martes, 21 de abril de 2015

¿Cansado y con sueño después de comer? Mira cuáles son los motivos...

Se suele pensar que después de una comida copiosa nuestro cuerpo envía más sangre al estómago, abandonando al cerebro y dejando a los demás órganos con menos cantidad de sangre, para concentrarse en el estómago y poder hacer la digestión, facilitando así la absorción de los nutrientes.

Comer ligero, evitar el café y dar un paseo te ayudará a estar despejado.

Este 'trasvase' sanguíneo produciría de inmediato ese estado de somnolencia en el caemos tras llenar la panza. Y en efecto puede que, en parte, nos sintamos así de cansados después de un gran banquete porque el cuerpo activa un mecanismo de "descanso y digestión".

Pero ese bajón también puede ser responsabilidad directa de la glucosa, que hace descender en el hipotálamo los niveles de oxerina, una clase de proteínas cuya misión es mantenernos alerta.

Recientemente, una investigación de la Universidad de Manchester, Inglaterra, desveló que incluso un pequeño incremento en los niveles de glucosa en la sangre limitaba significativamente la actividad de la neurona encargada de las orexinas, provocando esa sensación de adormecimiento. 

Lo que comes también tiene mucho que ver. De hecho, esas variaciones de la glucosa en sangre son consecuencia de los alimentos ingeridos.

En concreto, comer alimentos ricos en carbohidratos o grasas aumentan los niveles de melatonina en el cerebro, lo que nos hace sentirnos fatigados. Por el contrario, los alimentos más altos en proteínas son menos propensos a provocar dicho efecto.

Lo cual nos lleva a hacerte la siguiente recomendación: más te vale comer un buen filete que un plato de espaguettis. De lo contrario, te pasarás la tarde luchando por mantener los párpados abiertos y serás incapaz de cumplir con los objetivos del día.

Otro truco que te ayudará a 'engañar' al sueño y estar más activo, es beber agua.

Pero, ¡ojo! Del mismo modo que comer mucho hará que te entre sueño, también pasa al contrario. Si tienes hambre, sufrirás insomnio. 

La explicación hay que buscarla en nuestros antepasados, que debían mantenerse alerta para buscar alimento, para agudizar sus sentidos y encontrar comida. Pero cuando ya habían comido, debían dormir y reposar para aprovechar al máximo la energía que acababan de adquirir.

Hoy en día el desgaste de energía no es en momentos puntuales, sino que la jornada se ha alargado tanto que necesitemos mantenernos alerta durante todo el día.


Por tanto, a pesar de tener en cuenta la relación de los niveles de glucosa con la alimentación y el sueño, debemos dar prioridad a un buen descanso y un sueño de calidad para poder afrontar el día con más energía.

https://es.tendencias.yahoo.com/blogs/salud-y-bienestar/%C2%BFcansado-y-con-sue%C3%B1o-despu%C3%A9s-de-comer--mira-porqu%C3%A9---081946447.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...