este sentido distinguimos:
Industria cosmética

Como hemos comentado, el ácido ascórbico es un gran antioxidante. Esta propiedad es de gran utilidad a la hora de fabricar productos cosméticoscon el fin de estimular la actividad de las enzimas regenerativas de los tejidos y productoras de colágeno en la piel.




Junto a la vitamina E, son los componentes esenciales en los productos de belleza anti-edad, entre otros.

Industria alimentaria

Esta sustancia está presente, en su forma natural, en muchos alimentos y es un nutriente fundamental para gozar una buena salud y estado físico. Aún así, muchas personas no consumen las cantidades necesarias para cubrir las necesidades mínimas de este nutriente.

Por esta razón, los fabricantes de alimentos y empresas envasadoras de bebidas introducen este compuesto y sus sales minerales para reforzar la capacidad antioxidante de los alimentos.
Industria farmacéutica

Los integrantes de esta industria utilizan el ácido ascórbico para elaborar diferentes formas farmacéuticas o para elaborar comprimidos de vitamina C. Desde el descubrimiento de esta vitamina en el año 1932, se ha utilizado como complemento nutricional y refuerzo para ciertos procesos bioquímicos del organismo.

Estos complementos suelen ser necesarios en las personas que no ingieren la cantidad necesaria, ya que el cuerpo no es capaz de sintetizarla por sí mismo.

Beneficios del ácido ascórbico

Los beneficios de este nutriente están muy relacionados con el uso que le damos. 

En este sentido, resulta esencial para el cuidado de la piel. Sus efectos se pueden notar casi de forma inmediata por su contenido en antioxidantes.


 De esta forma, retrasa el envejecimiento de la piel.

Además, también estimula la producción de colágeno natural, lo cual mejora el aspecto de la piel y de los tejidos. El colágeno es una sustancia proteínica inestable que requiere hidroxilación para poder regenerar los daños en el organismo.

Si no hay suficiente colágeno, los órganos y los tejidos del cuerpo se empiezan a degenerar. Por eso, si no se tiene suficiente ácido ascórbico, es más probable sufrir escorbuto, una enfermedad que afecta a la piel, encías y cabello.

Por otra parte, es fundamental para el buen funcionamiento del metabolismo, ya que ayuda a metabolizar las siguientes sustancias:

Colesterol.
Ácidos biliares.
Aminoácidos.
Hidratos de carbono.

Además, el ácido ascórbico favorece la digestión de otra serie de sustancias así como el mantenimiento de las estructuras óseas en perfecto estado. Fortalece los dientes manteniéndolos sanos, por ejemplo.

Otros beneficios del ácido ascórbico son la capacidad para mejorar la elasticidad de los vasos sanguíneos, los tendones y los ligamentos y la ayuda que aporta a la vasodilatación y a la prevención de la coagulación.

De esta forma, ayuda a las personas con hipertensión y arterioesclerosis, evitando problemas isquémicos.




En conclusión, el ácido ascórbico o vitamina C es un compuesto fundamental en nuestro organismo. 

Debemos asegurarnos de ingerir las cantidades necesarias con una dieta equilibrada, aunque, si esto no es posible, tenemos complementos que pueden ayudarnos.

Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
· 23 junio, 2019

Cómo los Ejercicios de Fuerza pueden Controlar la Diabetes en individuos Obesos

Una investigación realizada en la Universidad de Campinas (Unicamp), en Brasil, mostró que la práctica de ejercicios físicos de fuerza como los de musculación es capaz de reducir la cantidad de grasa acumulada en el hígado -una condición a la que también se la conoce con el nombre de esteatosis hepática- y mejorar el control de la glucemia en individuos obesos y diabéticos en un corto lapso de tiempo, incluso antes de que se produzca una pérdida de peso significativa. 
© Jarmoluk / Pixabay

La obesidad promueve diversos problemas de salud. 

Evitarla es una buena forma de prevenir riesgos futuros.Mediante experimentos con ratones, investigadores del Laboratorio de Biología Molecular del Ejercicio (LaBMEx) de la Unicamp observaron que 15 días de entrenamiento moderado fueron suficientes como para modificar la expresión génica en el tejido hepático, favoreciendo así la "quema" de los lípidos almacenados y contribuyendo en el tratamiento de la enfermedad hepática grasa no alcohólica. 




