lunes, 17 de abril de 2017

Alimentos y medicamentos que no se deben consumir juntos nunca

Aparentemente puede parecer que nuestra dieta poco o nada tienen que ver con la medicación que podamos tomar.

No obstante, cuando hablamos de consumirlos conjuntamente lo cierto es que hayuna serie de alimentos y de medicamentos que es mejor no combinar nunca.

Las razones son diferentes en cada caso, pero al final el resultado es similar.

Y es que lo cierto es que existen ciertas reglas para tomar medicamentos que van más allá de la dosis y que afectan a la dieta durante el tratamiento.



Los broncodilatadores

Este tipo de medicamentos se emplean en pacientes con asma, bronquitis y otras enfermedades relacionadas con los pulmones.

En el caso de estar ingiriendo este tipo de medicación debes saber que lo más recomendable es limitar el consumo bebidas y alimentos con cafeína.

¿El motivo?

Estos medicamentos tienen un efecto estimulante 

en el sistema nervioso. Así, para evitar un nerviosismo exagerado durante el tratamiento, debes limitar el consumo de cafeína.

Sobre todo hay que tener cuidado con la teofilina, porque la cafeína aumenta la toxicidad del medicamento.

También debes evitar la comida grasosa porque aumenta la biodisponibilidad de la teofilina.

Medicamentos para reducir la presión arterial

Los medicamentos para reducir la presión arterial están indicados para curar y prevenir enfermedades del corazón y los riñones.

Entre ellos se encuentran fármacos como el captopril, el enalapril y el ramipril. Debemos evitar mezclar estos medicamentos con alimentos ricos en potasio.

¿El motivo?

Los medicamentos de este tipo aumentan la cantidad de potasio en la sangre, cuya sobredosis puede provocar los latidos cardiacos irregulares y falta de aliento.

Así, lo mejor será limitar el consumo de:

Plátanos
Patatas
Soja
Espinacas

Los antiarrítmicos

Se trata de una serie de medicamentos (como, por ejemplo, la digoxina) que están indicados para curar y prevenir la insuficiencia cardíaca.

El problema surge al consumir una serie de productos que son ricos en ácido glicirrícico (es el caso del regaliz, por ejemplo).
¿El motivo?
Este compuesto, al entrar en contacto con la digoxina, puede provocar latidos cardiacos irregulares o incluso un ataque al corazón.

Esta sustancia se encuentra en dulces y pasteles, así como también en los componentes de la cerveza.
A su vez, la fibra dietética también reduce la eficiencia de este medicamento, por lo tanto, solo debes consumirla 2 horas antes o después de comer.
También algunas hierbas afectan la eficiencia de la digoxina. Es el caso de la hierba de San Juan o el sen.

Medicamentos para reducir el colesterol “malo” (LDL)

Este tipo de fármacos están indicados en caso de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.
Entre ellos encontramos algunos como la atorvastatina, fluvastatina, lovastatina, simvastatina, rosuvastatina y la pravastatina.

Se trata de un tipo de medicamento que no se debe mezclar con los cítricos.

¿El motivo?

Los cítricos aumentan notablemente la absorción de los medicamentos, lo cual incrementa la probabilidad de una sobredosis y la aparición de efectos secundarios.

La acción de una sola pastilla combinada con zumo de naranja es igual al de una dosis mayor ingerida con agua natural.

Los anticoagulantes

Los medicamentos con finalidad anticoagulante están indicados para curar y prevenir la trombosis. Entre ellos encontramos la warfarina.

Se trata de un tipo de medicación que se ha de limitar con alimentos que bajan la viscosidad de la sangre y son ricos en vitamina K.

¿El motivo?

Al tomar este tipo de medicación se ha de limitar el consumo de arándanos, ajo, jengibre y algunas especias (pimienta de cayena, canela, cúrcuma).

Estos alimentos son anticoagulantes y, al intensificar el efecto de la warfarina, pueden provocar sangrados.

Por su parte, la vitamina K reduce la eficiencia del medicamento. Esta está presente en grandes cantidades en las espinacas, el nabo, la col o el brócoli.

Analgésicos

Los medicamentos de la familia de los analgésicos están indicados para tratarinflamaciones y dolores musculares y de cabeza.

Un ejemplo de este tipo de medicación muy conocida por todos es el ibuprofeno ysu ingesta se ha de evitar si se toman bebidas gaseosas dulces.

¿El motivo?

El ibuprofeno es incompatible con las bebidas gaseosas dulces, ya que el gas ácido carbónico y el ácido presentes en estas aumentan la absorción y la concentración del medicamento en la sangre.

En este caso, es imposible controlar la dosis y aparece el peligro de un efecto tóxico que afecta, sobre todo, a los riñones.

https://mejorconsalud.com/alimentos-medicamentos-no-se-deben-consumir-juntos-nunca/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...