viernes, 14 de junio de 2019

Cómo Repercuten los Sabores en tu cuerpo y emociones

Cada sabor genera un efecto diferente tanto a nivel físico como emocional. 

Saber esto te permite usarlo a tu favor para sentirte mejor.

Actualizada 14/06/2019
Por Majo López Claro*

¿Alguna vez te detuviste a pensar que te genera degustar ciertos alimentos? 

Todo lo que comes tiene cierto sabor, y cada cual tiene un efecto particular en tu mente y cuerpo. Al entender esto, puedes utilizar el predominio de uno u otro como herramienta para el tratamiento de enfermedades, para cambiar malos hábitos o simplemente para mejorar tu digestión.

Lo primero que hay que aclarar es que gusto y sabor no son lo mismo. ¿Por qué?




El gusto origina la bioquímica del alimento, sus elementos constitutivos, mientras que el sabor -o rasa según la medicina ayurveda- es la química del alimento reconocida en el cerebro, es decir la percepción final de todas sus cualidades: olor, textura, temperatura, gusto e incluso el ruido al masticarlo.

Para el ayurveda, la medicina tradicional de la India, existen seis sabores, y a cada uno le corresponde una emoción específica.

1. Dulce

Presente principalmente en los granos, pasta, arroz, pan, vegetales almidonados, lácteos, azúcar, miel.

El dulce incrementa todos los tejidos y los nutre, promoviendo el desarrollo de un cuerpo robusto y firme. Da fuerza, estabilidad, vigor y vitalidad. Además, alivia la sensación de quemazón, elimina el hambre y la sed. 

Es un sabor pesado y oleoso, frecuentemente frío, por lo que no estimula especialmente la digestión. Genera estructura y calma a la mente. En exceso, puede ocasionar sobrepeso, pesadez, resfríos, mucosidades, malestares digestivos, al bajar el poder de digestión -agni-.

A nivel emocional, el efecto positivo del dulce es que genera sensación de satisfacción y saciedad. Su efecto negativo es la complacencia y la codicia.

2. Ácido

Lo encontramos en las frutas cítricas, tomates, alimentos encurtidos, aderezos para ensaladas como el vinagre o aceto, bebidas alcohólicas.

Favorece la eliminación de deshechos e incrementa el flujo de saliva y jugos digestivos. Además, aumenta el apetito, mejora la digestión y absorción de minerales. 




También agudiza el enfoque a nivel mental. En exceso, da sensación quemante e hiperacidez, problemas de piel, urticaria y sensibilidad dentaria.

A nivel emocional, su efecto positivo es que fomenta la búsqueda de posesiones y aumenta el deseo. Su efecto negativo son la envidia y los celos, y la depreciación de las cosas deseadas.

3. Salado

Lo hallamos principalmente en sales minerales, salsa de soja y algas.

Es el sabor que realza a todos los demás y favorece la digestión. Además, suaviza los tejidos al retener agua, pero si se lo consume en exceso, genera acidez, inflamación, retención de líquidos e hipertensión.

A nivel emocional, el sabor salado tiene como efecto positivo el ánimo por la vida. Su efecto negativo es el hedonismo y el deseo por la indulgencia de todos los placeres sensoriales.

4. Picante

Se encuentra en ajíes, chiles, cebollas, ajo, pimienta cayena, pimienta negra, jengibre, mostaza.

Promueve el movimiento, limpia canales, conductos y destapa obstrucciones, permitiendo eliminar secreciones. Además, ayuda a romper con las toxinas, destruye bacterias y parásitos. 

En exceso genera transpiración, quemazón, sequedad de piel e irritación de las mucosas.

A nivel emocional, el efecto positivo del picante es la extroversión y la tendencia a la excitación y la estimulación. Como efecto negativo, fomenta la irritabilidad, la impaciencia y la cólera.

5. Amargo

Está presente en las hortalizas de hoja verde, vegetales verdes y amarillos, col rizada, apio, brócoli, brotes, remolachas.

El sabor amargo reduce la ansiedad por la comida. Además, tiene un efecto detox, depurativo, anti bacterial y anti parasitario. También ayuda a mantener una piel firme, reducir el peso y eliminar el exceso de líquido. Sin embargo, si se lo consume en exceso, genera sequedad, insomnio, ansiedad .

El efecto positivo que este sabor genera a nivel emocional es una sensación de insatisfacción que lleva a un deseo de cambio. 

Pero como efecto negativo, genera decepción, pena y frustración.

6. Astringente

Lo encontramos en las lentejas, frijoles secos, manzanas verdes, piel de uva, coliflor, granadas, membrillo, té negro.

Tiene un efecto secante, por lo que reduce todas las secreciones, como saliva, moco, orina y sudor. 

Además, es cicatrizante y reduce el sangrado. Si se lo ingiere en exceso, puede causar sequedad excesiva, constipación y envejecimiento prematuro.

A nivel emocional, el sabor astringente genera, como efecto positivo, introversión. Su efecto negativo es que fomenta la inseguridad y el miedo.





Ahora que conoces los efectos que cada sabor genera en tu cuerpo y tus emociones, los puedes usar a tu favor, para estar cada día mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si te ha gustado este artículo, por favor, dale a "Me Gusta".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...