Como consecuencia de ello, se produjo una mejora en la señalización celular a cargo de la insulina en el tejido y una disminución de la síntesis hepática de glucosa. 

Los resultados de este estudio, que contó con el apoyo de la FAPESP - Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo, salieron publicados en el Journal of Endocrinology. 

"Que la práctica de actividad física ayuda a controlar enfermedades, todo el mundo lo sabe. Lo que estamos investigando ahora es a través de qué mecanismos esto sucede. 

Si conseguimos descubrir una proteína clave, cuyos niveles aumentan o disminuyen con el entrenamiento, avanzaremos un paso hacia la creación de fármacos capaces de mimetizar algunos beneficios del ejercicio físico", dijo Leandro Pereira de Moura, docente de la Facultad de Ciencias Aplicadas de la Unicamp y coordinador de la investigación. 

Tal como explicó Pereira de Moura, el exceso de grasa en el hígado provoca una inflamación local que vuelve a las células hepáticas menos sensibles a la acción de la insulina. Este cuadro puede progresar hacia la cirrosis e incluso causar la falencia del órgano. 

"En individuos obesos sujetos a riesgo cardiometabólico, la reducción de la grasa hepática es fundamental para ayudar en el control de la diabetes. Cuando la señalización de la insulina se ve comprometida en el tejido, el hígado -que debería producir glucosa únicamente en situaciones de ayuno- pasa a liberar esta sustancia en el torrente sanguíneo aun después del consumo de hidratos de carbono, cuando los niveles de insulina se encuentran altos. Y esto aumenta los niveles de glucosa en la sangre", declaró Pereira de Moura. 

Para investigar el efecto de los ejercicios físicos de fuerza en el hígado, se realizaron experimentos con tres grupos de ratones. El grupo de control se alimentó con la comida estándar (con un 4% de grasa), y los animales siguieron delgados y sedentarios. 

El segundo grupo recibió una dieta hiperlipídica (con un 35% de grasa) durante 14 semanas -el tiempo suficiente como para que los animales se vuelvan obesos y diabéticos- y también permaneció sedentario durante el experimento. 

En tanto, a los animales del tercer grupo se les dio un alimento hiperlipídico y, cuando ya se encontraban obesos y diabéticos, se los sometió a un protocolo de ejercicios de fuerza moderado a lo largo de 15 días. 

El entrenamiento consistía en subir una escalera con una carga sujeta a la cola. Diariamente, se indujo a los animales a efectuar 20 series, con intervalos de 90 segundos entre ellas. De acuerdo con Pereira de Moura, la intención consistió en mimetizar un entrenamiento de musculación indicado para humanos. 




"Antes de poner en marcha el experimento, realizamos pruebas a los efectos de determinar la carga máxima que cada animal lograba soportar. Luego efectuamos cálculos para aplicar en las sesiones de ejercicio tan sólo un 70% de esa carga máxima. Sucede que nuestro grupo ya demostró que los excesos de entrenamiento pueden contribuir de manera significativa en la instalación de la enfermedad hepática grasa no alcohólica. 

Cuando no se lo controla, el ejercicio agotador puede ser más prejudicial que beneficioso", dijo Pereira Moura. 

La opción por el protocolo a corto plazo -solamente 15 días de entrenamiento- se orientó a comprobar que los beneficios observables estaban directamente relacionados con los ejercicios físicos de fuerza, es decir, que no eran efectos secundarios de la pérdida de peso corporal. 

En efecto, los investigadores observaron que los ratones del grupo entrenado aún estaban obesos al final del protocolo, pero exhibían valores normales de glucemia en ayunas. En tanto, los obesos sedentarios permanecieron diabéticos hasta el final del experimento. 

Al analizar el tejido hepático, fue posible notar una disminución de un 25% a un 30% de la grasa local en el grupo entrenado en comparación con los obesos sedentarios, un fenómeno acompañado por una merma en la cantidad de proteínas proinflamatorias. Pero el índice de grasa hepática de los animales entrenados aún era alrededor de un 150% mayor que el del grupo de control. 

