martes, 9 de junio de 2015

Dormir poco te hace comer más y peor

Cuando dormimos mal no solemos dar pie con bola al día siguiente. Si has pasado una 'noche toledana' o no has pegado ojo por culpa del vecino, por una digestión pesada o por las preocupaciones, lo normal es que al día siguiente estés más espeso y te vayas arrastrando por las esquinas.

La falta de sueño puede despertar el apetito.

A medida que pasan las horas te costará más cumplir con las tareas habituales y, al cansancio general hay que sumar el agotamiento mental.

Los expertos así lo aseguran: umala noche de sueño puede afectar a la realización de las actividades cotidianas al día siguiente.

Lo que no se había demostrado es si también podría influir en el consumo abusivo de alimentose, incluso, en la elección de estos.

Para descubrirlo, los investigadores Lundahl y Timothy D Alyssa Nelson, de la Universidad de Nebraska-Lincoln (Estados Unidos), llevaron a cabo un estudio que ha confirmado las sospechas iniciales.

Publicado en 'Journal of Health Psychology', el estudio ha demostrado que dormir poco durante la noche provoca un aumento de la ingesta excesiva de comida, tanto en adultos como en niños.

Dormir poco también hace que comas más cantidad de lo que necesitas.

En este sentido, los expertos han comprobado que después de una mala noche, la hormona que controla el apetito se ve afectada y provoca un mayor estrés emocional lo que, a su vez, hace que aumenten las ganas de comer para compensar la falta de energía.

Si tenemos en cuenta los resultados de este estudio deberíamos tener cuidado con la calidad y cantidad de alimentos que ingerimos cuando dormimos mal.

https://es.tendencias.yahoo.com/blogs/salud-y-bienestar/dormir-poco-te-hace-comer-m%C3%A1s-y-peor-081753827.html#more-id

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...