viernes, 12 de junio de 2015

Lo que (bajo ningún concepto) deberías compartir con tu pareja

Es absurdo ponerse en plan melindres en estos temas de pareja porque dado el nivel de intimidad que tenéis os intercambiais todo, os besáis a todas horas... Vale, vale, no hace falta que sigamos por ahí, pero te aseguro que cuando lo sepas te va a parecer (como poco) repugnante.


El cepillo, de uso exclusivo, y en buenas condiciones (limpio y seco)

Al utilizar el cepillo de dientes de tu pareja corres el riesgo de contraer infecciones y enfermedades porque bacterias como la salmonela, e. coli y estreptococos (entre otras) pueden colonizar ‘invisiblemente’ nuestros cepillos.

Si usas el cepillo de otra persona puedes contraer caries, herpes, hongos y meter en tu boca... ¡hasta caca!

Eso (material fecal) es lo que encontraron un grupo de cientfíficos al analizar cepillos de dientes 'comunes' procedentes de cuartos de baño compartidos por estudiantes de de la Universidad de Quinnipiac.


"Cuando un cepillo de dientes está contaminado con materia fecal de otra persona, este contiene bacterias, virus o parásitos que no forman parte de la flora normal del individuo”, explica Lauren Aber, líder del estudio publicado en la revista de la American Dental Association.

El estudio descubrió que más del 60% de los cepillos de dientes de baños compartidos contenía materia fecal.

Además, el que estuvieran o no tapados no influye (bueno sí, ahora te explico), aunque en ambos casos se encontró un alto porcentaje de contaminación de materia fecal en los cepillos de los usuarios.

De hecho, los cepillos de dientes cubiertos eran más susceptibles de contener bacterias, ya que el recubrimiento alienta a las bacterias a propagarse con mayor facilidad.

El capuchón del cepillo no lo protege del crecimiento bacteriano, sino que "crea un ambiente donde las bacterias se adaptan mejor al mantenerse las cerdas húmedas”, señala Aber.

No los intercambies con nadie y cambíalo cuando esté estropeado, con las cerdas deformadas.

Cómo reducir el riesgo bacteriano:

- No compartas tu cepillo, con nadie. Y aquí entran parejas, hijos o demás familia y amigos. ¡Cada uno el suyo!

- No uses el de nadie. Si se te ha perdido u olvidado, usa el dedo.

- Evita el contacto cercano con otros cepillos.

- Cambia de cepillo cada 3 meses.


- Cambia el cepillo tras una gripe, resfriado o infección bucal ya que los gérmenes pueden permanecer en las cerdas y reactivar el problema.

- Enjuaga el cepillo, después de cada uso, con agua a presión para eliminar restos de saliva y pasta dentífrica.

- Guárdalo en un lugar seco, el baño es muy húmedo y hay riesgo de aspersión de bacterias presentes en heces u orina.

https://es.tendencias.yahoo.com/blogs/salud-y-bienestar/lo-que--bajo-ning%C3%BAn-concepto--deber%C3%ADas-compartir-con-tu-pareja-094808176.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...