En la condición de ayuno, el hígado es el principal órgano encargado de mantener los niveles de glucemia adecuados. Pero los individuos con diabetes, como consecuencia de la resistencia a la insulina, pierden la capacidad de controlar la producción de glucosa endógena (gluconeogénesis) y se vuelven hiperglucémicos. 

Para evaluar el efecto de los ejercicios de fuerza con la intención de controlar la gluconeogénesis hepática, los científicos realizaron una prueba de tolerancia al piruvato, el principal sustrato que el órgano emplea para elaborar glucosa. 

"Esta prueba consiste básicamente en administrarles piruvato a los animales y evaluar qué cantidad de glucosa se produce en el hígado. Observamos que los ratones entrenados producían menos glucosa que los obesos sedentarios aun cuando recibían la misma cantidad del sustrato. 

Esto demostró que el hígado en los animales entrenados pasó por alteraciones metabólicas que lo volvieron más sensible a la insulina", dijo Ferreira de Moura. 

La etapa siguiente consistió en investigar de qué modo los ejercicios promovieron la disminución de la grasa hepática. 

Para ello los investigadores analizaron en el tejido la expresión de genes implicados en la lipogénesis (la síntesis de ácidos grasos y triglicéridos, un proceso que favorece la acumulación de grasa) y en la lipólisis (el proceso de degradación de los lípidos, que los deja disponibles para su uso como fuente de energía del organismo). 

"Al comparar a los animales obesos sedentarios y ejercitados, mediante análisis génicos y proteicos, evaluamos la síntesis y la oxidación de la grasa hepática. Observamos que los animales sedentarios exhibían una mayor facilidad para acumular grasa en el hígado, en tanto que los que fueron sometidos al ejercicio físico acumulaban menos grasa en el órgano", dijo Ferreira de Moura. 

Según el investigador, un importante aporte de la investigación consistió en mostrar que los ejercicios resistidos promovieron alteraciones beneficiosas en un tejido que no sufre acción directa de las contracciones musculoesqueléticas. 




"Nuestro próximo paso consistirá en investigar cómo transcurre esa comunicación entre los músculos y el hígado. Tenemos la hipótesis de que una proteína conocida como clusterina estaría implicada", dijo. 

En caso de que se compruebe que el aumento de los niveles de clusterina inducido por los ejercicios físicos es beneficioso, el investigador no descarta la hipótesis de poner a prueba tratamientos con alternativas sintéticas. (Fuente: Agencia FAPESP / DICYT)

Ejercicio de la Luz Sanadora: lleva energía positiva donde más lo necesites


El poder de sanación está dentro de cada uno de nosotros. Aprende cómo usarlo con este ejercicio.

21/06/2019

Para comprobar el poder de sanación que hay en nuestro cuerpo basta con algo tan simple como observar la manera en que una herida se cicatriza de a poco, con el correr de los días. Todo el tiempo existen movimientos imperceptibles en nuestro interior que tratan de equilibrarnos, cuidarnos, mantenernos saludables.





La medicina puede ayudarnos, claro que sí, pero el poder de sanación primero está dentro de cada uno de nosotros, y esto también incluye lo emocional. Pues somos seres íntegros, enteros, donde lo que sucede en uno de nuestros cuerpos -ya sea físico, mental o emocional- repercute en los demás. 

Si no, no podríamos explicar por qué el estrés, que es una reacción física frente a un peligro real, se produce cuando nos preocupamos o sobrecargamos de tareas, ya que técnicamente ese peligro real no existe como tal.

A nuestro alrededor también nos rodean fuentes de energía vital de las que podemos servirnos cuando lo necesitamos. Esa energía vital algunos la conocen como "prana", "chi" o "ki".

Podemos tomar prana mediante la respiración, por ejemplo, o también del sol, la tierra, el agua, los alimentos, la naturaleza, los cristales y los lugares sagrados, entre otros.

En verdad, constantemente tomamos energía vital de alguna de esas fuentes, pero no somos conscientes de ello. Por ejemplo, mientras lees esta nota estás respirando, aunque no le prestes atención. 

