lunes, 17 de julio de 2017

La dieta de choque para depurarte y fortalecer el sistema inmune

El ayuno acciona el interruptor de la regeneración celular, lo que permite al organismo producir nuevos glóbulos blancos en la sangre

Durante los días de ayuno la ingesta alimenticia se limita a las 500 calorías. (Corbis)


Seguir un régimen de semiayuno a lo largo de tres días, en los que se ingiera un máximo de 500 o 600 calorías, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. Un tratamiento no farmacológico especialmente indicado para las personas mayores, cuyo sistema inmune está más debilitado, así como para los pacientes con cáncer que hayan recibido quimioterapia. Esta es la principal conclusión de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California y que se ha publicado en el último número de la revista Cell Stem Cell.


El ayuno, explican los investigadores en las conclusiones del estudio, “acciona el interruptor de la regeneración celular”, lo que permite al organismo producir nuevos glóbulos blancos en la sangre y mitigar los efectos producidos por la edad o los tratamientos agresivos, como los empleados para combatir el cáncer. Esto se explica porque el ayuno prolongado obliga al cuerpo a recurrir a los depósitos de glucosa o grasa.El ayuno ha resultado eficaz para ‘limpiar’ el organismo tras un tratamiento de quimioterapia

Por otra parte, esta restrictiva dieta se ha asociado con la mitigación de la enzima PKA, que es la responsable de los procesos de envejecimiento, así como la hormona llamada IGF. Ésta última juega un papel muy importante en el crecimiento infantil y la pubertad, pero en los adultos continúa teniendo efectos anabolizantes. Sus altos niveles en la edad adulta aumentan el riesgo de las divisiones celulares, tales como las del cáncer. Es por ello que se relaciona el ayuno intermitente con la reducción de los riesgos de contraer enfermedades graves.

Los beneficios para la salud de pasar “algo de hambre”

En un principio, los regímenes alimenticios basados en el ayuno intermitente, entre los que destaca la famosa dieta 5:2, fueron criticadas por un amplio sector de los profesionales de la nutrición. Sin embargo, “cada vez existen más evidencias científicas de que pasar un poco de hambre cada cierto tiempo es beneficioso para la salud porque fortalece el sistema inmune y potencia la regeneración celular”, según recalcó en los comentarios del estudio el profesor de Gerontología y Ciencias Biológicas Valter Longo.Este método potencia la producción de nuevos glóbulos blancos en la sangre y mitiga los efectos nocivos producidos por la edad

“Cuando el cuerpo percibe la sensación de hambre, el sistema trata de ahorrar energía, y uno de los recursos que tiene para conseguirlo consiste en prescindir de las células innecesarias, especialmente de aquellas que son dañinas”, añade Longo. Por tanto, el ayuno sería una útil herramienta para prevenir diferentes enfermedades comunes e infecciones.

Lo que diferencia a este estudio de otros similares realizados con anterioridad es que se ha llevado a cabo en humanos, y no en animales como hasta ahora. “Los resultados han superado todas las expectativas”, principalmente por su eficacia para “limpiar” el organismo tras un tratamiento de quimioterapia. A pesar del optimismo, los investigadores insisten en que aún se necesitan más estudios clínicos y que cualquier modificación en la dieta “debe realizarse únicamente bajo la supervisión de un médico”.

Posibles efectos secundarios

Hace algunos meses, el portavoz de la Asociación Dietética Británica, Rick Miller, advertía en las páginas del diario británico The Independent que este tipo de dietas pueden producir hipoglucemia, problemas digestivos y estreñimiento si no van acompañadas de un aumento considerable del consumo de agua. Asimismo, añadía que los únicos estudios científicos sobre los efectos del ayuno sobre la salud se habían realizado en ratones de laboratorio “sin ninguna garantía de éxito en humanos”. Una limitadora frontera que se ha sobrepasado positivamente en este último estudio.

“Hasta el momento, sólo unos pocos de los pacientes sometidos a este tratamiento han reportado efectos secundarios, tales como desmayos y un aumento temporal de los marcadores hepáticos. Es evidente que aún debemos realizar más ensayos clínicos, pero todo parece muy prometedor”, remarcaba Longo.

La posibilidad de sufrir desórdenes alimenticios e incluso de caer en la bulimia es otro de los argumentos utilizados por los detractores de este régimen alimenticio. Por otra parte, se ha demostrado que durante los días en los que se restringe drásticamente la ingesta de calorías se tienen muchas menos energías y el estado de ánimo empeora, lo que puede afectar negativamente al trabajo o a las relaciones personales.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2014-06-17/la-dieta-de-choque-para-fortalecer-el-sistema-inmune-y-prevenir-enfermedades_144425/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...