Si te sientes mal, física, mental o emocionalmente, quizás necesites tomar más prana y redirigirla a esos puntos particulares que sientes que precisan más energía.

Pues de eso se trata este ejercicio de la luz sanadora, de que tú puedas hacer consciente hacia dónde diriges la energía que tomas para sentirte mejor.

Para hacerlo, busca un lugar cómodo y tranquilo. Enciende una vela y ponla delante de ti. Apaga la luz y quédate en silencio por unos minutos. Concéntrate en tu respiración, en cómo el aire entra lento y sale lento por tu nariz.

Ahora, en tu próxima inhalación, lleva tus manos cerca de la vela, a una distancia que te permita sentir su calor con tus palmas sin quemarte. Inhala y exhala varias veces, percibiendo el calor del fuego. 

Ahora, al inhalar, visualiza cómo esa energía ingresa por tus manos y, al exhalar, llévalas hacia donde creas que más lo necesitas.

Puede ser tu cabeza, tu estómago, tu espalda, tus ojos, tu corazón, o cualquier otra parte de tu cuerpo donde sientas dolor o donde puedas ubicar una emoción que te afecta. 

Por ejemplo, tu garganta si crees que tienes algo atragantado que no puedes o no te animas a expresar; o tus piernas, si crees que no estás avanzando hacia donde te hace feliz. Recuerda: somos uno; no veas todo por separado. Lo físico tiene su correlato emocional, y viceversa.





Cierra tu meditación luego de unas cuantas veces de repetir esta dinámica de inhalar y llevar mentalmente la luz con el calor de tus manos adonde necesites sanar.

Apaga la vela y tómate unos minutos para agradecer y para pedir aquello que sientas que es importante. Escúchate sin juzgar. Deja que tu corazón tome el mando con cada latido para activar tu propio poder de sanación.

Fuente:

El Estadounidense promedio Ingiere 50.000 partículas de Microplásticos al Año

El primer estudio realizado para calcular la cantidad de microplásticos que comen los estadounidenses cada año tiene algunos resultados desagradables. 

Según una investigación publicada en Environmental Science and Technology, el adulto estadounidense promedio consume 50,000 partículas de microplástico cada año.

Ese número salta a entre 74,000 y 121,000 partículas si se combina con el número promedio de partículas inhaladas.

La investigación también concluye que el agua de las botellas plásticas de agua es una de las fuentes más altas de ingestión de microplásticos.

Según The Guardian, el agua en botellas de plástico tiene 22 veces más microplásticos que el agua del grifo.




Los materiales plásticos no son biodegradables, lo que significa que nunca se descomponen.

En cambio, existen en rellenos sanitarios, océanos y ecosistemas durante siglos, y se descomponen lentamente en pedazos más pequeños a través de la erosión y la climatización.

 Eventualmente, las partículas se vuelven tan pequeñas que son difíciles de detectar, pero pueden ser ingeridas e inhaladas fácilmente por animales como aves, tortugas, peces y aparentemente también humanos.

Las implicaciones para la salud humana son aún desconocidas, ya que aún no existen estudios a largo plazo; sin embargo, existe la preocupación de que los microplásticos puedan entrar en el tejido humano y causar toxicidad y reacciones alérgicas.

“Eliminar el plástico de un solo uso de su vida y respaldar a las empresas que se están alejando de los envases de plástico tendrá un impacto no trivial”, dijo el líder del estudio Kieran Cox, de la Universidad de Victoria.

“Los hechos son simples.

Estamos produciendo mucho plástico y está terminando en los ecosistemas, de los cuales somos parte ”.

Artículo en inglés The Guardian


sábado, 22 de junio de 2019

La Fibromialgia está relacionada con la Flora Intestinal

La flora intestinal está implicada en la fibromialgia: muestra abundancia o ausencia de determinadas bacterias en función de la gravedad de los síntomas. 

Los científicos han descubierto por primera vez una relación entre la fibromialgia y alteraciones en la flora intestinal de las personas que padecen este trastorno. 

La fibromialgia se caracteriza por un dolor crónico generalizado que afecta al 2-4 por ciento de la población y no tiene cura conocida. Los síntomas incluyen fatiga, problemas para dormir y dificultades cognitivas. 

Un equipo de investigadores de Montreal (Canadá) ha descubierto ahora que las personas que padecen fibromialgia muestran cambios en flora o microbiota intestinal, el conjunto de bacterias que viven en el intestino. 

Al menos 19 especies de estas bacterias, o bien abundan más, o bien escasean más, en las personas afectadas de fibromialgia, respecto a la cantidad de bacterias que muestran las personas sanas. 




Los investigadores utilizaron una variedad de técnicas, incluida la inteligencia artificial, para confirmar que los cambios observados en la flora intestinal de las personas con fibromialgia no fueron causados ​​por factores que modifican el microbiota, como la dieta y los medicamentos, la actividad física o la edad. 

La investigación se basó en una cohorte de 156 individuos del área de Montreal, 77 de los cuales padecen fibromialgia. Los participantes en el estudio fueron entrevistados y dieron muestras de heces, sangre, saliva y orina, que luego se compararon con las de los sujetos sanos de control, algunos de los cuales vivían en la misma casa que los pacientes con fibromialgia o eran sus padres, hijos o hermanos. 

Flora afectada 

Amir Minerbi, de la Unidad de Gestión del Dolor Alan Edwards, en el Centro de Salud de la Universidad de McGill (MUHC) y sus colegas, descubrieron que la fibromialgia y sus síntomas (dolor, fatiga y deterioro cognitivo) eran los factores más importantes que afectaban al microbiota de los afectados. 

También observaron una relación directa, hasta ahora inédita, entre la gravedad de los síntomas y la presencia o ausencia de ciertas bacterias intestinales. 

"Ninguna bacteria es específica de la fibromialgia o se encuentra solo en pacientes que tienen fibromialgia, pero algunas están presentes en cantidades significativamente más altas o más bajas que en los sujetos sanos", explica Minerbi en un comunicado.

 "Y las cantidades de algunas de estas diecinueve bacterias pueden predecir la gravedad de los síntomas: cuanto más, peor, los síntomas, y al revés", añade. 

Por el momento, no se puede decir con certeza si las variaciones microbianas observadas en pacientes con fibromialgia son solo marcadores de la enfermedad o desempeñan un papel en su aparición. 

Los investigadores todavía necesitan comprobar si la flora intestinal está sujeta al mismo tipo de cambios en presencia de otro dolor crónico, como el dolor lumbar, el dolor de cabeza o el dolor neuropático (causado por daños en el sistema nervioso). 

Los investigadores desean saber si las bacterias pueden causar dolor y fibromialgia, y si su presencia puede ayudar a un posible tratamiento y acelerar también el proceso de diagnóstico. 

"Trasplantaremos el microbiota de los pacientes a ratones sanos para ver si desarrollan los síntomas de la fibromialgia", dijo el Dr. Minerbi. "Si eso sucede, nos dirá mucho sobre la causalidad. ¿Pueden estas bacterias potencialmente desempeñar un papel en la fibromialgia? Creemos que ese es el caso", añade. 

Modular la flora intestinal 

Los investigadores también intentarán, en las próximas semanas, modular la composición del microbiota intestinal para tratar de ayudar a los pacientes, especialmente con las intervenciones alimentarias, ya que la flora intestinal puede comenzar a cambiar en solo dos semanas en respuesta a cambios de dieta. 

"Muchos pacientes me dicen que se sienten mejor cuando no comen esto o aquello, pero el problema es que es muy individual", dijo el investigador. "Puede funcionar para uno, pero no para otro. Esperamos obtener una mejor comprensión de este mecanismo. 

En cinco o diez años, podría analizar el microbiota intestinal [...] de un paciente y hacer recomendaciones dietéticas específicas para ese microbiota intestinal, o elegir medicamentos más efectivos. Eso es lo que esperamos y eso es lo que impulsa nuestra investigación." 

Diagnóstico instantáneo 

Otro resultado de esta investigación se refiere a la posibilidad de acelerar el diagnóstico, ya que la fibromialgia es difícil de reconocer. A veces los pacientes esperan cuatro o cinco años para confirmar el diagnóstico. 

En esta investigación se ha superado esta limitación. Lo explica Emmanuel González, del Centro Canadiense de Genómica Computacional y del Departamento de Genética Humana de la Universidad McGill: 

"Al utilizar el aprendizaje automático, nuestro ordenador pudo hacer un diagnóstico de fibromialgia, basado solo en la composición del microbiota, con una precisión del 87 por ciento. A medida que avanzamos en este primer descubrimiento con más investigación, esperamos mejorar esta precisión, lo que potencialmente creará un cambio significativo en el diagnóstico".





Las 7 Ventajas de ejercitarse con una Elíptica

Las bicicletas elípticas siempre han formado parte del fitness, pero últimamente se han vuelto cada vez más usadas y reconocidas por sus múltiples beneficios para la salud, que van desde una rápida pérdida de peso hasta entrenamientos personalizados y una forma de hacer ejercicio de bajo riesgo, lo que las hace una parte fundamental en toda rutina.

Beneficios de la elíptica

Entre los principales beneficios de ejercitarse con una elíptica están:

1- Ejercicio de bajo impacto:

Para aquellas personas que sufran de enfermedades como lo son la fibromialgia, artritis, artrosis, osteoporosis, o otras similares, esto es una muy buena noticia.

Entrenamientos de alto impacto, como lo son el running y el ciclismo (aunque en menor grado) pueden causar dolores que no nos permiten ejercitarnos de la forma correcta.




Pero gracias a que la elíptica tiene canales de movimiento bien definidos y aislados, nuestros huesos y articulaciones pasarán por el menos estrés posible, a la vez que entrenamos nuestros músculos.

2- Facilidad de uso:

El diseño de una elíptica común y corriente hace que cualquiera pueda simplemente subirse y comenzar a ejercitarse, y como los movimientos están programados para imitar la biomecánica humana, es casi imposible usar una técnica incorrecta y acabar con lesiones.

3- Entrenamiento personalizado:

Una elíptica moderna nos ofrece una gran cantidad de opciones de personalización, lo que significa que podemos empezar con entrenamientos sencillos, pero ir aumentando la dificultad a medida que progresamos.

Esta característica es especialmente útil si buscas entrenamientos específicos. Tanto si solo buscas perder peso como si lo que quieres es fortalecer los músculos de todo tu cuerpo, una elíptica te ofrecerá todas las opciones que necesitas.

4- Ejercita todo el cuerpo:

Uno de los grandes problemas que tienen las bicicletas estáticas y las cintas de correr es que sólo trabajan tus piernas, por lo que los músculos de los brazos y la espalda no ven los beneficios del ejercicio.

Sin embargo, con una elíptica ejercitas los músculos de todo el cuerpo superior al halar y empujar en los brazos de la máquina, de esta forma te aseguras fortalecer tu cuerpo de forma distribuida y pareja.

5- Beneficios cardiovasculares:

Como todo ejercicio aeróbico, trabajar con una elíptica fortalece nuestro sistema circulatorio y aumenta nuestra resistencia. Esto es vital para aquellos con problemas como las varices o que tienen se hacen moretones con mucha facilidad, síntomas de un sistema circulatorio débil.

6- Pérdida de peso:

Algunos estudios han demostrado cómo el uso de las elípticas puede hacer que pierdas de peso más rápidamente que de otros métodos.

Esto es porque entrenar con esta máquina quema más calorías en la misma cantidad de tiempo. Usuarios también reportan una percepción de cansancio menor al usar una elíptica que al usar otras máquinas como la bicicleta estática o la de remos.




7- Ejercita soportando tu peso:

Otra de las ventajas que ofrecen las elípticas para personas con problemas en los huesos es la capacidad de entrenar soportando tu propio peso. Esto mantiene la densidad de los huesos, los refuerza, y ayuda a retrasar tanto la aparición como los síntomas de la osteoporosis.

Si estás buscando una forma de hacer cardio tanto fácil como efectiva, prueba entrenar con una elíptica. Inscríbete en el gimnasio, o incluso mejor, pon una buena elíptica frente a la tele y así no tendrás ni que salir de casa.


Alimentos que Ayudan a la Función Cerebral

Qué comemos y la calidad de lo que comemos puede tener un gran impacto en la salud de nuestro cerebro. Determinados alimentos ayudan a la función cerebral: pueden constituir una gran ayuda para potenciar la memoria y las habilidades cognitivas.

El cerebro es un órgano que consume mucha energía y utiliza alrededor del 20% de las calorías que consumimos a diario, por lo que algunos alimentos son fundamentales para mantener un buen rendimiento cerebral a lo largo de todo el día.

Las semillas de lino, de chía, las nueces y sus aceites vegetales, son fuentes de omega-3 vegetal. Otra rica fuente de omega-3 vegetal es el aceite de Perilla que posee más de un 60%. El Aguacate es también una fuente de grasa saludable para el cerebro.

Las algas marinas se conocen por su riqueza en componentes beneficiosos nutricionalmente y que además contienen sustancias bioactivas. Una dieta variada que incluya macroalgas (kombu, wakame, dulce, espagueti de mar,) posee beneficios neuroprotectores y sobre la plasticidad neuronal.




El cacao puro 100%, es también una rica fuente de antioxidantes que son especialmente importantes para la salud del cerebro. 

El cerebro es altamente susceptible al estrés oxidativo, lo que contribuye al deterioro cognitivo y a las enfermedades cerebrales relacionadas con la edad. El cacao en polvo y el chocolate contienen flavonoides, que se encuentran más abundantemente en forma de epicatequina.

Los Frutos rojos (arándanos, fresas, frambuesas, grosellas, grosellero negro, moras) contienen antioxidantes como diferentes flavonoides y antocianidinas, catequinas, quercetina, etc. con efectos positivos como la mejora de la comunicación entre las células del cerebro, la reducción de la inflamación, el aumento de la plasticidad neuronal y la potenciación del aprendizaje y la memoria.

Los Frutos secos (nueces, girasol, almendras, avellanas…) son una fuente vegetal de grasas beneficiosas y proteínas saludables, ácidos grasos omega-3 y antioxidantes. Además son fuentes de vitamina-E, que protege las células del estrés oxidativo.

Los cereales integrales (trigo sarraceno (pseudo-cereal), kamut, espelta, arroz integral, mijo y avena) y las verduras crucíferas como el brócoli, coles, nabos, rábano negro, col rizada, etc. pueden ayudar a reducir el estrés oxidativo y disminuir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas.

Tener en cuenta estos alimentos, e incluirlos en nuestra dieta habitual, puede ser un factor de protección para la salud de nuestra memoria y para la prevención del deterioro cognitivo.

Autora: Maribel Saíz Cayuela, Licenciada en Ciencias biológicas, PGD. Dietética y nutrición


22/05/2019 

viernes, 21 de junio de 2019

¿Qué Relación hay entre el Factor de Protección Solar y el Tipo de Piel?

Utiliza un factor de protección alto cuando vas a la playa o a la piscina, ya que estarás más expuesta al sol de lo que normalmente.

La piel funciona como una barrera protectora ante diversos agentes externos. De ahí que sea tan importante cuidar de ella. 

Así, para hacerla lucir radiante, necesitamos protegerla con factor de protección solar. Su elección viene determinada por el tipo de piel que tenemos.

Por un lado, las temperaturas extremas, la mala alimentación, el alcoholismo, la contaminación atmosférica o el tabaquismo son los factores externos más comunes que perjudican nuestra piel son.

Podemos controlar algunos de ellos; otros, no.

Por otro lado, el cuidado de nuestra piel dependerá del tipo que sea. ¿Cómo saber qué tipo de piel tenemos?

En primer lugar, debemos saber que la piel del rostro es más delicada que la del resto del cuerpo. Más allá de esta distinción, existen varios tipos de cutis.




Veámoslos.

Tipos de piel
Normal

Está bien hidratada y conserva su brillo natural. Aun así, sufre cambios debido a la transformaciones del organismo propias de la edad. 

Se recomienda aplicar cremas hidratantes de día con vitaminas A, C y E. Y, por la noche, cremas nutritivas.

Para el cuidado de la piel madura, es importante incluir un producto antiarrugas.

Seca

Por lo general, la piel seca luce opaca y se agrieta con facilidad. Tiene poca producción sebácea y sus poros son finos.

 Es importante usar un producto que tenga bloqueador solar, que sea ultrahidratante y cuya presentación sea en gel o en crema. 

Este tipo de piel es más propensa a las arrugas y a envejecer más rápido. Por ello, se recomiendan cremas con retinol y ácido glicólico.

Si tienes este tipo de piel, lo primordial siempre es hidratarla tanto por la mañana como por la noche.

Grasa

Son aquellas en que las glándulas sebáseas producen cantidades excesivas de grasa, que llega a obstruir los poros. Es necesario crear un hábito de higiene para evitar lesiones e infecciones. 

Se recomiendan 2 o 3 limpiezas diarias, usar los productos en gel no aceitosos y que contengan vitaminas A, C y E.

También se recomienda exfoliar la piel, al menos, 2 veces al mes. El envejecimiento de este tipo de piel es lento.

Mixta

Está a medio camino entre la piel normal y la grasa. Por esto, se recomienda utilizar productos para piel grasa en el momento de limpiarla. Para protegerla del sol e hidratarla, en cambio, se aconseja el uso de productos para piel normal. 




Su limpieza diaria también es muy importante. Se recomienda lavarla por la mañana y por la noche. La piel mixta es difícil de cuidar debido a que no se debe abusar de productos que la pongan muy grasosa ni muy seca.

Cómo proteger la piel

Debido a su constante exposición a los rayos ultravioletas (UVA), la piel, cualquiera sea su tipo, necesita protección solar. 

Los productos de belleza para uso diurno deben contener filtro solar.

Aquellas personas que no los usen deben aplicar un bloqueador solar en las zonas expuestas al sol.

Es importante saber cuál es el factor de protección solar (FPS) que le conviene a nuestra piel. Mientras más alto es el número del protector, más eficacia tiene. Y, mientras más clara es la piel, más alto debe ser el FPS.

Cómo elegir el protector solar más adecuado para nuestra piel

A continuación, te presentamos de manera sencilla cómo debes escoger tu protector o bloqueador solar de acuerdo con tu tipo de piel, según su pigmentación:

Tipo 1: Son las pieles muy claras, generalmente con pecas. Las personas con este tipo de piel suelen tener ojos azules y cabello rubio o pelirrojo. Se queman siempre. Por ello, se recomienda un factor de protección solar alto, de 50 como mínimo.

Tipo 2: Son pieles claras también, muchas veces con pecas. Se trata de personas con cabellos rubios que puede que tengan los ojos claros. Se queman con mucha frecuencia, por lo que deben usar un factor de protección solar no menor de 30.

Tipo 3: Aunque la piel es clara, resiste un poco más el sol. Se quema con moderación y en un período de tiempo más largo. Se pigmenta. Igualmente, hay que cuidarla usando un factor de protección mayor que 15.

Tipo 4: Este tipo de piel no es blanca ni oscura, algunas personas le dicen a este tono “trigueño” o “moreno claro”. El cabello y los ojos son entre castaños y negros. Esta piel se pigmenta con facilidad y adquiere un tono bronceado. Se puede quemar de forma eventual, así que pueden usar un factor 10 o 15.

Tipo 5: La piel oscura nunca se quema, pero se broncea con rapidez e intensidad. Podemos protegerla con un factor bajo, alrededor de 8, el cual es suficiente para su cuidado.

Tipo 6: Es la piel más oscura. Tampoco se quema y se broncea rápidamente. Necesita de cuidados mínimos y con un factor de protección solar entre 4 y 6 estará protegida.
A manera de conclusión




Lo importante es que tu piel esté protegida, así que no olvides salir de casa sin antes haberte aplicado un buen protector. El factor de protección solar también dependerá de la actividad que vayas a realizar y el tiempo de exposición al sol. Tenlo en cuenta a la hora de usarlo.

Solimar Cedeño · 24 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Mario Benedetti Arzuza el 24 diciembre, 2018

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...